Indice

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org

 

selah6.gif (3321 bytes)

        ¡BÚSQUEME!   PERMANECED EN CRISTO WEBSITE 
        Find:

    ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

Reflexiones para la persona que piensa.

-----------


¡ENVIA SELAH POR CORREO ELECTRÓNICO!
A un amigo.

SELAH MENU

MENÚ
de Permaneced en Cristo

 
Misiones Bautistas
en Honduras

 Recomienda AMA A CRISTO

bible.gif (4616 bytes)
Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en Espanol.

 

 
 

!Ninguna Condenación!

"Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús" (Romanos 8:1).

La justificación es lo opuesto a la condenación.

Dios declara que el pecador creyente tiene una relación correcta con Él, pero esto no le hace justo. Un pecador no tiene ninguna justicia propia, y por lo tanto no puede ser inocente. Sin embargo, Dios declara a los creyentes en Cristo justos sobre la base de la expiación de Cristo.

El pecador creyente es declarado por Dios  justo solo por la gracia mediante la fe en Jesucristo.

La gracia de Dios es la causa de nuestra justificación.

Romanos 3:24 dice, "siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús".

Ningún individuo puede hacerse justo ante Dios, sin importar lo mucho que lo intente, porque es un pecador. La Biblia declara: "No hay justo, ni aun uno" (3:10). La razón es  por cuanto  "todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios" (v. 23).

Ya que nosotros somos pecadores condenados dignos de muerte como un castigo por nuestros pecados, alguien más debe hacer el trabajo de justicia por nosotros (6:23). Nosotros no merecemos o somos dignos del amor de Dios. La fuente de nuestra relación correcta con Dios es Su propia gracia gratuita.

La fundación de nuestra justificación es la obra terminada de Jesucristo en la cruz.

Fue Cristo "a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados "(3:25).

Dios puede ahora libremente justificarnos a causa de la obra terminada de Jesucristo. Cristo pagó nuestra deuda del pecado en su totalidad cuando murió por nosotros (5:6, 8). Somos "justificados por Su sangre".

La justificación es un acto de justicia porque cuando Dios justifica a los pecadores, Él no está declarando a la gente mala ser buena, o diciendo que ellos no son pecadores. Él está de acuerdo con el hecho de que todos los seres humanos son pecadores. En la justificación, Él los declara legalmente justos, libres de cualquier responsabilidad a la ley que ellos han quebrantado.

El motivo de nuestra justificación es la muerte de Cristo.

Los medios de nuestra justificación es la fe en la persona y obra de Jesucristo.

Jesús "a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica a l que es de la fe de Jesús"(3:25-26).

La fe es el canal por el cual la justificación se convierte en nuestra personalmente. El hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo (5:1; Gal. 2:16).

La fe es esencial para nuestra justificación, y es un don de Dios para nosotros (Efesios 2:8-10). No se trata de obras para que nadie, pero Dios pueda obtener el crédito por nuestra salvación. Dios lo hace, y la recibimos libremente por la fe solamente.

Incluso después de toda la vida de servicio de sacrificio y la vida cristiana, el creyente no tiene obras en las que apoyarse. Él no tiene méritos ante un Dios santo. La justificación es siempre por la gracia mediante la fe, ahora, y en el cielo ante el trono del juicio de Dios (Ro. 3:30; 5:1).

La justificación del pecador se lleva a cabo objetivamente en Cristo, y es apropiado subjetivamente cuando los pecadores ponen su fe en Él.

El apóstol Pablo nunca habla  de justificación aparte de la fe.

El resultado de nuestra justificación es una unión vital con Cristo.

El fundamento de todo lo que Dios hace por y en nosotros es esta unión vital con Cristo (Romanos 5:1-11). Nosotros ahora estamos "en Cristo Jesús".

Nuestra victoria en la vida cristiana se realiza en nuestra vida diaria por estar "en Cristo." Nosotros disfrutamos de una personal, vital, viva relación con Cristo.

"Ahora ninguna condenación hay para los que están en Cristo." Dios libremente y plenamente nos declara justos. Esta "fe-justicia" es el final de la "ley-justicia", la cual nunca fue una "justicia verdadera" que satisface la "perfecta justicia de Dios."

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ÍNDICE DE SELAH

AQUI HAY UN REGALO GRATUITO PARA TI . . . .

Otro mensajes mas completo en Espanol.

La Vida Cambiada
Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 
bible.gif (4616 bytes)Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en espanol.

 

  

  Libros en Español
Luis PalauArticulos de Luis Palau en Espanol

Indice
Caesar
Peña

Aqui Hay un Regalo Gratuito Para Ti . . .

La Vida Cambiada

Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

 

¡BÚSQUEME!
Permaneced en Cristo Website

Incluye todas las páginas sobre nuestros servidores.

Indice

Estudios Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

(c) 2009 Mensaje por Wil Pounds. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.

www.abideinchrist.com           www.AbideInChrist.org

    Bible Top 1000