Permanecer en Cristo     abideinchrist.org

"El que permanece en mi y yo en el, este da mucho fruto" (Juan 15:5). 

 . . . .

Doctrinas Cristianas Palabras LLaves

Indice de los Estudios Biblicos y Sermones

Introducion de los libros de la Biblia

 

 

Saludos Especial


Una pagina con refleciones de la Palabra deDios para hoy.

Indice de todos los titulos de reflexiones Selah.

Aqui Selah! para su Kindle Hay 90 estudios biblicas para su Kindle en Tomo 1. Ponga en su Kindle directorio /documents y leer en su Kindle o su "Kindle para PC" con su computador. Ir a Amazon.com y sacar "Kindle for PC." Es gratis. Hay miles de libros gratis para Kindle.

DEUTERONOMIO: Libro de Dios de  Recordación

"Estas son las Palabras"

Deuteronomio es uno de los libros más majestuoso, fascinante y significativo en el Antiguo Testamento. Se cita o cita 195 veces en el Nuevo Testamento. Que sólo es superado por las referencias a los Salmos, Isaías, Génesis y el Éxodo, en ese orden. De hecho, Jesús lo citó en tres ocasiones en las tentaciones (Mateo 4:1-11; cf. Deut. 8:3; 6:13, 16). Incluso citó Deut. 6:5. Cuando se le preguntó cuál era el mandamiento más grande.

TÍTULO: Deuteronomio significa "segunda ley" o "repetición de la ley." Se basa en una traducción errónea del griego tres palabras hebreas en 17:18, que es correctamente traducida como "una copia de la presente ley." El título hebreo es "ellah had Devarim." Estas son las palabras, "a partir de las dos primeras palabras en el original. Deuteronomio es más que una repetición de la ley se encuentra en los libros anteriores de Moisés. En este libro la ley se amplía, interpreta, explica y aplica a la vida cotidiana del pueblo judío. Tal vez simplemente "Palabras" es el mejor título para el libro.

AUTOR: El libro afirma que consisten casi enteramente en los discursos de despedida de Moisés se dirigió al pueblo de Israel, justo antes de que cruzaran a la Tierra Prometida. La evidencia interna y externa es muy fuerte para Moisés como el autor de este libro, junto con todos los cinco primeros libros del Antiguo Testamento (Deut. 1:1; 31:9, 22, 24ff; Éxodo 17:14; 24:4, 7: Números 33:2). El autor tiene un conocimiento de primera mano los detalles geográficos y la historia del Éxodo. Sólo Moisés podía decir de los detalles de los acontecimientos en el capítulo tres. Alguien que escribe cientos de años más tarde no está familiarizado con estos detalles. Moisés era un hombre letrado bien educado y se han familiarizado con los tratados del Cercano Oriente y su forma de escribir. Los elementos egipcios también favorecen a Moisés como el autor. Ningún egiptólogo ha detectado un anacronismo o cualquier rastro de edad o circunstancias no limitada a los días de Moisés. La convicción judía muy antigua está segura que Moisés fue el autor se expresa en el título alternativo de Deuteronomio, "El quinto libro de Moisés." Moisés se afirma como el que habla de casi todo el libro (1:1; 5:1; 27:11; 29:2; 31:1; 31:30; 33:1). Él es definitivamente el autor responsable del libro. Que se Ha dirigido, controlado y era responsable de todo lo que estaba en el texto original. Hay notable unidad y consistencia en este escrito. El tema de unión es la adoración a Jehová. Otro como Cristo, Moisés es el más grande intérprete de ese culto. Cristo no sólo citó el libro, sino que lo atribuyó a Moisés (Mateo 19:7-9; Juan 5:45-47; cf. Deut. 18:18). Lo mismo ocurre con Lucas, Pedro, Pablo y Santiago en el Nuevo Testamento. Es probable que Josué escribió el obituario de Moisés en Deuteronomio 34. Por otra parte, la arqueología ha probado que Moisés pudo haber sido el autor. No hay nada en el libro que no podría haber llegado desde la época de Moisés. De hecho, contiene lo que podríamos esperar de la pluma de Moisés.

Mucho se ha escrito acerca de la hipótesis documental o la teoría del Pentateuco, que se considera que fue algún editor desconocido o editores fue a través de los libros antiguos y se resumieron las distintas partes. Los defensores añaden que el nombre de Moisés fue dado, como el autor para dar estatus a los libros. Es muy imaginativo, pero carece de credibilidad porque la literatura no se produce de esta manera. No es natural y conduce a absurdos y falso principio de la evolución de la religión para las fórmulas en la formación del Pentateuco. La hipótesis documental contradice las claras declaraciones de ambos el Antiguo y Nuevo Testamento que Moisés es el autor del Pentateuco. Un bromista dijo: "Si los cinco libros de Moisés no fueron escritos por Moisés,  debe haber sido escrito por alguien llamado Moisés." Uno de los mejores argumentos a favor de la autoría de Moisés es la evidencia interna que presenta palabras arcaicas y construcciones obsoletas como una exposición de Moisés como autor. Moisés tenía ayudantes como Eleazar el sacerdote, y esto en cuenta variaciones en el estilo. A pesar de que ha pasado por guerras, calamidades, los esfuerzos de los enemigos para destruirla, quedan a un lado y pierden por siglos, todavía tiene el sentido  original y de un texto digno de confianza. La autoría de Moisés ha tenido la tradición unánime ininterrumpida de la erudición judía y cristiana hasta los últimos años. Francamente, nadie ha demostrado que Moisés no escribió los cinco libros. La hipótesis documental, presentada originalmente se ha deteriorado casi por completo entre los estudiantes escolares del Pentateuco.

Los capítulos 28-30 son una de las profecías más asombrosas de la Biblia, ya que predice toda la historia del pueblo judío. Incluso señala el momento en que dejan de ser una nación y se encuentran dispersos sobre la faz de la tierra (28:64; 30:1-6). Con palabra viva  gráficamente describe Moisés a ellos lo que se obtendría si se apartaran de Jehová para servir a los ídolos de sus vecinos. En consecuencia, Israel vagó durante muchos siglos como un pueblo sin tierra. Moisés miraba lejos en el futuro y vio a la gente dispersa en las tierras de cautiverio, y luego vio a Dios reuniéndolos de nuevo para la restauración final.

Es significativo que Moisés nunca fue elogiado hasta después de su muerte, en consonancia con su humildad (34:10). Es muy razonable concluir que este trabajo es el resultado de una verdadera conexión histórica entre el hombre y el libro que lleva su nombre como autor. Refleja claramente la personalidad de Moisés, los datos geográficos de Egipto, el desierto de Sinaí y el marco histórico que se pueden esperar de su contenido. Es un gran libro de un gran autor.

LUGAR: El pueblo de Israel se encuentra en la zona de acampada por última vez en el desierto en las llanuras de Moab durante el intervalo de cuarenta días antes de cruzar el Jordán para comenzar la conquista de Canaán. El entorno físico es el mismo que la apertura de Josué en el desierto. El libro completo se lleva a cabo en las llanuras de Moab. Los que salieron de Egipto han vagado por el desierto durante casi 38 años (Números 16:1-17:13; 20:1; Deut 1:19-46). Ahora se encuentran en el mismo lugar que fueron 38 años antes. A principios de los cuarenta años que están en Cades-Barnea por segunda vez (Números 20:1-21:35), y ahora tenemos ante nosotros el Último mes  en la vida de Moisés. ¿Qué tiene el gran líder  que decir a su pueblo? ¿Cuál será su última voluntad y testamento?

TIEMPO: c. 1406 a. C. y cubiertos  alrededor de cuarenta días.

TEMA: El tema de Deuteronomio se establece en las palabras "posee" y "posesión." Estos son sus consejos y con instrucciones relativas a la posesión de la tierra prometida. Estamos a punto de ir a través del río Jordán y la toma de posesión de la tierra. El énfasis de la alianza en el Deuteronomio se encuentra en el asentamiento en la Tierra Prometida. Este es un pacto de posesión de la tierra. En esta alianza ampliada, también existe la disposición para el exilio si la gente rechaza a Jehová para servir a los ídolos.

PALABRAS CLAVE: "Recuerdo", "poseer", "obedecer"

PROPÓSITO: Deuteronomio es una reformulación de las instrucciones y las leyes a una segunda generación de israelitas que crecieron  en el viaje por el desierto. Todos los de la primera generación está ahora muerto, a excepción de Josué, Caleb y Moisés. Moisés va a morir antes de que Israel cruce el Jordán. Se trata básicamente de una revisión de la ley antes de cruzar a la tierra prometida. Este libro fundamental  ayuda a las personas a adaptarse a un nuevo líder y una nueva vida en el pacto en una nueva tierra. El público que escuchó estos mensajes predicados se describe como "todo Israel". Sin embargo, los lectores podrían ser las personas después de que se han asentado en la tierra. El libro sirve como un recordatorio del propósito de Dios para Israel y cómo deben vivir como su pueblo en la nueva tierra.

VERSÍCULOS CLAVE: 10:12-13

"Ahora, pues, Israel, ¿qué pide de ti Jehová, tu Dios, sino que temas a Jehová, tu Dios, que andes en todos sus caminos, que ames y sirvas a Jehová, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?"

ESTILO: Este es principalmente un libro de exhortatorio  que consta de sermones o discursos que contiene la ley y la historia de la redención. Contiene mensajes de despedida dada por Moisés mientras se revisa la historia del pueblo elegido. Los tres discursos principales son precedidos por una breve introducción (1:1-5) y seguido por un epílogo (34) que da el elogio de Moisés. Sirve como un "puente" entre la primera y segunda generación de israelitas. Deuteronomio está escrito en un estilo coherente con la exposición de la ley civil, moral y religiosa, y es didáctico. Tiene el tono de un padre anciano hablando a sus hijos para recordarles la importancia de la obediencia. Transmite la impresión de un hombre viejo para reprender a sus hijos de desobediencia. Él está ansioso de que ellos se acordaren del pacto y ser fiel a Jehová Dios cuando ya no esté aquí para recordárselo. También está la fuerza de ser reconocido como un líder responsable y respetado, con su integridad intacta.

ELECCIÓN DE DIOS DE ISRAEL: Yahvé escogió a Israel para ser su propia posesión (Deu. 7:6-8). El concepto de "elección" de Israel en el Antiguo Testamento es a menudo comunicado por el verbo "elegir". El SEÑOR Dios expresó su elección mediante la creación de un nuevo pueblo, es decir, su pueblo peculiar. Cuando pensamos en la elección divina, no debemos pensar en la elección de Dios de una nación ya existente al tiempo que rechaza todos los demás. A través de la obra de la redención, Dios creó un nuevo pueblo. Él comenzó desde cero con una nueva familia, Abraham, y creó una nueva nación, Israel, sobre la base de un nuevo pacto. Génesis 3 al 11 demuestra que todas las naciones de la tierra se había corrompido más allá de la imaginación (Gén. 6:5ss, 11). Con Abraham y sus descendientes,  Dios estaba haciendo algo totalmente nuevo. Fue la creación de su propio pueblo especial que él eligió el amor en lugar de destruir por completo la tierra. Aquí hay una familia que ha crecido hasta convertirse en una nación que no especuló acerca de Dios. Ellos lo conocían de sus experiencias con él. Que habían experimentado su liberación de Egipto y exigió su obediencia y adoración. Ese gran acto de fe y obediencia es expresada como el gran Shema  (6:4-5).

¿Por qué escogió el Señor a Israel? El pacto comienza con  amor, "porque el Señor te ama" (7:8). Fue un acto de gracia (7:6-11).

Esta es la razón de la orden de Josué de destruir completamente a sus enemigos es tan crítica. Es extraño para nosotros en el siglo 20. Sin embargo, habría sido la muerte de una nueva nación si Israel no hubiera  obedecido a Dios. Su propia supervivencia estaba en juego. Yahvé escogió a Israel, y Él es el Dios de Israel. Él no ha entrado en un pacto con cualquier otra nación. Sin embargo, la tensión de Deuteronomio es que Israel tiene en cuenta los peligros de contaminar su fe con la idolatría de los cananeos. El peor pecado que Israel podía cometer contra Dios era ir en adoración a otros dioses. Las sanciones por la idolatría eran terriblemente graves. Dios no toleraría la idolatría debido a la relación especial con su pueblo. El fracaso de Israel a obedecer la ley de Dios llevó a la idolatría bruto y, finalmente, la destrucción del reino y el exilio de la Tierra Prometida.

Se da por sentado en el Deuteronomio y Josué que los cananeos son los réprobos. La completa destrucción de los cananeos es necesaria para prevenir la corrupción de Israel. La pureza de la lealtad de Israel y de culto no puede ser conservado a menos que estos personajes perversos fueron aniquilados. Números 25:1 es un buen recordatorio de lo que sucedió cuando Israel jugó con la idolatría de Moab. Ellos no pueden permitirse el lujo de repetir el mismo error (Deuteronomio 7:1-5). El politeísmo es absolutamente impensable.

Por otra parte, no olvidemos los efectos de este convenio. Israel iba a ser una nación misionera. Dios bendiga a todas las familias de la tierra a través de Israel (Génesis 12:3). "Porque eres pueblo santo a Jehová, tu Dios, y Jehová te ha escogido para que le seas un pueblo único entre todos los pueblos que están sobre la tierra" (Deu 14:2). Israel pertenecía al Señor de una manera peculiar, con los derechos personales a ellos como su posesión personal. A través de Israel, el Mesías vendría. Israel fue el depositario de la revelación divina y que llevaría el mensaje de Dios a todas las naciones. El pueblo judío no era mejores, no más sabio, ni más fuerte que cualquier otra nación. En el momento en que Cristo vino eran el pueblo mejor preparado para llevar la Buena Nueva a los gentiles (no judíos) de las Naciones. Toda la nación iba a ser testigo de las naciones (Éxodo 19:5, 6; Amos 3:2).

Todo lo que Dios pidió de Israel era que le amaran y le sirvieran con todo el corazón y el alma. El mantenimiento de sus mandamientos es simplemente la expresión del amor. Si lo amamos, vamos a hacer lo que Él dice que hacer. Si lo amamos,  guardamos sus mandamientos.

CERCANO ORIENTE CONVENIOS DE TRATADOS Y DEUTERONOMIO

Estudios recientes ha puesto de relieve la consistencia de la alianza en el Deuteronomio y los tratados del Cercano Oriente durante el siglo 13 y 14 antes de Cristo Hebreo usa la misma palabra para un tratado internacional y una alianza entre Yahvé y su pueblo. La mayoría de estos tratados descubierto fechan entre 1500 y 600 A.C. Se trata de este mismo marco de tiempo en el Deuteronomio. Las ideas y los términos muestran una notable relación entre las partes en los tratados y la alianza entre Dios y su pueblo. La nueva relación con Dios se llama un pacto. Este pacto fue un paso decisivo en la creación de la nación de Israel.

Convenios antiguos se asemejan a los tratados con respecto a su estructura de lenguaje retórico, y la ideología. El fin de un tratado era asegurar la lealtad de todo el rey vasallo-o ciudad-estado al otro socio en el tratado. Estilo retórico es una característica del Deuteronomio. La terminología es repleta con palabras como "miedo", "amor", "escuchar la voz de", "ir después." De hecho, un rebelde vasallo "pecados", al igual que el pueblo de la Alianza.

La  similitud más llamativa es la estructura de los tratados y pactos en el Antiguo Testamento. Había seis partes de un tratado: Un preámbulo nombre del autor del tratado, un prólogo histórico que define la relación entre las partes, las estipulaciones que describen las responsabilidades mutuas, el documento del tratado que se iba a leer a intervalos regulares, una lista de los dioses que fue testigo del tratado, y sus maldiciones resultantes y bendiciones, y las amenazas si el tratado es roto. Por supuesto, el Antiguo Testamento se omite la lista de los dioses porque Jehová cortaba el pacto con su pueblo escogido. De hecho cuatro de estos elementos se encuentran en  Deuteronomio: el prólogo, las estipulaciones, el documento del tratado y las bendiciones y  bendiciones.

Por otra parte, ambos comienzan con la historia y la insistencia en la gracia y la misericordia del autor de la Alianza. La bondad se muestra a menudo con el estado vasallo. Aquí vemos a Yahweh recordar a Israel a menudo de su misericordia. Las estipulaciones vienen después de que el Señor ha recordado a su pueblo de lo que Él ha hecho por ellos. Por supuesto, las bendiciones a cambio de obediencia y las maldiciones si el tratado está roto. Dios ha entrado en un pacto con Israel y espera que sean obedientes y leales a él. El exilio de la tierra prometida es la maldición si son desobedientes y van  detrás de sus ídolos. Los profetas fueron enviados de Dios para llevar juicios proféticos cuando la gente desobedeció. Dios mantuvo alcanzando a su pueblo con la gracia y la misericordia. Otros ejemplos del motivo tratado se sugieren en Éxodo 19-24; Josué 24 y Samuel 12.

Es digno de notar que estos tratados fueron transmitidos a las generaciones siguientes como documentos inviolables. Fueron sellados y colocados en lugares seguros, como en los templos. Esta es probablemente la más fuerte evidencia en contra de un proceso evolutivo de la escritura y el desarrollo de los primeros cinco libros de la Biblia, y especialmente Deuteronomio.

UN PROFETA COMO MOISÉS: Deuteronomio 18:15-19 le da a Israel la seguridad de que Dios no los abandonará, sino que los guiará y dirigirá. Jesús es el profeta por excelencia. Él entendió que esta profecía se refiere a sí mismo en Juan 5:46, y el Apóstol Pedro también lo entendió como una referencia a Jesús (Hechos 3:22-26). La lengua sin lugar a dudas apunta al Mesías, Jesucristo.

PRINCIPIOS DE PERMANENCIA:

1.    Los principios generales en el Deuteronomio son eternos. Así como Jesús encontró fuerza en la Palabra de Dios para enfrentar al tentador, por lo que podemos encontrar en el poder espiritual frente a la oposición, ya que aplicamos la Palabra de Dios a nuestras vidas. A La gente se le  mandó a escribir ciertas partes de las Escrituras en sus jambas y memorizarlas. Podemos escribir en las tarjetas, que incluya en carteles, placas, escucharlas en cassettes como recordatorios constantes para leer y escuchar la Palabra de Dios. Lo importante es hacerlo ante nosotros y en nuestros corazones para que podamos permanecer en ella.

2.    Jesús dijo los dos grandes mandamientos de la ley fueron a amar al Señor Dios y amar al prójimo. Este es el corazón del Deuteronomio. El amor es la clave de la vida con Dios. Le debemos al nuestros corazones, porque Él nos amó primero.

3.    Dios  se ha revelado en los hechos de la historia. Él está preocupado por las situaciones humanas, las tuyas y las mías.

4.    Yahweh escogió a Israel fuera de la gracia. La gracia es la única explicación para la nación de Israel. Es la única explicación de que Dios nos ha elegido también.

5.    El énfasis de Deuteronomio es sobre la relación entre la fe verdadera y una vida santa. El cristianismo no se trata de un seguro de vida que te lleva al cielo. Se trata de propósito eterno de Dios para nosotros en conformarnos a la imagen de su Hijo. Cómo nos salvó es sólo la primera fase, por importante que sea. Gran parte de nuestro cristianismo superficial es el resultado de nuestra predicación, El Señor nos ha redimido y exige nuestra lealtad a él.

6.    "El Señor nuestro Dios, Jehová uno es." La unidad de la Divinidad se presenta. Él es "uno" como una unidad con distinciones con las personas de la Trinidad.

7.    ¿Cuáles son algunos cananeos en nuestras vidas que tenemos que eliminar? ¿Tiene algún espiritual "matrimonio" con la cultura moderna, que violan los valores de Dios?

8.    El peor pecado es todavía la idolatría. La pena fue terriblemente grave para Israel. Fue el fracaso de Israel a obedecer la orden de Yahvé de destruir a los cananeos que los llevó a la idolatría, y finalmente a la destrucción del reino y el exilio de la Tierra Prometida.

Este gran libro termina con el patetismo de la muerte de Moisés. El talentoso escritor F. B. Meyer lo ha expresado así: "A 120, sus ojos nunca atenuados, ni perdió su vigor natural, el anciano subió al Monte Pisga, y, cuando vio la Tierra Prometida, en la que él quería ir, Dios lo levantó suavemente a una  tierra mejor. En un momento, su alma había pasado más allá del velo, y él estaba en casa con Dios. Dios enterró su cuerpo. Lugar de su sepultura, nadie lo sabe. Sus restos fueron retirados de todo el alcance de la idolatría. La última visión que tenemos de Moisés en la Biblia se encuentra en el Monte de la Transfiguración, junto con Elías, hablando con Jesús acerca de su éxodo que viene. A causa de su muerte y resurrección, Él nos prometió: 'Voy a preparar lugar para vosotros.'"

Serie de Cristo en el Antiguo Testamento.

Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2011 por Wil Pounds. Traduccion por David Zeledon. Cualquier persona es libre de utilizar este material y distribuirlo, pero no puede ser vendido bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.