Isaías 32:1-20 Un Reino de Justicia

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Isaías 32:1-20

Un Reino de Justicia

En cada edad, en cada hombre hay un deseo natural para una paz y una seguridad perfecta.

Hay épocas en la historia cuando nos parece como que nuestras camas son demasiado cortas, y nuestras colchas son demasiado estrechas. Así era la crisis en la guerra Siro-Efraimita en 735-732 antes de Cristo, y el saqueo final de Samaria de parte los asirios en 722 antes de Cristo. Ésas eran épocas muy turbulentas en el mundo mediterráneo. Llenaron al pueblo de Judá de pánico, y los reyes eran totalmente desleales. El pueblo deseaba paz y seguridad. Por último en el octavo siglo después de Cristo, muchos líderes abogaron por un tratado militar y político con Egipto.

El gabinete del rey aconsejó ir a Egipto para otorgar su ayuda contra Asiria, confiar en sus carrozas de guerra, y no mirar "al Santo de Israel, ni buscar su ayuda." En ese contraste agudo Isaías declaro que vendría un rey que reinaría con justicia (Isaías 31:1; 32:1). Dios desenvainara una espada, "Entonces caerá Asiria por espada no de varón, y la consumirá espada no de hombre; y huirá de la presencia de la espada, y sus jóvenes serán tributarios" (31:8). El Rey Senaquerib de Asiria murió en su casa veinte años después de que el SEÑOR destruyó a su ejército. Yahvé es el soberano de Israel y las naciones.

En el capítulo 32 de Isaías, el profeta escribe, "He aquí que para justicia reinará un rey

 y príncipes presidirán en juicio." El pasaje es discutido mucho por los eruditos en cuanto a su valor mesiánico. Muchos miran sus "implicaciones mesiánicas" como legítimas. Podría ser labrada una profecía mesiánica debido al uso de los principios de justicia por el rey. Isaías no está pensando en la persona del Mesías solamente como él hace en 9:5ff y 11:1ff. Sin embargo, el reinado justo del rey es la misma encarnación de Dios con su pueblo. Esta regla será como una "sombra" en una tierra seca, un "refugio" del viento, un "abrigo de la tormenta," y la "corriente del agua en un país desértico" (vv. 1-2).

Las imágenes en el capítulo 32 de Isaías son mesiánicas. Incluso los reyes Asaf y Ezequías no son la excepción. Isaías ha descrito el juicio y el castigo en el capítulo treinta y uno. En contraste agudo, en este capítulo él habla de la justicia que publica en paz.

Este capítulo del gobierno de justicia está en contraposición con el de injusticia de los reyes de Judá. Él está describiendo el carácter de un gobierno mesiánico. Nadie solo el rey Mesías puede gobernar en un estado completo de justicia. El reino mesiánico está en la visión debido a los contrastes agudos con el gobierno en los días de Isaías.

La administración entera de este rey actúa según justicia. Incluso los "príncipes" bajo su voluntad "gobiernan una administración justa" (v. 1). Aplicarán los principios de justicia a los casos individuales. Será una clase de gobierno que Dios quisiera que fuera. En el sentido más verdadero de la palabra será un "gobierno Davídico" según lo descrito en Isaías 9:6-7; 11:1-5, y él está hablando de un rey designado divinamente (2 Samuel 7:13-16).

El énfasis aquí no está en la personalidad del gobierno como en los pasajes anteriores en Isaías, sino el carácter de su gobierno. Es de tal carácter que no puede pertenecer a nadie excepto al Mesías. Caracteriza un gobierno de justicia perfecta sobre su pueblo. Su gobierno será contrario de lo que ha estado describiendo Isaías en Judá. Isaías dice audazmente, "¡He aquí el rey!"

Este rey será una protección para su pueblo (v. 2).

El verso dos está lleno de detalles vivos. Él escribe, "refugio del viento," "abrigo de la tormenta," las "corrientes del agua" en el desierto, "cortina de una roca enorme en una tierra seca" (v. 2). Esto no es un rey egoísta que mira hacia fuera para su propia conveniencia. Él cuida su pueblo y vigila sobre ellos. Él proporciona la protección para su pueblo.

Él no está obsesionado con su legado. Él tiene un futuro eterno, porque Él es justo y Él gobierna con justicia.

La dureza espiritual será quitada de los corazones del pueblo (v. 3).

El verso tres está en contraste agudo con 29:10. La época de la dureza y de la ceguera espiritual esta sobre ellos. No quisiera que sus ojos, oídos y corazones se endurezcan como en Isaías 6:9-10. El pueblo regresara al señor. Ellos tendrán la capacidad de discernir la verdad espiritual (v. 4). "La mente de la voluntad precipitada discernió la verdad." No quisiera que los profesores balbucearan, sino que hablaran claramente la verdad. Qué contraste con los gobiernos en nuestros días. "No quisiera que al tonto se le llame noble, o al granuja se le hable gentilmente" (v. 5, cf. vv. 6-8). Este rey no mirará en el ojo de la cámara fotográfica de la TV y no mentirá cada vez que él abre su boca.

Mire el contraste negativo en los versos seis y siete. ¿Puede usted imaginarse el tener a un tonto como presidente? Cuando el rey venga no habrá más falso, simulado o fachadas  (v. 5). Nos recuerda que la "justicia exalta una nación." Sin embargo, los gobiernos injustos lo destruyen. El "engaño" gobierna en injusticia.

¿Cómo él logrará una tarea tan impresionante?

Los versos 15-20 nos dicen que no es por me Dios humanos, sino por el poder de Dios. El juicio vendrá primero (vv. 9-14). La salvación no viene "hasta que el espíritu se vierte sobre nosotros. . ." (v. 15). La idea es que el espíritu de Dios "será vertido" en una concesión abundante. El espíritu Santo en el Antiguo testamento es un índice de la energía divina. Isaías ve un nuevo flujo de la energía divina sobre el gobierno. El espíritu alcanzará grandes cosas en los últimos días.

Hay una comprensión progresiva del Espíritu de Dios en el Antiguo Testamento. El flujo del Espíritu Santo se convirtió en una faceta central del Antiguo Testamento, Comienza, Isaías diciendo: cuando "el desierto se convierte en un campo fértil" (v. 15b). Habrá abundancia "el campo fértil se considera como un bosque" (v. 15c).

Por otra parte, también habla a las necesidades morales y sociales (v. 16). El Espíritu de Dios es revolucionario. Usted no puede seguir siendo igual y estar bajo control del Espíritu Santo. Él trae cambios radicales del interior hacia fuera. Él trae bendiciones al pueblo de Dios. Isaías representa el trabajo del Espíritu como causando una nueva creación (24:18; 31:3; 44:3). El trabajo del Espíritu del Dios es tan revolucionario que él restaura todo lo que la depravación del pecado ha destruido.

El Espíritu permite al Mesías gobernar con justicia (v. 16). La justicia es un regalo de Dios. Jesucristo es el hombre perfectamente controlado por el Espíritu. "El Espíritu Santo descendió sobre él en forma corporal como una paloma. Y el Espíritu en el desierto condujo a Jesús, lleno del Espíritu Santo. Y Jesús volvió a Galilea con el poder del Espíritu" (Lucas 3:22; 4:1, 13). Su vida y ministerio enteros estaban siempre bajo control del Espíritu de Dios.

¿Cuál será el resultado de esta justicia? Paz, paz perfecta. "Y el servicio de la justicia, del justo y de la confianza por siempre" (v. 17). La única manera que podemos siempre tener paz en nuestro mundo está con la justicia de Dios. Solamente cuando Jesucristo gobierna en justicia experimentamos paz interna. Sólo cuando regrese como el Príncipe de  paz será nuestro mundo experimentara la paz eterna.

"Entonces mi pueblo. . ." (v. 18-20). El Espíritu Santo produce justicia y el resultado es paz. La paz viene con justicia solamente. Cuando el corazón se llena de justicia, habrá paz. Un corazón de pecado no es nunca lleno de paz. Es turbulento. Cuando usted tiene esa combinación, usted tiene paz perfecta y eterna.

¿Isaías está describiendo al pueblo de Dios como las ovejas de su pasto en el verso dieciocho? Él utiliza un término que denota un pasto. El buen pastor cuida las ovejas de Dios. Su pueblo mora en un pasto tranquilo (Salmo 23). "En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará" (Isaías 32:18). El pueblo de Dios morará en paz perfecta. Las imágenes son de gran alcance: "habitación pacífica," "viviendas seguras," y de "lugares de descanso imperturbados." Esto contrasta al "granizo" del juicio descrito en el verso diecinueve.

Como Israel, nosotros también, tratamos de poner nuestra confianza en "camas cortas y hojas estrechas" en una noche fría del invierno. Nos aconsejan confiar en alianzas militares, materialismo, humanismo, en los avances y tecnología científica, en un gobierno central fuerte, paternalista y si usted es religioso, en el legalismo de las leyes de Moisés.

Es sólo cuando llegamos al  final de nosotros mismos y reconocer el derecho de Dios para gobernar nuestras vidas que podemos experimentar la potenciación de la justicia divina

Hay solamente una fuente de la seguridad en un mundo inseguro. Se encuentra en el príncipe de la paz que reina en justicia.

Cuando Jesucristo, el Justo Rey reina, hay paz perfecta.

Aun así, ven Señor Jesús. Ven pronto.

¡Exija un regalo libre para usted hoy!


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org