Oseas 1-3 Un Líder que es David, Su Rey

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Oseas 1-3 

Un Líder que es David, Su Rey

Oseas es un libro de amor en el Antiguo Testamento, y es una hermosa ilustración de la gracia. Cuando nos acercamos a Oseas, nos encontramos muy cerca de Cristo.

Él es el profeta de un corazón roto que aprendió  como el Señor sufre por los pecados de su pueblo. El tema dominante del libro es el amor de Dios. El romance roto de su propia vida le llevó a ver un romance divino. Debido a la tragedia en su propia vida personal Oseas fue capaz de ver el amor infinito de Dios como ningún otro profeta había entendido y experimentado. Oseas es el  campeón amante  de las Escrituras Hebreas. Él toma su lugar entre los grandes amantes de todos los tiempos. También aprendió de  Dios el dolor de su propio dolor. Con cada punzada de sufrimiento Oseas llegó a conocer el corazón infinito de un Dios santo con más claridad.

Yahvé se había casado con Israel en el pacto de la gracia. Sin embargo, Israel era como una esposa infiel que había roto su pacto con Dios. Ella decidió ir tras los ídolos de las naciones vecinas, como una esposa adúltera. Señor, porque Él es santo y justo, debe castigar su infidelidad.

El tiempo cubierto por la profecía de Oseas es, sin duda, el más oscuro en la historia del reino de Israel. Fue un período de dictaduras militares, el despotismo, el asesinato, la intriga política, la anarquía, el derramamiento de sangre, confusión y malos  gobiernos, la masa y la idolatría. Fue un día lleno de pactos rotos.

En este contexto, escribe el erudito hebreo Keil, "Este amor estalla en la llama de la ira santa Un sonido suave de la gracia divina y la misericordia se ha oído en medio de la llama, de modo que la ira le da expresión a.... la más profunda angustia por la perversidad de la nación..." Su salvación depende de Yahvé solo y su libertador. Su liberación será una liberación divina (1:7).

El reino de Israel había caído lejos de Yahvé y se había hundido en la idolatría. Se había convertido en una nación adúltera. Oseas pinta un vívido cuadro de la fealdad del pecado. Su lenguaje es gráfico porque Israel había perfeccionado a fondo su adulterio. "Porque la tierra se prostituye apartándose de Jehová" (v. 2).

A causa de su desobediencia deliberada el Señor dijo: "castigaré a la casa de Jehú a causa de la sangre derramada en Jezreel, y haré cesar el reinado de la casa de Israel. Aquel día quebraré el arco de Israel en el valle de Jezreel" (vv. 4-5).

Sentencia caerá sobre la nación. "Porque grande será el día de Jezreel" (v. 11). El nombre de Jezreel significa "juicio" o la "amenaza de juicio." El primer hijo de Oseas fue llamado Jezreel después de la fértil llanura de Jezreel. Hay Acab, rey había asesinado a Nabot y le robaron su viña. El resultado fue el exterminio de su dinastía. Fue allí que muchos actos de injusticia se había cometido y Oseas dice juicio caerá sobre Israel en Jezreel. "El día de Jezreel" sería el día de la nación se había roto en el valle (v. 4) y esto  tendrá grandes consecuencias en la nación.

Pero también se convierte en un recordatorio de la salvación de Dios (vv. 10-11). Van a ser destetados de sus ídolos y  confiaran  en "el Dios vivo" como su única esperanza, como en la oposición a la  muerte,  ya los ídolos sin vida, y sin cerebro.

Un líder unirá al pueblo

E. W. Hengstenberg dice: "La peculiaridad de las profecías de Oseas, en comparación con los de la época de David y Salomón, consiste en la conexión de la promesa con la amenaza de las resoluciones judiciales, y en la aparición del Mesías como la luz de los que caminar en la oscuridad más profunda de los juicios divinos." Y añade: "En Oseas el anuncio mesiánico que nos reúne en su forma más desarrollada."

Las predicciones mesiánicas pronunciadas por los profetas hebreos están estrechamente relacionadas con los mensajes del juicio venidero. Es el Señor Dios en oposición a los dioses paganos que se proclamó con audacia. El todopoderoso Mesías es visto como el conquistador invencible del mundo pagano. Se someterá a toda la tierra el Reino de Dios, como lo vemos en Daniel. Él será el "un líder," que se unirá a su pueblo en el Dios Jehová.

Algo maravilloso va a  a suceder donde  "Vosotros no sois mi pueblo,"  se les dirá:  "Sois hijos del Dios viviente" (v. 10). Se congregarán los hijos de Judá y de Israel, nombrarán un solo "jefe" (v. 11). Será una sola cabeza, o un rey príncipe que traerá al pueblo a estar juntos. La puesta en común de la gente estará bajo Jehová y a David su rey. Se llevará a cabo en virtud de los tiempos mesiánicos. Sólo un pequeño número han llegado a lo que "proporcionará una garantía de su plena realización en los últimos tiempos, cuando el endurecimiento de Israel comienzo a cesar y todo Israel se convierte a Cristo (Romanos 11:25-26" (Keil y Delitzsch).

Es obvio que esta es la aplicación correcta cuando nos dirigimos a un Pedro 2:10 y Romanos 9:24-26. Tanto Pedro como Pablo citan el pasaje como prueba de la vocación de los gentiles para ser hijos de Dios en Cristo. Israel se había convertido en no-Judíos y se había caído de la alianza de Yahvé. Los apóstoles afirman que Dios había adoptado las naciones como sus hijos. Esta promesa de Oseas es que después de que  los gentiles  han guardado un gran número de Judíos responde a la gracia salvadora de Dios en el Mesías. Sin embargo, el corazón de Israel es todavía "endurecida."

Los eruditos hebreos Keil y Delitzsch llegaron  a esta conclusión

"El cumplimiento de la promesa que debe incluir también la incorporación de los creyentes gentiles en la congregación del Señor (Isaías 44:5). Esta incorporación se inició con la predicación del Evangelio entre los gentiles por los apóstoles, y  ha continuado a través de todos los siglos en que la iglesia se ha ido extendiendo en el mundo, y que recibirá su realización final, cuando la plenitud de los gentiles entrará en el reino de Dios. Como el número de los hijos de Israel es, pues, aumentado continuamente, esta multiplicación se completa cuando los descendientes de los hijos de Israel, que todavía están endurecidos en sus corazones, a su vez a Jesús Cristo como su Mesías y Redentor (Romanos 11:25 - 26)."

Oseas 1:10 es citado por el apóstol Pablo en Romanos 9:26. Pablo nos da más luz sobre el significado de este versículo. La soberanía de Dios es el tema en Romanos nueve. Dios en su gracia soberana ha incluido a los gentiles.

Y lo hizo para dar a conocer las riquezas de su gloria sobre los vasos de misericordia que Él preparó de antemano para gloria, a nosotros, los cuales también ha llamado, no de entre los Judíos, sino también de los gentiles. Como también dice en Oseas,

"Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo,
 
y a la no amada, amada.  
"Y en el lugar donde se les dijo:
 
'Vosotros no sois mi pueblo,'
 
se les dirá:
 
Sois hijos del Dios viviente."

Israel va a ser reinstalado, pero en el tiempo medio de los gentiles se creen y se convierten en "los hijos del Dios viviente." Bendiciones llegará a la gente no judía.

El apóstol Pablo no quería  creyentes en la iglesia de Roma para ser ignorantes de lo que Dios estaba haciendo con su pueblo. Él escribió, "No quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: el endurecimiento de una parte de Israel durará hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles. Luego todo Israel será salvo,  "(Romanos 11:25-26a). Luego se continúa citando Isaías 59:20, 21 nos recuerda que será "el Libertador", el Mesías que logrará este gran evento. No hay ninguna razón para espiritualizar la referencia al pueblo judío ", Israel", en el versículo veintiséis. A. T. Robertson y Charles Hodge insisten en que Pablo se refiere a toda la nación. Tenga en cuenta el rechazo de Israel no es permanente.

El "endurecimiento en parte," no tiene por qué significar "cada Judío sin una sola excepción," pero Israel en su conjunto, la nación, los objetos eternos del amor electivo de Dios. El énfasis en la gracia salvadora de Dios soberano. Estos pueblo judío son salvó sólo por gracia mediante la fe en Cristo solamente. Esto ya no será sólo un pequeño remanente que será salvo, excepto  muchos  no serán salvos como resultado del endurecimiento de ser terminado.

El "endurecimiento" es la "cubierta con un callo" (Thayer). Se trata de "torpeza mental, embotado la percepción espiritual." Pero recuerde que será un "endurecimiento parcial". Llegará un día en el tiempo perfecto de Dios, cuando van a responder y ser salvados por su gracia. Que se llevará a cabo Pablo dice que  "la plenitud de los gentiles entrará  " Cuando la iglesia se haya completado y todos los gentiles han entrado en el reino y el número total de los elegidos los  guarda Dios una vez más, a su vez al pueblo judío y sus corazones responder a su amor y cortejo que se creen en Él y ser salvos. "¡Cuán incomparables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! (v. 33).

Esto no va a ser un movimiento político, pero será la soberana mano de Yahvé y su Ungido.

¿Quién es "David, su rey?"

Algunos expositores piensan Oseas 3:5 se cumplió en el retorno del remanente a Jerusalén bajo Zorobabel. Sin embargo, el gran día de Jezreel aún no ha llegado. Eso ocurrirá cuando el Mesías, Jesucristo regrese y Judá e Israel estarán  reunidos bajo "un líder."  El mayor número de intérpretes entenderán  que Él es el Mesías, por lo tanto, el versículo once todavía no se ha cumplido.

El "un líder" es un gobernante que será  capaz de producir un cambio en la actitud del pueblo de Israel hacia ambas  tribus del norte y del sur. Este "nuevo jefe" sería la fuerza unificadora que podría conducir a la nación a restablecerse como en los días del  antiguo David. Ellos regresarían del exilio, a  recuperar la tierra y convertirse en una gran nación como cuando David era su gran rey.

David ya había muerto y enterrado en Jerusalén, pero Oseas representa esta persona en su dominio eterno, que los Judíos sabía que iba a "durar tanto como el sol y la luna."

No hay nada en contra de estos eventos que se realizan en la era mesiánica. Oseas pudo haberse igualado a todos estos logros con la era mesiánica y el reinado del segundo David, cuando el gran día de Jezreel seria cumplido. Sería un día de victoria para el Señor. El Mesías finalizaría  su obra en la era mesiánica. En Cristo vemos más plenamente concentrada la misericordia de Dios. En su aparición y dominio eterno, las promesas hechas a David fueron los primeros en realizarse plenamente.

Este mismo refrán  es recogido de nuevo en Oseas 3:4-5. Porque muchos días estarán los hijos de Israel sin rey, sin príncipe, sin sacrificio, sin estatua, sin efod y sin serafines (v. 4).

El versículo cuatro encuentra cumplimiento  en el exilio asirio en el 722 A.C. y el exilio de Babilonia en el 586 A. C. La ciudad de Jerusalén y el templo fueron destruidos por completo en el año 70 D.C.

"Después volverán los hijos de Israel, buscarán a Jehová, su Dios, y a David, su rey; y temerán a Jehová y a su bondad al fin de los días" (v. 5). Este versículo nos recuerda a 1:11. Keil escribe: "El verdadero retorno al Señor no puede tener lugar sin un retorno a David, su rey, ya que Dios ha prometido el reino a David y a su descendencia para siempre (2 Samuel 7:13, 16), por lo que David es el único rey de Israel (su rey). Este Rey David, sin embargo, no es otro  más que el Mesías."

Estos eventos no tendrá lugar hasta que "en los últimos días." Esta expresión no es una referencia a un tiempo futuro en general, pero "siempre el cierre futuro del reino de Dios, comenzando con la venida del Mesías (Génesis 49:1; Isaías 2:2)." En estos días están siempre asociadas a la era mesiánica. Nunca se produce en cualquier otro sentido de los tiempos mesiánicos. Este es un tema destacado  a través de los libros proféticos del Antiguo Testamento. En estos días anticiparon  el sufrimiento, el castigo y el retorno de la edad de oro de David. Los profetas utilizan la expresión "los últimos días" para referirse a la era mesiánica, cuando el trono de David será reocupado por uno de sus descendientes.

El futuro de Israel es un regreso en  la búsqueda de Jehová su Dios y a David su rey, que es Cristo. Esta es la forma en que los escritores judíos antiguos entendían Oseas 3:5. No puede estar refiriéndose al rey David, que murió y fue enterrado en Jerusalén. Esto es al hijo mayor de  David y del  Señor de David, Jesús Cristo (Ezequiel 37:23, 24). Cuando Cristo regrese muchos en Israel se convertirán  a Cristo. Ellos responderán a su gracia salvadora y pondrán su fe en Él por  la salvación.

Las mayores autoridades entre los líderes religiosos judíos declararon: "Los últimos días: el día del Mesías." El Targum judío antiguo de Jonathan dice: "Este es el Rey Mesías, quien está  de entre los vivos o los muertos Su nombre es el Mesías."

Dios está tan profundamente enamorado de su pueblo que Él no se desvió en su búsqueda de su pueblo. Su amor no fallará. Podemos salir de la logística del futuro hasta llegar  él.

Oseas tiene una visión de Dios, esperando pacientemente, deseando, buscando, cortejando, atractivamente, la redención y la restauración de su mujer errante.

Dios en su gracia redentora ha hecho un camino para la deambulación  de depravados hombres y mujeres pecadoras. Está escrito, el anhelo, y la búsqueda   todo aquel que confiese su necesidad de él y creer en Jesús el Mesías como su único Señor y Salvador. "Todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo."

De hecho, él ha hecho  el trabajo todo suficiente Jesucristo  lo llevó a cabo en nuestro nombre.

 ¿Ha recibido su regalo de vida eterna por la gracia mediante la fe en Cristo?


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org