Salmo 118:22-29 Cristo es la Piedra

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Salmo 118:22-29

Cristo es la Piedra

Salmo 118 se abre y se cierra con el mismo refrán "Alabad a Jehová, porque él es bueno,  porque para siempre es su misericordia."

Los primeros dieciocho versículos del Salmo 118 son el canto de una procesión que serpentea su camino lentamente por la cuesta de la Gran Puerta del Templo en Jerusalén. Se canta alternativamente por las dos mitades de la procesión. El versículo 19 es la expresión del líder, en nombre de toda la banda, a su llegada ante las puertas.  "¡Abridme las puertas de la justicia; entraré por ellas, alabaré a Jah!" El versículo 20 es la respuesta dada a ellos por los que están dentro de las puertas del Templo. "Esta es la puerta de Jehová; por ella entrarán los justos!" Luego se unen junto con canciones de alabanza a Jehová Dios. El sacrificio se lleva a cabo en el versículo 27.  El salmo concluye la forma en que se inició con la alabanza a Dios  "Alabad a Jehová, porque él es bueno,  porque para siempre es su misericordia."

En el corazón de esta hermosa canción hebrea procesional de culto es uno de los primeros testimonios mesiánico de Jesucristo. El versículo 22 dice: "La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser la cabeza del ángulo." Uno de los nombres más inusuales  para el  Señor Jesucristo en la Biblia es el término "piedra."

LA PIEDRA DE ISRAEL (118:22)

Israel es una piedra rechazada 

El pueblo judío aplica esta referencia a Abraham, David y el Mesías. En el contexto original del Antiguo Testamento, la piedra rechazada es probablemente Israel. Ella era pequeña y despreciada, odiada y despreciada por las naciones gentiles. Los constructores son los constructores del imperio del día que gozaba de importancia y que buscan  tener éxito político extraordinario.

El Imperio Persa era un poderoso edificio de una sola vez en la historia. La piedra de la cautividad de Israel no parece encajar en su imagen de planes políticos para el dominio del mundo. Por lo tanto, que la rechazó. Que intencionalmente se le pasó por como de poco o ningún uso a sus planes. Israel es la piedra de las naciones despreciado, rechazado de ninguna cuenta en los planes políticos de los que estaban tratando de dar forma a los destinos de las naciones del Este. La esquina de piedra en la cabeza sería el lugar de mayor honor.

Sin embargo, en el propósito de Dios Israel estaba destinado a un lugar principal. Dios escogió a Israel por amor para el cumplimiento de Su propósito eterno.

El propósito de Dios para Israel encuentra su cumplimiento en el trabajo con una sola mano del Mesías, Jesucristo. La piedra que desecharon en este salmo se cumple en el Mesías, no la nación de Israel. Israel prefigura el Mesías por el funcionamiento de la providencia sombra de Dios. Lo que es relativamente verdad de Israel se encuentra totalmente cierto en el  Mesías.

La Piedra que Desecharon Se Convierte en La Principal Piedra Angular.

Este pasaje nos recuerda el motivo de la construcción del templo de Salomón. Cuando el rey Salomón construyó el templo en el lugar en el Domo de la Roca se encuentra ahora en Jerusalén, no había sonido de martillos o sierras y / o golpes de ningún tipo. El templo fue erigido en silencio. Las rocas que forman el templo fueron sacados de una mina debajo de donde se levanta el templo. El templo fue construido de las canteras de Salomón. Fue construido para tales dimensiones plan exigente que cada roca fue formada perfectamente antes de que saliera de la cantera.  Y que Cuando llegaron al templo, que encajaría perfectamente en su lugar.

Según la tradición judía una enorme roca fue extraída en forma y con las dimensiones exactas y enviado al templo. Cuando llegaron al sitio del templo los constructores no encontraron lugar para su uso. No parece que coincide con ninguno de sus planos, por lo que la colocaron  a un lado. Pasó algún tiempo y  la roca siempre  estaba en el camino entonces  los trabajadores la  empujaron sobre el borde del banco y rodó hacia abajo en el valle del Cedrón y se perdió. Sin embargo, cuando llegó el momento de izar la piedra angular en su lugar, la gran roca que contenía todo en su lugar, no se pudo encontrar. Los constructores enviaron  un mensaje a la cantera que estaban listos para la piedra angular. Los albañiles enviaron un mensaje de vuelta que la piedra angular ya se había entregado. Entonces alguien recordó la gran "extra" de rock que había sido empujado por el acantilado. Cuando los trabajadores recuperaron  la piedra y se izó en su lugar  esta se ajustó perfectamente como la piedra angular del templo.

Jesús considera esta piedra de rechazo como alcanzar su verdadero cumplimiento en sí mismo. Fue profético de su propio triunfo, que siguió a su rechazo. Los constructores son los líderes religiosos de la nación judía, que se negó a reconocer como su Mesías judío. La piedra, que pensaban que nada, había recibido ya de parte de Dios el lugar de honor como la cabeza de piedra de la esquina. La piedra que desecharon estaba ahora entronizada a la diestra de Dios.   

En Mateo 21:33-46 Jesús contó la parábola del  propietario que plantó una viña y la arrendó a los  labradores y se fue lejos. Cuando se acercó el tiempo de los frutos, enviaron sus siervos a los labradores para que recibieran sus frutos. Pero los labradores, tomando a los siervos, a uno golpearon, a otro mataron y a otro apedrearon. Envió de nuevo otros siervos, más que los primeros; e hicieron con ellos lo mismo. Finalmente les envió su hijo, diciendo: "Tendrán respeto a mi hijo."

 Pero los labradores, cuando vieron al hijo, dijeron entre sí: "Este es el heredero; venid, matémoslo Y tomándolo, lo echaron fuera de la viña y lo mataron." Jesús concluyó su parábola con estas palabras del Salmo 118:22: "La piedra que desecharon los edificadores  ha venido a ser la cabeza del ángulo. De parte de Jehová es esto  y es cosa maravillosa a nuestros ojos."

Salmo 118:22 se convirtió en uno de los pasajes más frecuentemente citado por los profesores cristiana para describir la humillación temporal y posterior rechazo de Jesús, el Mesías crucificado y resucitado. Observe cómo el apóstol Pedro utilizó este verso en Hechos 4:8-12: "Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: Gobernantes del pueblo y ancianos de Israel: Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera este ha sido sanado, sea notorio a todos vosotros y a todo el pueblo de Israel que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano. Este Jesús es la piedra rechazada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos."

Jesús fue humillarlo, insultado, rechazado y crucificado por los líderes religiosos de la nación. Sin embargo, la victoria final y la gloria le pertenecía sólo a él. La piedra que desechó la piedra fue la elección de Israel.

En  otra ocasiones  el apóstol Pedro escribió estas palabras en 1 Pedro 2:4-8 con respecto a Jesús como la piedra viva, desechada por los hombres, pero escogida por Dios para convertirse en la piedra de tropiezo del juicio. Él dijo: "Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, pero para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. Por lo cual también dice la Escritura: 'He aquí, pongo en Sión la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; el que crea en él, no será avergonzado.' Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso. En cambio para los que no creen: 'La piedra que los edificadores desecharon  ha venido a ser la cabeza del ángulo' y: 'Piedra de tropiezo y roca que hace caer.' Ellos, por su desobediencia, tropiezan en la palabra. ¡Ese es su destino!

Para aquellos que se niegan a creer en Él, Él es una piedra de juicio, que rueda sobre ellos. Lo que decida hacer con Jesús determina su destino eterno. Es ya sea tu salvador o su juez supremo. Usted decide. No hay otro.

Jesucristo es la piedra rechazada de Israel que Dios ha exaltado a la posición más alta posible. Se sienta a la diestra del Padre en el cielo. La piedra se convirtió en la salvación de Israel.

LA SALVACIÓN DE ISRAEL (118:23)

 La Salvación es de el Señor quien Hizo esto.

"De parte de Jehová es esto  y es cosa maravillosa a nuestros ojos" (Salmo 118:23).

Necesitamos lo que Cristo ha hecho por nosotros. El hombre está perdido en el pecado y la incredulidad. El apóstol Pablo escribió en Romanos 3:23. "Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios." Él llegó a decir en 6:23, "porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro." Todos nos  hemos extraviado como ovejas o ganado. Nos han alejado de Dios. Es imposible para nosotros salvarnos nosotros mismos. Estamos muertos espiritualmente.

La Buena Nueva es Jesucristo murió por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó de entre los muertos. Cristo murió como nuestro rescate. Romanos 5:6-8 Pero Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. "Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguien tuviera el valor de morir por el bueno. Pero Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros."

Debido a que Dios ya ha hecho todo lo que necesitamos para ser salvos, Él está dispuesto a dar su regalo de salvación. El hombre trata de hacerlo  difícil, pero esto es lo que Dios dice en Romanos 10:9-10.

 "Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo, porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación."

 Nadie más puede salvarte. Sólo hay un camino hacia el Padre. En Juan 14:6 Jesús dijo: "Nadie viene al Padre sino por mí." Sólo hay una puerta a la salvación. Entonces Jesús les dijo otra vez, "De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores, pero no los oyeron las ovejas. Yo soy la puerta: el que por mí entre será salvo; entrará y saldrá, y hallará pastos" (Juan 10:7-9).

Nadie más ha visto al Padre. Una vez más, Jesús dijo en Juan 6:44-47: "Nadie puede venir a mí, si el Padre, que me envió, no lo atrae; y yo lo resucitaré en el día final.  Escrito está en los Profetas: 'Y todos serán enseñados por Dios."  Así que, todo aquel que oye al Padre y aprende de él, viene a mí. No que alguien haya visto al Padre; solo aquel que viene de Dios, ese ha visto al Padre. De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí tiene vida eterna."

El diablo dice ninguna manera va a hacer. "¿Por qué predicador, que todos estamos tratando de llegar al mismo lugar?. Realmente no importa lo que usted cree que sólo por lo que son sinceros y tratar de ser una buena persona." O como alguien dijo recientemente, "Sed fieles a vuestra religión y yo seré fiel a la mía. Todos vamos al mismo lugar." No, no es así. Muchos están eternamente separados de Dios porque se niegan a poner su fe en Jesucristo para la salvación.

Cristo no nos da la opción de creer en quien o lo que sea la religión. C. S. Lewis el gran erudito Inglés escribió en su libro Mero Cristianismo una respuesta a la idea de que usted puede creer en casi nada acerca de Cristo: "Estoy tratando de impedir que alguien diga la cosa más tonta que las personas suelen decir sobre él: "Estoy listo para aceptar a Jesús como un gran maestro moral, pero no acepto su afirmación de ser Dios." Esa es la única cosa que no debemos decir. Un hombre que no era más que un hombre y dijo que el tipo de cosas que Jesús dijo, no sería un gran maestro moral. Él sería un lunático en el nivel con el hombre que dice que es un huevo escalfado-o de lo contrario, él sería el Diablo del Infierno. Usted debe hacer su elección. Este hombre era, y es, el Hijo de Dios: o bien loco o algo peor. Usted lo puede tomar por tonto, puede escupirlo y matarlo como un demonio; o puede caer a sus pies y llamarlo Señor y Dios. Pero no vengamos con ninguna tontería condescendiente acerca de que fue un gran maestro humano. (CS Lewis, Mero Cristianismo Nueva York. Pub Macmillan Co., 1960, pp. 40-41).

La salvación está en Cristo. Sólo en un nombre tu  siempre serás  salvo. Cualquier otro nombre le enviará al infierno eterno.

Supongamos por un momento que mueres  hoy y estas  delante del Señor y él te dice: "¿Por qué  yo e de  dejarte entrar al cielo?" ¿Qué le dirás? ¿Qué crees que  le dirías?

La salvación eterna es por gracia mediante la fe en Jesucristo, "Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo." Romanos 10:13 dice, "ya que todo aquel que invoque el nombre del Señor, será salvo."

El Mesías viene en el nombre del Señor (v. 26)

"¡Bendito el que viene en el nombre de Jehová! Desde la casa de Jehová os bendecimos.

 Jehová es Dios y nos ha dado luz; atad víctimas con cuerdas  a los cuernos del altar" (118:26–27). "Es cosa maravillosa a nuestros ojos."

Sólo Dios puede hacerlo. Cuando es la gracia, es siempre sorprendente. Efesios 2:8-9 nos da esta certeza: "porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe."

El profeta hebreo Isaías habló de una piedra de prueba. El pueblo de Israel en su tiempo había hecho de la mentira su refugio. Se había buscado la mentira como su refugio. Tonto constructores estaban haciendo los cimientos de arena. Isaías escribe  "Por eso, Jehová, el Señor, dice así: 'He aquí que yo he puesto en Sión  por fundamento una piedra, piedra probada,  angular, preciosa, de cimiento estable. El que crea, no se apresure'" (Isaías 28:16). Jesús es el único fundamento seguro sobre el cual puedes construir para la eternidad.

¿Va a poner su confianza en Jesucristo para salvarte ahora mismo? Reconozca su necesidad de Jesucristo y creer que Él murió por ti en la cruz y resucitó de entre los muertos. Usted tendrá la seguridad de que todos tus pecados te son perdonados, y él se puso una nueva canción en su corazón.

LA CANCIÓN DE ISRAEL (118:24-29)

Es un canto de alabanza al Señor (v. 24).

"Este es el día que hizo Jehová; ¡nos gozaremos y alegraremos en él!" La salvación por gracia mediante la fe en Cristo solamente hará que su corazón  cante una canción nueva.

Es un canto de acción de gracias al Señor 118:26-29).

"¡Bendito el que viene en el nombre de Jehová! Desde la casa de Jehová os bendecimos. Jehová es Dios y nos ha dado luz;  atad víctimas con cuerdas a los cuernos del altar.  Mi Dios eres tú y te alabaré;  Dios mío, te exaltaré. Alabad a Jehová, porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia."

Sí, Jesús es la piedra preciosa que fue rechazada, pero a quien pertenece la gloria final. Él es la piedra viva que se enfrenta a los hombres con la elección de un refugio o una piedra de juicio. Cree en Él y Él hoy se convertirá en su canto de alegría.

"En Cristo, es  la roca sólida que yo estoy, todos lo demás es arena movediza."


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org