Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)

Mateo 27:45

El Día Más oscuro en la Historia

 

 Hay una serie de milagros que ocurrieron en el calvario cuando Jesús fue crucificado. Todos ellos estaban en conexión directa con Su muerte.

“Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;” (Rom. 8:22), dice A. T. Robertson “Nada de Jesús ilustra tan bien la profundidad del sufrimiento de su alma como cuando Él se sintió  como el pecador siendo que El estaba libre de pecados (2 Cor. 5:21). Juan 3:16 viene a ser nuestro alivio cuando vemos al Hijo de Dios que quita el pecado del mundo. ” En aquel momento el Padre lo consideró como el pecado. “La desolación era el sufrimiento más profundo. Él no dejó de ser el Hijo de Dios. Sería imposible,” anota Robertson. 

En el Templo de Jerusalén la oscuridad llenó el Sancto Sanctórum que simboliza el lugar santo donde mora Jehová. Sobre el Trono de Gracia, la gracia de Dios ponía al hombre pecador frente a Dios y era juzgado allí. Una vez al año durante el Día de Expiación el Sumo sacerdote traspasaba el grueso velo y rociaba con sangre el Trono de Gracia para hacer la expiación por los  pecados.

LA ESCENA

Mateo, Marcos y Lucas nos dicen que una oscuridad repentina, extraña y misteriosa se posó en la escena del calvario. Se trataba de una oscuridad en pleno mediodía, una oscuridad con la presencia del sol mientras el sol estaba alumbrando intensamente. En condiciones normales la luz es antagonista a la oscuridad. No se puede traer oscuridad para extinguir la luz, pero la luz si puede extinguir la oscuridad. ¡Sin embargo, la oscuridad en aquel mediodía en el calvario apagó al sol en pleno mediodía! Que cosa mas  asombrosa. Dios hizo que la tierra temblara.

El día que Jesús murió, la oscuridad cubrió toda la región más allá de Jerusalén. “Habia una gran oscuridad cuando Jesús murió. Era como si el sol por sí mismo no podía entender el hecho de lo que estaban haciendo las manos del hombre,” dice William Barclay.

No era un eclipse

Esta misteriosa oscuridad continuó durante tres horas y no podía haber sido el resultado de un eclipse del sol. Era en tiempo de la Pascua de los judíos, que siempre se observada cuando habia luna llena, cuando los eclipses del sol son totalmente imposibles. 

John W. Shepard escribe en El Cristo de los Evangelios, “Era el mediodía y el resplandor del sol sirio debería haber estado en su más intenso momento. De repente una extraña neblina, muy extraña, se había instalado sobre el mundo, obscureciendo el sol hasta que no se pudiera ver nada. La oscuridad no venia de un eclipse porque esto era al mediodía en la semana de Pascua de los judíos. El defecto de sol, una oscuridad peculiar sobrenatural vino sobre la tierra entera hasta la hora novena  o 3 de la tarde” (p. 601).

Ningún fenómeno común

Hay casos en la historia cuando la oscuridad a veces precede a un terremoto cuando una húmeda neblina obscurece el sol y da la impresión que es el final del día. Pero lo que pasó en el calvario no era un fenómeno simple. Tampoco hay indicios en este lugar indicando que sea una tormenta de arena.

Mateo simplemente dice que el sol fue oscurecido sin indicar la causa. “Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena.” (27:45). Marcos y Lucas escriben, “hubo tinieblas sobre toda la tierra” (Lc. 23:44; Mr. 15:33).  Esto era una oscuridad repentina y grande. De repente, de repente, de improviso la escena entera en el calvario se cierra y un silencio de muerte cubrió la tierra y una oscuridad milagrosa apareció rápidamente tres horas más tarde justo antes de que Cristo muriera.

En el Siglo segundo el líder del Cristianismo  Tertuliano responde a un dicho de los ateos, “Al momento de la muerte de  Cristo, la luz se apartó del sol, y la tierra fue oscurecida en el mediodía, tal maravilla es relacionada en sus propios anales y es conservada en sus archivos hasta este día.”

Oscuridad extensa

¿Qué tan  extensa era esa oscuridad? ¿Cuánto de la tierra cubrió este  fenómeno? ¿Cubrió esto toda la mitad del planeta que estaba siendo alumbrada por la  luz del día o fue solamente la tierra de Judea? Nada nos dicen de esto. Pero era tan extenso y tan irresistible que se apoderó de  la atención de toda la gente de Israel durante tres horas.

“Toda la tierra ” puede significar “todo el planeta ” o a un país “entero ” como el estado de Israel. Es bastante posible entender a Mateo cuando dice “traten los lectores de entender que la crucifixión fué un acontecimiento cósmico, afectando el orden entero de la creación” (Newman y Stine, p. 862). El hecho de que el sol se haya oscurecido magnifica tal fenómeno a un nivel no local sino universal.

Penetración de la oscuridad

La oscuridad tenía tal concentración de fuerza, como aquella de los tres días en Egipto, mientras al mismo tiempo había luz en Goshen donde los esclavos israelitas vivían. Moisés nos dice que la oscuridad se extendió sobre toda la tierra. Entonces “Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano hacia el cielo, para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tanto que cualquiera las palpe.” (Éxodo 10:21).

En Egipto había una oscuridad “ESPESA” que duró durante tres días ( v. 22). Asi que    “extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres días. 23 Ninguno vio a su prójimo, ni nadie se levantó de su lugar en tres días; mas todos los hijos de Israel tenían luz en sus habitaciones. Era milagroso. La mano de Dios cortó la luz del sol durante tres días. Dios lo hizo.

El dios principal de Egipto era RA y representaba el sol e Isis era la diosa de la luna. Ellos, (los dioses) como se suponía, controlaban la luz. El dios al que los egipcios adoraban ahora estaba en lo oscuro. Los egipcios tenían tal oscuridad que ellos no podían iluminarse. ¡Israel tenía una luz que ellos no podían obtener!

¿Qué tan profunda era la oscuridad en el calvario? Simplemente nos dicen sólo que había “tinieblas” Usted puede sentir el silencio repentino sobre la escena. Esto era una oscuridad espantosa, no un crepúsculo. Esto penetraba, la oscuridad gruesa espantosa.

Oscuridad sobrenatural

“El país entero fue cubierto de la oscuridad” (TEV). Mateo probablemente ve la oscuridad como el cumplimiento de Amos 8:9, “La hora viene cuando haré descender el sol en el mediodía y la tierra se ponga oscura en el día” (TEV).

El único modo de intentar explicar esta “tiniebla” sobre la tierra cuando Cristo murió debe ser aceptando el hecho que era sobrenatural. Dios lo hizo y Él simplemente no nos dijo como Él lo hizo. Había una suspensión visible en el orden de la naturaleza. La Gran Primera Causa dio un paso en Su creación y causó “tinieblas” para de repente cubrir la tierra.

Shepard dice, “La explicación más simple es que esto era una manifestación sobrenatural en la naturaleza, cubriendo Palestina y las regiones circundantes, en la compasión con la experiencia crucial por la cual el Creador de la naturaleza pasaba aquellas tres horas” (p. 601).

Esto necesita mucho más fe para decirlo que lo que sucede para aceptar pruebas históricas de que esto se hizo. Nada en la creación podría haber producido tal oscuridad. El Creador intervino y causó un silencio sobre la tierra de Palestina.

León Morris dice, “Deberíamos entender la oscuridad como sobrenatural, conduciendo hasta el tiempo cuando el Hijo de Dios respiró Su último aliento... esto era el resultado de una intervención divina. ”

Esto era una oscuridad silenciosa, repentina sombría.

EL SILENCIO

Todo estaba silencioso en el calvario durante aquellas tres horas.

John Shepard escribe: “Cuando la oscuridad, como una cortina pesada, cayó sobre la escena de la tragedia, el silencio reinó y un sentimiento de temor y el horror se apoderó de todos. Durante las tres horas terribles de oscuridad Jesús estuvo colgado sobre la cruz en el silencio. Esto era indudable un período durante el cual Él sufrió la angustia extrema en su espíritu y el peor dolor físico. Las agonías crecientes anónimas de la crucifixión se hacían más profundas cada vez más en cada momento en la muerte. Él fue abandonado casi totalmente por los hombres y sintió el efecto de un terrible aislamiento y de soledad” (p. 601).

No más blasfemia. No más arrastrarlo. Ningún juego. Ninguna maldición. Nada de insultos. Ningún insulto por los criminales y las muchedumbres.

Esto era solamente un silencio de muerte.

El suspenso debe haber crecido hasta alcanzar un punto culminante aterrador al final de las tres horas de oscuridad.

La profundidad de la oscuridad creció en intensidad asi como el sufrimiento espiritual de Cristo se llevaba a cabo. R. V. G. Tasker dijo: “La oscuridad sobrenatural... intensifica la desolación que alcanza su profundidad más baja, cuando Jesús “se hizo pecado” experimentando en lugar del hombre todo el horror de la separación de Dios que el pecado crea, “Dios mío , Dios mío, por qué me has abandonado?”

Nuestro perdón, el perdón de paz ha sido asegurado por la muerte de Cristo en la cruz. Dios habló en el calvario en aquel silencio horrible. Él decía, “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.”

Dios habló en aquel verso de un silencio terrible, “La paga del pecado es la muerte.”

En aquel oscuro, terrible y silencioso momento Dios ponía sobre Jesús las iniquidades de nosotros todos. “El castigo de Dios” es lo que aquel silencio decía. Que no podían ser pronunciadas por Dios las palabras que El declaraba en el silencio. En el silencio Jesús aguantaba la ira del Padre por nuestro pecado. Dios el Padre cortó el grueso velo de oscuridad alrededor del secreto impenetrable más profundo del Sancto sanctórum de Dios.

EL SUFRIMIENTO

El sufrimiento espiritual de Jesús era tan intenso y terrible que Dios lo ocultó de los ojos de personas pecaminosas. Dios en aquella oscuridad ocultó ante los ojos de los hombres Su sacrificio santo. Los gritos pronunciados por Jesús en la terminación del sacrificio declaran el infortunio insondable, la desolación y la ira de Dios santo contra el pecado. Tal sufrimiento es humanamente inconcebible.

La oscuridad simbolizó a Cristo abandonado. Jesús gritó la pregunta horrible contra aquel acontecimiento cuando él gritó, “Eloi, Eloi, lama sabachthani?. ” las palabras Horribles de angustia “repetidas por la eternidad y reverberando por los siglos en la calma horrible de la oscuridad. ”

Esto es un misterio que está más allá de nuestra capacidad humana para entender.

 “Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado? ” “Este fue el grito amargo de Sus labios por estar sufriendo mucho mas que el mero dolor físico de la crucifixión” (Shepard). Jesús citaba el Salmo 22 en Su sufrimiento espiritual.

Dios abandonado de Dios

Jesús sintió que el Padre no estaba presente en la misma forma que Él siempre lo estuvo antes. Jesús se sintió “olvidado” por el Padre. Él sintió la peor desolación en el sentimiento de un compañerismo temporalmente roto con Su Padre. Como Luther lo dijo tan elocuentemente: “Dios es abandonado por Dios ¿Quién puede entender esto? ”

El Hijo de Dios no estaba complaciendo al Padre en esta hora de obediencia a Su voluntad de entregar Su vida para la salvación de la humanidad perdida.

En aquella oscuridad tensa y terrible nosotros vemos el punto culminante del sufrimiento de Cristo por nuestros pecados. Dios ponía sobre Él la iniquidad de nosotros todos. Él bebió las heces de la taza amarga de la ira de Dios para nosotros. Él sufrió la pena, el dolor y el sufrimiento de nuestra parte.

La Biblia nos dice, “La paga del pecado es la muerte.” “El alma que pecare ciertamente morirá ” (Ezequiel 18:4). Pero Dios continúa diciendo: “Porque no tengo ningún placer en la muerte de alguien que muere,” “Por lo tanto, arrepiéntase y vivan” (v. 32). Pedro escribió: “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” (2 Pedro. 3:9). “La paga del pecado es la muerte, pero el regalo de Dios es la vida eterna en Cristo Jesús nuestro Señor” (Rom. 6:23).

“Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.  ” (2 Cor. 5:21). Jesucristo fue “herido por nuestras transgresiones.” Él era el Cordero “de Dios que quita el pecado del mundo.” “Era el pecado colectivo de un mundo de pecadores.” Cristo se dio así mismo como “rescate para muchos.” Él que no conocía pecado Dios lo hizo pecado” por nosotros. “En la cruz Cristo se hizo una “maldición por nosotros” y así nos redimió de la maldición de la ley. Somos “redimidos por la sangre preciosa de Cristo”. Él se dio en rescate “por todos.”

William Barclay escribe: “En ese momento el peso del pecado del mundo cayó sobre el corazón y el ser de Jesús; esto en el momento cuando Él que no conocía ningún pecado fue hecho pecado por nosotros (2 Cor. 5:21); y que la pena que Él llevó por nosotros era la separación inevitable de Dios que esto trae ” (DSB, el vol. de John 2, p. 369).

Nuestro divino substituto quién “llevó nuestros pecados en Su cuerpo sobre el madero” fue abandonado. Dios rompió el velo sobre el calvario entonces ningún ojo profano podría ver el sufrimiento de la Víctima Divina.

M. R. Vincent dice: “Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.”  (Heb. 12:3).

¡“Diga de sus pecados uno por uno, ” explica a Russell Bradley Jones “El Señor Jesús se hizo el representante de ellos y los aplastó!.... Piensen en juntar todos los pecado de la humanidad en un montón. ¡Qué horrible masa de maldad! ¡Jesús descendió para representar aquella masa para que Dios lo borrara en una sola condenación suficientemente comprensiva! Y no se olvide nunca que no era suya, ni mía.

¡Que asombroso que Dios lo ocultó de ojos del hombre depravado! Era Cristo en el Sancto sanctórum sobre el Trono de Gracia de Dios. Esto era mi infierno, su infierno, todos los infiernos de todos los pecadores culpables quemando sus fuegos sobre Él. Él pagó el precio para usted y de mí individualmente y personalmente.

Jesús tuvo que pagar el precio solo y probó nuestra muerte espiritual sola. La muerte espiritual es la comunión rota. Jesús tuvo que probar este compañerismo roto con el Padre como un castigo por nuestros pecados. Es lo que Él experimentaba en aquellas horas solitarias cuando la oscuridad se ponía sobre la tierra y sobre Su alma. Jesús experimentó la ira de Dios sobre el pecado en nuestro nombre. Jesús experimentó lo que un pecador perdido siente al no  haber sido salvado.

El Substituto delegado de los pecadores murió en nuestra parte; y las reclamaciones de la ley sobre el pecador que cree en Jesús fueron totalmente encontradas.

B. H. Carroll dijo, “Justo antes que la oscuridad falleciera, cerrando la novena hora, Cristo murió la muerte espiritual. Directamente sobre el borde mismo de aquella oscuridad más profunda vino otra voz. Sus palabras eran, “Tengo sed.” Esto muestra que Su alma habia bajado para ir a los tormentos del infierno, tal como el hombre rico levantaba sus ojos en el infierno, que era atormentado y decia: “Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.” Jesucristo aguantaba el tormento del infierno por un mundo perdido!

“Este castigo que es la muerte eterna, Jesús lo tenía sobre la cruz experimentando el absoluto abandonado de Dios, y los tormentos del infierno sobre sí mismo. Esto era en el momento de la oscuridad completa espiritual por la cual el Hijo de Dios tuvo que pasar, como el Substituto del mundo culpable, ” anota Norman Geldenhuys (Luke, p. 611).

Aquella oscuridad de penetración profunda habla del tormento del infierno. Esto es el destino de cada uno que muere sin Cristo como su Salvador personal. Si yo rechazo permitir a Jesucristo sea mi substituto de mí muerte esto es la agonía que tendré que pagar por toda la eternidad. La agonía que Jesús aguantó en el proceso sustitutivo es la agonía que usted y yo aguantaremos si lo rechazamos. Esto es que espera al pecador condenado en la condenación eterna si él rechaza a Cristo. La actitud de Dios contra el pecado lo forzará a dar espalda al pecado. Jesucristo decidió ir al lugar del pecador condenado y morir en su lugar. “!!Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!” (Heb. 10:31). Que asombro, el sol rechazó brillar ese día. En aquel día de oscuridad Dios el Padre descargó la ira de Dios sobre mi Substituto.

¿Murió Jesucristo por usted?

La pregunta más importante es si usted es salvo ¿Ha puesto usted su fe en la Víctima Divina que vino y murió como su Substituto? ¿Reconoce usted a Jesucristo como su Salvador personal?. Jesucristo murió para pagar su pena de muerte. ¿Cuál es su respuesta a aquel sacrificio por usted? ¿Creerá usted en Él y le pedirá ser su Salvador?

No hay nada igual que penetre tanto como penetra la oscuridad del pecado en nuestros corazones. Esto ciega los corazones de la gente a las verdades de Dios. La oscuridad habla de la depravación del pecado. Los líderes religiosos actuaron bajo una cubierta de oscuridad la noche cuando Cristo murió y el poder de oscuridad mató el Mesías judío (Lc. 22:53). La verdadera hora de oscuridad de la cual Él habló ahora había llegado.

Aquella oscuridad en el calvario habla del destino eterno de cada uno que rechaza la gracia de Dios en Jesucristo. Todos los que rechazan a Jesucristo fallecerán. La oscuridad en la Biblia a menudo es asociada con el juicio (Isa. 5:30; 13:10-11; 60:2; Joel 2:10, 30, 31; 3:14-15; Amos 5:18, 20; 8:9; Zeph. 1:14-18; Mateo. 24:29, 30; Hechos 2:20; 2 Pedro. 2:17; Apo 6:12-17). Dios juzgaba el pecado en la cruz. Él guardaba en su sitio el pecado. Esto es un misterio profundo insondable en la mente y el corazón de Dios. No podemos entender como el mal aparece a Dios tres veces santo (Hab. 1:13; Gal. 3:13; 2 Cor. 5:21). Dios odia el pecado y Dios santo debe juzgar todo el pecado.

G. Campbell Morgan dijo esto bien: “El pecado no es un pequeño acto. El pecado es algo que, una vez cometido, no puede ser deshecho. El pecado nunca es poco. ¡Ah, hombre, hombre! ¿Si usted pudiera, ver sus infracciones, su pequeño pecado, en todo su significado ampliado, usted gritaría, “Que debo hacer para ser salvado? ”

Guillermo Hendriksen dice, “La oscuridad en el juicio significa el juicio de Dios sobre nuestros pecados. El castigo fue nacido por Jesús, de modo que Él, como nuestro Substituto, sufrió la agonía más intensa, el infortunio indescriptible, el aislamiento terrible o abandonado. El infierno vino al calvario ese día, y el Salvador bajó allá y llevó sus horrores en nuestro lugar ” (Luke, p. 1034).

Jesucristo dice a los creyentes que toda la oscuridad eds alejada. Jesús es la Luz del mundo. La luz verdadera ahora brilla en nuestros corazones. No habrá ninguna noche, ninguna oscuridad en la ciudad de luz.

La salvación no es universal. La gente no es salvada automáticamente solamente porque a Dios le gustó el mundo y envió a Su Hijo para morir por nosotros. Individualmente debemos poner nuestra confianza en Jesucristo para salvarnos. Cada persona debe aceptar el regalo de Dios creyendo en Cristo. La salvación no es automática solo porque sus padres son Cristianos. Cada individuo debe venir a una decisión por la cual él o ella diga ”soy un pecador”. He desobedecido a Dios. He fallado en traer la gloria a Dios en mi vida. Si muriera hoy yo iría al infierno. Ahora creo que Jesucristo murió por mí en la cruz y le pido salvarme ahora mismo. “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo”

El apóstol Pablo escribió, “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. (Rom. 10:9-10).

Si usted necesita la ayuda para hacerse Cristiano aquí está un Regalo gratis para Usted.


Título:  ¡Mateo 28:1-20  Jesús ha resucitado!
Este mensaje fue predicado por Wil Pounds  la Iglesia Bautista del Sur en McGehee, Arkansas.

Mensaje por Wil Pounds (c) 2000, 2003. Traducida por Victor Manuel Castro. Toda persona puede usar este material y distribuirlo, pero no puede venderlo bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. Las citas de las escritura son de la versión 1960 de eina Valera.

Wil es graduado de B.A. en el Colegio William Carey Bautista de Nueva Orleáns. Y Th.M. en el Seminario Teológico, de la Universidad Azusa del Pacífico,. Él ha pastoreado en Panamá, Ecuador y EE UU Él tenía la dirección de ministerio de enseñanza de la Biblia expositiva en más de 100 países durante más de nueve años. Él sigue buscando ocasiones para estar personalmente implicado en misiones mundiales. Wil y su esposa Ana tienen tres hijas crecidas.


Haga click aqui para imprimir la página amistosa

Cristo en Índice de Antiguo Testamento

AQUI HAY UN REGALO GRATUITO PARA TI . . . .

¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

clear.gif (43 bytes)ABIDE IN CHRIST

¡BÚSQUEME!   PERMANECED EN CRISTO WEBSITE 
   Find:

    ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.abideinchrist.com           www.AbideInChrist.org