Génesis 12:1-3 Abraham, Cuenta sus Bendiciones

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Génesis 12:1-3

Abraham, Cuenta sus Bendiciones

Cuando Dios llamo a Abraham en Génesis 12:1-3, el recibió varias promesas. El elemento final de estas bendiciones es encontrado en  estas palabras; "y serán benditas en ti todas las familias de la tierra" (Génesis 4:12). Esta promesa alcanza hoy en día a todas las familias que son divididas por el pecado a causa de la caída de Adán (Génesis 3), el diluvio y la confusión de las lenguas en la torre de Babel. La maldición del pecado será sustituida por bendiciones. Será una bendición tan grande que su efecto extenderá "todas las familias de la tierra."

Abraham tomo a Dios en Su Palabra y creyó en Él. "Pues ¿qué dice la Escritura?: 'Creyó Abraham a Dios y le fue contado por justicia"" (Romanos 4:3).

Tenga en cuenta que Abraham no mereció las bendiciones especiales de Dios. No había nada en Abraham que lo elogio a Dios. "No hay ningún justo, ni aún uno" declara la Palabra de Dios. Abraham tenía un fondo idólatra (Josué 24:1-3). Incluso aunque él tuvo un ancestro pagano, Dios en la misericordia y la gracia alcanzo a Abraham. Las grandes bendiciones de Dios siempre comienzan con Su gracia. Dios lo salvó por la gracia.

Esta bendición puede ser pensada solamente en la conexión con la promesa del Salvador. Esta promesa a Abraham es definitivamente mesiánica y determina que el Mesías debe surgir de la línea de Abraham. Solamente en la idea del Mesías hace que la profundidad del pensamiento se despliegue adecuadamente a sí misma. Todas las promesas que siguieron en las escrituras hebreas son simplemente extensiones, definiciones más cercanas y la identificación de la salvación llevada a cabo hacia el resto de la raza humana en esta promesa.

El escritor del Evangelio de Mateo, escribo al pueblo judío y comenzó con estas palabras "del libro de la genealogía de Jesucristo, el hijo de David, el hijo de Abraham" (Mateo 1:1).

Cuando el Mesías vino, Él declaro a un grupo de maestros de la ley: "Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó" (Juan 8:56) Abraham estaba muy feliz esperando el tiempo en que el Mesías sería de hecho una bendición espiritual. Los incrédulos líderes Judíos dijeron a Jesús, "Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?"Jesús les dijo: "De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy" (Juan 8:57-58). El cumplimiento último de las promesas de Dios es hecho para descansar sobre la promesa divina y la persona del Mesías, más bien que sobre la fidelidad humana. El gran "YO SOY" les hablaba a ellos (Éxodo 3:14).

Ese día vino cuando él murió en la cruz para quitar los pecados de cada individuo que creía en él como su salvador personal. ¿ha  recibido usted la alegría de nuestro padre Abraham? El SEÑOR Dios de Abraham está listo para bendecirle ahora mismo. Abraham era el primer de un gran remanente que creyó las promesas de Dios con respecto a la llegada del Mesías. El escritor de Hebreos dice: "En la fe murieron todos estos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, creyéndolo y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra" (Hebreos 11:13).

Ese día vino cuando Jesucristo murió en la cruz para quitar los pecados de todas las personas que creerán en Él como su Salvador personal. ¿Ha recibido usted el gozo de nuestro padre Abraham? El SEÑOR Dios de Abraham está listo para bendecirlo en este momento.

Abraham fue el primero de un gran remanente que creyó promesas de Dios con respecto a la venida del Mesías. El escritor de Hebreos dice: "Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra" (Hebreos 11:13).

Usted encontrara las mejores explicaciones sobre este tema en lo escrito por el Apóstol Pablo en Gálatas 3:6-9: "Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham. Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones. De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham."

Todo el punto de Pablo al pueblo judío es que los hijos espirituales verdaderos de Abraham, son los que creen como él lo hizo, "que estén de la fe" (Rom 3:26; 4:16; 14:23). No son el pueblo de Dios fuera de los lazos de la sangre con el judaísmo. "Abraham creyó y le fue contado como justicia." La fe justificó a nuestro padre Abraham solamente. Dios lo eligió por Su rica gracia. Abraham no la ganó. Él no la mereció. Jehová vino a Abraham y lo llamo para ser el padre de Su pueblo elegido. Abraham creyó en la promesa. Él tomó la palabra de Dios, y Dios contó a Abraham como justo.

Nosotros que hemos venido a conocer a Cristo por la fe somos bendecidos con Abraham. Las bendiciones de Dios son ilimitadas, y son nuestras igualmente como fueron de Abraham. Éste es parte del argumento de Pablo de la justificación por la fe. La salvación es por la gracia mediante la fe solamente en Jesucristo. Dios nos cuenta como justos por nuestra fe en Cristo.

Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa (Gálatas 3:16, 29).

La semilla física de Abraham, de Isaac, y de Jacob es Cristo, y la semilla espiritual de Abraham incluye a cada criatura verdadera de Dios que recibe a Jesucristo por la fe. Las bendiciones de Abraham se han convertido en nuestras bendiciones. "y en ti todas las familias de la tierra serán bendecidas." El evangelio  de salvación por medio de la fe es para todas las naciones. "Cristo nos redimió de la maldición de la Ley, haciéndose maldición por nosotros (pues está escrito: «Maldito todo el que es colgado en un madero»), para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzara a los gentiles, a fin de que por la fe recibiéramos la promesa del Espíritu" (Gálatas 3:13-14).

Mientras Pedro predicaba en el templo trajo un mensaje a una conclusión dramática con estas palabras poderosas: "Y todos los profetas desde Samuel en adelante, cuantos han hablado, también han anunciado estos días. Vosotros sois los hijos de los profetas, y del pacto que Dios hizo con nuestros padres, diciendo a Abraham: En tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra. A vosotros primeramente, Dios, habiendo levantado a su Hijo, lo envió para que os bendijese, a fin de que cada uno se convierta de su maldad" (Hechos 3:24–26). En la mente de los apóstoles no había ninguna duda de quién era esta persona.

El misterio que más asombra en la Biblia es encontrado en Colosenses 1:26-27. Pablo escribe "el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos.  A ellos, Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, esperanza de gloria." ¡Un Dios judío que reside en el corazón de los gentiles! Eso era  revolucionario para Pedro y para Pablo. Sigue siendo el mensaje más revolucionario del universo entero.

Esto es el gran amor que nos tiene Dios a usted y a mí. "Porque de tal manera amó Dios al mundo, (todas las familias de la tierra) que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios" (Juan 3:16-18).

Hay un sentido en el que el llamado a Abraham respondió a cada uno de sus hijos creyentes. Es un llamado a la confianza absoluta en el Señor. Dios el Espíritu Santo nos habla sobre las verdades de la Palabra de Dios y debemos dar un paso de fe simple en Cristo. La fe Bíblica no es más que creer a Dios y actuar en Su Palabra.

Si usted nunca ha puesto su confianza en Jesús Cristo como su salvador personal, hágalo por favor ahora mismo. ¡En el mismo momento que usted creyó en Cristo, usted satisface la gran promesa que Dios dio a nuestro padre Abraham hace siglos!

¿No es maravilloso ser parte de la historia de Dios? ¡Si usted es un hebreo verdadero, usted tiene una bendición doble! Sin embargo, las bendiciones de Dios no solo son justas para nuestros amigos judíos, él nos incluyen a los no-judíos también. "Y en usted" Abraham "todas las familias de la tierra serán bendecidas." ¡Oh, alabado el SEÑOR Dios

(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

Google
Web www.AbideInChrist.com www.AbideInChrist.org
Busqueda Me!  
Morada en Cristo Website
Incluye todas las paginas en este servidor.

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org