Isaías 12-40 Una Revestimiento en Isaías

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Isaías 12-40

Una Revestimiento en Isaías

Sería fácil para nosotros  correr a través de Isaías  y saltar de un majestuoso pico nevado a otro y pasar por alto algunas importantes verdades escondidas en versos cortos que hablan de nuestro Salvador y la salvación que Él ofrece. Hay muchos pasajes que refuerzan los más de todos los mensajes de esperanza en la venida del Mesías cuando reunió en su conjunto. No puede "valerse por sí mismas," solo cuando se ve en el contexto de la totalidad que son significativos y muy  profundos.

 Aguas de la salvación

Después de presentar la gran obra de la salvación en el capítulo once, Isaías estalla en acción de gracias y alabanza al Señor. El profeta puede contenerse por más tiempo. En Isaías 12:2-3 advierte a sus oyentes a extraer de los manantiales de la salvación que Dios ha provisto.

"He aquí, Dios es mi salvación;
 me aseguraré y no temeré;
 porque mi fortaleza y mi canción es Jah, Jehová,
 quien ha sido salvación para mí.
 Sacaréis con gozo aguas
 de las fuentes de la salvación." 

"Aguas" es plural en el original e indica la plenitud y suficiencia de las bendiciones que el Señor da a su pueblo. El flujo de las aguas de los manantiales de la salvación.

Disfrutamos de las aguas dulces de la salvación, porque de lo que Dios realizó por nosotros en la cruz por la muerte y resurrección de Jesús de entre los muertos. Nuestro Señor Jesús habló del agua de la vida en su conversación con la mujer de Samaria que vino a sacar agua del pozo de Jacob. "Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: "Dame de beber," tú le pedirías, y él te daría agua viva" (Juan 4:10). A medida que la conversación avanzaba Jesús dijo: "Cualquiera que beba de esta agua volverá a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna" (vv. 13-14). Más tarde en su ministerio, En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: "Si alguien tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior brotarán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyeran en él, pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado" (John 7:37-39).

Compare estas palabras de Jesús con Isaías 44:3; 55:1; 1 Corintios 10:4; Apocalipsis 7:16; 21:6; 22:17.

 ¿Tienes sed de las aguas que sólo Jesús puede dar? Todas las otras fuentes lo dejarán  sediento de más. ¡Sólo Jesús cumple! Aprende a dibujar todos los días,  momento a momento de sus refrescantes aguas de la salvación.

Un Juez Fiel

 La sentencia fue rápida en los descendientes de Moab que creó más caos a Israel que sus enemigos más encarnizado  les hicieron (Isaías 16:6-7). Isaías basa en el contexto del juicio de Dios sobre los descendientes de Lot para recordar a su pueblo  de un fiel juez.

 "Se dispondrá el trono en misericordia y sobre él se sentará firmemente, en el tabernáculo de David, quien juzgue y busque el juicio  y apresure la justicia" (v. 5). Estas palabras refuerzan 9:6, 7; 11:1-10; 32:1; 55:4; Amós 9:11; 2 Samuel 7:12-16, etc. El trono de David es superior a una dinastía Moabita. El "Hijo del Altísimo" se sentará en el "Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre;  reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su Reino no tendrá fin" (Lucas 1:32-33). El Targum judío antiguo representa este pasaje como mesiánico. El trono en el tabernáculo de David pertenece a Cristo. Israel tiene un trono con un futuro (Jeremías 33:15-17). Cuando el Señor Jesús retorne el prescindir de la justicia y la justicia como "Jehová, justicia nuestra." Él hará lo que es correcto. Qué refrescante este pensamiento es en nuestros días el mal de la injusticia. Él es fiel y verdadero. Todo el libro de Apocalipsis es un recordatorio de cómo Él impartir justicia a las naciones del mundo.

El Salvador y Campeón en Egipto

La religión egipcia fue un complejo politeísmo. Sin embargo, en Isaías capítulo diecinueve Isaías ve egipcios adorando a  Yahvé. Es interesante que en el siglo I después de Cristo había más de un millón de Judíos que vivían en Egipto, y Onías IV, construyó un templo judío en Egipto en 160 A.C. El emperador romano Vespasiano que se cerró en 71 D.C.  Antes de la venida de Cristo había sinagogas judías que cubrían la tierra de Egipto, y el Antiguo Testamento fue traducido al griego en Alejandría.    

Sin embargo, el pasaje en su conjunto no está hablando de Judíos adorando  en Egipto, pero los egipcios adoran a  Yahvé. "En aquel día," dice Isaías, "En aquel tiempo habrá un altar para Jehová en medio de la tierra de Egipto y un monumento a Jehová junto a su frontera" (Isaías 19:19). "Será por señal y por testimonio a Jehová de los ejércitos en la tierra de Egipto; porque clamarán a Jehová a causa de sus opresores, y él les enviará un salvador y defensor que los libre Jehová se dará a conocer a Egipto, y los de Egipto conocerán a Jehová en aquel día. Harán sacrificio y oblación; harán votos a Jehová y los cumplirán" (vv. 20-21).

Este "Salvador y campeón", literalmente "Poderoso", es el Señor Jesucristo. Isaías sólo conoce un Libertador. Este pasaje es mesiánico. Los hombres han llevado el mensaje de salvación a Egipto y el pueblo ha creído. La buena noticia ha sido predicada allí y los hombres han creído en el Señor. El Señor Dios ha dado a conocer a los egipcios. En Pentecostés el conocimiento del Señor salió a la tierra y la gente creía en el Libertador, el Poderoso. Antes que  Egipto cayera  presa del Islam en 640 A. D. en el año 640 D.C. hubo una iglesia floreciente en Egipto. ¿Habrá también un momento en el futuro cuándo  volverá a florecer? Oremos para tal fin.

Una llave para la Casa de David

Tal vez Isaías 22:22 se puede considerar más de una aplicación mesiánica  que de una profecía mesiánica específica. Sin embargo, la descripción de la llave de la casa o de la dinastía de David se aplica a Cristo resucitado en Apocalipsis 3:7. Así como el dueño de la casa tiene una autoridad clave y completa sobre el mismo, Eliacim se ha encargado de la llave de la casa de David. La responsabilidad del gobierno, la seguridad y protección  descansa sobre sus hombros. Jesucristo, como el Ungido del Señor, asume la responsabilidad completa para el Reino de Dios. Cristo ejerce su autoridad soberana completa en el Reino. Sólo él es la cabeza de la casa de David.

Una Fundación costosos

En el capítulo veinte Isaías dice que la nación ha extraviado su confianza en la falsa seguridad de Egipto. El Señor declara que Él proveerá Su fundación elegido a Israel frente a los reyes orgullosos borrachos de Efraín y la flor marchita de su gloria.

"Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor,
He aquí, pongo en Sión una piedra, piedra probada,
Uno de los pilares costoso para la fundación, firmemente colocado.
El que crea en él, no será avergonzado."

El liderazgo se tambalea bajo la influencia del existencialismo y el relativismo, que cree en la mentira y el engaño. Dios, sin embargo, proporciona una medición de línea de un fundamento seguro. En "Su consejo maravilloso y su gran sabiduría" el Señor anula el pacto de Jerusalén con la muerte y le advierte del juicio venidero.

 Los mismos nombres que Dios usa de sí mismo indica la gravedad de la situación. El "Señor" (Adonaí) Señor (Yahvé) es el que está hablando.

La costosa piedra  probada, es el Señor Jesucristo. Él es la "piedra angular costosa para la fundación." El Señor Dios es el que ha "colocado firmemente" esta primera piedra.

 "El que cree en él no se verá afectado. "Podríamos sustituir las palabras en cursiva con Él se refiere al Señor Jesús. Él es el único fundamento seguro en la vida. Pedro declaró resueltamente a los líderes religiosos,  "Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano.  Este Jesús es la piedra rechazada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:10-12).

El apóstol Pablo presto la idea de Isaías y declaró: "Nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo" (1 Corintios 3:11). En Efesios 2:20-22 que recuerda a la iglesia de Éfeso, "Jesucristo mismo es la piedra angular, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor, en quien vosotros también sois juntamente edificados una morada de Dios en el Espíritu. "Pedro usa la misma alegoría al escribir acerca de la iglesia como una piedra viva. 'He aquí, pongo en Sión la principal piedra del ángulo,  escogida, preciosa; el que crea en él, no será avergonzado'" (1 Pedro 2:6). Cf. Romanos 9:33, 10:11, con Salmo 118:22, Mateo 21:42, Marcos 12:10 y Lucas 20:17).


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org