Génesis 14:18–20 Sacerdote de la Orden de Melquisedec

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Génesis 14:18–20

Sacerdote de la Orden de Melquisedec

Un extraño Rey-Sacerdote de Salem con el nombre de Melquisedec se encontró con Abraham después de que él luchara con los reyes en el valle para rescatar a su sobrino Lot.

Salem se llamaba Jerusalén en los días del Antiguo Testamento. La vieja Salem es referida en los salmos y significa, "fundación de la paz," o "posesión de la paz," "el pacífico," por lo tanto es la ciudad de la paz.

 Todo lo que sabemos acerca de Melquisedec se encuentra en (Génesis 14:18-20).

“Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abraham del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo" (Génesis 14:18–20).

Dos grandes hombres

Melquisedec trajo el pan y vino de Salem para proveer al guerrero agotado. Para obtener paz, libertad y la prosperidad para él Melquisedec expresó su gratitud a Abraham y le dijo: "bendijo sea Abraham del Dios altísimo, el fundador del cielo y de la tierra: y bendito sea Dios, el altísimo, que ha entregado sus enemigos en su mano."

Abraham intercambió esta bendición dando a Melquisedec un décimo de todo el botín tomado de los enemigos. Dando el décimo, Abraham reconoció el sacerdocio divino de Melquisedec que Dios alcanza más allá de una deidad local; Él es "el más alto Dios, fundador del cielo y tierra," el Dios de "todas las familias de la tierra."

Tenga presente que Abraham no guardaría la pertenencia del rey de Sodoma porque él no tenía nada en común con él. Sin embargo, él aceptó del rey de Salem no solamente el pan y vino para el alimento de los guerreros agotados, sino que fue una bendición sacerdotal también. De regreso, él le dio un décimo de todo su botín. Esto era una muestra definida que Abraham reconoció a su Dios y se sometió al sacerdocio real de Melquisedec.

Por otra parte, esta auto-subordinación a Melquisedec era una bendición práctica de un sacerdocio real que es más alto que el sacerdocio confiado a los descendientes de Abraham. El nombre de Melquisedec significa, "rey de justicia." No hay duda, él era un rey que gobernó a su gente en toda justicia.  Él se caracterizó por la justicia, y es un tipo adecuado de nuestro eterno Salvador y Sumo Sacerdote.

Un gran Rey- Sacerdote

Jesucristo es siempre un sacerdote en el orden de Melquisedec. ¿Lo que hace que el orden de Melquisedec superior a la orden de Aarón? Jesús es por excelencia el Rey de Justicia y el Rey de la Paz que también es un sumo sacerdote del Dios Altísimo.

Melquisedec siempre un tipo de Cristo, cuya persona y obra logra la verdadera justicia y la paz. Cristo es "el Santo y del Justo" (Hechos 3:14). Cristo satisfizo la justicia de Dios como nuestro sustituto, y ofrece la paz con Dios para todos los creyentes (Rom. 5:1; 8:1).

Nuestro señor Jesucristo "hizo la paz con la sangre de su cruz" (Colosenses 1:20). Por la fe en él somos declarados justos. "siendo justificado por la fe tenemos paz con Dios a través de nuestro señor Jesucristo" (Rom. 5:1; cf. 3:21, 26). Pablo se dijo: "porque el reino de Dios no es comida ni bebida; sino justicia, paz, y alegría, en el Espíritu Santo" (Romanos 14:17). El profeta hebreo Jeremías dijo de él, "le llamarán EL SEÑOR NUESTRA JUSTICIA" (Jeremías 23:5, 6).

Por otra parte, Melquisedec también se describe en las escrituras como no teniendo ninguna conocida genealogía. No hay cuenta de su descendencia, o del principio y del final de su vida. Él es " sin padre, sin Madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre” (Hebreos 7:3). Melquisedec simplemente aparece por un momento en el tiempo, y luego desaparece de nuestra vista, nunca se menciona de nuevo por otros mil años hasta que el rey David escribió el Salmo 110:4. Entonces no se menciona por otros mil años hasta que el escritor de Hebreos recoge la pluma.

Recuerde por favor que no es el tipo el que determina el antitipo, sino que el antitipo determina el tipo. No retratan a Jesús después del patrón de Melquisedec, pero Melquisedec "es hecho como el hijo de Dios" (Heb. 7:3). El relato histórico de Génesis 14:18-20 muestra Melquisedec como sacerdote real reinante en la ciudad de Salem, conocido más adelante como Jerusalén. De interés para los estudiosos de la Biblia es el hecho de que el libro de Génesis está lleno de genealogías, mientras que Melquisedec, a pesar de su importancia, no tiene antecedentes. Él simplemente se aparece por un momento y luego desaparece de la vista. Él se describe en el Génesis como "sin padre, sin madre, sin genealogía, que ni tiene principio de días ni fin de vida." Esto es lo que lo convierte en un tipo excelente de nuestro siempre vivo Salvador y Sumo Sacerdote.

Esto no quiere decir que él era una anormalidad biológica o incluso un ángel en el aspecto humano. Lo importante es el relato de Melquisedec en las Escrituras y lo que no se dice en silencio. Los silencios de la Escritura se deben tanto a la inspiración divina, como fueron sus declaraciones. Melquisedec aparece como un hombre vivo, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo. Luego desaparece.

En el registro de su vida Melquisedec es de hecho un tipo apropiado de Cristo como el Hijo eterno de Dios, que tiene "ni tiene principio de días ni fin de vida." Como el rey de justicia Él es exaltado a la diestra de Dios Padre. A medida que nuestro gran sumo sacerdote Él "permanece sacerdote para siempre." El tipo de Melquisedec permanece sacerdote para siempre por la duración de su aparición en el Génesis, pero su antitipo sigue siendo un sacerdote para siempre, sin condiciones o limitaciones sobre él. El antitipo Jesucristo es nuestro sumo y eterno sacerdote, sin ninguna cualificación alguna.

Algunos estudiosos ven este paso como un Cristofania, la aparición pre-encarnado a Abraham por la segunda persona de la cabeza de Dios. Pero Melquisedec pierde la tipología cuando lo interpretan como una Cristofania. Lo mejor es la interpretación de una o la otra y todas las pruebas tienden a un tipo. Probablemente no hay razón para interpretar Melquisedec como un personaje sobrenatural, misterioso.

En su ser eterno el hijo de Dios tiene una realidad, como Melquisedec el no tiene típicamente, "ni principio de días ni finales de la vida." Él es exaltado en la mano derecha del Padre en cielo. Él "habita como un sacerdote continuamente." Melquisedec seguía siendo sacerdote continuamente para la duración de su aspecto en la narrativa bíblica. Sin embargo, el antitipo Jesucristo sigue siendo sacerdote continuamente sin la calificación para siempre.

El comentario divino en este gran paso en génesis hace muy claro que Jesucristo es el gran sacerdote altísimo de quien Melquisedec era un tipo. Los capítulos cinco a diez de hebreos explican cómo el sacerdocio de Jesús es superior a Aarón y al Levita. El énfasis entero de hebreos está en un sacerdote mejor, un convenio mejor, un santuario mejor, un sacrificio mejor y por lo tanto mejores promesas. Aclama a Jesús el sacerdote altísimo perpetuo "según la orden de Melquisedec."

Ahora, si Melquisedec era mayor que Abraham, su sacerdocio debe ser mayor que un sacerdocio, que remonta su descendencia desde Abraham. Abraham reconoció la superioridad de Melquisedec dando los diezmos a Melquisedec y recibiendo sus bendiciones. El sacerdocio de Melquisedec goza de un estado más alto que el sacerdocio Levítico en hebreos. Jesús era de la tribu de Judá, no de Levi. Él no podría nunca servir como sacerdote de los Levitas. Por otra parte, ningún Levita podía servir siempre como el rey Mesías.

El sacerdocio perpetuo del Mesías fue confirmado por un juramento divino: "El SEÑOR ha jurado, y no cambiará su mente: Arte de Es un sacerdote para siempre." La orden de Levi tenía muchos sacerdotes en número, porque continuaban muriendo. "Los sacerdotes anteriores, por un lado, existieron en mayor número porque la muerte no les permitía continuar, pero Jesús, por otra parte, continúa para siempre, lleva a cabo su sacerdocio permanentemente. Por lo tanto él puede también salvar por siempre a aquellos que buscan a Dios a través de él, puesto que él vive siempre para hacer la intercesión por ellos" (Hebreos 7:23.25). El Eterno sacerdocio de Jesús es similar al de Melquisedec que no tenía descendientes, y no había sacerdotes que lo siguiera.

Un sacrificio perfecto por el pecado

Por otra parte, nuestro gran sacerdote altísimo "no necesita el diario, como esos sacerdotes altos, para ofrecer sacrificios, primero para sus propios pecados y entonces para los pecados del pueblo, porque el hizo esto de una vez por todas cuando él se ofreció a si mismo" (vv. 27, 28). Él es el gran sacerdote altísimo que ofreció voluntariamente sacrificio perfecto sin pecado y ser sustituto para la gente pecadora.

Tomó la muerte del Hijo de Dios para hacer una verdadera expiación por el pecado. Los sacrificios de animales levítico no podía hacer expiación por el pecado real, desde la muerte de los animales es insuficiente. Ellos enseñaron el camino de la salvación por la muerte de una víctima inocente, pero que la víctima no había llegado aún y que no fue hasta la venida del Cordero de Dios, Jesucristo.

Jesús es el perfecto Sumo Sacerdote que se ofreció el sacrificio perfecto - mismo - que quita los pecados y la culpa. El sacrificio hecho por Jesús era perfecto. En realidad, pagó el precio por el pecado. El sacrificio de Jesús fue completo y eterno

De generación en generación de sumo sacerdote de Israel murieron y el oficio pasaba a otra persona, Josephus cuenta que 83 sacerdotes altos oficiaron desde Aarón hasta la caída del segundo templo en el año A. D. 70. Sin embargo, el sacerdocio que Jesucristo sostiene es perpetuo, porque "él permanece por siempre." Nuestro sumo sacerdote eterno Jesucristo se sienta en la mano derecha del padre siempre listo hacer interceder por nosotros hoy. Él nunca tendrá que pasarlo a ningún otro. Aquellos que lo tienen como su sacerdote y mediador ante Dios tienen en él un salvador que su poder de salvación esta disponible sin fin. Él vive entregado eternamente y para siempre para bendecir y para proteger a los que han puesto su confianza eterna en él

La manera del acercamiento a Dios a través de Jesucristo está siempre abierta, porque él está por siempre en la presencia de Dios. Él representa a su gente por siempre. Él está viviendo para abogar por su caso ante el Padre en el cielo ahora. Él está dispuesto a ser su sumo sacerdote misericordioso y fiel. Invoque su nombre y él le salvara.

Jesús es no solamente nuestro gran sumo sacerdote, sino que él es también el Melquisedec divino, rey de Justicia y rey de la paz. Oh venga a adorarlo y que sea el rey soberano que "su nombre está sobre todo nombre." "Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aún más y más en ciencia y en todo conocimiento, para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios el Padre" (Filipenses 1:9-11).

En forma noble este sacerdote-rey era un tipo del Dios-Rey y del sacerdote altísimo y eterno Jesucristo. Fue el rey David bajo inspiración del Espíritu Santo que dijo con respecto al Mesías que vendría: “Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec" (Salmos 110:4). David escribió estas palabras mil años después de que Melquisedec vivió y sirvió como sacerdote del Dios altísimo David declaró que los últimos sacerdotes deben ser como Melquisedec, sin padre, sin madre, sin genealogía.

El sacerdocio de Jesucristo, nuestro gran sacerdote altísimo, fue después de la orden de Melquisedec (Hebreos 5:5-6, 10; 6:19-20; 7:1, 17, 20, 28; 8:1, 3, etc.). El hijo de Dios entró dentro del velo como precursor, y allí habita, ejercitando su función sacerdotal. Todas las calidades místicas reveladas en la cuenta histórica de este sacerdocio-reinado vinieron a su último cumplimiento en Cristo. en la persona de Jesucristo, el Hijo de Dios y nuestro bendito Salvador, La misericordia y la verdad se encontraron; La justicia y la paz se besaron (Salmos 85:10).

Pero por favor, tenga en cuenta que no basta con que Jesús se acercó y ofreció a sí mismo como el sacrificio perfecto por nuestros pecados. Debemos apropiarnos de ese sacrificio por la fe en él. La salvación no es automática porque Cristo murió por nosotros. Es un don gratuito, pagado en su totalidad por su muerte en nuestro nombre, pero tenemos que recibir por la fe. "¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? Después de que fuera en la primera se habla a través del Señor, nos fue confirmada por los que oyeron" (Hebreos 2:3). "Y no hay salvación en ningún otro, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). Que invocare el nombre del Señor Jesús hoy, le pedimos que sea su salvador. "Cree en el Señor Jesús y serás salvo."


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

Google
Web www.AbideInChrist.com www.AbideInChrist.org
Busqueda Me!  
Morada en Cristo Website
Incluye todas las paginas en este servidor.

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org