Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)

 

El Único Mesías Legítimo

Mateo, que es el mas judío de los Evangelios, comienza con las palabras, Cristo “Jesus, el hijo de David, el hijo de Abraham. ”

¿Jesucristo es el heredero legítimo al trono del Rey David? ¿Cómo podemos estar nosotros seguros que El es el único heredero legal, y el Mesías real de Israel?

Jesucristo “era un descendiente de David, ” por lo tanto Su ascendencia judía es muy importante para establecer Su legitimidad como el Mesías judío.

Dios prometio de antemano por medio de  los profetas en las santas escrituras todo lo concerniente con respecto a la venida del hijo de David. Esas cosas relacionan el lugar, la naturaleza de Su nacimiento, la vida, la muerte y la resurrección. Su tradición judía demandaría que El naciera de la línea de David para que tuviera derecho a sentarse en el trono magnífico del rey y reinado para siempre como el rey verdadero de Israel.

El profeta Jeremías fue específico cuando  escribió en 23:5-6 de la venida del hijo real de David:

“ He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra. '”

El escritor judío del libro de  Mateo usa la genealogía de Jesús de Nazaret para probar que Jesús había descendido del Rey David y por lo tanto calificaba para ser el Mesías de Israel. La promesa había sido dada al Rey David:  “Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente” (2 Samuel 7:16).

Mateo usa por lo menos cuarenta citas formales del Antiguo Testamento, y por lo menos dieciséis veces él usa la forma, “ esto se hizo para que   se cumpliese lo que fue dicho por el profeta cuando dice. . .” Mateo trae los orígenes de Jesús desde el Rey David y el patriarca judío Abraham.

Mateo comienza su genealogía con Abraham y se adelanta por catorce generaciones en la historia a David, y  sus descendientes por catorce generaciones hasta el exilio babilónico, y otras catorce generaciones hasta “Jacob el padre de José, el esposo de María de quien nació Jesús, que es llamado el Cristo” (Mat. 1:16).

Otra genealogía es dada por Lucas, que la pone en la dirección opuesta. El comienza con José y regresa a David, Abraham y Adán (Lucas 3:31, 34, 38). El da la evidencia para mostrar ese Jesús que “Será magnífico y será llamado el Hijo del Altísimo; y  Dios Le dará el trono de Su padre David; y El reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y Su reino no tendrá fin” (1:32-33).

Ambas genealogías tratan con la misma persona, Jesús el Mesías. Ambas conducen el linaje de Jesús por Su padre adoptivo José, el esposo de María, de quién Jesús nacería.

La dificultad nosotros encontramos que cuando miramos las dos genealogías nos interesan bastante. Ellas son las líneas de dos hermanos y los niños son primos. Mateo dice que José era el hijo de Jacob que descendió de David por su hijo   y Rey  Salomón (1:6). Sin embargo, Lucas dice que José era el hijo de Eli que descendía de David por Natan (Lucas 3:23), que era también hijo de David y un hermano de Salmón (V. 32).

Bernhard Weiss y James Orr cuidadosamente notan que estamos viendo dos linajes de José y María respectivamente, cada quien es descendiente del Rey David. La línea Natan corrió  por  años y últimamente produjo la Virgen   María. La línea de Salomón corrió por años y llego por ultimo a José. Pero José no era el padre de Jesús. El era el esposo de María, el padre adoptivo de Jesús (Matt. 1:16). La distinción entre estas dos líneas de linaje de David está entre el “real” la línea de los que se sentaron verdaderamente en el trono y el “legal” la línea de linaje de un hijo más viejo al próximo, aunque estos descendientes nunca reinaron verdaderamente como reyes de Israel.

Es importante tener presente estas dos líneas de descendientes del Rey David. Natan era el hermano más viejo de Salomón, pero el hermano menor tomo el trono. Salomón era el rey que Dios escogió para reinar después de la muerte de David. Normalmente, sin embargo, eso hubiera caído al hijo mayor, Natan, hubiera sido rey si Dios no se lo hubiera dado a Salomón. Por supuesto, ninguno de los descendientes de Natan reclamó jamás el trono. No habían reyes reinantes en su línea de descendientes, aunque ellos tuvieron el derecho legal al trono.

La línea de Salomón continuó hacia abajo por los siglos hasta que produjera eventualmente a José, que era prometido de María la virgen y que llegaría a ser eventualmente su esposo después que ella había dado a luz a Jesús. Sin embargo, note detenidamente que Jesús no era un descendiente de José. Sin embargo, cuándo José tomó a María bajo su protección,  llegó a ser el padre adoptivo de su niño divino, él pasó el derecho de la realeza a Jesús.

Además, Jeremías 22:30 nos dice que si Jesús hubiera descendido de José,  una maldición divina habría estado sobre El. Jeremías nos dice que una maldición terrible se pronunció en el rey Joacim (Jeconias, quién Jeremias abrevia a Conias), el ultimo de los reyes reinantes verdaderos que descendieron del Rey Salomón.

“Así ha dicho Jehová: Escribid lo que sucederá a este hombre privado de descendencia, hombre a quien nada próspero sucederá en todos los días de su vida; porque ninguno de su descendencia logrará sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre Judá.
 ”

A causa de la maldición de Dios en Joacim, ningún rey que descendió jamás en esa línea podría ser un rey legítimo. Si José hubiera sido el padre físico de Jesús, Jesús no podría haber sido el Mesías. Jesús es el hijo de María, no el hijo de José y María.

Un momento. ¿Que hay de José y sus descendientes? Recuerde, Jesús no era un descendiente físico de Jose. José era el padrastro de Jesús. Cada uno de sus medio hermanos, que eran los único otros candidatos posibles para ser el Mesías tuvieron la maldición de Joacim en ellos y lo habrían pasado a sus hijos si ellos hubieran llegado a ser reyes.

Porque Jesús era un niño divino, su padre adoptivo entregó el reinado sobre a El. Por lo tanto, Jesús era un heredero real legítimo al trono.

Donald Gray Barnhouse  explica:

La línea que no tuvo esa maldición la produjo Eli  a su hija  la  Virgen María y a su hijo Jesucristo. El es por lo tanto elegible por la línea de Natan y termina esa línea. La línea que tuvo una maldición y que produjo a  José y que agoto la línea de Salomón, resulta en que José  tiene a un hermano mayor que, legalmente, por la adopción, es el heredero real. ¿Cómo puede estar el título libre de todos modos? Una maldición en una línea y la falta de reinar la realeza en el otro.

Pero cuándo Dios por medio del Espíritu Santo engendro al Señor Jesucristo  en la matriz de la virgen sin la intervención de un padre humano, el niño que nació era la semilla de David según la carne. Y cuándo José se casó con María y tomó al niño no nacido aún bajo su  cuidado para   protegerlo, dándolo el título que se había ganado por su antepasado Salomón, el Señor Jesús llegó a ser el Mesías legal, el Mesías real, el Mesías verdadero, el único Mesías posible. Las líneas se agotaron. Cualquier hombre que veniere  en este mundo diciendo que hay una profesia para cumplir esas condiciones será un mentiroso y seria hijo del diablo (la Ruina de Hombre: la Exposición de Doctrinas de Biblia, Tomando la Epístola a los romanos como un Punto de la Salida, el vol. 1, los romanos 1:1-32. Grand Rápids: Eerdmans, 1952, P. 45-47).

Además, porque Jesús descendió de María, era también un descendiente del Rey David por el linaje de Natan, El podría reclamar legalmente el trono. Las dos líneas de David se enfocaron en el Mesías. Nadie más podría traer jamás un reclamo legítimo al trono de David.

Donald Barnhouse concluye, Si Jesús  no es el Mesías que ha descendido de David, según las profecías del Antiguo Testamento, nunca habrá un Mesías. Ya que Jesús no tuvo hijos humanos, y cada uno de sus hermanos (que son las únicas otras posibilidades por quien otro Mesías pudiera descender) tenían la maldición  y la habrían pasado a sus hijos, y la profecía de Jeremías entonces se cumpliría.

Jesucristo es el descendiente legítimo de las dos líneas del Rey David. El es el Rey anunciado en las profecías judías. El es el Rey Mesías que era también el Hijo de Dios. El es el “Rey de Reyes y Señor de Señores. ” nadie puede hacer más ese reclamo. El es el único Mesías legítimo posible. No Puede haber absolutamente ningún otro.

Cuán significativo es que la profecía magnífica de que el Rey Mesías vendría por la línea de David se dio apenas unos pocos versos después de las palabras magníficas del juicio en los descendientes de Joacim.

C. C. Ryrie, escribe: Si Jesús  había nacido sólo en la línea de José (y así de Jeconias, Heb. Conias), El no habría sido calificado para reinar en el trono de David en el Milenio, que El escribe también, “Ya que nuestro Señor era hijo natural de José, El no tuvo éxito en el trono de David a causa de esta maldición. Pero ya que El vino por el linaje de María, El no fue afectado por esta maldición.

Aunque los hijos de Jeconias nunca ocuparon el trono, la línea de reinado paso por ellos. Si Jesús hubiera sido un descendiente físico de Jeconias, El no habría sido capaz de ocupar el trono de David. La genealogía de Lucas lo hace limpio que Jesús era un descendiente legal de David por su hijo Natan (Lucas. 3:31). José, como un descendiente de Salomón, era padre adoptivo de Jesús, así que Jesús trazó Sus derechos reales al trono por José.

Jesucristo es el único Mesías judío, legal y legítimo. Inclinémonos y venerémoslo como Rey de Reyes y Señor de Señores.


Mensaje por WilPounds (c) 2002. Traducido al español por Victor Castro Chinchilla. Toda persona es libre de usar este material y poder distribuirlo, pero no lo puede vender bajo ninguna circunstancia sin el permiso escrito del autor. Las citas de escritura de la Biblia son de la versión 1960 de Reina Valera.

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

Cristo en Índice de Antiguo Testamento

AQUI HAY UN REGALO GRATUITO PARA TI . . . .

¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

clear.gif (43 bytes)ABIDE IN CHRIST

¡BÚSQUEME!   PERMANECED EN CRISTO WEBSITE 
   Find:

    ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.abideinchrist.org           www.AbideInChrist.org