El Único Posible y Legítimo Mesías

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)

El Único Posible y Legítimo Mesías

Mateo, quien es el más judío de los Evangelios, comienza con las palabras: "Jesucristo, hijo de David, el hijo de Abraham."

¿Es Jesucristo el heredero legítimo al trono del rey David? ¿Cómo podemos estar seguros de que Él es el único posible legal, y  rey Mesías de Israel?

Las Escrituras declaran que Jesucristo "fue un descendiente de David. "Por tanto, su ascendencia judía es muy importante para establecer su legitimidad como el Mesías judío.

Dos Linajes del Hijo de David

Lo que Dios "había prometido atravez de  los profetas en las Sagradas Escrituras" son  las cosas concernientes a la venida del hijo de David. Esas cosas relacionadas con el lugar, la naturaleza de su nacimiento, vida, muerte y resurrección. Su origen judío le exigiría  nacer del linaje de David, para  tener derecho a sentarse en el trono del gran rey y reinas por los siglos como el verdadero rey de Israel.

El profeta Jeremías fue específico cuando escribió en 23:5-6 de la venida del hijo real de David:

"Vienen días,
 
dice Jehová,
 
en que levantaré a David renuevo justo,
 
y reinará como Rey, el cual será dichoso
 
y actuará conforme al derecho y la justicia en la tierra. 

 En sus días será salvo Judá,
 
e Israel habitará confiado;

 y este será su nombre con el cual lo llamarán:
 
"Jehová, justicia nuestra."

El escritor judío Mateo utiliza la genealogía de Jesús de Nazaret para probar que Jesús había descendido del Rey David y por lo tanto califica para ser el Mesías de Israel (2 Samuel 7:13-16). La promesa se había dado al rey David, "Tu casa y tu reino durarán por siempre delante de mí" (2 Samuel 7:16).

Mateo utiliza por lo menos cuarenta citas formales del Antiguo Testamento, y por lo menos dieciséis veces se utiliza la fórmula "Todo esto sucedió para que se cumpliese lo dicho por el profeta diciendo. . ." Mateo traza los orígenes de Jesús al Rey David y el patriarca judío Abraham.

Mateo comienza su genealogía con Abraham y se mueve hacia adelante a través de catorce generaciones en la historia de David, y luego sus descendientes a través de catorce generaciones del exilio babilónico, y otras catorce generaciones "Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo" (Mateo 1:16).

Otra genealogía viene dada por Lucas, que se mueve en la dirección opuesta. Comienza con José y se remonta a David, Abraham y Adán (Lucas 3:31, 34, 38). Él está dando pruebas de que Jesús "Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su Reino no tendrá fin" (1:32-33).

Ambas de las genealogías están tratando con la misma persona, Jesús, el Mesías. Ambos trazan el linaje de Jesús a través de su padre adoptivo José, el esposo de María, de la cual nació Jesús.

Legítimo  y con  Derechos Reales en el Trono de David

La dificultad que encontramos cuando nos fijamos en las dos genealogías es muy interesante. Son las líneas de dos hermanos y los hijos son primos. Mateo dice que José era el hijo de Jacob, que descendía de David por medio del hijo de David,  y sucesor del rey Salomón (1:6). Sin embargo, Lucas dice que José era el hijo de Heli, que descendía de David por Natán (Lucas 3:31), que también era hijo de David y un hermano de Salomón (v. 32).

Bernhard Weiss y James Orr cuidadosamente notan que estamos ante dos linajes de José y María, respectivamente, cada uno que son descendientes del rey David. "La línea de Natán corrió a través de los años y, finalmente, produjo a  la Virgen María. La línea de Salomón corrió a través de los años y en última instancia produjo a  José." Pero José no era el padre de Jesús. Él era el esposo de María, el padre adoptivo de Jesús (Mateo 1:16). La distinción entre estos dos líneas de descendencia de David se encuentra entre el "real" la línea de los que realmente se sentaron  en el trono y la "legítima" línea de descendencia de un hijo mayor a otro, aunque nunca los descendientes en realidad reinaron  como reyes de Israel.

Es importante tener en cuenta estas dos líneas de descendientes del Rey David. Natán era el hermano mayor de Salomón, pero el hermano más joven tomó el trono. Salomón fue el rey que Dios escogió para reinar después de la muerte de David. Normalmente, sin embargo, que habría sido el hijo mayor, Natán, quien habría sido el rey, si Dios no se lo había dado a Salomón. Por supuesto, ninguno de los descendientes de Natán nunca reclamarían el trono. No hubo reyes que reinaran  en su línea de descendientes, a pesar de que tenía el derecho legal al trono. Cuando José adoptó a Jesús como su hijo legal, Jesús llegó a ser descendiente directo de David, tanto a través de Natán hijo de David (el lado de María), y el heredero legítimo y  real  de David a través de Salomón (por parte de José).

La línea de Salomón siguió a lo largo de los siglos hasta que se produjo finalmente José, que fue prometido a la Virgen María, que se convertiría en su marido después de haber dado a luz a Jesús. Sin embargo, note con mucho cuidado de que Jesús no era un descendiente de José. Sin embargo, cuando José  tomó a María bajo su protección y por lo tanto se convirtió en el padre adoptivo de su hijo divino, pasó el derecho de la realeza de Jesús.

Una maldición divina

Por otra parte, Jeremías 22:30 nos dice que si Jesús había sido el físico descendientes de José una maldición divina habría estado en él si hereda  en el trono de David. Jeremías nos dice una terrible maldición se pronunció sobre el rey Joaquín (Joaquín, a quien Jeremías abrevia a Conías), el último de los reyes reales reinantes que descendió del Rey Salomón.

Así ha dicho Jehová:

 "Inscribid a este hombre
 
como privado de descendencia,
 
como un hombre sin éxito en todos sus días,
 
porque ninguno de su descendencia
 
logrará sentarse sobre el trono de David,
 
ni reinar sobre Judá." 

Debido a la maldición de Dios sobre Joaquín, no hay rey que haya descendido en esa línea podría ser un rey legítimo. "Así dice el Señor: "Escribe a este hombre sin hijos, un hombre que no prosperará en sus días; Porque nadie de sus descendientes prosperaría Sentado en el trono de David O reinar sobre Judá" (NET). Aunque Joaquín. Tenía hijos, era considerado sin hijos, porque ninguno de sus descendientes  les permitió  Dios sentarse en el trono de David y gobernar  Judá (1 Crón. 3:17). El rey de Judá fue su tío, Sedequías. La línea de gobierno fue pasada a los hijos de Jeconías, aunque ninguno de ellos ocupó el trono.

Si José hubiera sido el padre físico de Jesús, Jesús no podría  haber sido el Mesías. Jesús es el hijo de María, no el hijo de José y María. Si Jesús hubiera sido un descendiente físico de José y no nacido de una virgen, él habría sido descalificado por esta maldición divina.

Pero espere. ¿Qué hay de José y sus descendientes? Recuerde que Jesús no era un descendiente físico de José. José fue el padrastro de Jesús. José, un descendiente de Salomón, con el padre legal de Jesús, por lo tanto, su derecho al trono llegó a través de su padre legal. Cada uno de sus medio hermanos, que fueron los únicos otros candidatos posibles para el Mesías tenía la maldición de Joaquín sobre ellos y lo habría transmitido a sus hijos si se hubieran  convertido en rey.

Un Heredero Real

Debido a que Jesús fue un niño divino su padre adoptivo le entregó el reino a él. Por lo tanto, Jesús fue un heredero legítimo al trono real.

Muchos estudiosos de la Biblia siguen esta misma línea de pensamiento. Donald Grey Barnhouse da un excelente resumen. La línea que no tenía ninguna maldición  produjo Heli y su hija la Virgen María y su Hijo Jesucristo. Es por lo tanto elegible por la línea de Natán y agota esa línea. La línea que tenía una maldición sobre si produjo a  José y agota la línea de Salomón, para los otros niños de José ahora tiene un hermano mayor que, legalmente, por adopción, es el heredero real. ¿Cómo puede el título de ser libre en cualquier caso? Una maldición en una línea y la falta de un reinante real.

Pero cuando Dios  el Espíritu Santo engendró al Señor Jesucristo en el vientre de la virgen sin el empleo de un padre humano, el niño que nació fue la simiente de David según la carne. Y cuando se casó con María José, tomó al niño  bajo su cuidado protección, dándole el título que había llegado hasta él a través de su antepasado Salomón, el Señor Jesús se convirtió en el legítimo  Mesías, el Mesías real, el mesías sin maldición, el verdadero Mesías, el mesías único posible. Las líneas se han agotado. Cualquier hombre si  alguna vez viene a este mundo que profesa cumplir con las condiciones será un mentiroso y es un hijo del diablo (Man's Ruin: Exposición de las Doctrinas Biblica, En la Epístola a los romanos como un punto de partida, vol. 1, Romanos 1:1-32 Grand Rapids: Eerdmans, 1952, p. 45-47).

El Heredero Legal

 Por otra parte, debido a que Jesús descendía de María, quien también era descendiente del rey David a través del linaje de Natán, tenía un derecho legal al trono. Las dos líneas de David se centraron en el Mesías. Nadie más podría presentar un reclamo legítimo al trono de David.

Lucas presenta la línea física de Jesús a través de su madre, que descendía de David a través de la línea de Natán (Lucas 3:31). De esta manera Jesús escapa a la maldición de Joaquín.

Donald Barnhouse concluye: "Si Jesús no es el Mesías que ha descendido de David según las profecías del Antiguo Testamento, nunca habrá un Mesías. Para Jesús no tuvo hijos humanos, y cada uno de sus hermanos (que son las únicas y otra posibilidades  por medio del cual podría descender otro mesías) tenía la maldición que pesa sobre él y lo habría transmitido a sus hijos" y la profecía de Jeremías, pues, se cumplen.

Jesucristo es el descendiente legítimo de dos líneas del rey David. Él es el Rey anunciado en las profecías judías. Él es el Mesías Rey que también era el Hijo de Dios. Él es el "Rey de Reyes y Señor de señores." Nadie más puede hacer esa afirmación. Él es el único posible Mesías legítimo. No absolutamente no puede ser otro.

Qué importante que la gran profecía de que el Rey Mesías vendría a través de la línea de David fue dado sólo en unos pocos versículos después de las grandes palabras de juicio sobre los descendientes de Joaquín. C. C. Ryrie señala, "Si Jesús hubiera nacido solamente en la línea de José (y por tanto de Jeconías, Hebreo Conías), él no habría sido calificado a reinar en el trono de David en el Milenio." Él también escribe, "Nuestro Señor había sido el hijo natural de José, él no podría haber tenido éxito en el trono de David, por esta maldición. Sin embargo, desde que Él vino a través del linaje de María, Él no se vio afectado por esta maldición." No hubo maldición sobre la línea de Natán.

Aunque nunca los hijos de Jeconías ocuparon  el trono, la línea de gobierno pasó a través de ellos. Si Jesús hubiera sido un descendiente físico de Jeconías, él no habría sido capaz de ocupar el trono de David. La genealogía de Lucas deja claro que Jesús era un descendiente legal de David a través de su hijo Natán (Lucas 3:31). José, un descendiente de Salomón, fue  el padre adoptivo legal  de Jesús, así que Jesús trazó sus derechos al trono real por medio de José.

Jesucristo es el único  legítimo Mesías. Vamos reverenciémosle  y  adóremelo como Rey de reyes y Señor de Señores.


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org