Lucas 1:26-38 Gabriel esta Pasando Hoy

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Lucas 1:26-38

Gabriel esta Pasando Hoy

Uno de los grandes engaños que va con la riqueza, el poder y estado es pensar que estamos en control de nuestras vidas. La lección más difícil para la mayoría de la gente es darse cuenta de que Dios valora el corazón, no lo que poseemos. Todo lo que tenemos es un préstamo para nosotros. Somos mayordomos de sus bienes. Él no está realmente interesado en la apariencia, el desempeño  o el estado. Ni siquiera en la iglesia.

¿Cómo le gustaría estar en el consejo de administración del Reino de Dios diciendo a Dios qué hacer y cómo hacerlo? No responda a toda prisa. Demasiados de nosotros en  actitud y acciones somos de esa manera.

El tiempo de Dios es siempre perfecto, y Él realmente sabe lo que está haciendo.

Como vemos en Lucas 1:26-38 tengamos  en cuenta que la figura central es Jesucristo. Las Escrituras son abundantes en su testimonio que Jesús cumplió las promesas del Antiguo Testamento proféticos de la venida del Libertador (4:16-21; Hechos 2:16-21, 25-36; 3:12-18, 22-26; 7:2-53; 13:16ss). Lucas y Mateo dejan claro que los acontecimientos históricos que se están reportando son vistos como el cumplimiento de las Escrituras del Antiguo Testamento. La primera venida del Mesías debía ser un advenimiento de humillación, mientras que la segundo es una de consumación y  gloria del reino de Dios. El día se acerca cuando Cristo tomará su gran poder y reinará como Rey de reyes y Señor de señores. Su reino será el único en poseer un reino eterno, y su dominio no pasará. Sin embargo, primero debe entrar en profunda humillación. Pero incluso si el Hijo de Dios, el heredero de todo, había venido a reinar en la tierra como un rey en la primera venida, incluso hubiera sido la condescendencia de venir a la tierra como rey.

Cuando Dios escogió actuar en el cumplimiento de la profecía del Antiguo Testamento respecto a la salvación del hombre, lo hizo en un lugar específico y el tiempo en la historia de Israel con la gente y las preocupaciones específicas del nacimiento de un personaje histórico. Estos son los acontecimientos históricos que el Dr. Lucas está reportando. Él no dice: "Érase una vez. . . "él dijo todo lo contrario:" En los días de Herodes, rey de Judea. . . el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret" (1:5, 26). La historia está llena de Herodes y su mala familia. El pueblo judío le odiaba porque era un idumeo, no un Judío. Aquí había un rey que no tenía ni una gota de sangre del rey David que fluye en sus venas, nombrado por el poder de Roma en el trono de una nación judía. Lucas hace notar otro marcador histórico significativo en el establecimiento de la historicidad del nacimiento de Jesús. En 2:1, escribe, "Aconteció en aquellos días que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuera empadronado." Ningún estudioso honesto puede negar que Lucas afirma que estos eventos se llevaron a cabo como parte de la historia universalmente aceptada.

Dios pasó por la Roma Imperial, Jerusalén y el Templo y llegó a una aldea en Galilea de los gentiles. ¿Cómo  era Nazaret,  en los días de Jesús? La ciudad se encontraba a 70 kilómetros al noreste de Jerusalén, y se sentó en una colina por encima de la carretera entre Tiro, Sidón y Jerusalén. La población era 15.000. Era una cama caliente de corrupción con los soldados romanos que pasaban cada día y pasaban la noche allí, los comerciantes griegos y los viajeros iban y venían a vender sus mercancías. Los Habitantes era grosero, violento y de mala reputación. ¿Qué tan significativo fue que Dios pasó por Jerusalén, el Templo, y los políticos y se fue a una ciudad de Galilea. Se dirigió a la Galilea de los gentiles. Incluso en esta cama caliente de corrupción Él tenía sus siervos escogidos. En los días más oscuros de la historia humana, Dios siempre ha tenido su remanente electo listos para cumplir su voluntad y propósito. Él siempre ha tenido a la mano los que están a su disposición. Y nuestros días no son una excepción.

LA PERSONA QUE DIOS USA (1:26-30)

"Al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret,  a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María" (vv. 26 -27). Este es uno de los grandes pasajes que siempre debe llenar nuestros corazones de admiración, amor y alabanza.

Su nombre era María (1:27)

Probablemente ella era sólo una adolescente entre 13 y 15 años de edad. Esta era la edad normal para la participación judía y el compromiso o formal. Sabemos que ella estaba comprometida con José, que era descendiente del rey David (v. 27). Era importante para Lucas y Mateo observar cuidadosamente que Jesús descendía de el linaje del rey David (2:4; 3:23-38; Mateo 1:1-17; Rom. 1:3; 2 Timoteo 2:8).

Parece muy extraño para nosotros, pero los padres de María y José se reunieron y prepararon todo  para el matrimonio de sus hijos. El matrimonio judío que consiste en  dos etapas: una fue el compromiso al que luego un año más tarde seguia el matrimonio adecuado. Este compromiso fue un acuerdo formal iniciada por el padre en la búsqueda de una novia para su hijo. Las dos madres y dos padres se reunieron y negociaron el acuerdo de matrimonio y luego el qiddushin se llevó a cabo. Este compromiso fue formal de la unión como un matrimonio. La segunda persona más importante implicada en el contrato de matrimonio era el padre de la novia. Recuerde, se puso de pie para  perder la mayoría en el acuerdo, debido a que estaba dando a su hija y ayudante en la granja o en la empresa familiar. La pareja estaba comprometida cuando el padre del hijo pagó el precio de compra al padre de la novia, y un acuerdo escrito y juramento se firmaron. Cuando el contrato de matrimonio terminó por los padres de la pareja, a pesar de que la ceremonia de matrimonio no se había celebrado, el novio no podía librarse de su prometida, excepto a través del divorcio. Si José hubiera muerto entre el noviazgo y el matrimonio, María habría sido su viuda legal. Si, durante el mismo período de tiempo, otro hombre tuvo relaciones sexuales con ella, María habría sido castigada como una adúltera. Este período de compromiso por lo general se prolongó durante un año y era tan vinculante como el matrimonio. El aspecto legal del matrimonio judío fue incluido en el compromiso, la celebración de la boda no era más que un reconocimiento del acuerdo que ya se había establecido. Esta es la razón perfecta por la que José tenía derecho a viajar con María a Belén. El compromiso fue tomado mucho más en serio que en nuestros días. A pesar de que el trabajo fue legalmente vinculante, y la pareja se consideraba marido y mujer, se abstuvieron de tener relaciones sexuales hasta que  la segunda etapa de la ceremonia de matrimonio se cumpliera.

Carácter intachable de esta joven

María era una "virgen" (27). Ella tenía integridad. En el pasaje que tenemos ante nosotros Lucas deja muy claro que María era virgen, no sólo una "niña" o "doncella", tanto antes como después de la concepción. Ella era sin experiencia sexual. La palabra  parthenos  en este contexto significa "uno que aún no ha tenido relaciones sexuales." La palabra significa "una joven soltera que había conservado la pureza de su cuerpo." El significado de esta palabra es simple y evidente. El elemento milagroso era la manera de la procreación o la concepción de Jesús en María. Es evidente que el mensaje de María es que Jesús iba a nacer de ella sin un padre humano. Si el niño por nacer fuera Emmanuel, "Dios con nosotros," Tendría que tener una entrada muy especial en el mundo. ¿Cómo o de que otra manera  podría el Dios eterno encarnado  nacer?

Muchos  han escrito por la mente secular sobre el nacimiento virginal. No podemos explicar el nacimiento virginal como procedente de fuentes paganas, porque no hay paralelismos. Por otra parte, no existen las tradiciones judías de un nacimiento virginal.

Sin embargo, el Dios de la Creación trascendido las leyes de la naturaleza y por el poder del Espíritu Santo concibió y dio a luz un hijo a la doncella virgen judía. Lo que Dios promete Él lo cumple  y lo hace de manera sorprendente. El dedo de Dios está escrito en todo este acontecimiento histórico.

Isaías profetizó en 7:14, "La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel." Esta es la maravilla de la maravilla. Es a Dios en lo corporal auto-manifestación de sí mismo. Él es una persona sobrehumana, Dios con nosotros. La encarnación de la deidad, Emanuel sería él de El, Dios. Este mismo niño sería Dios entre su pueblo, una característica de él. (Cf. Juan 1:1-3, 14, 18; Colosenses 2:9-10; Juan 14:14-20). 

"Dios con nosotros" debería ser suficiente para sorprendernos, pero el Señor le dijo al rey Acaz cómo iba a llevarlo a cabo. Él le dijo que "una virgen concebirá y dará a luz un hijo." Detente y piensa. "Una virgen concebirá y dará a luz un hijo." Tanto en el uso y el contexto del pasaje apoyan esta traducción muy fuerte. La referencia es a algo muy inusual. No sería raro que una "doncella"  concibiera, pero una "virgen" sería una maravilla. Tal acto sería un estímulo para el remanente fiel de Israel. Sería una maravilla de maravillas, como acababa de ser ofrecido a Acaz, y él lo rechazó. También sería una condena de los elementos sin fe de la línea de David. El contexto, si tiene algún sentido, requiere de una dama joven para contraer matrimonio de  reputación intachable, una virgen.

El significado literal de Lucas 1:27 y Mateo 1:18 hace este hecho evidente de que Jesús nació de María sin un padre humano. "Ahora El nacimiento de Jesucristo fue lo siguiente. Su madre, María, estaba desposada con José, antes que se juntasen, se halló haber concebido del Espíritu Santo. "Es obvio que María no le había dicho a José que estaba embarazada. El descubrimiento se hizo inevitable y era evidente que José estaba en la oscuridad. José fue sorprendido por el descubrimiento y el siguiente versículo nos dice que él estaba dispuesto a divorciarse de ella en secreto. Ella estaba comprometida con él y desde ese momento era una mujer tratada como si en realidad se había casado. Un matrimonio prometido sólo era disuelto por el divorcio. La infidelidad era tratada como el adulterio. Por lo tanto, José se habría divorciado de ella en secreto si un ángel del Señor, no hubiera aparecido y le hubiera dicho  que "lo que ha sido engendrado en ella es del Espíritu Santo" (v. 20). Jesús no tenía padre humano.

He disfrutado en la preparación de este estudio y recomiendo sumamente  Robert Stein en el Evangelio de San Lucas (El Comentario de las Américas, Lucas (Nashville: Broadman Press). Su sección sobre el nacimiento de Jesús es excelente en una nota escrita al pie de la letra, escribe: "Técnicamente es más correcto hablar de la concepción virginal que el nacimiento virginal. Técnicamente hablando, el nacimiento virginal se refiere a la doctrina gnóstica que María permaneció virgen después físicamente del nacimiento de Jesús, es decir, que sus órganos físicos (el himen) se mantuvo intacto. El corolario de esta doctrina peligrosa es una cristología docetista.  Un Cristo "nacido" de esta manera habría pasado por el canal vaginal y el himen como un espíritu más bien que como lo haría un bebé de carne y sangre" (p. 84).

G. Campbell Morgan escribe con franqueza: "Cuando en la actualidad el ángel  hizo el gran anuncio  sorprendente que ella iba a ser la madre del Mesías, sin dudarlo un instante, ingenua y honesta, la transparente sencillez de la mujer se revela cuando dijo al ángel: "¿Cómo será esto, pues yo no conozco varón?" Entonces, cuando el ángel le respondió la indagación, y más que la  respuesta. . . mírala una vez más. En Ese silencio se inclinó la cabeza, y las palabras que salieron de sus labios están revelando una vez más, "He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra."

Bendecido por Dios

"Entrando el ángel a donde ella estaba, dijo:¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Pero ella, cuando lo vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería ésta.  Entonces el ángel le dijo:—María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios" (vv. 28-30). El ángel Gabriel la llamó, "muy favorecida" (Lucas 1:28) un significado que está enriquecida con la gracia. Dios la escogió para llevar a su Hijo (vv. 31, 35). "Y entrando, le dijo: Alégrate, llena de (mujer ricamente bendecido!) El Señor está contigo. "El verdadero sentido del verso es:" Tú eres llena de gracia que has  recibido de Dios." ¡Bendita tú entre las mujeres "no se encuentra en los manuscritos más antiguos. Los escribas o copistas añadieron  estas palabras en una fecha posterior. Ellos están, sin embargo, encontrados  en el versículo 42. Es la libertad, el favor divino, e inmerecido de Dios otorgado a María. fue  inmerecido. Dios la escogió de la benignidad de su corazón. Ella encontró la gracia "al lado de Dios", en estrecha comunión con él. Por eso Dios la eligió. Es a partir de esa relación con él, que la escogió para ser su sierva. Cuando Dios nos llama a venir y unirse a Él en lo que está haciendo en  esa especie de comunión con él.

"El Señor está contigo", es una declaración de la grandeza de Dios que está presente en María. Él será el origen de este gran evento y la seguridad y protección en los años difíciles en el futuro. Ella no es la destinataria de la gracia, no el dispensador de gracia. Sólo Dios puede conceder la gracia a los pecadores. Lucas nos dice que María es la que recibe la gracia. Ella no está dotada de un poder especial para dar la gracia a nadie. Ella se ve favorecida por Dios para ser la madre del descendiente de David, el Hijo del Altísimo, el Mesías.

María estaba molesta y desconcertada cuando escuchó el mensaje (v. 29). Ella estaba "muy preocupada ", o agitada mientras  ella lo meditó. "Pero ella estaba muy perpleja ante esta afirmación, y se preguntaba qué clase de saludo era". María hizo lo que cualquier mujer que piensa  lo haría. Ella comenzó a preguntarse y siguió preguntando. Ella empezó a discutir de ida y vuelta  hasta que el ángel la tranquilizó: "No temas, María".

"Has hallado gracia delante de Dios " (v. 30). La palabra "favor" es la palabra de gracia, y por el lado de, en comunión con. La idea de la bondad de Dios hacia los hombres es la idea aquí. La cuestión crítica es graciosa soberana elección de Dios de María. Aquí no hay nada que indique que María fue escogida para esta tarea de llevar el Hijo de Dios, por cualquier devoción particular o de la santidad de la vida, el fondo de sí mismo o cualquier cosa que ella ha hecho. Ella no se merece el privilegio de ser la madre de Jesús. Ella era un vaso escogido por gracia de Dios tal como Él lo hace con cualquier otra persona para llevar a cabo sus propósitos eternos. Se hace hincapié en la elección de Dios, no en la aceptación de María. El énfasis original es que María encontró el favor de Dios hace mucho tiempo. Todo estaba arreglado en su plan con mucha antelación. Que cortos que somos  de vista cuando nos fijamos en las actividades de Dios.

El privilegio de ser usado por Dios (1:31-33)

María tendrá el privilegio de llevar el Hijo de Dios (v. 31).

"Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados." Esto se cumple en 2:21 (cf. Mat. 1:21).

Tendrás un hijo y le pondrás por nombre "Jesús" (Iesous). Jesús es la forma griega del nombre hebreo Josué. Él llevará el nombre de su Padre. La forma original y completa de su nombre en hebreo es Jehoshua o Yeshua. Se llamará su nombre Josué-Yahvé es salvación, salva Yahvé, Jehová salvará. Dios el Padre le nombra porque  él será el que va a efectuar la redención.

Lo que este Hijo de María  lograría es  el cumplimiento de una profecía dada al rey David mil años antes (2 Samuel 7:12-16; Isaías 9:7). José y María fueron de la casa de David (Lucas 1:27).

Jesús salvará a su pueblo de sus pecados (Cp. Mat. 1:21; Luc. 2:11; 19:10; Juan 3:16; 14:6; Hechos 4:12; Romanos 10:9-10).

La grandeza de Jesús es la grandeza sin reservas.

"Él será grande" (v. 32). "Éste será grande, y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre . . ." ¡Qué contraste Jesús será para toda la humanidad que han estado a la altura de la gloria de Dios. Incluso será más grande que Juan el Bautista, cuya grandeza no era "absoluta", sino "calificada" para " los ojos del Señor" (1:15). El Bautista fue un gran portavoz, pero nada en comparación, con el Hijo.

Él es el Hijo de Dios

Él será "llamado Hijo del Altísimo", lo cual significa que "va a ser el Hijo de Dios." El "Hijo del Altísimo" es una expresión paralela de "Hijo de Dios." Esta es una clara indicación de el Mesías  porque su "mesianismo debe ser interpretado en términos de su filiación" (Apocalipsis 5:5).

"El Señor le dará el trono de David su padre." Él es el Mesías! Jesús es el Ungido del SEÑOR.

El profeta Natán prometió al rey David antes de su muerte, "Y cuando tus días se hayan cumplido y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual saldrá de tus entrañas, y afirmaré su reino. Él edificará una casa para mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino" (2 Samuel 7:12-13). De acuerdo con la promesa de Dios  Jesús es el legítimo heredero al trono de David. Él es el hijo, cuyo trono será "firme para siempre."

Su reino no tendrá fin.

"Reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su Reino no tendrá fin." "La casa de Jacob" es otra descripción mesiánica utiliza para designar a Israel (Ex. 19:3). Jesús es el Rey esperado de Israel, que podrán disfrutar de un gobernador eterno. Esta fue la promesa dada a David en 2 Samuel 7:13-16 y pon la canción en el Salmo 2:7; 89:4, 26-29; 132:12). Isaías habló del rey que viene en 9:6-7,

"Lo dilatado de su imperio
y la paz no tendrán límite
sobre el trono de David
y sobre su reino,
disponiéndolo y confirmándolo
en juicio y en justicia
desde ahora y para siempre.
El celo de Jehová de los ejércitos hará esto
"  (v. 7).

Lucas se refiere al último Rey Davídico, el Mesías, que reinará por siempre y para siempre. Una vez que su reino se establezca,  no terminará nunca. Jesucristo goza de un reino eterno. Jesucristo es el que ha de venir uno esperado en el Antiguo Testamento, se dio cuenta y se proclamó en el Nuevo, que reinará por los siglos de los siglos. Él siempre será el rey soberano. El reino de Dios se consumará en la Segunda Venida de Cristo y seguirá por toda la eternidad. John Newton escribió acerca de ese día glorioso:

"Cuando hemos estado allí diez mil años
Brillando como el sol,
No tenemos menos días para cantar alabanzas a Dios
Que cuando primero empezamos.
"

EL PLAN DE DIOS (1:34-37)

La respuesta de María es todo esto suena muy bien, pero recuerde que hay un problema importante. María dijo al ángel: "¿Cómo puede ser esto, pues no conozco varón?" Literalmente. "Un hombre que no conoce" (v. 34). Lucas refuerza una vez más este hecho importante para su audiencia de lectores. La palabra "conocer" se utiliza para describir la relación sexual en la Biblia.  

María interpreta las palabras del ángel en el sentido que ella, como era entonces,  una virgen, iba a tener un hijo, y llamarás su nombre Jesús. "Deje la pregunta tal y como es", dice Morgan. "Es el frío, la dificultad científica, biológica, declaró sin rodeos." La primera persona para aumentar la dificultad era María. Ella era más consciente de ello que cualquier otra persona. La pregunta "¿Cómo puede ser esto?" Nos revela algo de la integridad de esta joven y la integridad del Evangelio. Sin embargo, esta es la única manera que usted puede darse  cuenta de la persona de Jesucristo.

"Dios no está limitado por lo común, lo puede hacer, y las hace , extraordinariamente, Dios no está encerrado dentro de lo que los hombres llaman natural, sino  para sus propios propósitos, Él puede actuar de una manera que los hombres sólo lo  pueden describir como algo sobrenatural ", señala Morgan. Esto es propio del trabajo especial de Dios creador a través del Espíritu Santo. Hijo único de María vendrá a este mundo como resultado de la fuerza creadora del Espíritu de Dios.

Hay una gran diferencia entre las actitudes de María y de Zacarías. Zacarías, en la incredulidad, le pidió una señal. María, explicó tímidamente  un hecho simple, "¿Cómo puede ser esto, que soy virgen." Ella no pide una prueba, ella simplemente se pregunta sobre el proceso ya que es el tema. Obviamente, ningún contacto sexual ha tenido lugar en mi (cf. Mat. 1:25).

Tal vez Lucas se contrasta con el nacimiento de Juan el Bautista y Jesús. Puesto que Jesús es más grande que Juan, su nacimiento también deben ser considerados mayores. "Si el nacimiento de Juan fue un milagro, pero el nacimiento de Jesús fue el resultado de una relación sexual normal, entonces el paralelo entero entre 1:5-25 y 1:26-38 se rompe en este punto. El nacimiento de Jesús tenía que ser mayor que la de Juan el Bautista, y esto nos obliga a entender su nacimiento como un nacimiento virginal" (Stein, p. 84).

La Divinidad está implicada en la concepción milagrosa de Jesús. Tenga en cuenta cómo toda la Trinidad está involucrado (v. 35). El ángel le respondió a María y le dijo: "El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra;. Y por eso el niño santo, será llamado Hijo de Dios" Juan el Bautista fue lleno con el Espíritu desde el vientre de su madre, pero Jesús fue concebido por el poder del Espíritu. El Espíritu Santo vendrá sobre María para dar vida divina en su óvulo humano. Esta concepción va a ser única. Nunca antes ha ocurrido, y nunca volverá a tener lugar.

El "poder del Altísimo" la  cubriría. "Sombra" tiene la idea de sobre en la oscuridad, con el exceso de luz, a la sombra. Recuerde que la nube en el Antiguo Testamento, que simboliza la presencia divina Aquí la figura de la nube de la gloria, Shekinah, representa la presencia y el poder de Dios (Éxodo 40:34, 38; Núm. 9:15). El Espíritu Santo vendrá sobre María y cubrirá con su sombra con su poder, a través del cual ella queda embarazada. Este activo, de presencia creativa, productiva sombra de Dios produce la concepción en el vientre de María. Este eternamente prexistente persona que fue concebido por un acto divino directo, sin un sustituto de la actividad sexual o de cualquier tipo.

Godet contrasta el nacimiento del Bautista con Jesús lo que sugiere el nacimiento de Juan se debió a un "poder superior", pero "el nacimiento de Jesús. . . tiene el carácter de un acto creativo. En importancia que constituye la contrapartida. . . De la aparición del primer hombre, Jesús es el segundo Adán. Este nacimiento es el principio del mundo por venir. "El apóstol Pablo escribió:" Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.  Antes de la Ley ya había pecado en el mundo; pero donde no hay Ley, no se inculpa de pecado.  No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir. Pero el don no fue como la transgresión, porque si por la transgresión de aquel uno muchos murieron, la gracia y el don de Dios abundaron para muchos por la gracia de un solo hombre, Jesucristo" (Rom. 5:12, 15).

Estas expresiones aluden a la nube de gloria que acampó sobre los israelitas en el desierto. Nos encontraremos de nuevo con la nube Lucas 9:34 en la transfiguración. F. Godet en el Evangelio de Lucas, p. 93 escribe:

"El Espíritu Santo significa aquí el poder divino, el soplo que da vida, que es  llamado al desarrollo de  la existencia del germen de una personalidad humana dormida en el vientre de María. Este germen es el vínculo que une a Jesús a la naturaleza humana, y lo hace miembro de la raza el viene a salvar. Así, en este nacimiento el milagro de la primera creación se repite en una escala de mayor poder. Dos elementos de acuerdo en la formación del hombre: un cuerpo tomado de la tierra, y el soplo divino. Con estos dos elementos se corresponden aquí el germen que se  deriva desde el vientre de María y el Espíritu Santo que lo fertiliza. La pureza absoluta de estos resultados de nacimiento, por una parte, de la perfección de la santidad del principio divino, que es su causa eficiente, y por otra, la ausencia de todo movimiento  impuro en ella que se convierte en una madre bajo el poder de un principio."

La "descendencia santa, será llamado Hijo de Dios" porque eso es lo que Él es. Esta es la única manera de dar cuenta de Jesús. No hagas excusas para creer en la concepción y el nacimiento de Jesús. Debido a que Jesús era una persona muy especial, Emanuel, él tendría que tener una entrada muy especial en el mundo.

Creo que fue Chuck Swindoll que sugería que estas verdades son excelentes:

· Un salvador natural no proporciona ninguna ayuda sobrenatural.

· Un salvador humano no ofrece ninguna esperanza divina.

· Un salvador de pecado Realmente no es quien salve a todos.

· Dios resuelve el problema de nuestro pecado, proporcionando un Salvador sin pecado.

La concepción virginal, así como un nacimiento virginal garantiza un Salvador sin pecado.  El nacimiento de una virgen ofrece una divina y naturaleza humana. Él es el Dios-hombre. La concepción de Jesús fue absolutamente el único de su tipo. El Espíritu Santo descendió sobre María y la cubrió con su sombra con su poder, por el cual ella queda embarazada. Este fue un acto de Dios! El hombre no estaba involucrado en forma alguna.

Al entrar en la vida humana como lo hizo Jesús, fue colocado en la condición normal del hombre antes de la caída, por lo tanto en una posición de cumplir con la meta que Dios tiene para Adán antes de que él decidió desobedecer. Mediante la elección volitiva Adán debía haber avanzado desde la inocencia a la santidad. Él eligió a desobedecer y trajo la depravación de todo ser humano a partir de entonces. Jesús, por el contrario, fue liberado de la depravación que, debido a la forma en que nació nos impide llevar a cabo la tarea. Sin embargo, Jesús tenía que ejercer su propia voluntad, y para dedicarse continuamente a ser obediente a la voluntad del Padre. Uno de los versos más desconcertantes es Hebreos 5:8-9 que dice: "Y, aunque era Hijo, a través del sufrimiento aprendió lo que es la obediencia;  y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que lo obedecen,  "el apóstol Pablo nos dice que fue" obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. "Debemos alabar y dar gracias a Dios cada día de nuestras vidas asi como Adán, el pudo haber hecho las mismas opciones destructivas  no lo hizo y fue obediente a los mandamientos de su Padre. Godet dice: "Su nacimiento milagroso, por lo tanto, de ninguna manera impidió el conflicto de ser real. Se le dio la libertad para no pecar, pero no se le quito  la libertad de pecar. "

Campbell Morgan dice que el ángel aclaró el misterio para nosotros:

"Nosotros debemos siempre tener en cuenta que las leyes de la naturaleza no son cadenas que atan al Creador Divino. "Son", como alguien sugirió, "temas que tiene en su mano y que él se acorta o se alarga a voluntad." Lo único que limita nuestra aceptación de la concepción virginal de Jesús es nuestro punto de vista de Dios. El ángel no dijo a María: "no hay nada imposible", sino "no hay nada imposible para Dios" (v. 37). Desde que fue  cierto para  María sigue siendo cierto hoy en día. Dios no ha cambiado".

Stein da una nota de advertencia: "Los intentos de interpretar las palabras de María en este verso como expresión de un voto de virginidad perpetua. . . son incorrectos. (Tal explicaciones chocan con Mat. 1:25, lo que implica que después del nacimiento de Jesús, José y María tuvieron una normal relación esposo-esposa). "Tanto Mateo como Lucas, como ya hemos subrayado," afirman claramente que la concepción de Jesús fue milagrosa en que María era virgen cuando concibió."

El nacimiento de una virgen como se enseña en las Escrituras garantiza un Salvador sin pecado, que murió por nuestros pecados para liberarnos.  Fue hecho posible gracias a la descendencia "santa. . . llamado el Hijo de Dios" (v. 35; Hechos 9:20; cf. Rom 1:3-4). Lucas ha cuidado que no haya  otra designación mesiánica de Jesús. "Hijo de Dios" es esencialmente un sinónimo para el Mesías. Este Jesús es el Hijo de Dios que existía antes de su nacimiento físico.

El Dr. Lucas declara con "objetividad fría" el hecho histórico de que Jesucristo nació de una virgen.

Dios tiene la intención de hacer lo imposible (v. 36-37).

"Y he aquí también tu parienta Elisabet, la que llamaban estéril, ha concebido hijo en su vejez y éste es el sexto mes para ella, pues nada hay imposible para Dios" (vv. 36-37). La concepción de Juan el Bautista era en un sentido milagroso. Fue un milagro que esto podría suceder a las personas de edad avanzada. Pero no fue único. Sin embargo, la concepción de Jesús fue única milagrosa. Se llevó a cabo sin la ayuda de un varón humano. Qué manera más apropiada para la venida del Hijo de Dios.

El precio de ser usado por Dios (1:38)

María dijo: "Aquí está la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra."

Y el ángel se fue de su presencia.

No habría preguntas sobre la integridad de María. A. T. Robertson sugirió: "No es improbable que algunas de sus afiladas lenguas de Nazaret  hicieron sentir la fuerza de este insulto mordaz." Ella se convertiría en el objeto de burlas y chismes por el resto de su vida. "Los bendijo Simeón, y dijo a su madre María:—Éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha  (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones'"(2:34-35).

Dios le pidió a María que dará a luz un hijo sin estar casada. No fue una decisión frívola cuando ella dijo, "hágase según tu palabra". ¿Cómo respondemos cuando Él viene a nosotros y nos invita a unirnos a Él en una misión imposible? ¿Alguna vez se preguntó si Él pasa  y pasa de paso porque usted no quiere hacerlo a su manera?

María tenía un corazón sumiso. Ella fue obediente a la voluntad de Dios. Ella dejo  el tiempo y los detalles en manos de Dios. Su actitud fue de humilde obediencia como su siervo. Se obligó a su disposición y eso es exactamente lo que Él quiere de nosotros.

ALGUNOS PRINCIPIOS DURADEROS Y APLICACIONES PRÁCTICAS

Lucas nos ayuda a captar la mano de Dios a sus siervos. Nadie merece la oportunidad de servirle. Es su libre  elección divina de funcionamiento en virtud de su gracia.

Con privilegio va la responsabilidad y con frecuencia hay un precio que pagar.

María pagó un precio muy alto por  servir a Dios, pero no tan grande como Jesús pagó. Él fue obediente hasta la muerte, a la muerte en la cruz, no porque Él había hecho nada malo, sino porque hemos fallado a la altura de la gloria de Dios. Él era el inocente sufriente, muere como un sustituto de los pecadores culpables.

Cuando usted sirve a Dios siempre hay que tener la eternidad en la imagen.

María vio las cosas desde la perspectiva de Dios. Pídele a Dios que te ayude a ver las cosas desde su punto de vista. Su problema, circunstancia o situación puede ser un regalo de Dios. Él está íntimamente involucrado con los detalles de su vida. Dios no nos debe nada, le debemos todo. Él es un Dios de gracia.

Dios siempre cumple sus promesas.

 Él se hace disponible para usted y Él proveerá en todas sus necesidades a medida que sirvan en sus propósitos eternos. Lucas 1:37, "pues nada hay imposible para Dios." Dios hace lo que el dice que hará. Cuando Dios se mete en nuestras vidas debemos alegrarnos y confiar en que Él hará lo que Él ha prometido.

¿Dónde está Dios obrando en tu vida hoy?

¿Estás dispuesto a ser una María? Lucas 1:38: "—Aquí está la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra." Dios escogió a María inesperadamente y ella dijo que sí a su llamado. Luego lo hizo en su vida lo que Él hace en la nuestra como Él nos prepara para su servicio. Cuando Dios llama, Él siempre provee. Cuando Dios nos llama la grata respuesta sólo a él es: "Aquí estoy, Señor, úsame, como tú quieras." Cuando seguimos su guía Él siempre proveerá lo que falta

¿Tiene una actitud de sumisión a Dios?

Todo lo que Dios pide es el  corazón la auto-entrega. María es ejemplo perfecto de la sumisión incondicional a la voluntad de Dios.

Este pasaje es un recordatorio que Dios ofrece a cada persona una relación nueva y fresca, con lo que es mucho más cercana que la de carne y hueso. Se trata de una relación íntima, el amor que pertenece a aquellos que confiesan sus pecados a Dios y se arrepienten y creen en Cristo como su Salvador. "El que hiciere la voluntad de Dios ése es mi hermano, y hermana y madre", dijo Jesús. ¿Es usted el pariente más cercano a Jesús? Usted puede estar pidiéndole que sea su Salvador.


Si usted necesita ayuda para llegar a ser cristiano aquí esta un regalo para usted.

Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2012 por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. Cualquier persona es libre de utilizar este material y distribuirlo, pero no puede ser vendido bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org