Isaías 9:1-7 El Niño con Muchos Nombres

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Isaías 9:1-7

El Niño con Muchos Nombres

Probablemente nunca vamos a tener una época más complicada y confundida como esta que estamos viviendo hoy en día. A menudo buscamos sabiduría y conocimiento y somos agobiados por un volumen completo de todas cosas que encontramos. Ya no sabemos en qué creer ni que podemos llegar a creer. Jugamos con estratagemas que empiezan diciendo: "Bien, defina para mí lo que usted quiere decir con. . ." ¿Desde cuándo los  diccionarios pasan de moda  ¿Dónde buscaría usted un consejo sabio en este juego? ¿Hay acaso un sabio consejero que puede iluminar nuestro camino?

Hay una sensación de tristeza e impotencia que impregna todo el mundo. Muchos líderes del mundo se sienten impotentes a las circunstancias en rápida evolución política y económica. Políticos y las reglas económicas han cambiado. Nos sentimos desamparados a lograr cambios en un mundo enloquecido. ¿No hay nadie que nos puede dar poder y fuerza para hacer lo que tenemos que hacer?

No hay ningún sentido de seguridad en nuestro mundo actual. Nadie sale de su hogar sin temor y aun hasta en los pueblos pequeños a través de toda la nación. Hemos perdido nuestro sentido de la seguridad. Muy pocas personas creen en el sistema de la justicia. Una persona con poder y dinero es tratada de una manera, el hombre común otra manera. Un hombre miente y comete el perjurio en un tribunal federal y queda libre, mientras millares de gentes van a la prisión. La violencia, el crimen, la intriga política, la falta de seguridad de las personas es el ambiente que se respira hoy en día. El sistema entero se ha quebrantado. ¿No hay nadie que nos puede dar seguridad permanente en estos tiempos de tanta inseguridad?

Vivimos en una época de agitación. Hemos escuchado los escándalos más grandes del sonido, y lo más absurdo de la propaganda por tiempo tan largo que estamos indispuestos si alguien quisiere hablar con nosotros por un par de minutos. Corremos al otro trabajo, estamos un segundo en casa, tenemos otro pasatiempo, otro esposo (a), otro juguete, etc. Nosotros no podemos parar y gozar un momento. Obtenemos el aburrimiento instantáneamente porque estamos inquietos en el centro de nuestra personalidad. ¿Hay alguien que nos pueda dar un poco de paz? ¿Hay alguien a quien podemos acudir en nuestra loca mezcla confusa en , mundo inseguro, intranquilo y encontrar la paz?

El profeta hebreo Isaías vivió también en una época de confusión y de locura política y espiritual. Las tinieblas y el destino llenaron el ambiente. Había un sentido de impotencia cuando los asirios golpearon a la puerta principal. Como nosotros, la inseguridad y agitación llenaron su día. Los capítulos de Isaías siete y ocho hablan de un rey infiel. El rey Acaz del Reino Meridional de Judá se negó a poner su confianza en Dios para salvar Judá de las manos de Siria en una coalición con el Rey Peka hijo de Remalias. Aparte de los profetas de Yahweh, era un tiempo de pobreza espiritual en Judá.

El profeta Isaías describió las condiciones espirituales de aquel tiempo en 8:19, 21–22. "Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? Y pasarán por la tierra fatigada y hambrienta, y acontecerá que teniendo hambre, se enojarán y maldecirán a su rey y a su Dios, levantando el rostro en alto. Y mirarán a la tierra, y he aquí tribulación y tinieblas, oscuridad y angustia; y serán sumidos en las tinieblas."

Era una noche sin fin para Judá. Las tinieblas espirituales habían penetrado la tierra. Aquella era una noche sin un amanecer. Estos tiempos molestaban profundamente y llenaron a todo mundo de tremenda crisis y de pánico. Los acontecimientos en este capítulo suceden probablemente después de que Tiglath–pileser de Asiria invadió Siria junto con Efraín en 734–32 Antes de Cristo. Las "tinieblas" llenaron la tierra. La nación estaba en un estado de oscuridad espiritual y la pena política estaba por todas partes de la tierra.

La región norte de todo había sufrido de la "tierra arrasada" la política de invasión de los asirios. El norte de Galilea, que atraviesan Neftalí y Zabulón, hace sentir especialmente la devastación extrema de los asirios.

Esta oscuridad espiritual era el resultado de la incredulidad persistente de aquella gente. Que extraño son para los que piensan que ellos están en la luz cuando verdaderamente moran en una oscuridad perpetua. Tal era la condición de Israel y Judá. La tristeza rodeó la Tierra Prometida.

Judá había caído en una noche sin mañana. Era un tiempo de crisis y pánico. La oscuridad llenó la tierra, y ahora el juicio venía a causa de la incredulidad. "Ellos pasarán por la tierra duramente apretados y muertos de hambre, y resultará que cuando ellos tengan hambre, ellos se enfurecerán y maldecirán su rey y a su Dios cuando ellos pongan sus rostros hacia arriba. Entonces ellos mirarán a la tierra, y percibirán, la pena y la oscuridad, la penumbra de la angustia; y ellos serán manejados lejos en oscuridad."

Esta clase de la oscuridad es una descripción espantosa del pecado. La persona perdida piensa que él está en la luz cuando verdaderamente él mora en la oscuridad perpetua. La oscuridad espiritual añade a todo la penumbra. Sin embargo, en este fondo del juicio y de incredulidad oscura es pintado un retrato hermoso de la salvación para las personas pecadoras.

LA SALVACION GLORIOSA PARA LAS PERSONAS PECADORAS (9:1-5)

Hay luz en vez de oscuridad (V. 1-2).

Con la belleza poética en el verso dos el profeta enfatiza en la primera sugerencia de la venida del Mesías en 7:14.

"El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos" (9:2).

La presencia de Dios se iguala con la luz de  la Biblia. Dios es luz. "Dios es luz y no hay ningunas tinieblas en él" (1 Juan 1:5). La gran luz que aparecerá es el Mesías. Setecientos años después Jesús empezó Su ministerio aquí mismo en esta área de Galilea. La luz incluye cada bendición posible que el Mesías puede traer. Jesús se paró en el Templo y declaró, "Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida" (Juan 8:12).

¿Se encuentra usted caminando a tientas en la oscuridad a ciegas espiritualmente? Nuestra sociedad tambalea por los efectos de la infidelidad a Dios. Veneramos las imágenes de idólatra del materialismo, y nos prostituimos a cualquier deidad que hará que nos sintamos buenos y que se rinde a nuestros deseos y necesidades. Hemos perdido nuestra esperanza en esta oscuridad espiritual. El Apóstol Pablo escribió a la iglesia en Corintio: "porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciera la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo" (2 Corintios 4:6).

A los que confían en el Señor hay alegría en vez de tinieblas (V. 3).

"Multiplicaste la gente y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan al repartirse un botín" (Isaías 9:3).

A causa de la venida del Mesías, habrá gran "alegría" y alegría según Dios. La alegría se regocija en El, Su poder y Su presencia. El Señor es la fuente de su alegría.

¿Hablo yo con alguien que está cubierto con una nube gruesa de toda penumbra que se extiende por encima del? Aquí está la esperanza en el único que nos puede levantar de nuestra penumbra y destino.  Aún desde una celda de la prisión romana, el Apóstol Pablo podría "regocijarse" en sus cadenas. "¡Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !Regocijaos!" (Filipenses 4:4)

Hay libertad en lugar de la opresión (v. 4).

Isaías dirige la causa de la alegría. Ellos se regocijan porque el Señor ha roto sus cadenas. Él los ha puesto en libertad.

¿Hablo yo con alguien que se siente como ellos atado y con cadenas? Isaías dijo: "Porque tú quebraste su pesado yugo,  la vara de su hombro y el cetro de su opresor,  como en el día de Madián" (Isaías 9:4).

Jesús entró la sinagoga en Nazaret y el asistente le entregó una copia de rollo que contiene Isaías 61:1 y El empezó la lectura. Lucas registra la escena en Lucas 4:18–19).

 "El Espíritu del Señor está sobre mí,
 Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
 Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
 A pregonar libertad a los cautivos,
 Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos;
A predicar el año agradable del Señor."

Hay paz en vez de guerra (V. 5).

¿Se ha preguntado usted cuando terminara esta guerra interior en su alma? Escuche al profeta, "Porque todo calzado que lleva el guerrero en el tumulto de la batalla, y todo manto revolcado en sangre, serán quemados, pasto del fuego."

EL SALVADOR DE LOS PECADORES (9:6-7)

Este es el mismo niño profetizado en 7:14.

El nacimiento de este niño es un obsequio de Dios. Él es un Niño, pero Él es también un Hijo. Desde los primeros tiempos, el Mesías fue reconocido como hijo de David, un heredero legítimo al trono de David y el Hijo de Dios. El hará en alguna forma significativa aparecer en la escena como un niño y "nacerá" como un ser humano. Todavía, El "será dado." Él es un Hijo por excelencia. Él es verdaderamente único.

¡El Dios encarnado! Esa es la única manera que se podría alcanzar. Esto es cómo el Apóstol Pablo vino a entenderlo. "Cristo es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, porque al Padre agradó que en él habitara toda la plenitud, el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos.  A ellos, Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, esperanza de gloria" (Colosenses 1:15, 19–20, 26–27). El rey esperado será humano y divino. El será Dios–hombre. El tendrá los atributos de Dios y las características del hombre. Él no es ninguna figura grotesca de ciencia ficción, sino la perfección del amor.

Además, este niño ocupará una posición de dignidad "descansará en hombros" (vv. 6b, 7). Este niño llegará a ser un gobernante justo que cumplirá todas las esperanzas de la familia de Rey David (cf. 2 Samuel 7:13–16). El Niño deberá ser un Rey, un Gobernante, un Soberano. Sin embargo, El no será meramente un rey humano. Claramente, Él es el Mesías, el Ungido de Yahweh. El Targum judío antiguo identificó explícitamente a esta persona en Isaías como el Mesías.

¿Qué clase de niño es este?

Isaías describe para nosotros el carácter de este niño.

El CONSEJERO MARAVILLOSO –– Literalmente Él es "la maravilla de un consejero." El da el consuelo y la fuerza a través del tiempo y de la eternidad. El Mesías se es una "la Maravilla." La palabra se refiere a lo que Dios ha hecho, no el hombre. Él es Dios El Mismo. Este Niño es una Maravilla. El gobernará con la profundidad indefectible de la Sabiduría. El no necesitará a consejeros ni un gabinete; Él es un Consejero. El énfasis de Su nombre está en sus enseñanzas, el carácter y la vida. El será muy eficiente en la planificación, formulando la acción para llevar a cabo Sus planes. Él es un aconsejar de las cosas maravillosas.

¿Necesita usted la sabiduría en esta hora de necesidad? Un dicho dice: "Una persona sabia busca mucho consejo. ¡Un tonto escucha todo de ello!" Aquí está al consejero digno del nombre. El no hace fundición. Él está siempre en llamada. Él es la sabiduría infinita. Venga y humille su corazón y escuche. Jesús, el Consejero Maravilloso, pregunto: ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?" (Lucas 6:46)  Él es digno de nuestra lealtad porque Su consejo va más allá de las limitaciones humanas.

Jesús les publica una invitación a todos los que están necesitados de un consejero maravilloso venir a Él. "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga" (Mateo 11:28–30).

DIOS PODEROSO –– Él está repleto de omnipotencia; Él es el único fuerte. Literalmente Él es, el "Dios–heroe." Él es el Dios Poderoso. Gibbor siempre se refiere a Él en el Antiguo Testamento como la Deidad como Absoluta. El Mesías es todo–poder, Dios vivo y verdadero, omnipotente, omnipresente y omnisciente. Cristo es el poderoso. Jesús dijo, "yo y el Padre somos uno" (Juan 10:30). El Mesías es Dios Mismo y Él es capaz de salvar a todos los que confían en El. Él no tiene nada menos que la omnipotencia completa de Dios en Su orden. Lo qué El ideó Él es capaz de hacerlo. Permita usted que Jesucristo sea el "Dios Poderoso" en su vida.

El PADRE ETERNO –– Él es eternamente un Padre. Él es adorable, paternal, dedicado, servicial, fiel, sabio, guardián, proveedor y protector. "Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen" (Salmos 103:13). 

Para esos individuos en nuestros días que luchan para lograr una imagen positiva como padre aquí está uno que es digno de ese nombre. Usted puede tener la seguridad perfecta de una relación íntima del amor con su Padre celestial. El Apóstol Pablo nos amonesta en Romanos 8:15–18 con estas palabras: "pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el Espíritu de adopción, por el cual clamamos: '¡Abba, Padre!' El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. Aquí es un padre digno de ese nombre que nunca  te dejará  ni te desamparará.

El PRINCIPE DE PAZ –– El gobierna sobre Su gente con la paz. La paz que El da es eterna. Él es la personación de la paz, por lo tanto El gobierna sobre Sus gentes redimidas como un Príncipe que trae la paz. En una aparición después de la resurrección Jesús dijo a Sus discípulos, "Mi paz os dejo, mi paz os doy." El resultado de Su venida a nuestros corazones por la fe es la paz perfecta. Romanos 5:1 dice: "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo." Él nos da Su paz indescriptible en el momento que nosotros ponemos nuestra confianza en El.

CRISTO EL CUMPLIMIENTO DEL NIÑO CON CUATRO NOMBRES

El Niño por nacer es Jesús.

El médico Lucas registró su investigación,

"Bendito el Señor Dios de Israel,
 
Que ha visitado y redimido a su pueblo,
 
Y nos levantó un poderoso Salvador
 
En la casa de David su siervo" (Lucas 1:68-69).

Mateo escribía a los judíos para compartir con ellos las buenas noticias de la venida del Mesías. El empezó su introducción, "Libro de la genealogía de Jesucristo, el hijo de David, el hijo de Abraham. . . Jacob engendro a José marido de María, de la cual nació Jesús llamado el Cristo." "Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. . . . Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;  Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel" (Mat. 1:1, 16; 2:1-2.6).

Usted no puede imaginarse la conclusión poderosa dibujada por en el rostro del rabino Saulo de Tarso, "Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras: evangelio que se refiere a su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne,  que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos según el Espíritu de santidad, Jesucristo nuestro Señor" (Rom. 1:1-4).

ALGUNOS PRINCIPIOS DE PERMANENCIA

Cuándo usted puso su fe en Jesucristo, usted tiene a un Consejero Maravilloso. ¿Busca usted a alguien que le aclare su confusión y le da sabiduría? ¿Ha perdido usted la Maravilla de Cristo? Reviva los carbones; restaure su amor por Su maravilla. ¿Veré hoy al Señor Jesús? ¿Siente como que usted atraviesa tiempos desolados de pobreza espiritual? Usted tiene una Maravilloso–Consejero. Entre en Su Palabra; escuche la maravilla de Su consejo. Solo hay una persona a quien buscar cuando usted viene con las preguntas más profundas en vivo.

Cuándo usted cree en Jesucristo, usted confía en el Dios Poderoso. ¿Se siente usted impotente en un mundo confuso y rabioso? ¿Lleva una carga pesada que está demasiado pesada para ser llevada por usted solo? El Dios Poderoso es su fuerza. No hay nada, que Él no puede llevar a cabo. Él es capaz de salvar todos los que confían en El.

Cuándo usted cree en Jesucristo, usted tiene a un Padre Eterno. ¿Se siente usted huérfano? ¿Se siente como nadie le cuida? ¿Se siente usted inseguro? Usted tiene siempre a uno que adorar, alguien que está interesado en usted, comprometido a buscar lo que es mejor para usted. Un Padre nunca lo expulsara ni lo abandonara. Él nos da seguridad eterna.

Cuándo usted confía en Jesucristo, usted tiene al Príncipe de Paz como su gobernante. ¿Hay una tempestad en su corazón? ¿Usted está ansioso e inquieto? Aquí está el único que puede dar a usted paz interior profunda. ¿Necesita a un pastor por días tempestuosos? Permita que Él sea su Príncipe.


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org