Mateo 11:25-30 La Gran Invitación

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Mateo 11:25-30

La Gran Invitación

¿Cómo se puede vivir por encima de las posibilidades, los cambios y las circunstancias en la vida? Jesús nos da una gran invitación a venir y unirse a Él donde Él está en el trabajo y recibir su descanso. Sólo el discípulo de Jesús puede tener ese tipo de descanso, cuando su vida está llena de caos.  

Vamos a tener en cuenta el contexto de este gran párrafo de Mateo 11:25-30. Sentencia de espera a aquellos que han tenido mayor oportunidad de responder al ministerio de Cristo, pero lo han rechazado. El contexto de estas  palabras trata con el rechazo irracional y decidido de ambos  de Jesús y Juan el Bautista por los Judíos (vv. 16-19), y la dureza de corazón de las personas que viven en las ciudades donde Cristo había hecho milagros (v. 20-24). Los que estaban rechazando a Jesús eran los maestros religiosos y los líderes de la comunidad judía. Ellos eran sabios e inteligentes y conocedores de la verdad religiosa. Pero no eran humildes de espíritu. Eran arrogantes en su actitud hacia Dios. Jesús les dijo a estas personas, "Cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Pero cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en el cielo" (Mateo 10:32-33).

NUESTRA POSICIÓN CON DIOS NUNCA CAMBIA

El Gran Intercambio

Nuestra salvación fue completada a través de una gran transacción (2 Corintios 5:21; Rom 5:8; Gal 3:13; 2 Corintios 8:9). Jesucristo murió en nuestro lugar en la cruz para darnos su posición justa ante el Padre celestial. No es algo que merezcamos  de ninguna manera. No dependen de nuestra virtud o la justicia propia. La fundación es la muerte de Jesucristo. Él murió por mí. "Pero Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. " (Romanos 5:8). Él eligió morir por mí y pagar mi deuda con la justicia de Dios. El apóstol Pablo escribió: "Cristo nos redimió de la maldición de la Ley, haciéndose maldición por nosotros " (Gálatas 3:13). Nuestro sustituto murió en nuestro lugar en la cruz (Isaías 53:4-6).

La gran transacción se llevó a cabo en el momento en que usted pones su fe en Jesucristo como su Salvador personal. "Él [Dios] hizo a [Jesús] Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros seamos justicia de Dios en él. " (2 Corintios 5:21). Cuando murió en la cruz, Él murió por todos tus pecados, cada uno de ellos. Y cuando usted a confiado en Él como tu Salvador el se apropió de todas su posición justa ante el Padre en el cielo. Ahora ya no merecías tú eso, o ganarlo de cualquier manera. Dios concedió  la posición correcta con Él por su gracia infinita y tierna misericordia.

Tenemos una nueva posición legal ante Dios que nunca puede cambiar. Esa nueva relación nos da todo tipo de privilegios y responsabilidades correspondientes.

En el momento en que creímos en Cristo hemos sido unidos a Cristo. Esta nueva relación con Dios nos da todo lo que necesitamos para vivir la vida cristiana. Con esta nueva relación con Dios, podemos alabarlo, incluso cuando estamos dolidos  y se sienten desanimados.

ALABA A DIOS CUANDO ESTES DESALENTADO (11:25-26)

Mateo 11:25, "En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: 'Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños.'”

¿Cómo hizo la adoración Jesús?

Él es nuestro mejor modelo de una relación íntima con Dios. Jesús habló a Su Padre con una voz audible. En este pasaje tenemos una vislumbre  de Jesús en una de sus formas de culto. Es a la vez comunión de oración, la alabanza y la intimidad en un espíritu de adoración. La suya es precisamente en el mismo modo de elevada comunión con el Padre que hemos reflejado en Juan capítulos 14-17.

Él estaba lleno de alabanza al Padre (v. 25a). Jesús dijo: "Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños." ¿Cuáles son esas "cosas" que se revelan? Son las cosas del reino de Dios. El sabio e inteligente, autodidacta, autosuficiente, y egoísta que cree que puede salvarse a sí mismo, los fariseos y saduceos, escribano y abogados enseñaron una doctrina de salvación por las buenas obras meritorias. Estos individuos altamente educados pueden llegar a ser un "bebé" que humildemente depende de la gracia de Dios. Incluso la persona sin educación puede estar en la misma compañía indeseable de la "sabiduria e inteligencia." Depende del corazón. ¿Soy lo suficientemente humilde para aprender algo nuevo, incluso de algunos otros servidores?

Los que humildemente dependen de otra persona para satisfacer sus necesidades son "niños." Aquellos que son conscientes de su propia nada, del vacío, la indefensión y la pérdida de la condición y humildad dependen absolutamente de la gracia de Dios para salvarlos a ellos, son espiritualmente " niños pequeños." Un alto nivel de educación, "aprendidos" individual puede ser un "bebé" en el espíritu. Jesús está describiendo la gente humilde de todos los rangos.

John Broadus dijo: "Los cristianos  más útiles  serán los que son" sabios e inteligentes, "y también" niños' -. Intelectual y cultivados como sea posible, pero niños en el espíritu infantil cuando los sabios y entendidos fallan al no descubrir el significado y el valor de las enseñanzas de Cristo, no es culpa de su inteligencia, sino de la falta de un espíritu recto. "Sólo los humildes de corazón comprenden las enseñanzas de Cristo.

"Te alabo, Padre, Señor del cielo y la tierra." La palabra "alabanza" es una palabra compuesta, "yo digo  lo mismo", "estoy de acuerdo", "reconocer" o "admitir que," gracias "y" alabanza. "el fondo de la palabra es a confesar y en el Antiguo Testamento griego fue equivalente a alabar. En este contexto, "gracias" o "alabanza" es el más apropiado. Jesús descansó en la supremacía absoluta y la voluntad de su Padre. ¡Porque fuera de la seguridad Podía alabarlo! Jesús hizo de la dificultad del momento en el motivo de acción de gracias y alabanza al Padre, que controla el universo y el universo a quien le debe lealtad. Cuando llegamos a Dios en la imagen, nuestra perspectiva cambia el. Padre de Jesús es el Señor que gobierna el cielo y la tierra. Él es el dueño y señor soberano de todo el universo. "Mi Padre, Tú que eres el Señor de los cielos y la tierra, y de  todo el universo, le doy las gracias." ¡Qué gran Dios que es digno de toda nuestra alabanza!

Cuando Jesús dice: "¡Oh mi Padre" o "Mi Padre", Él está hablando acerca de su Padre. Él no dice "Padre nuestro". Él estaba reclamando la igualdad con Dios (Juan 5:18). Jesús se refiere a su Padre, en un trinitario y un sentido mesiánico. Esta es una relación diferente a lo "espiritual" Padre de todos los que son sus hijos de adopción que están aquí designados como "pequeños niños" o "niños". Su relación con el Padre era una relación única y especial.

Juan 17 es un buen ejemplo de Jesús, la adoración del Padre en el momento de crisis extrema. El contexto es la noche antes de la crucifixión.

Las cosas ocultas (v. 25b)

El orgullo Arrogante orgullo  nos aleja de Dios. Aquí se aplica especialmente a los escribas y los fariseos y los maestros religiosos. Era la sabiduría y la inteligencia mal empleada y pervertida. Observe cómo los versículos 25-30 forman una invitación tierna y un agudo contraste con el párrafo anterior de reproche hacia las ciudades impenitentes. Jesús está preparando a sus oyentes para una invitación amorosa.

Jesús hizo hincapié en las actitudes humildes. Su deleite es ver a la gente humilde confiando  en Dios. Dios no se deleita en el pecado y la condenación, sino que llama a los hombres al arrepentimiento y tengan fe. La arrogancia cierra la puerta, la humildad las abre de par en par.

Los escribas y fariseos afirmaron un sofisticado conocimiento de Dios. Eran los profesionales. Ellos tuvieron los grados y el conocimiento superior. El verdadero creyente tenía un conocimiento íntimo de Dios en Jesucristo. El prudente y sabio, el inteligente y brillante eran ignorantes de las verdades mismas que reclamaban. El humilde obtuvo un verdadero conocimiento de Dios.

El apóstol Pablo llegó a la misma comprensión (1 Cor. 1:21-31). Aquí Jesús dice los niños que dependen de alguna otra persona en sus necesidades ilustra el deleite de Dios en los que humildemente dependerán de él.  Está de moda en nuestro día  proclamar: "Dios ayuda a aquellos que se ayudan." Sin embargo, Dios es un Dios de gracia y Él sólo ayuda a aquellos que no pueden ayudarse a sí mismos.

"Bienaventurados los pobres de espíritu" comunica este mismo sentido de la humildad y la dependencia de Dios. El apóstol Pablo dijo, "no sois muchos sabios según la carne", la  inteligencia,
"No muchos poderosos " con gran habilidad y fuerza, y "ni muchos nobles" bien nacidos y bien criados príncipes no entienden las cosas espirituales. "Dios ha escogido lo necio," el tonto común insignificante - la cruz, la verdad, la justicia, la encarnación para traer salvación a la humanidad perdida.

El deleite de Dios es en la comunicación de su gracia a los humildes de corazón que tienen una fe infantil simple en él. Sólo aquellos que están dispuestos a recibir pueden entender la buena noticia de Jesucristo.

El deleite de Dios (v. 26)  

"Sí, Padre, porque así era bien agradable a tus ojos." La palabra para "deleite" es "muy agradable", buena voluntad, placer y satisfacción. Es el buen placer de Dios, deleite que tiene en mente. Él se deleita en la elección del pueblo para sí mismo (Efesios 1:5, 9). El apóstol Pablo usa la misma palabra. Lo que se decidió desde toda la eternidad se realiza en el tiempo (Efesios 1:4, 5, 7).

Jesús reconoció la prioridad del Padre soberano y le alabo por ello. Y no debemos asimismo hacer lo mismo por ninguna otra razón que el hecho de que Él es digno de nuestra alabanza! Lo que agrada a Dios debe  agradarnos a nosotros!

UNA PROCLAMACIÓN  ACERCA DE SÍ MISMO (11:27)

Sólo Jesucristo puede darnos un conocimiento cierto y preciso del Padre.

Jesús tiene autoridad única (v. 27a).

"Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; . . . " El Padre ha confiado o entregado la autoridad de Jesús. Plummer dijo que "remite a un momento en la eternidad e implica la prexistencia del Mesías." Es aoristo atemporal. A. T. Robertson, "La conciencia mesiánica de Cristo esta aquí tan claro como una campana. Es un momento de gran compañerismo."

El "todas las cosas" no se refiere a los bienes materiales, sino al "pleno conocimiento" de Dios. El contexto sugiere que el contenido de la revelación es Dios mismo. Con pleno conocimiento de que viene con  toda la autoridad.

Nadie realmente y a fondo conoce al Hijo sino el Padre para que Él no sea  considerado un mero maestro humano común y corriente.

John A. Broadus dice: "tal vez, cuando el pacto de la redención se formó en la eternidad - todas las cosas se habían comprometido a Él, es decir, todo lo concerniente a la instrucción de los hombres en la verdad religiosa... todo poder en el cielo y la tierra. se le dio a él como el Rey mediador (28:18; 1 Corintios 15:24f). Jesús es el instructor autorizado en el conocimiento de Dios."  

Jesús, el Hijo del Padre, ha recibido toda la autoridad sobre Satanás (4:1-11) y los demonios (8:28-32); sobre las enfermedades humanas y las desventajas (9:20-22; 9:1-8), los vientos y olas (8:23-27), el cuerpo y el alma (9:1-8), la vida y la muerte (9:18-19, 23-26); sus propios discípulos y todos los demás (cap. 10); para salvarlos  (9:13), y para juzgarlos(7:22, 23), la autoridad sobre el cielo y la tierra (28:18). Jesús tiene lo que el pecador necesita. También sabe y sólo Él puede satisfacer las necesidades del pecador. Por lo tanto, en los versículos 28-30 nos ofrece lo que  necesitan los pecadores si están trabajados y cargados!

El Padre y el Hijo se conocen entre sí íntimamente (v. 27b).

Es como el Padre y el Hijo, Inc. Jesús dice: "y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar." La palabra "saber" significa "conoce plenamente, a sabiendas de que realmente penetra" a veces, la palabra significa "conocimiento exacto." Se trata de un profundo conocimiento íntimo que pone a las personas en la relación especial entre sí Jesús y el Padre están en una relación única e íntima con los demás. Sólo el Padre sabe de quién es realmente Jesús, y sólo Jesús posee un verdadero conocimiento preciso del Padre. Todo lo que se conoce con el Padre es conocido por el Hijo y el Hijo lo conoce se conoce a fondo por el Padre. Se trata de un conocimiento perfecto. "Nadie conoce al Hijo. . . nadie conoce al Padre. . . " No se pierda la acción perfectiva del verbo compuesto. Charles Williams atrapa el corazón de la idea: "Nadie sino el Padre conoce perfectamente al Hijo, y nadie sino el Hijo conoce perfectamente al Padre, y aquel a quien el Hijo quiera darlo a conocer." Sólo el Padre tiene un conocimiento pleno del Hijo, y del mismo modo sólo el Hijo, tiene un conocimiento pleno del Padre. Sólo Dios  el padre conoce   al Hijo, y sólo aquellos a quienes el Hijo quiera revelarlo tienen  un verdadero conocimiento del Padre.

Lo que se a revelado es la relación interna entre el Padre y el Hijo que ha existido desde toda la eternidad (Colosenses 2:3, 9, 10). El depósito es tan inagotable que sólo el Padre conoce su capacidad. Puesto que el Hijo conoce al Padre, Él, sólo Él, es capaz de revelarlo (Juan 1:18; 6:46; 14:8-11). Es la revelación de la clase de conocimiento del Padre y el Hijo que tienen el uno al otro. Pero hace más que mostrar  la verdadera naturaleza de Dios. Jesús nos muestra cómo es Dios realmente. Jesús dijo: "El que me ha visto a mí ha visto al Padre" (Juan 14:9). El Hijo conoce la verdadera naturaleza del Padre y lo revela plenamente. Nadie más puede hacerlo. Sólo Jesucristo puede revelar a Dios a los hombres porque Él es el Hijo de Dios. Sólo Jesús revela la mente, el corazón, las actitudes y atributos de Dios a los hombres.

De principio a fin la salvación es por gracia.

"¿A quién el Hijo quiera" o "a quien el Hijo escoja", significa que el Hijo mantiene el poder y la voluntad de revelar al Padre a los hombres. Nadie conoce al Padre, con el conocimiento real que es la vida eterna, sino el Hijo, y "que a quien el Hijo quiera revelarlo" de principio a fin la salvación se basa en la gracia soberana de Dios (Efesios 2:8-10). "Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado" (Juan 17:3).


Los hombres pueden acumular toda la sabiduría y la inteligencia de la humanidad, pero no servirá para obtener un verdadero conocimiento del Padre, a menos que el Hijo se lo quiera revelar a ellos. Por él, entonces, que todos vengan y reciban la vida eterna (Juan 8:19; 10:15; 14:9; 16:15; 7:17; 1 Tim. 2:4; 2 Pedro 3:9).

PROMESA  PARA TODOS LOS QUE VENGAN (11:28)

En la mente de Jesús no había contradicción entre el soberano, la gracia de la elección y la invitación gratuita del evangelio.

La invitación es para todos los que están necesitados.

"Venir " significa creer o recibir y tener  la idea de "venir  aquí" con el "aquí" implíca. Es como Juan 6:35, cuando Jesús les dijo: "Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre, y el que en mí cree no tendrá sed jamás."

El punto es, "Yo el único que puede dar el conocimiento del Padre,. Venga a mí, a recibir la instrucción"

Todo el mundo está incluido - "todos los que están"

El único requisito es tener una necesidad (v. 28). Nadie está excluido. "Venid a mí todos los que estáis . . ."  

Jesús habla del cansancio del trabajo duro. ¿Está  usted "cada vez más cansado hasta el punto del agotamiento?" Jesús dice: "Venid a mí todos ustedes que están cargados." El "cansado" es el cansancio de la pesada carga de las reglas y regulaciones puestas sobre los hombros de la gente por los escribas y fariseos. La gente se agotaron con la búsqueda de la verdad religiosa. El legalismo siempre coloca las cargas de opresión sobre las personas. Se aplica a cualquiera que trata de todo o en parte para alcanzar la salvación  por medio de su propio esfuerzo. Todo lo que el legalismo hace es demostrar a la persona que no puede salvarse a sí mismo por las normas. Esto es  imposible. Y Siempre hace que una persona tropiece espiritualmente. La búsqueda de  Dios siempre termina en Jesucristo. "Venid a mí todos ustedes que están trabajados  y cargados. " Es su religión una cosa llena de regla sin fin y  regulaciones? Ven a Jesucristo y serás  puesto en libertad.

El "cargados" es un estado de cansancio (participio perfecto pasivo) lo que significa que se siente abrumado por el miedo, la ansiedad y la desesperación. Jesús está describiendo "los que están  cargado con la carga y se doblan bajo su peso." La ley judía y los mandamientos dictados por vía oral cada acción y la actividad de la vida judía. Se trataba de una pesada carga para la persona religiosa sincera de llevar. Sólo Jesús puede venir a lo largo de lado y levantar la carga, y los hará que descanse. Hay una dulce tranquilidad  cuando te juntas con Cristo Jesús. Él nos invita a tomar su yugo sobre nuestros hombros.

Una paráfrasis ampliada  podía leerse así: "Usted está angustiado por los mandatos  de legalistas que los maestros religiosos de la Ley han establecido sobre ti. Venid a mí, voy a recibir su carga y hallaréis descanso conmigo."

¿Ha  atrapado en algún culto, a un líder religioso que le ha colocado obligaciones a usted? ¿Te ha  impuesto algún hombre una  lista de demandas que supuestamente serás un mejor cristiano si lo obedeces?

LA PROVISIÓN  DE LA VIDA TRANSFORMADA (11:28-30)

"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" (v. 28).

Jesús es el único que proporciona "descanso" (v. 28c).

"Yo te haré descansar." Más literalmente, Jesús dice: "Yo, sí, yo, te voy a dirigir o hacer que descanses." La enfática: "Yo",  significa Jesús hará lo que los escribas y fariseos, no pueden hacer. Él le dará el poder para hacer lo que Él exige de los "niños". Rejuvenecimiento, refresca  como el agua viva. "Yo os haré descansar." Es mucho más simple que el simple descanso, es una transformación. ¿Necesita un descanso espiritual? Que significa "descansar". Jesús alza la carga, dando un refrigerio. Literalmente, "yo te haré descansar." Se le hará descansar. Jesús nos ofrece la paz de la mente, el corazón y la seguridad de la salvación en lugar de la carga pesada del legalismo. Los hombres nunca pueden obtener este descanso a menos que Cristo se los de.

¿Cómo Jesús da este descanso? Esta es la vida cambiada. Es la vida de la gracia. Es la vida de Cristo el único que puede dar a los que están cansados ​​y agobiados.

Somos aceptados en el favor de Dios a través de la perfecta justicia de Jesucristo (Romanos 5:1; 8:1). Sólo Jesucristo da el descanso. Otros profesores de religión puede dar una justicia propia, o un autoengaño, pero sólo Jesucristo salva.

Jesús Intercambio los yugos con nosotros (vv. 29-30).

Como un carpintero Jesús, probablemente hizo muchos yugos para los agricultores alrededor de Nazaret. Él podría haber hecho bien ajustados los yugos de modo que no los magullara o  apretara o quedaran  ampollas de los animales. Los yugos de palestinos en tiempos de Jesús eran de madera. El campesino llevaba su vaca al carpintero que tomaba las medidas y esbozaba el yugo y el buey fue traído de vuelta y el yugo se probó para el ajuste. El carpintero trabajó con él hasta que el yugo se ajustó cuidadosamente de modo que sería bien ajustado y sin rebabas, no el buey. El yugo se hecha a medida para adaptarse a los bueyes. Sí, yo también, sospecho que Jesús hizo los yugos ajustados y perfectos.

"Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas,  porque mi yugo es fácil y ligera mi carga" (vv. 29-30).

Él nos invita a "Llevad mi yugo" (v. 29). En la literatura judía es el símbolo de la suma total de la sumisión a las obligaciones que una persona toma sobre sí. "Yugo del Torá", "yugo de los mandamientos", "yugo del reino", fueron las expresiones que describen los yugos judíos. Su interpretación puso un yugo pesado sobre sus hombros. Había yugos de legalismo, yugos de la salvación por obras, yugos de la obediencia a las normas, reglamentos, etc. Jesús dice: intercambiemos yugos. Aquí Llevad mi yugo. Yugo conmigo! Simplemente confía en mí y yo os haré descansar (la salvación y la santificación) para vuestras almas cansadas ​​y agobiadas. Elijo someterme a las enseñanzas de Jesús. Que optan por convertirse en su discípulo y ser obediente a él. Ese es su yugo. Se trata de un yugo de la fe y la confianza en una persona. Elijo ser unido  con Jesucristo.

Los Yugos legalistas son negativos y depresivos al tenerlos alrededor. Ellos le ahogan ésta la muerte espiritual. Jesús dice: "Hazte  mi alumno, estad sujetos a Mis instrucciones y aprended de mí." Él nos invita a venir y someternos a él. No podemos hacer eso sin humillarnos y confiar en él.
Jesús todavía hace ajustes perfecto  con los yugos. Cuando Dios nos envía las oportunidades en su servicio  se hacen para adaptarse exactamente a nuestras necesidades y nuestras capacidades. Cuando estamos juntos  con Jesús, las cargas se convierten en canciones.

Jesús nos da un yugo hecho a la medida y nos invita a  someternos  a él. Aprende lo que significa llegar a ser mi discípulo. Su discipulado es como un yugo que ajuste bien de sumisión, porque Él es manso y humilde. El yugo que Jesús nos da no nos  acalambra ni una pizca u obstaculiza. Si el yugo de Cristo da pellizcos y amargura   es debido a que tiramos  en contra de Él y no en la sumisión a él.

Lo que Jesús exige es "la luz". Él exige la simple confianza en él y la obediencia. Esto trae paz y alegría. Él nos libera de la esclavitud espiritual. Él lleva la carga cuando estamos unidos con él. Cuando estamos en  yugo con Él, le servimos  de forma espontánea, con avidez y entusiasmo de un corazón de amor.

¿Necesitas un descanso para el alma cansada? Dale tu carga. . . su ansiedad. . . su hambre de Dios. ¿Tienes tiempo para una relación madura, íntima de amor con el Señor Dios? El "descanso" que Jesús da es una comunión íntima con Dios. La invitación de Jesús es: "sométete  a mí, y hallaréis descanso en mí." ¿Tiene usted algunos viejos yugos de legalismo? Tienen que ir a cambiarlos por el yugo de Jesús. Su yugo no es pesado. Está lleno de amor y gracia.

Cristo aligerar su carga.

Martín Lutero dijo: "la carga de Cristo es la luz, porque nos ayuda a soportar, y cuando llega a ser demasiado pesado para nosotros Él se pone debajo de la carga con nosotros."

Se pondrá  por debajo y levantará las cargas. Su yugo es "manso y humilde de corazón." Su yugo es suave, porque Él es amable y gentil. El yugo que  Jesús pone en nosotros es fácil de usar. La carga que le da no es muy pesada, porque Él la lleva con nosotros.

La palabra "manso" es la misma palabra que Jesús usa en las bienaventuranzas en Mateo 5:5. Aquí está el poder bajo un control perfecto. Él es "manso", en contraposición a los profesores arrogantes y hostiles de la ley. Él es "humilde de corazón", no arrogante, orgulloso y repugnante. Él condesciende a la de un humilde servidor. Él es el Dios soberano, cuyo poder esta perfectamente bajo control. ¿Cómo podemos fallar cuando estamos unidos con Aquel que es  soberano?

No todo el mundo puede ser rico, pero todos puede ser pobre en espíritu.

No todos pueden ser sabios e inteligentes, pero todos podemos ser humildes y sumisos a la revelación de Dios.

Nadie puede encomendarse a Dios por sus buenas obras y la virtud, pero cualquier persona puede confesar sus pecados y humildemente  invocar el nombre de Jesucristo para ser salvo.

Jesús emite una invitación soberana. John A. Broadus, escribe:

1)    El Padre soberano revela el Hijo único de los humildes.

2)    El Hijo soberano revela al Padre  sólo quien  Él quiere.

3)     Todos los que necesitan y desean el descanso que da el conocimiento del Padre están invitados a aprender de este soberano, sin embargo, Maestro manso y humilde.

4)     El pleno conocimiento de Dios sólo se puede obtener a través del Hijo de Dios.

5)     Tan sólo conferido por el Hijo en tal sólo como Él quiere 

6)   Él quiere  conferirles  a todos los que quieran venir y llevárselo como profesor de religión.

7)     Él es un profesor amable, y sus requerimientos son  fáciles y agradable.

8)     Para aceptar su enseñanza traerá descanso para el alma (Mateo, p. 256).

El añade: "El Hijo de Dios es el revelador del Padre ... para traer  la Divinidad y  salvación cuando entra en contacto con el enfermo de pecado, o el alma arruinada."

Jesús nos invita a venir y estar en yugo con él. Él toma todas nuestras cargas pesadas y las alcanza  y nos permite sobrellevarlas. Su yugo será suave y nuestras cargas se convierten en luz. No hay excepciones, no hay nada en nuestras vidas que estén excluida.

¿Dónde está tu mayor necesidad hoy en día? ¿Cuál es la pesada carga que llevas? ¿Cuál es el dolor, dolor, pena, culpa, la carga que llevas? Su invitación incluye todas las cosas en nuestras vidas. ¿Va a entregarlos a él, y  recibirlo usted en su presencia sustentable? Él da el perdón a cambio de nuestra culpa. Él intercambios de descanso para nuestras preocupaciones ansiosas. Él da la paz en lugar de su tumulto.

Cómo puede enyugarse  con Jesús? Se inicia haciéndose disponible para él. Mientras nos sometemos a Él, Él satisface nuestra necesidad.

¿Ha experimentado la gracia sustentadora de Dios en circunstancias difíciles? El que permanece en nosotros, nos dio más gracia y más cuando más lo necesitamos. Con cada nueva situación  Él viene  y nos fortalece. Él no le da todo de una vez, sino a medida que lo necesite. Cuando las cargas pesadas están creciendo más Él viene a nosotros y nos da la fuerza para soportarlas. Puede ser durante el sufrimiento físico y emocional, dificultades, privaciones, persecuciones que multiplica su gracia sostenible. No hay límite a su amor que abunda, la misericordia y la gracia. Él está ahí para ayudarnos cuando lo necesitamos.

¿Ha experimentado este tipo de gracia? ¿Has venido a un lugar en su vida espiritual en el que se puede decir que estoy caminando en  la gracia por la fe? Se trata de una caminata diaria. No es algo mágico. Se trata de  momento a momento confiando en Cristo para vivir su vida a través de ti. Si usted ya es un cristiano va a  comprometer su vida una vez y para siempre a Cristo como Señor de tu vida? Sólo ora, "Señor yo te conozco como mi Salvador. Quiero que seas el Señor y Maestro de mi vida. Aquí está mi vida. Te la doy a ti. Vive  a través de mí."

Este tipo de vida  comienza pidiendo a Cristo que venga a tu corazón por la fe. Si usted nunca lo ha hecho Ore  conmigo esta sencilla oración: "Señor Jesús, ahora creo que soy un pecador y que moriste por mí en la cruz y resucitaste de entre los muertos para salvarme. Quiero que seas mi Salvador personal. Te pido que me salve en este momento. Amén."


Si usted necesita ayuda para llegar a ser cristiano aquí esta un regalo para usted.

Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2012 por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. Cualquier persona es libre de utilizar este material y distribuirlo, pero no puede ser vendido bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission.Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org