Nuestra Unión Vital con Cristo

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)

Nuestra Unión Vital con Cristo

La aplicación de la redención de Cristo en su comienzo real

Extraído de A. H. Strong Teología Sistemática,
Valley Forge: Judson Press, 1907, pp 793-808.

Bajo este título tratamos de unirnos  con Cristo, la regeneración, conversión, (que abarca el arrepentimiento y la fe), y la justificación. Mucha confusión y error han surgido de concebir esto como algo que ocurre en orden cronológico. El orden es lógico, no cronológico. Ya que es sólo "en Cristo" que el hombre es "una nueva criatura" (2 Cor 5:17.) O es "justificado" (Hechos 13:39), la unión con Cristo lógicamente precede a la regeneración y la justificación, y sin embargo, por orden cronológico, el momento de nuestra unión con Cristo es también el momento en que somos regenerados y justificados. Así, también, la regeneración y la conversión son sino los lados divinos y humanos o aspectos de un mismo hecho, a pesar de regeneración tiene precedencia lógica, y el hombre se convierte sólo mientras Dios lo convierte.

En general presupone la obra del Espíritu Santo, la obra histórica de Cristo, y prepara el camino para el regreso de Cristo. "A medida que el Espíritu Santo es el principio de la unión entre el Padre y el Hijo, por lo que es el principio de la unión entre Dios y el hombre. Sólo a través del Espíritu Santo Cristo asegura para sí los que le aman como personalidades distintas y libres. "La regeneración y la conversión no son cronológicamente separada. . . .

El alma que ha nacido de nuevo  mostrará en ella la fe, la esperanza y el amor y la vida santa. La regeneración implica el arrepentimiento, la fe, la justificación y la santificación. Pero la vida ,  la cual hace  la regeneración y todas estas bendiciones posibles consiguientes, es la vida de Cristo, que se une a nosotros para que podamos unirnos a él. . . .

La unión con Cristo, dice el Dr. A. A. Hodge, "se lleva a cabo por medio de el llamamiento eficaz del  Espíritu Santo   este llamado es de parte de dos: (A) el ofrecimiento de Cristo a los pecadores, de forma externa por medio del evangelio, e internamente por la iluminación del Espíritu Santo. (b) la recepción de Cristo, que por nuestra parte es a la vez pasiva y activa .la recepción pasiva es que en un principio espiritual se ingenera en la voluntad humana,  la recepción activa, es un acto de  fe con  el cual el arrepentimiento va siempre unidos La comunión de los beneficios que resulta de esta unión implica: (a) un cambio de estado o relación, llamada justificación, y (b) un cambio de carácter moral subjetiva, comenzada en la regeneración y completada a través de la santificación."

H. B. Smith, sin embargo, en su sistema de teología cristiana, es más claro en la puesta de la unión con Cristo antes de la regeneración. Él comienza su tratamiento de la aplicación de la redención con el título: "La unión entre Cristo y el creyente individual, realizada por el Espíritu Santo Esto abarca los temas de la Justificación, la Regeneración y la santificación, con el tema subyacente, que es lo primero que debemos tener en cuenta. Elección". Por lo tanto, el trata  la unión con Cristo antes de la regeneración. Él dice Calvino define como la regeneración viene a nosotros por la participación en Cristo, y al parecer está de acuerdo con esta opinión.

"Esta unión [con Cristo] es en el terreno de la regeneración y la justificación." "La gran diferencia de los sistemas teológicos sale aquí. Dado que el cristianismo es la redención a través de Cristo, nuestro modo de concebirlo  determinará el carácter de nuestro entero sistema teológico." "La unión con Cristo es mediada por su Espíritu, de donde ambos estamos renovados, y justificados el gran hecho de la encarnación objetivo cristianismo es para expiación; el gran hecho del objetivo cristianismo es la unión con Cristo, por el cual recibimos la expiación "podemos añadir que esta unión con Cristo, en vista de que Dios elige y  que Dios llama al pecador,  comienza en la regeneración, terminado en la conversión, declarado en la justificación, y demostrado en santificación y perseverancia.

I. La unión con Cristo.

Las Escrituras declaran que, a través de la operación de Dios, se constituyó una unión del alma con Cristo una clase diferente a la naturaleza de Cristo  y providencial a los  espíritus, así como todas las uniones  de la mera asociación o simpatía, la semejanza moral, o influencia moral, una unión de vida, en la cual  el espíritu humano, mientras que entonces la mayoría realmente posee su propia individualidad y distinción personal, es interpenetrante y fortalecida por el Espíritu de Cristo, se hace inescrutable pero indisolublemente uno con él, y así se convierte en un miembro y partícipe de esa regeneración, en la creencia, y la humanidad justificada de que él es la cabeza.

La unión con Cristo no es la unión con un sistema de doctrina, ni con las influencias religiosas externas, ni con una iglesia organizada, ni con un hombre ideal -, sino más bien, con un personal, resucitada, viviente, omnipresente Señor (JWA Stewart). Dr. J. W. Alexander, así lo llama la doctrina de la unión del creyente con Cristo "la verdad central de toda teología y de toda religión." Sin embargo, recibe poco reconocimiento formal, ya sea en los tratados dogmáticos o en la experiencia religiosa común. . . .

La mayoría. . . de los cristianos con mucha más frecuencia piensan en Cristo como un Salvador fuera de ellos, no como un Salvador que mora en su interior. Este descuido comparativo de la doctrina es, sin duda, una reacción por parte de las exageraciones de un falso misticismo. Pero hay una gran necesidad de rescatar la doctrina de la negligencia. Para ello nos basamos íntegramente en la Escritura. Las doctrinas, lo cual no puede ni descubrir ni demostrar, necesitan un apoyo amplio de la Biblia. Es una característica de la sabiduría divina de la doctrina de la Trinidad, por ejemplo, está en toda la estructura del Nuevo Testamento, que el rechazo de la primera es el rechazo virtual de esta última. La doctrina de la unión con Cristo, de igual manera, se enseña tan diversamente  y abundantemente, que negarlo es negar la inspiración misma.

1. Escritura representativa de esta Unión

A. figurativo enseñanza. Se ilustra:

(a) De la unión de un edificio y sus cimientos.

 

Efe. 2:20-22 - "se edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo.  En él todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor;  en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu."; Col. 2:7 -" edificados en él "- fundada en Cristo como nuestro fundamento, I Ped. 2:4, 5 - "Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, pero para Dios escogida y preciosa,  vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual " - cada piedra viva en el templo cristiano mantenido en relación adecuada a todas las demás,  y está para hacer su parte en el suministro de una morada para Dios, sólo por estar construido sobre y en contacto permanente con Cristo, la principal piedra del ángulo. Cf. Salmos 118: 22 - "La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser la cabeza del ángulo. "; Isa. 28:16 - "«He aquí que yo he puesto en Sión por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable. El que crea, no se apresure."

 (b) De la unión entre marido y mujer.

Rom. 7:4 - "Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la Ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de entre los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios." - aquí la unión  con Cristo es ilustrado por el vínculo indisoluble que une a un marido y mujer, y los hace legalmente y orgánicamente uno; 2 Cor. 11:2 - "porque os celo con celo de Dios, pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo", Efe. 5:31, 32 - "Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne.  Grande es este misterio, pero yo me refiero a Cristo y a la iglesia."....

 

Apocalipsis 19:7 - "han llegado las bodas del Cordero y su esposa se ha preparado."; 22:17 - "El Espíritu y la Esposa dicen: ";.. Cf Isa. 54:5 - "Porque tu marido es tu Hacedor "; Jer 3:20 -". Pero como la esposa infiel abandona a su compañero, así os levantasteis contra mí, casa de Israel,
dice Jehová.  "; Oseas 2:1-5. "Pues su madre se prostituyó, " - el alejamiento de Dios es el adulterio, la canción de Salomón, como intérpretes judíos siempre han mantenido, es un poema alegórico que describe, bajo la figura del matrimonio, la unión entre Jehová y su pueblo: Pablo sólo adopta la figura del Antiguo Testamento, y la aplica más precisamente a la unión de Dios con la iglesia en Cristo Jesús.

(c) De la unión entre la vid y sus ramas.

Juan 15 1-10 - "»Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer. " como la vida natural de Dios está en la vid, que puede dar vida a las ramas naturales, por lo que la vida espiritual de Dios está en la vid, Cristo,  que puede dar vida a sus ramas espirituales. Las raíces de esta nueva vid se plantan en el cielo, no en la tierra, y en ella las ramas medio marchitas de la vieja humanidad han de ser injertados, para que tengan vida divina. Sin embargo, nuestro Señor no dice "Yo soy la raíz". La rama no es algo separado, que tiene que obtener alimento de la raíz, es más bien una parte de la vid. Rom. 6:5 - "Si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección"; 11:24 - "Si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo", Colosenses 2:6, 7 -" de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él, arraigados y sobre edificados en él "- no sólo fundada en Cristo como nuestro fundamento, sino empujando hacia abajo las raíces en  profundo de él y rico, en todo lo-sostenible del suelo. Esta unión con Cristo es consistente con la individualidad, porque el injerto produce fruto según su especie, aunque modificado por el árbol en el que se injerta.

(d) De la unión entre los miembros y la cabeza del cuerpo.

 1 Cor. 6:15,19 - "¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? .... ¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios" 12:12 - " Así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo, " - aquí Cristo se identifica con la iglesia de la cual él es el cabeza; Ef. 1:22-23-"Y sometió todas las cosas debajo de sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,  la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo. " - como los miembros de el cuerpo humano se une a la cabeza, la fuente de su actividad y el poder que controla sus movimientos, por lo que todos los creyentes son miembros de un cuerpo invisible cuya cabeza es Cristo. ¿Atamos una cuerda alrededor de los dedos para mantenerlos azulejo para mantener  su propia sangre? No, porque toda la sangre del cuerpo es necesario para alimentar un dedo. Así que Cristo es "cabeza sobre todas las cosas [para el beneficio de] la iglesia." "La iglesia es el cumplimiento de Cristo, ya que no fue bueno para el primer hombre, Adán,  estar solo, " (CHM). Ef. 4:15, 16 - "crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, .... recibe su crecimiento para ir edificándose en amor" 5: 29, 30 - " pues nadie odió jamás a su propio cuerpo, sino que lo sustenta y lo cuida, como también Cristo a la iglesia,  porque somos miembros de su cuerpo."

B. declaraciones directas.

(a) El creyente se dice que está en Cristo.

Debemos considerar que las cifras mencionadas anteriormente como metáforas orientales simplemente, son el hecho de la unión del creyente con Cristo se afirma de la manera más directa y prosaica. Juan 14:20 - "vosotros en mí". Romanos 6:11 - "vivos para Dios en Cristo Jesús"; 8:1 - "ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús", 2 Corintios 5:17 - ". que si alguno está en Cristo, nueva criatura es" Efesios 1:4 -". Nos ha elegido en él antes de la fundación del mundo "; 2:13 -"  Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.  "Así, el creyente se dice que está" en Cristo ", como el elemento o la atmósfera que le rodea con su presencia perpetua y que constituye su aliento vital: de hecho, la frase" en Cristo ", siempre  significa "En la unión con Cristo", es la clave misma de las epístolas de Pablo, y todo el Nuevo Testamento. El hecho de que el creyente está en Cristo es simbolizada en el bautismo: estamos "bautizados en Cristo" (Gálatas 3:27).

(b) se dice que Cristo está en el creyente.

Juan 14:20 - "En ti", Rom. 8:9 - ". Pero vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios está en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. " - que este Espíritu de Cristo es Cristo mismo, se muestra en el versículo 10 - "Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, pero el espíritu vive a causa de la justicia. " Gal. 2 20 - "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí." Aquí Cristo se dice que está en el creyente, y así vive su vida dentro del creyente, que este último puede apuntar a esto como el hecho dominante de su experiencia, - no es tanto el que vive, ya que es Cristo quien vive en él el hecho de que Cristo está en el creyente está simbolizado en la Cena del Señor: "el pan que partimos ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo?" (1 Cor. 10:16).

(c) El Padre y el Hijo moran en el creyente.

Juan 14:23 - "El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él" cf. 10 - " ¿No crees que yo soy en el Padre y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre, que vive en mí, él hace las obras" - el Padre y el Hijo moran en el creyente, para donde  el Hijo este el Padre  siempre debe estar también. Si la unión entre el creyente y Cristo en Juan 14:23 se debe interpretar como una influencia moral simple, entonces la unión de Cristo y el Padre en Juan 14:10 también debe ser interpretada como una unión de simple influencia moral. Ef. 3:17 - "que habite Cristo por la fe en vuestros corazones", Juan 4:18 - "El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios permanece en él."

(d) El creyente tiene la vida al participar de Cristo, como Cristo tiene la vida al participar del Padre.

Juan 6:53, 56, 57 - "Si no coméis la carne del Hijo del hombre y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. ....  El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él. Así como me envió el Padre viviente y yo vivo por el Padre, también el que me come vivirá por mí.  "- el creyente tiene la vida al participar de Cristo de una manera que no puede ser inapropiada en comparación con Cristo que tiene la vida al participar del Padre. 1 Cor. 10:16, 17 - " La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? " - Aquí se dio a entender que la Cena del Señor, se  establece, en el lenguaje del símbolo, la participación real del alma en la vida de Cristo, y el margen correctamente traduce la palabra koinonia no "comunión", sino la "participación" Cf I. Juan I: 3 - "nuestra comunión (koinonía) es con el Padre y con su Hijo Jesucristo." Foster, la vida cristiana y la teología: "En Juan 6, las frases evocan la antigua forma de sacrificio, y la participación en el mismo por el oferente en el banquete sacrificial, -. como en la Pascua "

(e) De la unión de la carrera con la fuente de su vida en Adán.

Rom. 5:12, 21 - "Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte,  ... porque así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reinará por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro. ", I Cor . 15:22, 45, 49 - "Así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.  .. .. «Fue hecho el primer hombre, Adán, alma viviente»; el postrer Adán, espíritu que da vida. .... Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.   "- como toda la raza es una con el primer hombre, Adán, en quien  cayó y en el que lo ha derivado una naturaleza corrupta y culpable, por lo que toda la raza de los creyentes constituye una humanidad nueva y restaurada, cuyo justificada y purificada naturaleza se deriva de Cristo, el segundo Adán Cf. Génesis 2:23 - "«¡Ésta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Será llamada "Mujer", porque del hombre fue tomada.» "-. aquí los comentarios de C.H.M que, como el hombre es creado y luego la mujer se ve en y a  partir de él, así también es Cristo y la Iglesia" Somos miembros de el cuerpo de Cristo, porque en Cristo tenemos el principio de nuestro origen, nuestra vida de él surgió, al igual que la vida de Eva fue tomada de Adán .. .. La iglesia es la ayuda idónea de Cristo, formado a partir de Cristo, en su profundo sueño de la muerte, como a Eva de Adán .... La iglesia estará más cercana a Cristo, como lo fue Eva a Adán. "Porque Cristo es la fuente de toda vida espiritual por su pueblo, él se llama, en Isa. 9:6, "Padre eterno",

2. La naturaleza de esta Unión.

Aquí tenemos que ver no sólo con un hecho de la vida, sino con una relación única entre lo finito y lo infinito. Por lo tanto, las descripciones deben ser inadecuada. Sin embargo, en muchos aspectos, sabemos lo que esta unión no es, en ciertos aspectos que lo caracterizan positivamente.

Una negativamente. - No lo es.  

(A) Una unión meramente natural, como la de Dios con todos los espíritus humanos, como sostenidas  racionales.

. . . Pablo nos exhorta a trabajar por nuestra salvación, en el suelo mismo de que "Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad" (Filipenses 2:12, 13). Esta vida de Dios en el alma es la vida de Cristo.

. . . Necesitamos un espiritual de Cristo para explicar la actividad espiritual del cristiano. Cristo es invisible. La fe es creer lo que no podemos ver. Se une a sí mismo a este invisible Cristo, y lo conoce como su propia vida.

(B) Una unión meramente moral, o la unión de amor y simpatía, al igual que entre, profesor y erudito amigo y amiga, - como sostuvieron  socinianos y armiñamos.

Hay una unión moral entre diferentes almas. . . Pero en Juan 17:21, 26, la unión de Cristo con su pueblo se distingue de cualquier mera unión de amor y simpatía: "para que todos sean uno; como tú, Padre, en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros,  ...para que el amor con que me has amado esté en ellos y yo en ellos. "Propósito de Jesús en toda la carga de su discurso, es mostrar que no mera unión de amor y simpatía serán suficientes. "Aparte de mí", dice, "nada podéis hacer" (Juan 15:5) Que sus discípulos pueden ser vitalmente unido a Él, por lo tanto es sujeto de la última oración .


. . . El Cristo viviente es la actual vida espiritual del creyente. "Esta unión de su persona, en cuanto a su contenido, no es más que la adhesión al mensaje del reino de Dios traída por él." No es suficiente para mí estar en contacto con Cristo simplemente. Debe llegar a ser "no tan lejos como hasta estar cerca."

(C) Una unión de esencia, que destruye las distintas personalidad y subsistencia  de Cristo o del espíritu humano, - como sostienen muchos de los místicos.

Muchos de los místicos. . . considerado  en unión esencial entre Cristo y el creyente. Uno de los seguidores de Welgel . podría decirle a otro: "Yo soy Jesucristo, la Palabra viviente de Dios, yo te he redimido por mis sufrimientos sin pecado." Estamos siempre recordando que la vida en Cristo sólo pone al creyente más completamente en posesión de sí mismo, y le hace más consciente de su propia personalidad y el poder. La unión con Cristo debe ser considerada en relación con la otra verdad de la personalidad y de la actividad del cristiano, de lo contrario, tiende al panteísmo.

. . . La unión del creyente con Cristo como  unión vital superando, en su intimidad una unión de almas que conocemos. La unión de un niño con el padre, o de la esposa con el esposo, es sólo un puntero que apunta a la interpenetración de manera muy imperfecta y la dinamización del espíritu humano por lo divino.

 (D) una Unión mediada y condicionada por la participación de los sacramentos de la iglesia, - como la sostenían  los romanistas, luteranos, y la Iglesia Mayor, episcopales.

Tal vez la más perniciosa  mala interpretación de la naturaleza de esta unión es la que concibe en ella como algo físico y material, y que se alza sobre esta base, la estructura de un cristianismo sacramental y externos. Es suficiente decir aquí que esta unión no puede estar mediada por los sacramentos, puesto que los sacramentos presuponen como ya existente, tanto el Bautismo y la Cena del Señor están diseñados sólo para los creyentes. Sólo la fe y recibe y Retiene a cristo y la fe es el acto del alma comprendiendo lo que es puramente invisible y muy sensible: no es el acto del cuerpo, sometiéndose al bautismo o el participar de la Santa Cena.

William Lincoln: "La única manera para el creyente, si quiere ir con razón, es recordar que la verdad es siempre tiene dos caras Si hay alguna verdad que el Espíritu Santo ha presionado especialmente en tu corazón, si usted no quiere. empujarlo hasta el extremo, pregunte cuál es la  libre verdad , y  inclinese un poco con su peso , de lo contrario, si se tiene  mucho de un lado de la verdad, existe el peligro de empujar en una herejía . herejía significa verdad seleccionada, esto no significa error: herejía y el error son cosas muy diferentes herejía es verdad, pero la verdad empujada en importancia indebida, al menosprecio de la verdad en el otro lado ".. La herejía es un acto de elección, la selección y la elección de una parte, en lugar de integral que abarca la totalidad de la verdad. Arrianos Sacramento sustituye el símbolo de lo simbolizado.

B. Positivamente - Se trata de

(a) Una unión orgánica, -  en el cual llegamos a ser miembros de Cristo y partícipes de su humanidad.

. . El cuerpo es un organismo, desde las extremidades existen para el corazón, y el corazón para  las extremidades.  Cada miembro del cuerpo de Cristo vive para aquel que es la cabeza, Cristo, la cabeza y también vive para sus miembros. Ef. 5:29, 30 - " pues nadie odió jamás a su propio cuerpo, sino que lo sustenta y lo cuida, como también Cristo a la iglesia,  porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.

(b) Una unión esencial- en el que la vida de Cristo se convierte en el principio dominante en nuestro interior.

Esta unión es un modo vital, a diferencia de cualquier unión de mera yuxtaposición o influencia externa. Cristo no trabaja sobre nosotros desde fuera, como algo separado de nosotros, sino desde dentro, como el corazón por  el cual en la vida la sangre es vital de nuestros espíritus. Ver Gal. 2:20 - "ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.  ", Colosenses 3:3, 4 -"  porque habéis muerto y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.  Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria. "La vida de Cristo no está corrompida  por la corrupción de sus miembros, al igual que el rayo de luz es deificado por la suciedad con la que entra en contacto, podemos ser inconscientes de esta unión con Cristo,

 (c) Una unión espiritual -eso es, una unión cuya  fuente y  autor es el Espíritu Santo.

Os referimos por una unión espiritual, una unión espíritu no de cuerpo, - una unión , por lo tanto, que sólo el Espíritu Santo crea y mantiene. Roma. 8:9, 10 - "Pero vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios está en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.  Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, pero el espíritu vive a causa de la justicia. "La morada de Cristo implica un ejercicio continuo de energía eficiente. En Ef. 3:16, 17, "fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17 que habite Cristo por la fe en vuestros corazones."

(d) Una unión indisoluble, -. Es decir, una unión que, es en consonancia con la promesa de Cristo y la gracia, nunca puede ser disuelta

Mat. 28:20 - "yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo." Juan 10:28 - "no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. ", Roma. 8, 35, 39 - "¿Quién nos separará del amor de Cristo? ... ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro." I .Tes.  4:14, 17  "Si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. ..  Luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.  ".

La Omnipresencia de Cristo hace posible para él estar unidos, y estar presente en cada creyente, como perfectamente y completamente como si fuera el único creyente a recibir la plenitud de Cristo. Como la omnipresencia de Cristo el hace que el como Cristo este presente  en cada lugar, cada creyente tiene el Cristo entero con él, como su fuente de fuerza, la pureza, la vida, para que cada uno pueda decir: Cristo me da todo su tiempo y sabiduría y la atención a mí. Una vez formada, la unión es indisoluble. Muchos de los lazos de la tierra son groseramente roto, - pero no con nuestra unión con Cristo, - que permanece para siempre.

Desde  que hay ahora. un elemento inmutable y divino en nosotros, nuestra salvación no depende de nuestra voluntad inestables , sino por el  poder y el propósito de Cristo Por declinación temporal de sus funciones, o por nuestra falta de fe sin causa, podemos desterrar a Cristo a la habitación más desnuda y más remotas de la casa del alma, pero el no no hace sufre enteramente cuando lo excluimos, y cuando estemos dispuestos a quitar las barras de las  puertas,  todavía está allí, listo para llenar toda la mansión con su luz y amor.

(e) Una unión inescrutable, - mística, sin embargo, sólo en el sentido de superar en su intimidad y el valor de cualquier otra unión de las almas que conocemos.

Esta unión es inescrutable, en la intimidad de su comunión y en la fuerza transformadora de su influencia, que supera a cualquier otra unión de las almas que conocemos, por lo que no se puede describir completamente entendido o por analogías terrenales. Ef. 5:32 - " Grande es este misterio, pero yo me refiero a Cristo y a la iglesia. "; Col. 1:27 - "A ellos, Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, esperanza de gloria.

. . . . La vida de Cristo no es algo esporádico e individual, que tiene su origen en la convicción personal de cada discípulo, sino que implica una conexión verdadera con Cristo, la cabeza. Detrás de toda la naturaleza hay una fuerza, detrás de todas las variedades de la vida cristiana y el carácter  hay un poder espiritual. Toda la naturaleza no es materia inerte, - está impregnado de una presencia viva. Así que todo el cuerpo de los creyentes vive en virtud de todo el trabajo del Espíritu de Cristo, el Espíritu Santo."

Así que el camino conduce, a través de la Verdad, a la Vida (Juan 14:6). Aprehensión de un salvador externo se prepara para la recepción y la experiencia del Salvador interno. Cristo es el primero de la puerta de las ovejas, pero que en él, después de haber entrado de una vez,  hallará pastos (Juan 10:7-9).

3. Las consecuencias de esta Unión respecta al Creyente.

Hemos visto que la unión de Cristo con la humanidad, en la encarnación, lo involucró en todas las obligaciones legales de la raza a la que se une, y lo capacitó para asumir el castigo de su pecado como para hacer de todos los hombres una plena satisfacción a la justicia divina, y para eliminar todos los obstáculos externos al retorno del hombre a Dios. Un obstáculo interno, sin embargo, todavía sigue siendo - las afecciones malignas y la voluntad y la consecuente  de culpa, del alma individual. Este último obstáculo tambien Cristo lo elimina, en el caso de todo su pueblo, uniéndose a ellos de una forma más cercana y más perfecta que aquel en el que se une a la humanidad en general. Como la unión de Cristo con la carrera asegura el objetivo de la  reconciliación de la carrera para Dios,  la unión de Cristo con los creyentes asegura la reconciliación subjetiva de los creyentes a Dios.

. . . . La humanidad de Cristo es justificada, y cada miembro de la raza que se une a Cristo por la fe participa en la justificación de Cristo. . . La justificación en Cristo es el derecho de nacimiento de la humanidad, pero, con el fin de poseer y disfrutar de ella, "cada uno de nosotros debe reclamar y apropiarse por fe.

R. W. Dale escribió: ". . . Su comunión con nosotros es la base de nuestra comunión con él. . . . Cuando descubri que por  la constitución misma de mi naturaleza  yo estoy  para alcanzar la perfección en el poder de la vida de Otro que no es otro, sin embargo, -  la base misma de mi ser, que deja de ser increíble para mí que otro -que no es otro-debería ser la Expiación por mis pecados, y que su relación con Dios debe determinar la mía. "

Los siete encuentros

"Los siete encuentros", resume el testimonio de la Escritura con respecto a las consecuencias de la unión del creyente con Cristo: 1. Crucificado juntamente con Cristo - Gál. 2:20. 2. Murió junto con Cristo - Col. 2, 20. 3. Enterrado junto con Cristo - Rom. 6:4. 4. Dio vida juntamente con Cristo - Ef. 2:5. 5. Resucitado con Cristo - Colosenses 3:1. 6. Sufre juntamente con Cristo - Rom. 8:17. 7. Glorificados con Cristo - Rom. 8:17. La unión con Cristo resulta en común , relación con Dios, el carácter, la influencia y el destino.

Aprehensión imperfecta de la unión del creyente con Cristo trabaja para el gran perjuicio de la doctrina cristiana. Una experiencia de la unión con Cristo primero nos permite entender la muerte del pecado y separación de Dios que ha caído sobre la raza que surgió del primer Adán. La vida y la libertad de los hijos de Dios en Cristo Jesús nos muestra por el contrario lo lejos que habíamos ido por mal camino. La unidad vital y orgánica de la nueva raza comienza a partir del segundo Adán revela la depravación y desintegración que habíamos heredado de nuestro primer padre. Vemos que hay una fuente de vida espiritual en Cristo, así que había una fuente de vida corrupta en Adán, y que a medida que estamos  justificados por razón de nuestra unidad con el Cristo justificado, por lo que estamos condenados a causa de nuestra unidad con el condenado Adán.

 (a) La unión con Cristo implica un cambio en el afecto dominante del alma.

La Entrada de Cristo en el alma hace una nueva criatura, en el sentido de  la disposición gobernante, que antes era pecado, ahora se convierte en santo. Este cambio lo llamamos regeneración.

Rom. 8:2 - "porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. ", 2 Corintios, 5:17 - "si alguno está en Cristo, nueva criatura es" (marg. - "hay una nueva creación"), Gal 1:15, 16 - "Pero cuando agradó a Dios,  ... revelar a su Hijo en mí, ", Ef. 2:10 - ". pues somos hechura suya, ,creados en Cristo Jesús para buenas obras, " A medida que obtenemos nuestra vieja naturaleza desde el primer hombre Adán, por nacimiento,  se deriva una nueva naturaleza del segundo hombre Cristo, por el nuevo nacimiento. La unión con Cristo es la verdadera "transfusión de sangre". "La muerte- ponchó al pecador, como la anemia, la muerte no es válida, es salvado por haber derramado en sus venas la sangre saludable de Cristo" (Drummond). Dios regenera el alma uniendo a Jesucristo. . . . Nuestro bautismo en Cristo es la imagen externa de una inmersión hacia el interior del alma no sólo en su amor y compañerismo, sino en su propia vida, para que en Él nos convertimos en nuevas criaturas (2 Cor. 5:17). . .

(b) La unión con Cristo implica un nuevo ejercicio de las facultades del alma en el arrepentimiento y la fe, la fe, de hecho, es el acto del alma por la cual, es bajo  la operación de Dios, Cristo es recibido.

Este nuevo ejercicio de las facultades del alma que llamamos conversión (arrepentimiento y fe). Es el lado anverso o humano de la regeneración.

Ef. 3:17 - "que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, "; 2 Tim. 3:15 - "las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. ." La fe es retenida por el alma de Cristo como su única fuente de vida, el perdón y la salvación. Y así vemos que la verdadera religión es. No es una vida moral, no es una determinación de ser religioso, no es la fe, si por fe entendemos una confianza externa que de algún modo Cristo nos salva, no es  nada menos que la vida del alma en Dios por medio de Cristo Su Hijo. Para Cristo, entonces debemos buscar el origen, la continuidad y acrecentamiento de nuestra fe (Lucas 17:5 - "dijo al Señor: Auméntanos la fe"). Nuestra fe no es más que una parte de "su plenitud" de que "tomamos todos, y gracia sobre gracia" (Juan 1:16).

El cristianismo se resume en los dos hechos: Cristo por nosotros, y Cristo en nosotros - Cristo por nosotros en la Cruz, lo que revela la eterna oposición de la santidad al  pecado, y sin embargo, a través del sufrimiento eterno de Dios por el pecado, haciendo objetivo expiación por nosotros, y Cristo en nosotros por que el Espíritu renueva en nosotros la imagen perdida de Dios, y permanece en nosotros como la fuente de todo suficiente de pureza y potencia. Éstos son los dos puntos de el elipse de cristiano: Cristo por nosotros, que nos redimió de la maldición de la ley, haciéndose maldición por nosotros, y Cristo en nosotros, la esperanza de gloria, a quien el apóstol llama el misterio del evangelio.

"Necesitamos a Cristo en nosotros, así como Cristo por nosotros ¿Cómo puedo, ¿cómo la sociedad, encuentra sanación y purificación dentro? .... Ninguna alma humana puede purgarse de su pecado. Y lo que el individuo no puede hacer, la humanidad en su totalidad  es incapaz de lograrlo. El pecado tiene dominio sobre nosotros, y fallamos  hasta lo más profundo de nuestro ser, hasta que con la ayuda de Dios, rompemos la barrera de nuestra propia voluntad, y dejamos que las inundaciones del flujo de la vida de Cristo hagan la purificación en nosotros. Luego, en una hora, más tarde se hace para renovarnos, de todos nuestros esfuerzos que durante años había llevado a cabo. Así la humanidad se salva, individuo por individuo, no por la filosofía, ni la filantropía, o auto-desarrollo, o auto-reforma, sino simplemente inscribiéndose en sí mismo a Jesucristo, y en Él está lleno de toda la plenitud de Dios. "

 (c) La unión con Cristo da al creyente la condición jurídica y los derechos de Cristo.

Como la unión de Cristo con la carrera implica la expiación, por lo que la unión del creyente con Cristo implica la Justificación. El creyente tiene derecho a tomar para sí mismo todo lo que Cristo es y todo lo que Cristo ha hecho, y esto porque él tiene dentro de sí la nueva vida de la humanidad que sufrió en la muerte de Cristo y se levantó de la tumba en la resurrección de Cristo, en otro palabras, porque es prácticamente una persona con el Redentor. En Cristo, el creyente es profeta, sacerdote y rey.

Hechos 13:39 - "Por él [lit: 'en él' = en unión con él) todo aquel que cree es justificado.", Rom. 6:7-8, "el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. . . . hemos muerto con Cristo ", 7:4 -" muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo "; 8:1 -" ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús ", 17 -" herederos de Dios y coherederos con Cristo ";. I Corintios 1:30 -"  Pero por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención,  "; 3:21, 23 -" todo es vuestro. . . . y vosotros de Cristo "; 6:11 -" habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios ". 2 Corintios 5:14 -" tenemos esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron ", 21 -" Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia [justificación] de Dios en él "el justificado = Dios, en unión con Cristo.

Gal. 2:20 - "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; ", Ef. 1:4 "según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de él.  "nosotros en el Amado"; 2:5, 6 - "aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo nos hizo ....  sentarnos con él en los lugares celestiales con Cristo Jesús "; fil. 3:8, 9 - "ganar a Cristo 9 y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que se basa en la Ley, sino la que se adquiere por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios y se basa en la fe.  ", 2 Tim. 2:11 - "Fiel es el dicho: Si somos muertos con él, también viviremos con Él," Profeta: Lucas 12:12 - "el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir" , 1 Juan 2:20 - "vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas." Sacerdote: I Ped. 2:5 - "un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo"; Apocalipsis 20: 8 - "que serán sacerdotes de Dios y de Cristo"; I Ped. 2:9 - "real sacerdocio". rey: Apocalipsis 3:21 - " Al vencedor le concederé que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en su trono. "; 5:10 - "nos has hecho para nuestro Dios un reino y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.» ". La conexión de la justificación y la unión con Cristo ofrece a los  de la acusación de ser un procedimiento mecánico y arbitrario. Como Jonathan Edwards ha dicho: "La justificación del creyente no es otra que la de ser admitidos a la comunión, o la participación de, la cabeza y la garantía de todos los creyentes".

 (d) La unión con Cristo asegura a los creyentes la continua transformación, potencia la asimilación de la vida de Cristo,

- primero, por el alma,  segundo , por el cuerpo, - consagrarla en el presente y en el futuro, levantandonos  a la semejanza del cuerpo glorificado de Cristo. Esta influencia continua, la medida en que se ejerce en la vida presente, llamamos santificación, el lado humano o de cuyos aspectos es la perseverancia.

Para el alma: Juan 1:16 - "De su plenitud recibimos todos,y gracia sobre gracia, " - medidas sucesivas y crecientes de la gracia, que corresponden a las necesidades de las sucesivas y cada vez mayor del alma; Rom, 8:10 - " Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, pero el espíritu vive a causa de la justicia.  1 Corintios 15:45 - "el postrer Adán, espíritu que da vida. ";.. fil 2:5 - "Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús: ", 1 Juan 3:2 -".? si Él se manifiesta, seremos semejantes a él "" ¿Puede a Cristo caersele un creyente de las manos No, porque los creyente estan en sus manos. "

Para el cuerpo: I Cor. 6 :17-20 - "el que se une al Señor, un espíritu es  ....  ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, .... glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, "; 1 Tes. 5:23 - "Que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser —espíritu, alma y cuerpo— sea guardado irreprochable para la venida de nuestro Señor Jesucristo. ", Rom. 8:11 - "dará vida también a vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros"; I Cor. 15: 49 - "así como hemos traído la imagen del [hombre] terrenal, traeremos también la imagen del celestial [del hombre]"; fil. 3: 20, 21 - "Pero nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo mortal en un cuerpo glorioso semejante al suyo, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.  "

A medida que el organista revela capacidades insospechadas de su instrumento,  Cristo pone en actividad todos los poderes latentes del alma humana. "Estuve cinco años en el ministerio", dijo un predicador estadounidense ", antes de darme cuenta de que mi Salvador vivia". Dr. R.W Dale ha dejado constancia de los sentimientos que se agitaban casi inexpresables su alma cuando se realizó por primera vez esta verdad. Muchos han luchado en vano contra el pecado hasta que hayan admitido a Cristo en sus corazones, - entonces se podría decir: "esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe" (1 Juan 5:4) Sólo en Cristo podemos  encontrar nuestro perdón, la paz, la pureza y el poder el nos ha  "dado  sabiduría de Dios, y justificación, santificación y redención" (1 Co 1, 30). no hay seguridad en un simple pecado expulsado..necesitamos  también tenemos que traer a Cristo, de hecho sólo Él puede capacitarnos para expulsar el pecado no sólo real, sino tambien el amor por el pecado.

Alexander McLaren: "Si estamos" en Cristo ", somos como un buzo en su campana de cristal, y tienen una pared invisible sólida aunque nos rodea, lo que mantiene a todos los monstruos del mar fuera de nosotros, y se comunica con la atmósfera superior donde, nos basamos el aliento de la vida tranquila y se puede trabajar en la seguridad, aunque en las profundidades del océano. ". . . ¿Cómo sabemos que Cristo no se ha alejado del mundo? Porque se imparte al alma que confía en él un poder, una pureza, una paz, que están más allá de todo lo que la naturaleza puede dar. "

(e) La unión con Cristo produce una comunión de Cristo con el creyente,

Cristo toma parte en todas las labores, las tentaciones y los sufrimientos de su pueblo, una relación  de los creyentes con Cristo, - por lo que toda esa experiencia de Cristo en la tierra es, en cierta medida reproducidas en él, una comunión de los creyentes entre sí, - suministrar una base para la unidad espiritual del pueblo de Cristo en la tierra, y para la comunión eterna de los cielos. La doctrina de la unión con Cristo es por lo tanto una preparación indispensable para la Eclesiología y Escatología.

Hermandad de Cristo con el creyente: fil. 4:13 - "Puedo hacer todas las cosas en él que me fortalece", Heb. 4: 15 - "Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades", cf. Isa. 63:9 - "En toda angustia de ellos él fue angustiado". Heb. 2:18 - "en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados" = son tentados, están bajo la tentación. : "Por su pasión Adquirió compasión" 2 Cor. 2: 14 - "Mas a Dios gracias, que nos guiará por siempre en triunfo en Cristo" = Cristo nos lleva en triunfo, pero su triunfo es nuestro, aunque sea un triunfo sobre nosotros. Uno con Él, participamos de su alegría y de su soberanía. Apocalipsis 3:21 - "El que venciere, yo le daré que se siente conmigo en mi trono". W. F. Taylor en Rom. 8:9 - "El Espíritu de Dios mora en vosotros .... Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de él" - "Cristo mora en nosotros, dice el apóstol. Pero, ¿lo aceptamos como residente o como un gobernante? . . . Cristo no da su consentimiento para ser representado por un residente simple. El mismo debe morar en el alma, y Él debe reinar. "...

Del creyente con Cristo: fil. 3: 10 - "Quiero conocerlo a él y el poder de su resurrección, y participar de sus padecimientos hasta llegar a ser semejante a él en su muerte"; Col. 1:24 - "lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia.  "; 1 Ped. 4: 13 - "participantes de los padecimientos de Cristo." El cristiano reproduce la vida de Cristo en miniatura, y, en un sentido verdadero, vive otra vez. Sólo en el principio de la unión con Cristo podemos explicar cómo el cristiano instintivamente se aplica a sí mismo las profecías y promesas que originalmente fueron pronunciadas y sobre todo con referencia a Cristo: "porque no dejarás mi alma en el seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción. "(Sal. 16:10). Esta comunión es el fundamento de las promesas hechas a oración de fe: Juan 14:13 - "todo lo que pidiereis en mi nombre, yo lo haré"; Wescott: "El significado de la frase ['en mi nombre'] es 'como uno conmigo como yo estoy revelado a vosotros. Sus dos correlativos son 'en mí' y la Paulina 'en Cristo' "." Todas las cosas son tuyas. "(1 Co 3. 21), porque Cristo es Rey universal, y todos los creyentes son exaltados a la comunión con él fil. . 1: 21 - "Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia." Pablo usa en realidad "Cristo" y las palabras "iglesia" como términos intercambiables: 1 Co 12, 12 - "12 Así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros. ";Denney," No hay en el Nuevo Testamento de principio a fin, en el registro de la vida cristiana original y genuino, una palabra de desaliento o tristeza. Es el libro más dinámico, estimulante y alegre en el mundo. "Esto se debe al hecho de que los escritores creen en la vida exaltada de Cristo, y saben que son uno con él. Descienden coronado en la arena. En el  Sudán, cada mañana durante media hora en frente de la tienda de campaña del general Gordon yacía un pañuelo blanco. El mensaje más apremiante, incluso en asuntos de vida o muerte, esperó hasta que el pañuelo fuera retirado. Era la señal de que Cristo y Gordon estaban en comunión  entre sí.

De todos los creyentes entre sí: Juan 17:21 - "Que todos sean uno", 1 Cor. 10:17 - "nosotros, siendo muchos, somos un solo pan y un solo cuerpo, pues todos participamos de un solo pan"; Ef. 2:15 - "crear en sí mismo los dos un nuevo hombre, haciendo la paz", I Juan 1:3 - "para que también vosotros estéis en comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con Su Hijo Jesucristo "- aquí la palabra koinonia se utiliza. La comunión con los demás es el efecto y resultado de la comunión de cada uno con Dios en Cristo. Compare Juan 10:16 - "que pasará a ser un solo rebaño, un solo pastor"; Westcott: "El vínculo de la comunión está demostrado que se encuentran en la relación común con un solo Señor Nada se dice de un 'pliegue' bajo la nueva dispensación.. "

La conciencia de la unión con Cristo nos da seguridad de salvación. Es un gran estímulo por la oración de fe y paciente labor. Es un deber de "saber cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles las riquezas de la gloria de de su herencia de los santos, y cuál es la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros los que creemos" (Efesios 1:18, 19). El mandato de Cristo: "Permaneced en mí y yo en vosotros" (Juan 15: 4), implica que los dos debemos  de realizar y confirmar a esta unión, por el ejercicio activo de nuestra propia voluntad. Debemos permanecer en él por una entera consagración, y dejar que él permanezca en nosotros por la fe apropiadora. Hemos de entregarnos a  Cristo, y tomar a cambio el Cristo que se nos entrega, - en otras palabras, hemos de creer las promesas de Cristo y actuar sobre ellas. Todo pecado consiste en el Cataclismo de la vida del hombre de Dios, y la mayoría de los sistemas de falsedad en la religión son los intentos de salvar al hombre sin la fusión de su vida en Dios una vez más. La única religión que puede salvar a la humanidad es la religión que llena todo el corazón y toda la vida con Dios, y que tiene como objetivo compenetran a la humanidad universal con el misma Cristo viviente que ya se hizo uno con el creyente. Esta conciencia de la unión con Cristo da "libertad" (Hechos 4:13; Juan 5:14) hacia los hombres y hacia Dios. La palabra pertenece a las democracias griegas. Hombres libres. En Cristo  somos libres, abierto demostrativo. Así que nos encontramos, en las epístolas de Juan, que la audacia en la oración se dice que es  una virtud, y el autor de la Epístola a los Hebreos nos insta a "acercarnos con audacia al trono de la gracia" (Heb. 4:16). Un compromiso del matrimonio no es lo mismo que el matrimonio. Las partes pueden ser todavía distantes una de la otra. Muchos cristianos consiguen llegar apenas lo suficientemente cerca de Cristo que se dedican a él. Ésta parece ser la experiencia del cristiano en Progreso del Peregrino. Pero nuestro privilegio es tener 

Añadimos algunas declaraciones con respecto a esta unión y sus consecuencias, de nombres anotados en la teología y la iglesia. Lutero: "Por la fe fe atravez estas tan pegado a Cristo que tu y él  se convierte por así decirlo una persona, para que con confianza puedas tú decir:" Yo soy el Cristo, - es decir, la justicia de Cristo, la victoria, etc, son mías, y Cristo a su vez se puede decir: "Yo soy el pecador, - es decir, sus pecados, su muerte, etc, son míos, porque se aferra a mí y yo a él, porque hemos sido unidos por la fe en una sola carne y hueso '"Calvin:". yo atribuyo la mayor importancia a la conexión entre la cabeza y los miembros, a la inhabitación de Cristo en nuestro corazón, en una palabra, a la unión mística, en que podamos disfrutar de él, por lo que , han sido nuestras, Él nos hace partícipes de las bendiciones con que se haya aportado ". John Bunyan:. "El Señor me llevó al conocimiento del misterio de la unión con Cristo, que estaba unido a él, que era hueso de sus huesos y carne de su carne por mi esta también la fe en Él como mi justicia , porque si Él y yo éramos uno, entonces su justicia era mía, sus méritos son míos , Su victoria también es mía Ahora puedo verme a mí mismo en el cielo y en la tierra al mismo tiempo con mi cristo.. mi cristo  resucitado, mi justicia y la vida, . "Jonathan Edwards:" La fe es el alma activa uniéndose con Cristo, Dios crea todo conveniente , en orden a una Unión que se establece entre dos seres activos inteligentes, debe ser el acto mutuo de ambos, que cada uno debe recibir el otro, como todo se une el uno al otro "Andrew Fuller:". No tengo duda de que la imputación de la justicia de Cristo presupone una unión con Él, ya que no hay aptitud 

Si usted necesita ayuda para llegar a ser cristiano aquí estasta un regalo para usted.  

Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2012 por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. Cualquier persona es libre de utilizar este material y distribuirlo, pero no puede ser vendido bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org