Génesis 16:7-13 El Ángel del Señor

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Génesis 16:7-13

El Ángel del Señor

El nombre propio de Dios está compuesto por las cuatro letras YHVH. El pueblo judío no pronuncia este nombre por la reverencia de la santidad del nombre divino. Durante muchos años se ha trascrito como Yahvé o Jehová usando las vocales del nombre Adonaí. Es  consistentemente traducido en la mayoría de nuestras traducciones en Inglés del Antiguo Testamento como "SEÑOR" con las cuatro letras en mayúsculas. El nombre de Adonaí es distinguido como "Señor" en nuestras traducciones en inglés.

El "mensajero de Yahvé" o "Ángel del SEÑOR" (Yahvé mal'akh)  es visto en el Antiguo Testamento como una figura importante, misteriosa y fascinante, reverenciado y obedecido. Es interesante la frecuencia de la aparición del "Ángel del SEÑOR" marcó un punto decisivo en la historia, o  causo algún acontecimiento que produjo consecuencias duraderas. Él es visto como el guardián sobre el pueblo elegido de Dios, que aparece una y otra vez.

A veces "el Ángel de el SEÑOR" es llamado "el Ángel del Rostro", es decir que Él fue el rostro de Dios.

l  "El Ángel del Señor" fue un personaje divino y "Él va a ser recordado como una clase de PRE-encarnación del Mesías." La identidad del "Ángel del Señor" con Jehová está completamente establecida en el v. 13. "Entonces ella llamó el nombre del Señor quien con ella hablaba: Tú eres un Dios que ve; porque dijo: ¿No he visto también aquí al que me ve? Este ángel del SEÑOR no es un ser creado, pero el divino ser de Él Mismo. Él es reconocido como un ser superior por los escritores del Antiguo Testamento. Este ángel es de la Trinidad porque Él carga el título que pertenece solamente a la Deidad.- Yahvé y Elohim. En Isaías 42:8 se lee, "¡Yo, Jehová, este es mi nombre!. A ningún otro daré mi gloria, ni a los ídolos mi alabanza."

l  El ángel del SEÑOR se identifica definitivamente en varias ocasiones como Jehová. En  (Génesis 16:10), "por otra parte, el ángel del señor dijo a ella, ' multiplicaré grandemente a tus descendientes de modo que sean también muchos." Éste no es ningún mensajero ordinario de Dios. Él no dice, "la voluntad de Dios." Él dice, "multiplicaré grandemente a tus descendientes." Examine Génesis 18:19, 21 y observe quién está hablando, y quién está haciendo las promesas a Abraham. "El ángel del SEÑOR" en el capítulo diecisiete es "Dios" en el capítulo dieciocho. El ángel del SEÑOR es el Dios mismo. Algunas veces, Él es llamado Yahvé y en otros tiempos Yahvé el Mensajero. Yahvé dice, "Yo enviaré mi ángel [o mensajero]," pero el ángel claramente dice que es Yahvé Mismo. La misma persona está a la vista, Yahvé dice, "Yo enviaré mi ángel," o "Yo iré."  

l  Los escritores del Antiguo Testamento lo llaman Yahvé (SEÑOR). En una época de crisis el ángel del SEÑOR visitó a Gedeón para darle aliento (Jueces 6:11-24). Culmina con la adoración en el verso 20, 21. Entonces el ángel de Dios le dijo: Toma la carne y los panes sin levadura, y ponlos sobre esta peña, y vierte el caldo. Y él lo hizo así. Extendiendo el ángel de Jehová el báculo que tenía en su mano, tocó con la punta la carne y los panes sin levadura; y subió fuego de la peña, el cual consumió la carne y los panes sin levadura. Y el ángel de Jehová desapareció de su vista. Note cuidadosamente que pasa luego. Viendo entonces Gedeón que era el ángel de Jehová, dijo: Ah, Señor Jehová, que he visto al ángel de Jehová cara a cara. Pero Jehová le dijo: Paz a ti; no tengas temor, no morirás. Y edificó allí Gedeón altar a Jehová, y lo llamó Jehová-shalom; el cual permanece hasta hoy en Ofra de los abiezeritas (vv. 22–24). Usted no debe construir altares a ángeles, y no tiene que adorar a los ángeles. Esto quebrantaría el primer mandamiento.

l  La doctrina de la trinidad de la divinidad esta aquí implícita. Esta teofanía está en acuerdo perfecto con el presagio anterior. Él es perfectamente igual con Dios. Esencialmente uno con Dios, con cada una de las distintas personas de Jehová (cf. 16:10; 17:20). Jueces 2:1-2 tienen una observación interesante sobre el éxodo. "El ángel de Jehová subió de Gilgal a Boquim, y dijo:  «Yo os saqué de Egipto y os he traído a la tierra que prometí a vuestros padres, cuando les dije: "No invalidaré jamás mi pacto con vosotros,  con tal que no hagáis pacto con los habitantes de esta tierra, cuyos altares debéis derribar; pero vosotros no atendisteis a mi voz." ¿Por qué habéis hecho esto?

l   Aquí "el ángel de Jehová" es Dios Mismo manifestándose. Esto es similar a Su trato con Abraham, Jacob y Moisés. Él habla con autoridad como si Él fuera Dios mismo. Sólo el Logos, o alguna otra personificación manifiesta de Dios, sería capaz de hacer eso. Él es un "ángel" sólo por su función o responsabilidades lo cual significa que es uno con la Trinidad que sirve como mensajero o revelador. En Su persona, Él es siempre la manifestación de Dios (Juan 1:18). Este Ángel es la Deidad. Él es de la Divinidad.

l  Los hombres  de Dios reconocen este ángel como Dios. El ángel del Señor se revela a la gente y ellos lo entienden  que es una persona divina (Génesis 16:13). En Jueces 2:1-3; 6:14, 16 el ángel del Señor  es conocido como el SEÑOR (Jehová). El ángel de Jehová usa el pronombre personal de primera "Yo" (vv. 1-3, 14, 16) para hablar como Dios a Gedeón. Él hace el milagro y desaparece provocando que Gedeón lo reconozca La única conclusión razonable es que se trataba de una teofanía verdadera. Este "ángel" permite utilizar las referencias en primera persona al hablar en nombre de Dios. Él es Dios mismo, más concretamente, la Segunda Persona de la Deidad, aquí en teofanía (cf. Gen. 18:1-21; Josué. 5:13-6:5).

El único que anunció a la mamá de Sansón, que su nacimiento viene, fue la Segunda persona de la Trinidad. El ángel del SEÑOR se le apareció a Manoa y a su esposa prometiéndoles un hijo (Jueces 13:2.23). El pasaje alcanza su clímax en los versos 19-22. Manoa dijo a su esposa, "moriremos seguramente, porque hemos visto a Dios" (v. 22). El ángel del SEÑOR es Dios.

Malaquías 3:1 dice: "He aquí, yo envío mi mensajero" [o ángel], el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. El Mensajero del Pacto (Ángel del Pacto) vendrá súbitamente a "Su templo”. La implicación es que el Mensajero es Yahvé que reside en el templo para los quién esto existió. Cuando Jesucristo, estuvo aquí en la tierra, estaba siempre en el templo. Fue su casa. Su "triunfo" la entrada en Jerusalén fue una aparición visible del Señor a Su templo (Mt. 21:1-17; Marc. 11:35-37, Lucas 19:28-48, Juan 12:12-16, cf. Zacarías 9:9). Jesucristo cumplió las expectativas sobre el Mesías y no era otro que el Mensajero de Yahvé o el Mensajero del Pacto en el Antiguo Testamento.

Por lo tanto, muchos eruditos del Antiguo testamento identifican al ángel del SEÑOR como theophania verdadero. Él es el Logos pre-encarnado. De ahí es lo mejor ver al ángel como un auto manifestación de Yahvé en una forma que comunicaría Su inmanencia y la preocupación directa a aquellos a quien Él atendió.

Es claro de esto y otros pasajes de la Escritura que esta Persona era un aspecto de Dios Mismo, la Segunda persona de la Deidad que asumió un cuerpo temporal natural. El ángel deja de aparecer a hombres después de la encarnación de los Logotipos de Jesucristo.

Una teofanía es una manifestación de Dios en forma visible y corporal antes de la encarnación de Jesucristo. Las teofanías son principalmente aspectos del ángel del SEÑOR, que es claramente distinto de seres angelicales. Son ocurrencias reales, no imaginarias, son experiencias no alucinaciones. Ocurren en los ajustes históricos iniciados solamente por Dios.

Varios eruditos han observado que la unidad natural y la integridad de Escritura serían quebrantadas si pudiera ser demostrado que el alto punto crucial en la revelación del Antiguo testamento era un ángel criatura, mientras que en el Nuevo Testamento es la encarnación de Hombre-Dios

¿Quién es este ángel del SEÑOR? Los primeros padres de la iglesia y la mayoría de los eruditos evangélicos conservadores de la Biblia concuerdan que el ángel del SEÑOR no es otro que Jesucristo, la Palabra de Dios, la segunda persona del Dios-trino. Estas teofanías son aspectos del pre-encarnado Dios, el Hijo en forma humana. El ángel del SEÑOR apareció solamente en el Antiguo Testamento. Las teofanías son desconocidas en el Nuevo Testamento después de la encarnación permanente de Cristo.

Nuestro estudio de Ángel del SEÑOR no abandona ningún espacio para la duda que el término denota a Dios mismo como visto en la forma humana. Este "mensajero" es Dios hecho visible, y al mismo tiempo Dios enviado. "El Ángel del SEÑOR " es un término para el SEÑOR mismo, el Hijo preexistente de Dios.

Esto es la enseñanza de Escritura que el ángel de SEÑOR es expresamente la Segunda Persona de la Trinidad. El Ángel del SEÑOR del Antiguo testamento es Cristo del Nuevo Testamento.

Jesucristo era y es Yahvé, y ya que Él es Yahvé, Él preexistió de toda la eternidad. El Ángel del SEÑOR en el Antiguo testamento es claramente la misma persona identificada con Cristo del Nuevo Testamento. El Ángel del SEÑOR y Jesucristo nuestro SEÑOR y Salvador es la misma persona. La imagen de los Invisibles se ha hecho carne y ha morado entre nosotros y nos ha redimido por el sacrificio de expiación de Él Mismo.

En la plenitud del tiempo, "Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad; y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre. A Dios nadie lo ha visto jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre,  él lo ha dado a conocer" (Juan 1:14, 18). Cuando usted mira la cara del señor Jesucristo, usted ve la cara de Dios. En él, tenemos la visión perfecta como de es Dios. Jesús dijo, "él que me ha visto ha visto al padre."

Por eso la iglesia primitiva proclamó que no hay salvación en ninguna otra persona. "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). Jesús declaró, "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí.... ¿He sido tan paciente con usted, y aún usted no ha venido a conocerme, Philip? Él que me ha visto ha visto al Padre..." (Juan 14:6, 9).


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

Google
Web www.AbideInChrist.com www.AbideInChrist.org
Busqueda Me!  
Morada en Cristo Website
Incluye todas las paginas en este servidor.

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org