Isaías 2:1-4 La Ciudad Santa

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Isaías 2:1-4

  La Ciudad Santa

¿Te imaginas un momento en que habrá paz universal, sin conflictos militares o entrenamiento? ¿Te imaginas un momento en que no existieran  escuelas de guerra y máquinas de guerra? Sí, habrá un día en que la maquinaria de guerra se convertirá en instrumentos de la agricultura. Será un tiempo de paz en todo el mundo.

Un glorioso futuro que le espera en la ciudad de Jerusalén. Naciones gentiles que irán a Jerusalén para aprender de Dios. El profeta hebreo Isaías describe la ciudad ideal en Isaías 2:1-4, y, a continuación pasa a describir la ciudad real en su día con su pecado y la depravación (2:5-4:1).

Finalmente, Isaías describió la  purificada Jerusalén (4:2-6). Los primeros versículos de los capítulos dos y cuatro se destacan como la nieve de alta montaña con picos nevados del valle oscuro de la sentencia que corre entre ellos muy por debajo. El futuro glorioso de Sion la ciudad de Dios está en la edad del Mesías. Judá y Jerusalén serán incluidos en la gloria. El centro de interés es el Reino de Judá y su capital Jerusalén.

EL PREFACIO A LA PROFECÍA (2:1-2a)

Isaías utiliza un lenguaje interesante en su prólogo a las profecías sobre la ciudad de Jerusalén. "Lo que vio Isaías hijo de Amoz, acerca de Judá y de Jerusalén" (v. 1). Aquí está la esencia de la visión profética sobre el ideal de Jerusalén. Ella se presenta como Dios quería que ella fuera. Esta es una comunicación divina de lo sobrenatural recibida por Isaías. Es una revelación de que es imposible para la mente natural de comprender, pero Isaías está calificado para la vista de forma inteligente lo que Dios tiene que revelarle.

El Espíritu de Dios ilumina los ojos del profeta espiritual o interior de los ojos de la mente para ver y entender lo que el soberano de Dios revelada. Isaías no escuchó, él "vio" la palabra. Es una revelación de Dios en la visión que se comunicaba con palabras. Ha recibido un mensaje de Dios y habla con claridad y autoridad.

Isaías nos introduce en el tiempo del cumplimiento de esta profecía en Sión. Y sucederá "en los últimos días." Esta expresión hace hincapié en la última parte del futuro en el que penetra en la visión profética. La expresión es más que un neutral "en los días venideros." Es la edad final de la historia del mundo tras el establecimiento del Reino de Dios. Nos lleva a "los últimos días," que siempre se utilizan en un sentido escatológico. El profeta "ve" el punto más lejano en la historia de esta vida. Es el punto que se encuentra en los límites más lejanos del horizonte del hablante. Esto era  por lo tanto "los últimos días " en su sentido más literal y más puro.

El profeta se refiere a un futuro remoto más allá de su época. La frase se encuentra solamente en las profecías hebreas para revelar el Mesías, que es el cumplimiento y la meta hacia la cual toda la historia anterior ha venido señalando. En el Antiguo Testamento la frase significa la edad o el tiempo del Mesías y por tanto se utiliza en un sentido escatológico. Estos últimos días llegará a su cumplimiento y llegado a su fin cuando el Señor Jesús  regrese en su gloria.

El contexto demuestra que sólo el propio Mesías puede lograr estas cosas. El hecho de Él es el único que produce resultados como se describe en estos versículos. Este futuro glorioso es mesiánico, y sólo Él puede lograr estos resultados gloriosos. Tenga en cuenta que no hay base sólida para una interpretación alegórica de este pasaje.

El tiempo es limitado a una de dos posibilidades: Algunos expertos lo ven como el nuevo cielo y nueva tierra de Apocalipsis 21-22. ¿Es esto una visión profética hasta el momento en que "las cosas viejas pasaron  e aquí todas son hechas nuevas "?

Otro punto de vista sostenido por muchos conservadores, evangélicos estudiosos del Antiguo Testamento ve Isaías 2 como "la gloria del Reino del Milenio." Tal vez Isaías no sabía el momento exacto en que la profecía se cumpliría. Él sólo dice que "en los últimos días." Otras Escrituras dejan claro que estas predicciones se cumplirán en el milenio cuando Cristo venga para reinar mil años sobre la tierra (cf. Apocalipsis 20:1-6, 1 Corintios 15:23-28). 

Los profetas del Antiguo Testamento esperaban con gran expectación a una era mesiánica aquí en la tierra (cf. Isaías 11:6-9, Ezequiel 36-39). La iglesia primitiva, hasta el siglo quinto lugar, con pequeñas excepciones, a la enseñanza de un reino terrenal, histórico de la justicia. El milenio es una importante demostración del poder de Cristo en este tiempo antes de que se convierte en el  reino al Padre de todos los Dominio-que incluyen, en el siglo venidero.

En el milenio, Cristo tendrá la oportunidad de manifestar abiertamente su reino en la historia del mundo. Será una demostración de la veracidad de sus afirmaciones y el cumplimiento de todas las promesas de Dios a su pueblo. Incluso hoy en día Cristo está reinando como Señor y Rey, pero este reinado está velado, oculto, y no reconocidos por el sistema mundial. Su reinado es reconocido sólo por aquellos que lo han aceptado por la fe. La historia exige un día en que su justicia se reivindica. La humillación extrema del siervo sufriente de Yahvé será glorificado por su exaltación extrema como Rey de reyes.         

Cuando Cristo vuelva en la gloria de su reino milenario será la edad de la manifestación de su peso de gloria para todo el mundo para ver. Será el momento en que la soberanía que ahora posee, pero no manifestada abiertamente al mundo, se mostrará ante un mundo que observa. Jesús, en última instancia, recibirán un reconocimiento universal como el Rey de Reyes y Señor de Señores en esta tierra, donde fue rechazado y crucificado. Debemos ver el milenio como un tiempo de justicia social y política y económica cuando las personas viven juntas bajo el reinado de Cristo en la paz y la prosperidad. Lo que es un día diferente  será distinto de aquel en el que vivimos.

CAMBIOS FÍSICOS EN ZION (2:2 b, c, d).

El lugar es "la montaña de la casa de Jehová" (v. 2b). Esta montaña se caracteriza por la distinción obvia. El Templo de Yahvé es hacer visible a las naciones de lejos y ejerce una atracción cautivadora con gran éxito. Tendrá poder de atracción y atraer a las naciones. Isaías se refiere a una elevación física milagrosa o una exaltación espiritual metafórica. Sion tendrá preeminencia. "Será establecido como cabeza de las montañas" el más alto o en el sentido de los primeros en dignidad. Podría ser que los valores físicos y espirituales tan mezclados entre sí para ser inseparables. Será una imponente  atracción  a los pueblos del mundo.

Isaías ve una elevación milagrosa de Sión en la que "se elevará por encima de las colinas". Al parecer, el templo tendrá un sitio más elevado que antes. En su visión, ve a Sión  que se eleva sobre todos los lugares altos de la tierra. Keil y Delitzsch piensa que se refiere a "la Nueva Jerusalén de los últimos días de este lado y la Nueva Jerusalén de la nueva tierra en la mezcla de otros, ya que estaban juntos, y no se  distinguían  el uno del otro." Comparar el templo milenio en Ezequiel 40-43.

LA PEREGRINACIÓN DE LA GENTE A SION (2:2 e-3a, b, c).

Isaías ve a todas las naciones de fluyentes  a Sión. Las "naciones" son las naciones que no son judíos. La casa de Yahvé es atrayente a los gentiles. En contraste con las naciones en la confusión en Babilonia dejando en un ataque a los confines de la tierra, Isaías ve fluyentes o corrientes a Jerusalén la "ciudad de la paz." Jerusalén. Las personas están fluyendo como un río que fluye, en contraste con la antigua lanza, furiosa lucha de las naciones del mundo (Salmo 2:1-3).

Cuando Dios este en su trono en Sión, muchas personas se sentirán atraídos por él, porque su pueblo acepta su soberanía.

Una multitud de los gentiles se ve venir al  Templo (v. 3). En el versículo 3 "muchos pueblos" es paralelo a "todas las naciones" en el verso dos. Muchas nacionalidades, tal vez todas las naciones, estarán representados en este movimiento de masas. ¿Es este el mismo tiempo Jeremías se refiere en 3:17? "En aquel tiempo llamarán a" El Trono de Jehová, "Jerusalén y todas las naciones acudirán a ella, por el nombre del Señor en Jerusalén, ni andarán más tras la terquedad de su malvado corazón." Cf. Zacarías 8:20-22; Hageo 2:6-7; Isaías 66:22f para pasajes similares.

Usted puede oír a la gente en la calle con entusiasmo animándonos unos a otros en la visión de Isaías. "Venid, subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob. Él nos enseñará sus caminos y caminaremos por sus sendas"  (v. 3). ¿Dónde se dirige? "A la casa del Dios de Jacob."

EL FIN DE LA PEREGRINACIÓN A SION (2:3 e, f, g)

Los gentiles tienen  profundos valores espirituales y el deseo de ser instruido de Jehová. Su objetivo se expresa en "que Él nos enseñe sus caminos." Sólo el Espíritu de Dios puede enseñar cosas sobre el hombre relativa a Jehová Dios (1 Corintios 2:10, 11; Romanos 11:34, 35). No es nuestra filosofía humana, sino que "sus caminos." Estas naciones están dispuestas a obedecer la palabra de Dios. Están listos para "caminar por sus sendas." Es una imagen sorprendente del amor, la adoración y la reconciliación en lugar de a la hostilidad, las guerras y el orgullo.

El resultado de las peregrinaciones gentiles a Sión será la emanación constante de la Palabra de Dios de Sión a todas las partes de la tierra. "La ley saldrá de Sión" (v. 3f). Última palabra de autoridad de Dios saldrá como la norma. No es difícil ver un cumplimiento parcial de esta profecía en el día de Pentecostés (Hechos 1:8; 2:5-8, 11). Sin embargo, estas realizaciones son sólo el preludio de una terminación que aún no se ha buscado en el futuro. La promesa en el versículo siguiente aún no se ha cumplido en el futuro. Se trata de "aún no cumplidas por completo" (Keil y Delitzsch).

El versículo cuatro es evidente que no se  ha cumplido. De ninguna manera de la imaginación podemos ver esto como que ella se ha  cumplido en los últimos dos mil años o en el día de hoy y la hora.

LA PAZ QUE SALDRÁ DE SIÓN (2:4).

El Mesías es el que trae la paz. Sólo cuando el Señor regrese  esta profecía se realizará en su totalidad. Isaías está describiendo un tiempo de paz universal y sin fin. Él no está describiendo una Pax Romana o los tratados de paz temporales que son tan populares en nuestros días, que ven muy bien en la superficie y buen sonido en  vigésimo segundo o noticias de la televisión. Lo que se promete en este pasaje es totalmente incumplido en la actualidad.

Cuando Yahvé arbitrea, los conflictos cesan  y la paz es la cuestión. Cuando Dios gobierna, no hay guerras. No hay otro camino para un mundo sin guerras.

Las naciones gentiles de todo el mundo  ven venir a Sión a un árbitro supremo (v. 4). Las mismas naciones que tienen un odio inveterados de Israel están llegando a Sión para presentar al rey Mesías de Israel para la solución! Ya no van a resolver los conflictos por la fuerza de la guerra. "Él juzgará entre las naciones." "Él hará las decisiones". ¡Qué cambio de actitud por parte de los líderes del mundo hacia Dios! Este será el último  tribunal de apelaciones. Todo lo que El hace, sin duda, será aceptado por las naciones. El resultado de sus decisiones será la paz como el mundo nunca ha conocido.

¿Se imagina un día en que todas las naciones vivan en un estado de perfecta paz? Esta será una jornada completa, verdadera paz de Dios dado a los hombres. ¡Qué contraste esto será  la noticias del mundo por la noche. No habrá más escuelas de guerra, no Romanas Pax, no  carrera de armamentos nucleares, ni el chantaje nuclear o las amenazas. Será un momento de perfecta paz.

"Convertirán sus espadas en rejas de arado  y sus lanzas en hoces;  no alzará espada nación contra nación ni se adiestrarán más para la guerra" (v. 4). ¡Qué contraste con nuestro tiempo cuando estamos ocupados pulsando  nuestros arados en espadas, y nuestras lanzas en podaderas. La fiera en el hombre será finalmente destruida.

Observe cuidadosamente la secuencia estricta de los acontecimientos en estos versos. La eliminación de la guerra no puede tener lugar antes de que las naciones han aprendido a someterse a la Palabra del Señor.

LA SÚPLICA  DE LA GENTE DE SION (2:5).

"Ven, casa de Jacob y caminemos a la luz del Señor."

Sí, hay pequeñas islas de la paz en todo el mundo compuesto de hombres, mujeres y jóvenes que han llegado a una relación íntima de amor con Jesús Cristo. Ellos saben que la paz eterna de Dios está en sus corazones. Aquí es donde comienza la verdadera paz. Él nos da su paz. Sin embargo, Hay un momento en el futuro próximo cuando el mundo conocerá la paz en las relaciones personales que afectan cada nación del mundo. Sólo Dios puede traer la paz mundial.  Sólo Dios puede traer esta paz en el mundo. Y un día lo hará. La única manera de participar en la futura ciudad es darle la total lealtad al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo ahora. Un día en el futuro vendrá a la voluntad de reinar como el León de la tribu de Judá.

Al leer este estudio  todavía hay tiempo para que usted cambie de su incredulidad y confié en toda  la gracia suficiente de Dios que da vida eterna a todo aquel que invocare el nombre del Señor Jesucristo. Este es el tiempo de gracia. Dios le ofrece el don de la vida eterna ahora. "El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento" (2 Pedro 3:9). "Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo,  . . . ya que todo aquel que invoque el nombre del Señor, será salvo" (Romanos 10: 9, 13).


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org