Hechos 8:25-40 Felipe - el Evangelista Laico

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Hechos 8:25-40

Felipe - el Evangelista Laico

Jorge Washington León es uno de mis pastores ecuatorianos favoritos. Fuimos a visitar  un día y le pregunté cómo iba su trabajo. Con entusiasmo  él habló de una nueva iglesia en Tampala. Un día él ensilló su mula y fue en esta manera a visitar una de las iglesias de su misión en el Porvenir. Mientras cabalgaba junto llegó a un empalme en la carretera. Un camino iba al Porvenir y el otro a Tampala. La mula terca vieja quería ir a Tampala. Jorge no tenía  ningún trabajo en Tampala. Dijo que bajó de la mula lo y la jalo, la golpeo y  hizo lo mejor que pudo para llevar  a la mula  en la dirección de Porvenir. Todo fue En vano subió a la mula y se dirigieron a Tampala. Mientras cabalgaba junto oró: "Señor, yo no conozco a nadie en Tampala. No tengo lugar para quedarme. No sé por dónde empezar a visitar en esta comunidad. Yo no tengo ningún contacto. Tu llévame y tráeme en contacto a personas que usted ha elegido. Señor, necesito un lugar para quedarme esta semana, y un lugar para predicar. Señor, te ruego que la primera persona que vea estará dispuesta a alquilar una habitación y que  me ofrecen comidas. Señor, todo está en sus manos. Úsame para tu gloria."

Cuando llegó a Tampala la primera persona que vio como un hombre sentado en su porche. Se presentó como Misael. Jorge se presentó y dijo: "Yo soy un pastor evangélico y he venido a visitar a su pueblo y predicar el Evangelio de Jesucristo. Necesito un lugar para quedarme esta semana y un lugar para celebrar reuniones en la noche." Misael se puso de pie y dijo: "Yo soy creyente. Escucho HCJB, la Voz de los Andes y un día puse  mi confianza en Jesucristo como mi Salvador personal. Venid, son bienvenidos a quedarse aquí en mi casa y pueden celebrar reuniones evangelistas aquí. He estado orando por años para que Dios envíe a alguien a nuestra ciudad para compartir la Buena Nueva de Jesucristo. "  

Jorge y Misael salieron  visitando a los amigo de Misael y vecinos. La primera noche  su casa estaba llena y doce personas hicieron profesión de fe en Cristo como su salvador. Cada noche, las personas depositaron su confianza en Cristo como el único medio de salvación. A finales de la semana treinta personas tomaron la decisión por  Cristo y un nuevo punto de predicación  había comenzado.

Un hombre y una mula vieja y  terca estaban a disposición de Dios para ser usado para su gloria. Casi se podría decir que cualquier mula vieja  lo haría cuando está a disposición de Dios.

Dios está buscando a un hombre, una mujer, un adolescente que se ponga a disposición para hacer su voluntad. Cuando Dios nos invita a unirnos a Él  siempre nos hará dar un paso atrás y decir yo vi a Dios hazlo! Será más allá de nosotros. Será algo que solo Dios puede hacer.

Esto lo vemos en Hechos capítulo ocho. Esteban acababa de ser asesinado por los líderes religiosos en Jerusalén. El rabino: "Y Saulo consentía en su muerte. En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén, y todos, salvo los apóstoles, fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria. " (Hechos 8:1, NASB95). A menos que se indique lo contrario todas las Escrituras son de la Biblia de las Américas, 1995  actualización.

Devotos cristianos judíos enterrados en el primer mártir cristiano, Esteban (v. 2). "La sangre de los mártires es la semilla de la iglesia," es una aguda observación cabo a través de los siglos. La muerte de Esteban marcó el comienzo de la persecución contra la iglesia de Jerusalén. F. F. Bruce llega a la conclusión de que "era los griegos en la iglesia (el grupo en el que Stephen había sido un líder) que formaron el principal blanco de ataque, y que fueron ellos en su mayor parte, que se vieron obligados a salir de Jerusalén (cf. 11:19f) a partir de este momento la iglesia de Jerusalén aparece como haber consistido casi enteramente  de "hebreos" (el Libro de los Hechos, p. 174). Esto parece ser cierto por lo menos hasta el año 135.d.C.  Cuando el emperador Adriano reconstruyo Jerusalén como colonia romana de Aelia Capitolina, la iglesia de Jerusalén fue completamente  cristianos gentiles.

Este esparcimiento o dispersión provocó el cumplimiento de la promesa en Hechos 1:8. "pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra." (Hechos 1:8). A partir de Hechos 8:1, la iglesia en Jerusalén no es mas el centro de atención. Dios dispersó a su pueblo entre los gentiles. De hecho, la iglesia se dispersa a otras zonas.

G. Campbell. Morgan señaló: "Siempre que la Iglesia es gobernada desde Jerusalén, o de Roma, o de cualquier otro lugar que no sea el cielo, es entorpecida  y obstaculizada e impedida de cumplir con las grandes funciones de su vida" (Hechos de los Apóstoles, p. 195)

Persecución propagación de la iglesia como la pólvora. Se ha sugerido que había 25.000 cristianos en Jerusalén en el momento de la muerte de Esteban (HC Lenski). Saúl estaba  arrastrando  a hombres y mujeres y los ponía  en la cárcel. Él  estaba "causando estragos a la iglesia." La palabra griega para devastando denota una crueldad brutal. Se utiliza de animales salvajes como leones destrozando un cuerpo. El lenguaje figurado es poderoso. Saúl arrasó la iglesia como un animal salvaje . Estaba haciendo todo lo posible para destruir la iglesia. Arrastró algunos por la fuerza y los mantuvo en la  cárcel. Era algo que continuó haciendo hasta que Dios intervino y lo salvó. Es triste decir que hay gente que odia el nombre de Jesús y todo lo que Él representa. Algunas se llenan con el mismo tipo de "celo", como Saúl.

"La persecución ni por un momento había debilitado sus  conciencia de Cristo o su lealtad a él.... La persecución lo único que no puede hacer por un testigo de la verdad, es que empaña la visión de Cristo o cambia la lealtad del testimonio de Él "(Morgan, p. 201).

Felipe la experiencia evangelista de  Dios en el trabajo de su vida (Hechos 8:4-8)

¿Cuál fue la respuesta de la iglesia a esta persecución? ¿Se agachaban y se escondían? ¿ Rechazaban el nombre de Jesús? No, la persecución encendió un fuego evangelístico. Lucas, el historiador y antiguo médico nos dice: "Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio. " (Hechos 8:4). Esto ha sucedido a lo largo de la historia de la iglesia. Cuando todo está en paz la Iglesia se hace complaciente. Cuando los incendios y la  persecución sobre un terreno de la iglesia se llena de vida  Dios lo usa para su gloria. "Los que habían sido esparcidos iban predicando la palabra." Se convirtieron en heraldos anunciando la Buena Noticia de Jesucristo. La palabra para "predicar" (evaggelizo) se utiliza cinco veces en este capítulo (vv. 4, 12, 25, 35, 40). La palabra significa traer o anunciar buenas noticias. Es el mensaje divino de salvación, el mensaje mesiánico de la gracia salvadora soberano.  Proclamó el mensaje de salvación con toda autoridad y poder. La Persecución dispersó a la iglesia como la semilla en el viento. La palabra "dispersa" se utiliza para dispersar, a sembrar en lugares separados o dispersos. Ellos fueron expulsados de la ciudad, y donde quiera que fueran ellos proclamaron como heraldos del Evangelio de Cristo. Tal vez en los Estados Unidos necesitan un poco de este incentivo en nuestros días.

Dios tenía un hombre elegido para ser  testigo especial.

Dios siempre tiene a su hombre o una mujer que ha elegido para ser su testigo. "Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo." (Hechos 8:5). Felipe era ese hombre. Él estaba a disposición de Dios. Fue uno de los siete diáconos que nos encontramos en Hechos 6. Felipe, el diácono era un evangelista. .Cuando una persona se pone a disposición de Dios, Dios va a esa persona y lo remodela  y lo perfecciona  le equipar a esa persona para llevar a cabo la tarea que Dios tiene para él. Todo lo que una persona tiene que hacer es ponerse a disposición de Dios. Él te  pondrá en el camino correcto, donde Él te quiere y te equipara a usted. Cuando Dios llama a una persona para ser su testigo Él te equipa y proporcionar todo lo necesario para llevar a cabo esa misión. Cuando Dios llama Él capacita y proporciona de acuerdo a su buena voluntad.

"los Judíos no se llevaban con los samaritanos", escribió John, pero los cristiano si. Felipe fue a Samaria y "comenzó a proclamar a Cristo" (v. 5). Empezó a predicar a Jesús el Mesías, el ungido de Dios, y siguió en ella. Saúl fue el instrumento de persecución, pero Felipe fue el testimonio de los samaritanos.

Dios tiene un pueblo preparado para un mensaje preparado.

Dios no sólo tiene una persona preparada para hacer el testigo También tiene un pueblo preparado para responder al mensaje. Dios preparó un pueblo para responder al mensaje de Felipe.

"La gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía, " (Hechos 8:6). Felipe fue a predicar y el público seguía escuchando con entusiasmo a las cosas que dijo. Sus mentes  estaban  centradas en él. Estaban fascinados por la Palabra de Dios. Las multitudes estaban escuchando la palabra dicha por Felipe y que llegaron a una fe salvadora en Cristo. La iglesia no tenía el Nuevo Testamento en este momento las "señales" o milagros eran externos que acreditaban "señales" que confirma que el mensaje que anunció fue legítimo.

"Pues de muchos que tenían espíritus impuros, salían estos lanzando gritos; y muchos paralíticos y cojos eran sanados;  así que había gran gozo en aquella ciudad. " (Hechos 8:7-8). Los "espíritus inmundos" (akathartos) son los impuros, los malos espíritus impuros vicioso. Por el poder de Dios, que gritó y salieron. Esto en contraste con Simón, el hombre mágico que nos encontramos en Hechos 8:9-24. La curación se llevó a cabo por el poder de la persona del Espíritu Santo.  Me permito recordarles que el Espíritu Santo es una persona, no una "cosa". La Comprensión de Simón del Espíritu Santo es como muchos en nuestros días. Ellos piensan en él como un poder, y quieren más poder, si pueden conseguir más del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es una persona divina. Él es Dios. Él es un miembro de la Santísima Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Es importante que se entienda claramente que no podemos conseguir más de él, sino en que él podría obtener más de nosotros, y el uso de la gloria del Padre. Felipe tenía poderosas señales porque el Espíritu Santo estaba en control de su ministerio.

Literalmente, la ciudad fue adornada por la predicación del evangelio. Quieres  limpiar una ciudad, esa es  la manera de hacerlo. He visto desde hace cincuenta años lo que sucede cuando la gente oye el evangelio y responde a su mensaje. Vidas se limpiaron como resultado después que la gente pone  su fe en Cristo. Quichuas del Ecuador les gustaría  beber hasta el último centavo que hicieron durante la semana en borrachera el sábado, y no trabajar el lunes. En su borrachera ellos le  pegan a sus esposas e hijos. He visto en muchas ocasiones las mujeres caminando por una carretera casi  arrastrando sus maridos  borrachos a casa. Entonces llegó el evangelio y la vida cambiaron. En vez de beber construyeron casas, adquirieron  terrenos, y educaban a sus hijos. El amor de Dios hizo una diferencia en sus vidas. Ellos fueron sanados.

"Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. " (Hechos 8:12). Este fue un momento crucial en la expansión del Evangelio a cabo desde Jerusalén hasta los confines de la tierra. Samaria se convierte en un nuevo centro para que el Evangelio irradie hacia el exterior.  Es la efusión del Espíritu Santo y la incorporación de estos nuevos creyentes en el cuerpo de Cristo.

Este nuevo trabajo de la evangelización y la plantación de iglesias recibió garantías especiales que se han incorporado plenamente en la iglesia al igual que los creyentes de Jerusalén. La confirmación de esta seguridad fue cuando experimentaron las señales  cuando Juan y Pedro llegaron  de Jerusalén. En los versículos 14-17  la regeneración del Espíritu Santo y fe no están a la vista. Que ya había tenido lugar según lo registrado en el v. 12. Este fue un momento de comenzar de nuevo en una nueva zona geográfica cumplir la gran comisión en Hechos 1:8. La recepción del Espíritu Santo, contó con la presencia de manifestaciones externas similares a Hechos 2. Aquí estaba la confirmación de  este nuevo trabajo entre los samaritanos fue de la mano de Dios. Fue un ministerio legítimo nuevos cumplimiento de la promesa de Dios. Volverá a suceder cuando el ministerio de los gentiles se inicia en Hechos 10, en la casa de Cornelio.

G. W. H. Lampe señala: "La imposición de manos es entonces todo un símbolo de la comunión y la solidaridad, y sólo secundariamente es un símbolo eficaz del don del Espíritu, se convierte en un símbolo tan sólo en virtud de ser un signo de incorporación a la Iglesia del Espíritu" (El Sello del Espíritu, p. 70).

"Si la confirmación de un apóstol han sido necesarias para la recepción del Espíritu, nosotros hubiéramos esperado encontrar más referencias a un asunto tan importante en el Nuevo Testamento.... En otros lugares, en los Hechos, también, no hay ninguna sugerencia de que las manos  apostólicas  fueron impuestas sobre los convertidos antes de que recibieran el Espíritu. No se dice nada acerca de lo  que estaban  haciendo para los creyentes pentecostales en el cap. 2, a la etíope Chamberlain hacia el final del cap. 8, a la casa de Cornelio en el cap. 10 o a la casa del carcelero de Filipos en Ch. 16. "La única excepción es, posiblemente, son los discípulos de Efeso en el cap. 19. "En general, parece que se asume en el Nuevo Testamento que los que creen son bautizados también el Espíritu de Dios Cf. Rom. 5:5; 8:9-11; 1 Corintios 6:19; 12:03 -13; Efesios 1:13; 4:30)" (F. F. Bruce, Hechos, p. 182).

Es interesante que Felipe es la única persona en el Nuevo Testamento que se llama en realidad un evangelista (Hechos 21:8). El "evangelista" es aquel que trae buenas noticias. Él es un heraldo de la salvación, el portador de buenas noticias. Él era un laico y un diácono (Hechos 6:5) en la iglesia de Jerusalén. Algunos de los evangelistas más atractivos y eficaz que he podido conocer son los laicos. Ellos sólo estuvieron disponibles para el Señor, y compartieron  su gracia soberana. Dios elige y reúne a los hombres que aman a Cristo para nuestros equipos de evangelismo y van de puerta en puerta para compartir a Cristo.

El apóstol Pedro y Juan fueron a Samaria para investigar lo que estaba pasando cuando oyeron que los samaritanos iban a  venir a Cristo. La lanza de los apóstoles lo han considerado su deber de velar por el progreso del evangelio. "Ellos, habiendo testificado y hablado la palabra de Dios, se volvieron a Jerusalén, y en muchas poblaciones de los samaritanos anunciaron el evangelio" (Hechos 8:25). Dios tenía un pueblo bien dispuesto a escuchar predicadores preparados.

Dios tiene un pueblo preparado para responder a sus testigos.

Dios nos pone en el lugar correcto en el momento adecuado.

Dios me llevó a la localidad rural de Zapotillo, Honduras. Fui a buscar un lugar para tomar un equipo médico dental evangelización en el año 2003. Después de viajar todo el día vi un letrero a lo largo de un camino sinuoso que apuntaban a una escuela. Cuando llegué a la escuela era una escuela de dos habitaciones con dos profesores. Salude a este profesor vivaz muy conversador que se animó cuando me  preguntó qué estaba haciendo este gringo en su escuela. Yo estaba buscando una escuela con 10 a 12 salas de clase que se utiliza para un equipo médico. Ella estaba aún más emocionada con sus manos se movían mientras hablaba. "Sólo tienes que venir a mi escuela. Tenemos grandes necesidades de nuestra comunidad". Le dije que mi equipo era demasiado grande para su pequeña escuela. "Entonces usted tiene que ir a Zapotillo y hablar con mi madre, que es la directora de la escuela primaria allí. Ella trabajará con usted." Lo hice, y cuando me fui de Zapotillo en  la tarde tuve la sensación de que este era el lugar donde Dios nos llevaría a  trabajar. Tomé un médico-dental, la evangelización del equipo en ese año para Zapotillo. Al año siguiente comencé a enseñar clases de seminario de extensión en Danlí, Honduras, e hize un viaje de una tarde a Zapotillo para visitar a la madre y la hija de los profesores. Sentado en su porche, me dijeron: "Mira, ese  pedazo de tierra a través de la calle. Queremos una iglesia bautista aquí en Zapotillo predicando el mismo mensaje que predicó cuando el equipo médico dental estaba aquí." He visto a Dios hacerlo. Yo reto a mis alumnos a visitar Zapotillo y empezar un punto de predicar allí. Más tarde, me lleve dos equipos dentales médicos  más  evangelización allí para el seguimiento de los testigos. Entonces el Señor proporcionó fondos para un edificio, una casa pastoral y el trabajo continúa en este día con una iglesia fuerte y el  testimonio de la comunidad. Puedo estar de pie atrás y decir yo vi  a Dios hacerlo. Abrió la puerta para dar un  testimonio a la gente que había preparado para recibir el mensaje. Dios prepara a su pueblo para un pueblo bien dispuesto que van a responder al evangelio. ¿Es usted esa persona?

Felipe el evangelista compartió el evangelio con un etíope  (Hechos 8:26-29)

Dios preparó el evangelista laico Felipe para compartir el evangelio con un dignatario extranjero que estaba de visita en Jerusalén. Esto se pone emocionante, porque es la manera en que Dios trabaja. Esta es la vida cristiana normal. Observe el fuerte énfasis en la dirección del Espíritu Santo en este pasaje.

Felipe oyó hablar a Dios.

Sintió la dirección del Espíritu Santo y se rindió a su testimonio interior. Él simplemente se hizo disponible para el Señor y obedeció. "Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: «Levántate y ve hacia el sur por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto.»  Entonces él se levantó y fue. Y sucedió que un etíope, eunuco, funcionario de Candace, reina de los etíopes, el cual estaba sobre todos sus tesoros y había venido a Jerusalén para adorar,  "(Hechos 8:26-27). Este etíope era un hombre importante, el tesorero de la reina. Ocupó un lugar importante y poderoso en el gobierno de Etiopía. "Candace" era un título hereditario de las reinas de Etiopía. Estuvo a cargo de todos sus tesoros. El hombre había ido a Jerusalén para adorar. Probablemente era un "hombre temeroso de Dios", un gentil que adoraba al Dios de Israel, pero no se había convertido en un converso total o "prosélito".

Felipe superó el prejuicio racial y cultural del pueblo judío contra los gentiles y los eunucos. El gentil sólo podía llegar tan lejos en el atrio del templo, y como un eunuco que no pudo participar plenamente en la adoración en el templo (Deut. 23:1). El Cristianismo elimino esta barrera como los profetas del Antiguo Testamento  habian predijo (Isaías 56:3-7; 1 Reyes 8:41-43).

Cada creyente es  tocado por los ángeles y protegido todo el tiempo. Todos ellos son de nosotros atendiéndonos  a nosotros (Hebreos 1:14; 13:2). Lucas menciona a los ángeles en  cuatro lugares en los Hechos (Hechos 7:30-38; 8:26; 12:7-10, 23).

¿Qué está diciendo Dios a través de Su Palabra? "Si usted tiene dificultad para oír hablar a Dios,  está en problemas en el corazón mismo de su experiencia cristiana," señala William Blackaby.

Felipe tenía la profunda convicción de que Dios lo estaba guiando para ir a un camino del desierto. Puedo oír a los profesionales diciendo: "Espera, eso no es un buen uso del tiempo de un plantador de iglesias es que no es la forma en que lo hacemos  ve donde las multitudes están: No hay personas   en el desierto Tenemos nuestros métodos probados de plantación de iglesias. "Pero es el camino de Dios. Saber dónde está el trabajo de Dios, y meterse en medio de él. Él es soberano, y Él sabe lo que está haciendo, y cómo quiere hacerlo. "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer" (Juan 15:5). "Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová" (Isaías 55:8, NVI). Hay algo asombroso acerca de la voz dulce y tranquila de la voz de Dios. En ese momento no podemos entender todo completamente, pero nuestra responsabilidad es obedecerle.

Entro en algunas congregaciones y la música es tan fuerte que no se puede oír hablar de Dios.  Ahogan a la pequeña voz del Espíritu de Dios. Ellos tienen la idea de que lo más fuerte de la música y el altavoz es el Dios que habla más fuerte. Es tan fuerte que no puede oír el suave susurro de la voz de Dios. Hay un montón de emoción, pero no hay  Espíritu . Usted no puede sentir su paz, su presencia con todo ese ruido.

Felipe  sintió la presencia de Dios. El Espíritu de Dios le susurró al corazón: "Ve". "Y él se levantó y se fue." El tiempo imperfecto en el griego subraya la importancia de que Felipe era conseguir a la vez y seguir adelante. El versículo 27 nos dice que hubo pronta obediencia a la orden.

Tal vez usted esta solo y tiene miedo de la soledad de ir a servir por sí mismo. No hay carreteras  desiertas  cuando el Espíritu de Cristo este siempre con ustedes. Sus ángeles te acompañan y no hay soledad en comunión con él. Dios tenía un hombre preparado. Él también tenía un corazón preparado y listo para escuchar y creer en el mensajero.

El eunuco etíope había ido a Jerusalén para adorar al Señor Dios, "volvía sentado en su carro, leyendo al profeta Isaías" (Hechos 8:28). Dios había preparado su corazón para el mensaje. Está haciendo un viaje muy largo y esta con  la lectura en voz alta las Escrituras. La  Lectura en la antigüedad era casi siempre en voz alta.

No es la preparación perfecta y una sincronización perfecta del Espíritu Santo. "Y el Espíritu dijo a Felipe: 'Acércate y júntate a ese carro'"(Hechos 8:28-29). Felipe es sensible al Espíritu Santo y están disponibles.

Felipe estaba preparado para testificar (Hechos 8:30).

La aventura de la vida llena del Espíritu es mucha que es común, pero tocado con la llama de la presencia de Dios. El Espíritu dijo a Felipe: "'Acércate y júntate a ese carro.' Acudiendo Felipe, lo oyó que leía al profeta Isaías, y dijo: —Pero ¿entiendes lo que lees?'" (Hechos 8:30).

Felipe tomó la iniciativa de compartir las buenas nuevas de Jesucristo. Puede abrir la conversación preguntando: "¿Has venido al lugar en su vida espiritual donde se sabe que cuando muera irá al cielo?" Luego escucha con atención a la respuesta y de a la persona un montón de tiempo para responder. La mayoría de las veces hago la pregunta: "¿Cuál es su relación personal con Jesucristo?"

Dependiendo de la respuesta responderé  con la sugerencia de Donald Barnhouse. "Vamos a suponer que ha muerto hoy y esta delante del Señor y Él le debe preguntar," ¿Por qué debo dejarte entrar al cielo? "¿Qué le dirías? ¿Cómo le contestaras? "

Ese es  el mejor  valor espiritual clarificador  que he encontrado. ¿Cuál es su relación con Jesucristo? ¿En qué o en quién está poniendo  su confianza para la salvación?

Felipe escuchó que el hombre leía las Escrituras en Isaías 53:7-8 y le  hizo  una sencilla pregunta: "¿Entiendes lo que lees?" Dios estaba preparando el corazón del hombre, colocando en sus manos el corazón mismo del Evangelio en el Antiguo Testamento. Isaías 53 presenta a Jesucristo como el siervo sufriente que vino a morir por nuestros pecados.

Dios abrió el corazón de  el etíope  (Hechos 8:31-34).

El dignatario de Etiopía era honesto. Él dijo: "Él dijo: —¿Y cómo podré, si alguien no me enseña? Y rogó a Felipe que subiera y se sentara con él" (Hechos 8:31). Esto es cuando atestiguar  es fácil. Me encanta. Cuando Dios abre las puertas. Dios prepara el corazón. Dios está obrando en el individuo. La Palabra de Dios penetra en la mente y el corazón. Dios lleva al hombre a una relación salvadora con Él mismo. Sólo se puede retroceder y decir yo vi  a Dios hacerlo. Usted es sólo un instrumento, una voz en el desierto." El pasaje de la Escritura que leía era éste: «Como oveja a la muerte fue llevado; y como cordero mudo delante del que lo trasquila, así no abrió su boca. En su humillación no se le hizo justicia; mas su generación, ¿quién la contará?, porque fue quitada de la tierra su vida.»  Respondiendo el eunuco, dijo a Felipe: —Te ruego que me digas: ¿de quién dice el profeta esto; de sí mismo o de algún otro? ' " (Hechos 8:32-34).

"El pasaje de las Escrituras" que estaba leyendo era el rollo del profeta Isaías. El rollo de papiro se deja pegados para formar una lámina y cada extremo estaba atado a un palo. El lector al mismo tiempo que enrolla y desenrollar los extremos para encontrar el paso que quería leer. El etíope había comprado, probablemente todo el texto de Isaías que era una inversión muy costosa. Que estaba leyendo Isaías 53. Sus ojos se centraron en los versos  siete y ocho. La redacción de este pasaje de Lucas es exactamente lo mismo que la traducción griega del Antiguo Testamento (Septuaginta, LXX). Sabemos de  Jesucristo sólo a través de las Escrituras. Veremos  a Jesús! Los grandes profetas hablaron  del sufrimiento de Cristo y las glorias a seguir (1 Ped. 1:11). Todo lo que Jesús hizo conforme a su misión mesiánica es, en términos de esta profecía.

"Fue llevado como oveja al tadero" Este pasaje y su contexto es un pasaje mesiánico que habla claramente de la vida y muerte de Jesucristo. Jesús es el Siervo sufriente de Isaías. Cambie los pronombres en Isaías 52:12-53:12 de primera y segunda persona de Cristo y tiene todo el sentido del pasaje. Cristo fue llevado como oveja al tadero. Jesús fue arrestado en el huerto de Getsemaní y llevado a la casa del sumo sacerdote en el juicio. Jesús dijo  "porque el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por todos. " (Marcos 10:45).

"Como un cordero antes de que lo trasquila silencio" Jesús "no abrió su boca". Él permaneció en silencio en el juicio (Mateo 26:60-63). Jesús es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Juan 1:29, 36). Él fue sin mancha y fue un sacrificio perfecto, El sacrificio que Dios ofreció (1 Ped. 1:19). Sólo una  persona a través de la historia cumple la función de un animal que se sacrifica. Él es Jesús. ¿Cómo iba a sufrir muchas cosas y ser considerado como nada menos que El Hijo del hombre sea también el Siervo de Yahvé?

"En su humillación su juicio fué quitado." ¿Por qué? Se le privó de la justicia. El juicio ante Pilato y Herodes era injusto. El cordero fue sacrificado en silencio humilde en el Calvario.

"¿Quién va a su generación? Porque su vida es removida de la tierra." NET se traduce: "¿Quién puede describir su descendencia pues  su vida fue quitada de la tierra." ¿Quiénes son los descendientes de este hombre? Sin embargo, la vida de Jesús llegó a un final prematuro, sin descendientes, o ¿no? Jesús dijo en Juan 12:32, "Y yo, si fuere levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí" (Juan 12:32). Cada creyente nacido de nuevo en Cristo Jesús es uno de sus descendientes. Este hombre humilde de Etiopía ha llegado a Jerusalén buscando al Dios Jehová, y él le ha encontrado en la persona de su Hijo, Jesucristo. Felipe salió del camino y le señaló a Jesús a través de la Palabra de Dios.

Con paciencia, en silencio, sin oponer resistencia el Cordero de Dios fue llevado para ser crucificado. "Él [Jesús] fue llevado como oveja al matadero, y como cordero mudo delante del que está el esquilador, [Jesús] no se abre la mariposa" (NEB, el énfasis es mío). Justicia se le negó a Jesús. La sentencia se ejecutó a Jesús como nuestro sustituto. El hecho que la plena satisfacción y la expiación por nuestros pecados. Todos los reclamos en contra de la justicia de Dios se han cumplido en su muerte expiatoria. Jesús pagó en su totalidad las demandas de un Dios justo contra el pecador.

Si uno de tus amigos esta semana te  pregunta ¿cómo respondería? Digamos que un amigo en el trabajo o un vecino te dijo: "Usted va  siempre a la iglesia ¿Qué la  hace tan especial ¿Por qué vas?" ¿Cómo respondería usted? O si te preguntan: "Tú eres una persona religiosa.  He visto  cómo usted trata a su familia y como vive. ¿Qué te hace tan especial? ¿Qué es lo que te hace diferente?" ¿Cómo respondería usted? O tal vez, "Usted sabe, yo estaba aburrido  la otra noche y mire algunos  canales y vi a Billy Graham predicando y escuche. Habló de la muerte y el cielo. ¿Cómo puedo estar seguro de que el cielo es real y que Dios me puede salvar? "¿Qué le dirías?

Dios está obrando en el corazón de esa persona. Y tú y yo es mejor que tengamos  la respuesta correcta. La eternidad depende de su respuesta.  

Felipe predicó de  Jesús al etíope (Hechos 8:35).

"Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le predicó de Jesús" (Hechos 8:35). Felipe  claramente identificó a Jesús como el Siervo sufriente de Isaías. Felipe le dijo al hombre acerca de Jesús, y le explicó que Isaías estaba hablando del Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. Cristo fue llevado como oveja al matadero. Jesús fue el cordero antes de la trasquila, que se quedó en silencio. Él no abrió su boca. En su humillación su juicio fué quitado su vida fue retirada de la tierra. ¿Por qué? ¿Por qué le pasó esto a Jesús? El profeta Isaías escribió 750 años antes de la venida de Cristo: "Pero él [Jesús] fue herido por nuestras transgresiones, Él [Jesús] fue molido por nuestros pecados: el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su [Jesús] llaga fuimos nosotros curados todos nosotros como ovejas que se han extraviado, cada cual se apartó por su camino;. Pero el Señor ha hecho que el pecado de todos nosotros caiga  en él [Jesús] " (Isaías 53:5 - 6). Sólo Jesús cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores, y fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestros pecados. El Señor cargó sobre él todos nuestros pecados y murió por nosotros. "Porque la paga del pecado es muerte." Jesús murió nuestra muerte.  

Jesús murió como su sustituto. Él soportó el castigo de sus pecados. Él murió en tu lugar en la cruz. "Y no hay salvación en ningún otro, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). "Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo." "Si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo" (Romanos 10:9). Usted puede tener  perfecta paz con Dios y la seguridad de su salvación en estos momentos. "Por lo tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien también hemos obtenido entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios" (Romanos 5:1-2).

Felipe abogó por una decisión personal (Hechos 8:36-39).

"Yendo por el camino llegaron a un lugar donde había agua, y dijo el eunuco:—Aquí hay agua, ¿qué impide que yo sea bautizado?  Felipe dijo: —Si crees de todo corazón, bien puedes. Él respondiendo, dijo: —Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.  Mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y lo bautizó.  Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe y el eunuco no lo vio más; y siguió gozoso su camino" (Hechos 8:36-39).

Recuerde, ellos están en el desierto. Gaza era el lugar de último riego antes del desierto en el camino de Jerusalén a Egipto. El etíope puso su confianza en Jesús, y llegan a un pozo de agua rara en el desierto, precisamente cuando el hombre está listo para ser bautizado. La obra del Espíritu Santo en todo este pasaje. Dios está en el trabajo.

La expresión inusual "Espíritu del Señor" sugiere la idea de que tanto el Espíritu Santo y el Señor Jesús retiraron a  Felipe, y lo hizo de repente y milagrosamente. Felipe fue arrebatado literalmente de distancia o retiradas por la fuerza (harpazo). Fue una acción repentina. En una acción milagrosa Felipe fue tomada del cuerpo de distancia y fue e transportado  a Ashdod. "Felipe se encontró en Azoto." La acción del Espíritu nos recuerda 2 Reyes 2:11, cuando Elías fue llevado. Él predicó las buenas noticias en todas las ciudades a lo largo del camino hasta que por fin llegó a Cearea. Siguió haciendo lo que Dios lo llamó a hacer. Siempre le decía a la gente acerca de Jesús. Cesarea era una ciudad grande de habla griega, y este parece ser el lugar donde Felipe se instalo y continuó el ministerio.

El Espíritu Santo está llevando a cabo misiones de la misma manera como se revela en Hechos 8. El Espíritu Santo iba delante de Felipe preparando  al hombre perdido para recibir a Jesucristo. El Espíritu de Cristo ordenó a su siervo a salir a las multitudes en la ciudad e ir a un camino en el desierto donde se había preparado un hombre para escuchar. Cuando él abre la puerta, nadie lo detiene, y cuando cierra la puerta, el hombre no la abre. Todavía nos abre las puertas, y cuando entramos en la puerta, se abre Ha personas dispuestas a escuchar y creer en él.

El etíope demuestra la obediencia implícita e inmediata a las palabras de Jesús. "Mira, aquí hay agua, ¿qué impide que yo sea bautizado?" Porque creía en Jesucristo como su Salvador, que quería obedecerle y ser bautizado por inmersión en agua. El bautismo es una identificación personal con Jesucristo. Es un testimonio ante los hombres que Jesucristo es su Salvador personal. La persona bautizada da testimonio a todo el mundo la observación de que ha creído en Jesucristo como su Salvador.

El versículo 37 es la confesión pública del etíope   de su nueva fe en Jesucristo. Probablemente refleja la confesión cristiana en la iglesia primitiva. "Yo creo que Jesucristo es el Hijo de Dios."

¿El agua salo al eunuco etíope? No. ¿El bautismo por inmersión lo salvo? No. ¿membresía de la iglesia lo  salva? No. Jesús lo hizo, y Jesús solo. Jesús le dijo a su discípulo Tomás: "Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí" (Juan 14:6).

"A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también lo confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.  Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también lo negaré delante de mi Padre que está en los cielos" (Mateo 10:32-33) .

¿Cuál es su relación personal con Jesucristo? Si él le preguntara por qué te debo dejar entrar al cielo, ¿cómo responderías?
Una última palabra: La responsabilidad es escrito en este capítulo. "Si Cristo se ve obstaculizado, es debido a que algunos Felipe no está dispuesto a ir!" (Morgan, p. 219).


Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2012 por Wil Pounds. Traduccion por David Zeledon. Cualquier persona es libre de utilizar este material y distribuirlo, pero no puede ser vendido bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org