Indice

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)

Efesios 2:10

Obra Maestra de Dios

 Imprimir Ahora

La Biblia es explícitamente clara en que Dios no salva a los pecadores “por obras, para que nadie se gloríe.” “ La Gracia glorifica a Dios mientras que las obras glorificarían al hombre, ” observa Kenneth Wuest. El mayor engaño de todas las generaciones y razas es mantener un engañoso pensamiento de que su vida está bastante bien como para merecer una buena relación con nuestro Dios santo y justo.

El apóstol Pablo rechazó la idea misma de las obras como una base de nuestra justificación y luego en un lenguaje claro, fuertemente declara que Dios nos ha creado con el objetivo de hacer buenas obras. “Si no hay buenas obras, la persona no es justificada, ” observa James Boice. La persona salvada producirá en su vida “obras, que Dios dispuso por adelantado para que nosotros hiciéramos. ”

Una persona es justificada cuando él confía en la justicia perfecta de Jesucristo más bien que de su propia justicia. Si una persona sigue adhiriéndose a las buenas obras en cualquier grado para su salvación él no será justificado. Dios ha proveído a la gracia como el único medio de  salvación “... por la fe ” solamente.

Por lo tanto, esta también muy claro que la “fe ” no es “buena obra. ” la Fe es un “canal por el cual recibimos la gracia de Dios. Somos “salvos por la gracia ” “por la fe ” en Jesucristo. “ es un regalo de Dios ” (Ef. 2:8). Esto no es “como consecuencia de hacer buenas obras ” (v. 9). De hecho, esto es la hechura, “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (v. 10).

La salvación es nuestra por la fe y no de nosotros; es un regalo perfecto de Dios a nosotros. No contribuimos a nuestra salvación en ninguna manera incluyendo cualquier idea de “fé ” para que sea un mérito. No somos salvados por la gracia de Dios más la fe. La fe no es considerada como una virtud o un mérito en la obtención de nuestra salvación. La salvación es completamente un trabajo de Dios proporcionado por Su gracia al pecador que se arrepiente y cree sobre la muerte expiatoria de Jesucristo.. La fe no es una obra. Si fuera así nosotros confiaríamos en nosotros y no en Dios.

El apóstol Pablo se ha manifestado en los nueve primeros versos del capítulo dos de Efesios en que la salvación no puede ser por obras “porque incluso cuando tenemos una abundancia de las mejores obras, ellas son mucho más provenientes de Dios que de nosotros. ” somos la hechura de Dios.

C. H. Spurgeon dijo: “Nosotros somos completamente Su hechura, somos labrados como una creación. Somos “creados en Cristo Jesús, ’ y en una creación posiblemente no pueden las criaturas hacer sus propias obras; tal suposición sería absurda... Independientemente, por lo tanto, estamos en Cristo Jesús y es el resultado del trabajo de Dios sobre nosotros, y no puede ser la causa de aquel trabajo. ”

Nuestras  buenas obras son el sujeto de la ordenanza de Dios. “Si las buenas obras son ordenados, así como la salvación de la cual ellas son pruebas entonces el asunto entero es de ordenamiento divino, y no hay ningún espacio abandonado, o de imputar la salvación a trabajos humanos... Buenas obras no son la causa de la salvación, ya que ellas son el resultado, y fueron contempladas por consiguiente por Dios cuando Él nos salvó. ” hemos sido creados de nuevo “para hacer buenas obras, que Dios ha preparado de antemano. ”

Hemos sido creados de nuevo para producir las buenas obras que son el plan de Dios para nosotros. Esto era el objetivo eterno de  Dios que “nosotros deberíamos andar en ellas. ” Por lo tanto, nuestra salvación no puede ser una cosa de mérito humano porque somos hechura de Dios. Incluso las buenas obras son el resultado del trabajo de Dios por gracia en nosotros. Además, usted no puede ser más específico que Pablo cuando él dice que nuestra salvación no es “como consecuencia de obras, para que nadie se gloríe “ (Ef. 2:9).

M. R. Vincent dice, “Si somos la hechura Dios, nuestra salvación no puede provenir de nosotros. ”

James Boice dice: “La Gracia y las obras son posibilidades mutuamente exclusivas. Somos salvados por la gracia de Dios o tratamos sin éxito de salvarnos por nuestras propias obras.” Ya que eso es verdad, “Cómo usted puede decir que si las obras no están presentes, una persona no es salvada? ” Boice tiene una respuesta buena: “Dios nos justifica, pero no es la única cosa que Él hace. Él nos regenera. Y no hay ninguna justificación sin la regeneración, tal como no hay ninguna regeneración sin la justificación. ” es lo que Dios hizo cuando Él “aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo(1) (por gracia sois salvos),” (la v. 5). Dios nos creó en Cristo Jesús para hacer buenas obras, y estas estuvieron preparadas por adelantado para que nosotros las hiciéramos. “Claramente si una persona ha sido creada por Dios expresamente para hacer buenas obras, él hará aquellos trabajos buenos aunque ellos no tengan nada que ver como él fue salvado en primer lugar” (Efesios, p. 72).

SOMOS HECHURA DE DIOS

Cada persona que ha sido salva y traído a una unión vital con Cristo es hechura Dios. Usted es la obra manual de Dios. La salvación es completamente obra de Dios. Pablo acentúa esto colocando el pronombre para “Dios ” al principio de la oración. Somos hechura de Dios.

El apóstol Pablo usa la palabra “hechura ” para describir al Cristiano salvado por la gracia. Esa palabra viene de la palabra griega poiema, que significa (pensado) “que ha sido el trabajo de ” o el trabajo “poético, ” o el poema “a. ” somos poemas “ para Dios. ” somos Su artesanía, que sugiere el trabajo labrado, tallado, bordado de un artesano o de un artista. Ockenga dice, “Tu eres la creación armoniosa, hermosa, encantadora de Dios, Su poema. Usted es la hechura de Dios. ” Él es el Gran Diseñador y el Artesano (amo), (maestro).  D. M. Lloyd-Jones dijo: “El cuadro nos invita a pensar en Dios como teniendo algún gran taller, y esto nos permite mirarle formando y trayendo algo nuevo en su creación. ” el artefacto expresa la riqueza de Su gracia que Él pone expuesta para toda la eternidad.

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas ” (Ef. 2:10).

“Ningún Cristiano en este mundo es una producción de posibilidades, ” Spurgeon ha declarado. Cada creyente cristiano puede declarar: “Por la gracia de Dios soy cual soy. ” Somos en Cristo y por lo tanto Dios nos ha hecho. Cada uno de nosotros tiene un sello que dice: “Made en Cristo. ” (Hecho por Cristo) Esto es puesto por el dedo de Dios.

Dios Es Todo

Nuestra naturaleza depravada humana no puede producir la honradez que complace a Dios. Los hombres y las mujeres que están “muertos en delitos y pecados ” no tienen la vida espiritual en ellos; ellos no pueden responder a Dios a no ser que ellos sean nacidos otra vez. ¿Si no hay ninguna vida espiritual en muertos cómo puede la vida salir de ellos? Es imposible a no ser que ellos hayan sido levantados de los muertos. Y es que la regeneración es todo. Esto se parece a la resurrección de los muertos.

Un texto griego dice: “Nosotros mismos somos un trabajo, la obra manual de Dios, hechos de nuevo por Él, y nuestra salvación, por lo tanto, es debido a Él, no a nosotros. ”

Kenneth Wuest traduce el verso cinco para recalcar el original que significa claramente: “Por la gracia es que hemos sido completamente salvados, con el resultado presente que estamos en un estado de salvación permanente. ” Él amplía la traducción para recalcar la riqueza de la lengua original: “Por la gracia hemos  sido salvado desde los pasados tiempos completamente, como consecuencia estamos en un estado de salvación que persiste durante el presente. ” Entonces él comenta: “El estado interminable del creyente en la salvación no podía haber sido puesto en un lenguaje más fuerte o más claro. Los resultados terminados del acto pasado de salvación son siempre el presente para el lector. Su estado presente de salvación es dependiente sobre una cosa y solo una cosa, su apropiación pasada del Señor Jesús como su Salvador. Su acto inicial de fe le trajo la salvación ” (Efesios y Colossians en el Nuevo Testamento Griego, pp. 66-67).

Nuestra salvación es continua y permanente en sus resultados porque esto es la hechura de Dios. En los versos 8-10 Pablo amplía la idea del verso cinco. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

Dios no reforma nuestra vieja naturaleza de pecado.

Dios nos vuelve a crear de nuevo en Cristo. No crecemos como criaturas espirituales que responda a Dios santo y honrado. Moralmente el hombre es depravado. Espiritualmente él está perdido. Spurgeon tuvo razón cuando dijo:

Es terrible como debe ser el infierno, no hay nada más horrible en el hoyo que los que están allí. Para los perdidos no hay nada terrible que el castigo que la justicia pueda haberles impuesto a ellos por su trasgresión. La virilidad desarrollada, desarrollada sin cualquier influencia de refreno, debe fermentar la masa de odio, envidia, maldad, lujuria, crueldad, y orgullo. Hablemos de evolución aquí, esto es “ Cuando la lujuria ha concebido, esto trae en adelante el pecado: y el pecado, cuando es terminado, trae en adelante la muerte. ” la Oscuridad nunca engendra la luz, la suciedad nunca crea la pureza, el infierno nunca cede el cielo, y la depravación nunca produce la gracia.

Por el contraste somos la hechura Dios. Esto es Su trabajo, no el nuestro. En Su gracia incomparable Él primero nos enseñó nuestra necesidad de un Salvador, la convicción traída de nuestro pecado, y los primeros deseos de una nueva vida. El aliento más débil de vida espiritual que alguna vez fue respirada por cualquiera de nosotros, vino del Espíritu de Dios. Somos Su hechura por Su gracia.

Nuestra salvación es el acto del Dios creativo. Nuestra santificación progresiva, por la cual crecemos en la semejanza de Cristo, es también el trabajo del Espíritu Santo.

SOMOS CREADOS EN CRISTO JESÚS

 La hechura de Dios es para “presentar perfecto en Cristo Jesús  a todo hombre ” (Col 1:28). Nuestra nueva vida en Cristo es una nueva creación. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas ” (2 Corintios 5:17).

Nuestra unión vital con Cristo es la fuente de esta nueva vida. “El estado natural del hombre es uno de condenación y de muerte espiritual. ” Esta unión vital es recalcado en la traducción que hace Goodspeed:  “creando en nosotros una unión con Cristo Jesús para una vida de calidad. ”  Carlos Williams traduce: “El nos ha creado en nuestra unión con Cristo Jesús para ser hechos a hacer el bien. ” 

La psicología pop, la filosofía de la autoestima, la nueva era sólo pueden intentar reformar a los hombres depravados y pecaminosos con la filosofía depravada de los hombres. Esto no puede hacer lo que solo Dios puede hacer en Cristo.

“Cristo en vosotros ” la esperanza de “gloria ” (Col 1:27).

El producto final es una persona “completa en Cristo. ” Cuando Cristo es terminado en nosotros habremos alcanzado el objetivo de Dios de Su semejanza en Jesucristo. “Amados, ahora somos hijos de Dios, y no se ha manifestado lo que hemos de ser; Pero sabemos que cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque le veremos tal como es Él” (1 Juan 3:2). ¿Cómo lo hace Dios? “Y todo aquel que tiene esta esperanza en El, se purifica a sí mismo, así como Él es “puro” (la v. 3). Esta es la esperanza del creyente.

¿Quién soy yo para seguir imponiendo a la obra manual de Dios mis diseños fatales? Dios está haciendo su trabajo maravilloso produciendo la imagen de Cristo en los que han nacido de nuevo. Ah, que maravilloso fuera que nosotros estuviéramos dispuestos a esperar a Su trabajo gracioso en la transformación nuestra diariamente en la semejanza de Cristo?. Ya que hemos nacido de nuevo, Él que comenzó un trabajo bueno en nosotros seguirá trabajando en nosotros hasta aquel día cuando seamos perfectos y completos. Su sabiduría es perfecta y Él sabe lo que Él hace en mi vida. Es a mi favor el ceder mis intereses a Su mano creativa. “Santificación en sus cuestiones prácticas aún no es terminada, ” escribe Spurgeon. “pero no suspire tanto sobre la parte incompleta con la alegría para fallar sobre lo que es logrado... Recuerde que usted amplia Su trabajo. ”

Así como la creación original del cielo y la tierra, nuestra nueva vida realmente es creada de la nada. Lo que está bien claro dentro de nosotros es un nuevo nacimiento, un principio divino, una semilla viva, un espíritu que surge, hecho de nuevo en Cristo por el Espíritu Santo. Esto es una nueva creación. Somos nuevas criaturas en Cristo Jesús. Cuando nosotros no éramos nada, Dios en la grandeza de Su gracia y piedad, nos creó en Cristo Jesús.

Kenneth Wuest dice: “Somos la obra manual espiritual de Dios en el sentido que fuimos creados por Él, hechos una nueva criatura espiritual por Él cuando Su gracia nos hizo Cristianos. Esta nueva creación estaba en Cristo, de modo que si no fuera por la unión entre Él y nosotros esto no pudiera haber ocurrido” (Ef. 2:15; 4:24; 2 Cor. 5:17; Gal. 6:15; Col 3:10).

En este nuevo acto del Dios creativo el Señor sopló sobre nosotros Su Espíritu y vivimos. Él habló y nosotros fuimos creado en Cristo Jesús. La creación es la prerrogativa de Dios solamente, y ninguno puede compartirla con Él. Con la regeneración del alma el concurso es el trabajo del Espíritu Santo.

SOMOS CREADOS PARA BUENAS OBRAS

Dios te salvó de Su propia gloria. Esto es el final principal del hombre. Él nos creó y nos salvó para glorificar a Dios y disfrutar de Él siempre. Adán fue creado para la gloria de Dios, pero él fracasó desobedeciendo a Dios.

El apóstol Pablo dice: “Somos Su hechura, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales  Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. ”

Esto debe ser el modo que el creyente conduce su comportamiento. “andar ” es una acción viva. Nosotros habitualmente deberíamos hacer buenas obras como un modo de vivir debido a nuestra nueva vida interior.

La preposición “para ” indica el objetivo de esta nueva creación. Él no nos salva para hacernos cómodos y feliz. Fuimos creados en Cristo para el objetivo de traerle honra y gloria. Él nos ha dado un jardín para cultivar y Él espera que nosotros produzcamos la fruta para Su gloria. Las buenas obras que Él produce en nosotros parecerán a esto que Él hace en Su reino. “El Espíritu Santo dentro de usted le apunta a la consagración, le impulsa a la diligencia. ”

Bratcher y Nida en la traducción UBS Manual sobre efesios dice: “Dios está listo de antemano, ” o “El ya se ha preparado: ” “El verbo griego “se preparan antes de tiempo ’ no puede ser debilitado para significar: “He intencionado, diseñado; ... ello es mejor para tomar buenas obras como el objeto de ‘El esta listo antes de tiempo. “” la expresión puede ser declarado enérgicamente, “El nos ha creado para hacer aquellas buenos acciones que Él ya se había dispuesto para nosotros hacer ” (p. 48). Usted también podría traducir: “El ya ha hecho cosas para nosotros de hacer estas buenas acciones. ” Esto es la fruta de una vida que ha sido hecha directamente con Dios. Pablo ha contrastado el viejo modo de vivir en el verso dos con un camino nuevo y vivo en Cristo.

La expresión “antes ordenó ” o “preparó de antemano ” es la clase de los trabajos que Dios ha preparado de antemano que nosotros deberíamos andar en ellos. Esto ocurre sólo dos veces en las Escrituras. En un lugar esto es usado de los navíos que han estado preparados por Dios para la gloria. Él los hizo apto para recibir la gloria. Harold Ockenga dice:

Sacando el “antes, ” encontramos la palabra usada muy a menudo en el Nuevo Testamento. Esto describe la preparación de una novia en toda su belleza para encontrar a su marido. Esto describió la preparación de un alojamiento por un anfitrión o la posada para la recepción de un invitado. Esto describió la preparación de una persona que él podría ser aprobado antes de su maestro o su amo. Esto describió la preparación de las cosas que Dios reserva para los que lo aman. Esto describió el lugar que Cristo ha preparado para los que Él debe tomar para llevar al cielo. Esto describió las especias que María iba a usar para untar el cuerpo de Jesús. Esto describió el banquete que los discípulos prepararon al Señor Jesucristo para disfrutar Su última Cena. Esto describió el fuego que Dios ha preparado al diablo y sus ángeles y los que lo compartirán con él. Así Dios ha preparado de antemano el camino del cual nosotros deberíamos conseguir el crecimiento de alma y el camino del cual nosotros deberíamos tener el crecimiento de la iglesia, a saber por la oración, por la santidad, por el servicio, y por la ganancia de otros a Jesucristo. Dios ha antes preparado estos trabajos que nosotros deberíamos andar en ellos (Fiel en Cristo Jesús, p. 121).

M. R. Vincent comenta: “Dios arregló de antemano una esfera de acción moral para nosotros para andar en ellas. No sólo son trabajos el resultado necesario de fe, sino el carácter y la dirección de los trabajos preparados por Dios. ”

Los trabajos de amor son buenas obras.

Jesús dijo, “si me aman guardarán Mis mandamientos ” (cf. Jn. 13:33-35). Estos trabajos buenos son quitados un amor puro por Dios y el respeto desinteresado para otros. No es hecho por una demostración pública de nuestro propio ego. Es lo que los Fariseos le decían a Jesús. Nuestro trabajo está bien solamente cuando tiene como objetivo traer el honor y la gloria a Dios. Cuando lo amamos con todo nuestro corazón esto purifica nuestros motivos. 

El motivo de nuestras buenas obras debe glorificar a Dios. Cuando lo hacemos para Su gloria, Él lo bendecirá.

Los trabajos de fe son buenas obras.

Cuando Dios ha preparado nuestros corazones Él nos invita a abrirnos a El y  y juntarnos a lo que Él hace. Aquella invitación siempre nos pide hacerlo en la fe y confianza en Él. Cuando le obedecemos a Él y confiamos en Él  Él es glorificado. Una cosa importante es que Dios quiere que nosotros confiemos en Él. Demostramos nuestro amor por Él siendo obedientes a El y caminando por la fe.

¿Reclamamos las promesas y el poder de Dios con la expectativa que Él los realizará?

Los trabajos de fe son buenas obras cuando son hechos en la confianza en Dios. “Sin fe es imposible agradar a Dios. ”

Asegúrese que su carácter esté libre del amor al dinero, que sea el contenido con lo que usted tiene; ya que Él mismo ha dicho: “YO nunca Te abandonarE, ” de modo que nosotros con seguridad digamos, “EL SEÑOR es mi ayudante, no tendré miedo.”

Las buenas obras de la vida diaria.

Carlos Spurgeon dijo: “Debemos producir buenas obras, en nuestra casa, en nuestra tienda, en nuestro taller, en nuestros viajes al extranjero, en nuestro lecho de enfermo; por todas partes debemos estar llenos de buenas obras para la gloria de Dios. Todo nuestro obrar debería ser buenas obras, y podemos hacerlas así santificándolas con la Palabra de Dios y oración, según aquel precepto, “Cualquier cosa que  ustedes coman o beban, o independientemente de lo que ustedes hagan, háganlo todo en el nombre del Señor Jesús. “”

Las obras de gracia en nuestros corazones deberían producir en nuestras vidas un paseo de fe en la obediencia a Sus órdenes. Dios nos espera como nuevas criaturas para ser fiel en la producción de los frutos para Su reino. De este modo Él es glorificado. Esto es el objetivo de Dios que “nosotros deberíamos andar en ellas.” Ellas deberían ser nuestro hábito diario.

Las “buenas ” obras  son la carátula de las “obras de la carne ” en Galatas 5:19-21. Ellos siempre serán caracterizados como “frutos del Espíritu. ” 

Con el corazón totalmente renovado por el Espíritu Santo mostraremos buenas obras. Qué bendición sería si nosotros fuéramos obedientes y fieles a Dios entonces Él podría decirnos: “Bien has hecho, siervo fiel. ”

Salvación y santificación

No hay ninguna salvación sin causar la santificación. No intente poner el carro antes que el caballo. No somos salvados por la santificación. Somos justificados por la fe, y luego Dios resuelve lo que Él ha trabajado dentro de nosotros por el Espíritu Santo. La santificación es la consecuencia de salvación, no la base de ella.

Dios no nos salva con la provisión que podemos seguir viviendo en el pecado. Él ha ordenado esto así, que nos haremos una nueva criatura en Cristo Jesús y luego abandonaremos nuestros malos caminos y andaremos con buenas obras hasta que aquel paseo acabe en la perfección antes del trono eterno en el cielo.

La persona que tiene un corazón limpio producirá manos limpias. La santidad espontánea viene como un corazón puro.

Todos los acontecimientos en nuestras vidas trabajan juntos para bien para nuestra santificación. El trabajo del Espíritu Santo en la vida de cada nacido de nuevo el creyente debe glorificar al Señor Jesús. Él comunica y comparte con nosotros la presencia y el poder de Cristo entronizado de modo que Cristo sea manifestado en nosotros como el Señor de gloria.

Ahora que realmente he sido convertido ¿es mi nueva vida en Cristo lo que lo glorifica? ¿Glorificamos a Dios por el Señor Jesús? ¿Está siendo visto el Señor Jesús en nosotros en nuestro paseo diario y manera de vivir?

Albert Orsbon escribió: Deje que la belleza de Jesús sea vista en mí. Toda Su maravillosa pasión y pureza; O, Su Espíritu divino. Toda mi naturaleza refinada, antes de que la belleza de Jesús sea vista en mí.

Los trabajos de santificación son buenas obras.

“Las buenas obras del cristiano, fluyen del carácter de Dios dentro del cristiano ” Él es una nueva creación en Cristo Jesús.

Salvación por la gracia pura de Dios “sin ninguna contribución meritoria de nosotros en absoluto, ” también “requiere de nosotros la conducta concebible más alta. ”

John Gerstner escribe: “Somos justificados por la fe solamente. Pero no somos justificados por una fe que es sola. ”

¿Glorifica mi vida a mi Salvador? Nuestras buenas obras tocan las profundidades de nuestra santificación personal. La Confesión de Westminster de Faith explica:

Aquellos que con eficacia se llaman  regenerados, teniendo un nuevo corazón y un nuevo espíritu creado en ellos, son santificados realmente y personalmente, por la virtud de la muerte y  resurrección de Cristo, por Su palabra y el Espíritu que morar en ellos; el dominio del cuerpo entero por el  pecado es destruido, y toda lujuria cada vez más es debilitada y mortificada.

Harold Ockenga escribió: 

La salvación dada a nosotros por Dios debe producir una gente santa quien es entusiasta de las buenas obras.... Tenemos la prueba de la salvación de un hombre por las obras que él hace. El hombre no es salvado por sus obras, sino que la prueba que él es salvado son las obras que lo siguen. Las Escrituras no hacen ningún espacio para obras ... o para un tesoro de mérito guardado para mí o transferible a otros. Toda la salvación es de gracia. Incluso el poder y el deseo de hacer el bien los trabajos son de Dios, pero la autenticidad de nuestra salvación por la fe es revelada por los trabajos buenos que realizamos, cuales trabajos buenos han tenido su fuente en la transformación de nuestras vidas (Ibíd. p. 120).

Dios ha preparado a cada Cristiano para producir buenas obras.

No hay ninguna excepción. Cada creyente es la hechura Dios, creada en Cristo para producir  buenas obras. Él nos creó y nos equipó con regalos espirituales por esta razón. Si usted ha nacido de nuevo y en verdad vive en Cristo, usted producirá buenas obras. Dios le ha equipado para hacer buenas obras.

ALGUNOS PRINCIPIOS DURADEROS Y USOS PRÁCTICOS

Experimentamos las maravillas del trabajo del Espíritu Santo como Él glorifica a Cristo dentro de nosotros cada día. Como estamos disponibles Él produce dentro de nosotros buenas obras para la gloria del Padre. 

Ya que usted es la hechura de Dios no se avergüence de Su obra manual.

Todo lo que Dios ha hecho es de la calidad más fina. Nunca se avergüence de lo que Dios hace en su vida. Nada de lo que Él alguna vez ha hecho debería ser despreciado por nadie. ¿Quién somos para ser juez de Dios? Todo lo que Dios hace en sus nuevas criaturas en Cristo es incomparablemente hermoso. Él hace todas las cosas hermosas.

Ya que usted es la hechura de Dios sigua adelante y deje a Dios terminar el trabajo.

Hágase disponible a Dios . No intente manejar al coche. Deje de ser el jefe de su vida. Dios  sabe que es lo mejor para usted. ¿Por qué quiere usted conformarse con los resultados obtenidos por haber decidido ser su propio amo? Somos Su hechura y esto significa que Él siempre nos da lo mejor. ¿Qué hay allí que Dios no pueda hacer por usted  y que sea mejor que lo que usted alguna vez puede hacer por usted?

 Si usted necesita  ayuda para convertirse a Cristo, aquí hay un Regalo gratis para Usted.


Título: Efesios 2:10 la Obra Maestra de Dios

Este mensaje fue predicado por Wil Pounds en la Iglesia Bautista, McGehee, Arkansas.

Mensaje por Wil Pounds (c) 1998, 2003. Usted está libre de usar este material y de distribuirlo, pero no puede venderlo sin el consentimiento escrito del autor. Citas de la escritura son de la versión Reina Valera 1960.

Wil es un graduado de Universad de William Carey (B.A), Seminario Bautista de Nueva Orleáns (Th.M.) y de Universidad Azusa del Pacífico (M.A.). Él ha pastoreado en Panamá, Ecuador y EE UU. Él tenía la dirección del ministerio de enseñanza de la Biblia diaria expositiva en más de 100 países durante más de nueve años. El es Director General de Misión Bautista Medico Dental de Honduras, Tegucigalpa, Honduras. Él sigue buscando ocasiones de implicarse personalmente en misiones mundiales. Wil y su esposa Ana tienen tres hijas crecidas.


(c) 2003 Mensaje por Wil Pounds. Traducida por Victor Manuel Castro. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Reina Valera 1960.  

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

Cristo en Índice de Antiguo Testamento

AQUI HAY UN REGALO GRATUITO PARA TI . . . .

¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

clear.gif (43 bytes)ABIDE IN CHRIST

¡BÚSQUEME!   PERMANECED EN CRISTO WEBSITE 
   Find:

    ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.abideinchrist.com           www.AbideInChrist.org