Juan 14:6-9 Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Juan 14:6-9

Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida

Jesucristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios (1 Cor. 1:23-24). Él no es uno de un número infinito de caminos a Dios, Él es el camino, la verdad y la vida. En Juan 14:6 Jesús dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí." "Probablemente la declaración más exclusiva hecha por alguien" es la mayor ofensa en nuestra era moderna de la tolerancia. Pero la verdad permanece. "Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). El mundo exterior de Cristo odia a esa declaración. La verdad es que Jesús es el Señor (cf. Fil. 2:8-11). "Pues hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo hombre" (1 Tim. 2:5).

Jesús hizo esta declaración con un sentido de la autoridad suprema en la noche antes de su muerte. Este es uno de las  siete "Yo soy" en el Evangelio de Juan. Jesús se dirige a los pensamientos de los discípulos a sí mismo. Él es "el camino, la verdad y la vida." Él responde a nuestras necesidades más grandes en la vida, y Él puede hacer eso porque él es el "YO SOY". "Yo mismo (que con un énfasis fuerte) soy el camino." Con el Yo soy "es el énfasis enfática:" Yo y sólo yo, yo y no otro soy el camino, y la verdad, y la vida. El "camino" es el medio a Dios Padre. Él es el único camino. Sólo ESTE CAMINO,  nos lleva al Padre, y de esta manera es una persona única.

La ocupación más alta para el cristiano es Jesucristo, y un aumento del conocimiento personal de él. Jesús es el camino hacia el Padre, Él es la verdad encarnada y Él es la vida a todos los que creen en él.

NUESTRA MAYOR NECESIDAD

Estamos en la desesperada necesidad en nuestros días de "la verdad" en el lugar de la ignorancia religiosa y errónea. Jesús nos da una revelación perfecta de JEHOVÁ DIOS.

Por otra parte, estamos separados de Dios por causa de nuestro pecado, y necesitamos el camino perfecto a Su santa presencia. Hay camino que al hombre le parece derecho, pero es camino que lleva a la muerte. "(Proverbios 14:12). "Porque la paga del pecado es muerte. . ." (Romanos 6:23a). Sin embargo, hay un camino hacia Dios a través de la persona de Jesucristo. "El que me ha visto", dijo Jesús, "ha visto al Padre."

Estamos muertos en nuestros delitos y pecados, y sólo Él nos da la vida eterna en lugar de la muerte. Nuestros padres caídos engendran hijos caídos. Cuando Adán pecó, fue separada de Dios y trató de esconderse. Después de creer la mentira del diablo ya no era capaz de percibir la verdad, no tenía vida solitaria espiritual, porque la ley de Dios se aplican estrictamente. La Biblia dice: "En el día que comáis de él, ciertamente morirás."

Las tres de estas necesidades están perfectamente conocido por medio de Jesucristo. ¿Está alejado de Dios a causa de sus pecados y transgresiones? Jesús es el camino. ¿Está usted en la necesidad de la verdad espiritual absoluta, sin mezcla alguna de error? Jesús es la verdad. ¿Está muerto espiritualmente? Jesús es la vida, y Él da la vida eterna.

En los versículos anteriores en Juan 14, los discípulos estaban en un estado de shock debido a que Jesús acababa de decirles que no podían seguirlo a donde él va. Ellos estaban preocupados porque Jesús estaba hablando acerca de su muerte. Estaban agitados  como el agua en una olla sobre una estufa caliente. Jesús les dijo que él está preparando un lugar en el cielo. Él es el medio para llevarlos al cielo para estar con su Padre. Él va delante de ellos y preparará un lugar de descanso permanente para su pueblo cuando lleguen uno a uno o cuando Él venga en su segunda venida en gloria.

Tenga muy en cuenta el que  habla se dirige a la cruz el día siguiente. Sin embargo, no hay la menor duda en las palabras de Jesús. "Si así no fuera, yo os lo hubiera dicho." Voy a prepararos un lugar permanente para ustedes. La certeza absoluta está escrita en todo el pasaje. Los discípulos y todos los creyentes estarán con Jesús un día. Esta es la mayor garantía que el creyente estará con su Señor. Si lo seguimos llegaremos a donde Él está. Nuestro destino es estar con Él en el cielo.

Uno de sus discípulos, Tomás, quería que Jesús dejara absolutamente claro. ¿Cómo pueden conocer  el camino? Al parecer, era muy tan importante para él (v. 5).

Jesús ha estado enseñando a sus discípulos que Él va a volver a estar con el Padre (13:3; 16:5, 10, 17). Ahora habla de la manera de Dios, porque Él no sólo nos muestra el camino, Él es el único camino al Padre.

JESÚS ​​ES EL CAMINO

Jesús no es sólo el camino, Él es el único camino al Padre. El hombre está totalmente arruinado en el pecado, y su única esperanza en una relación correcta con Dios es a través de la expiación de Jesucristo. La solución a nuestro problema es una relación personal con Cristo. Jesús dijo: "Basta con que tú me conozcas."

El problema del pecado

Nuestro problema es que estamos perdidos espiritualmente. Somos como ovejas tontas tonto que nos extraviaron en el desierto espiritual y hemos perdido el camino. Sin Jesucristo somos vagabundos.

Estamos totalmente arruinados por el pecado y estamos en un estado de depravación. Nos sentimos culpables porque somos culpables. Estamos en la ruina total a la vista de Dios. No solo un poco empañada por el pecado, estamos muertos, perdido, condenado, inmundo, alienado, totalmente depravado. No podemos influir en nuestra parte una relación correcta con Dios. La única manera de que podamos tener una buena relación con él es por su gracia. Debido a nuestro estado espiritual no podemos arreglarlo. Somos pecadores. Eso no es una excusa o una escapatoria. Es una realidad. Nosotros estamos espiritualmente muertos y perdidos.

Entrad por la sangre

"Así que, hermanos, tenemos libertad para entrar en el Lugar santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne.  También tenemos un gran sacerdote sobre la casa de Dios.  Acerquémonos, pues, con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia y lavados los cuerpos con agua pura" (Hebreos 10:19-22).

La única manera de volver a Dios es por medio de la cruz de Jesucristo. Él no es simplemente un guía espiritual que vino a mostrar a los pecadores el camino en el que deben viajar. Él mismo es el Camino al Padre. No hay otra forma porque Jesucristo es la única persona que puede hacer frente a nuestro problema de pecado. El Cordero sin mancha de Dios tomó nuestros pecados sobre sí mismo y murió por nosotros. Él es nuestro sustituto. Él murió en nuestro lugar. Todos nuestros pecados fueron puestos sobre Él, y Él pagó la pena de muerte. La Biblia nos dice, "Porque la paga del pecado es muerte." Cristo murió nuestra muerte, para que pudiera darnos la vida eterna. Jesús fue a la cruz y murió por ti y por mí. Nuestra deuda ha sido pagada en su totalidad. Él llevó en su cuerpo la ira de Dios por nosotros. Él fue nuestro sustituto, y por su sacrificio expiatorio Se quitó la culpa y el castigo de nuestro pecado para siempre. Es por eso que Él es nuestra única forma hacia  la santa presencia de Dios.

A causa de su muerte  en la cruz, Dios ahora puede eliminar el pecador del creyente pecador "Cuanto está lejos el oriente del occidente, " (Salmos 103:12), es decir, infinito. Él los ha colocado a la espalda y ya no puede ver mas los pecados de ellos (Isaías 38:17). Él les ha echado fuera de nuestro alcance "en las profundidades del mar" (Miqueas 7:19). Nuestros pecados son perdonados (Colosenses 2:13), olvidados (Hebreos 10:17), y los retiran para siempre (Salmo 103:12).

El camino perfecta

Jesús no es sólo su único camino, Él es el camino perfecto a la presencia de Dios. Tenemos una posición perfecta con Dios el Padre. CH Spurgeon predicó, "la gracia de Dios viene a mi y me dice a mi alma:" Tú has pecado, pero ¿Jesús no vino a salvar a los pecadores? Tú no eres salvo porque tú eres justo,. Porque  Cristo murió por los impíos "Y mi fe dice:" Aunque he pecado, yo tengo uno que abogue ante el Padre, a Jesucristo el justo, y aunque soy culpable, pero por la gracia soy salvo y yo soy un hijo de Dios todavía. '. . . "¿Cómo iba a pecar contra mi Dios que es tan bueno para mí? Ahora voy a vencer ese pecado, "y me pongo fuerte para luchar con el pecado a través de la convicción de que soy hijo de Dios''.

Jesús ha abierto el camino a la presencia de Dios y de esa manera nunca se cierra para el creyente. Él proporciona la perfecta reconciliación con Dios (2 Cor. 5:18-19), y Él nos ha encomendado el ministerio de la reconciliación (v. 20), a causa de su gracia sin igual (v. 21).

Jesús es el camino, y Él ha venido a ti. No hay nada que hacer, excepto creer en él. Usted lo recibe por la fe.

Jesús no sólo muestra a los hombres el camino, Él es el camino. Nadie viene al Padre, si no es por medio de Jesús. Como el "camino" Jesús es el único vínculo entre Dios y el hombre pecador. Conocer a Jesús es conocer al Padre. Juan 1:18 dice: "A Dios nadie lo ha visto jamás;
el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él lo ha dado a conocer. " Dios no puede ser visto en el sentido literal. Él es espíritu (4:24). El pueblo judío lo cuentan como un artículo de fe que ningún hombre ha visto a Dios en cualquier momento. Pero conocer a Jesús es totalmente de "ver" el Padre celestial. Sus seguidores realmente conocen a Dios en una experiencia íntima y personal.

No hay otro camino

En nuestros días es tan radical, porque muchos quieren adorar a muchos dioses. Todo el mundo quiere pensar que hay muchos caminos hacia Dios, pero no lo es. Sólo hay un camino y que es por medio de la cruz de Jesucristo.

Jesucristo se extiende por la distancia infinita entre Dios y el pecador. Es imposible para el hombre pecador  fabricar una escalera para subir a Dios a través de oraciones, lágrimas, penitencias, resoluciones, reedificación, autoayuda, pop-psicología  etc. "Hay camino que al hombre le parece derecho, pero es camino que lleva a la muerte" (Proverbios 14:12). El pecador no podía ir a Dios, pero Dios en la persona de Su Hijo vino a los pecadores, y Él es nuestro único camino al Padre. Él es el camino al Padre en el cielo.

Recuerdo haber leído una historia en las noticias acerca de un transbordador que se hundió en el Zeberuze.

Un funcionario del banco que extendió su cuerpo de  6'3 pie en un puente humano y salvó a 20 personas salió el lunes como uno de los héroes del desastre del ferry Zebruze.

Un grupo de pasajeros que estaban sentadas  en la esquina de la embarcación, fueron separados de la seguridad de una pequeña isla de metal por una cascada de 6 pies de ancho de agua que se precipitó después de que el ferry dio vuelta sobre su costado. Era demasiado grande para la gente a saltar a través. Uno de los hombres dijo a los periodistas, "Acabo de hacer una especie de puente con mi cuerpo." Su esposa dijo: "Yo fui la primera en subir a través de él  y le  pisé la espalda ... Yo estaba petrificada!" Otro pasajero dijo: "Cuando se subió sobre él que tuvo que saltar y el suelo estaba resbaladizo por el agua. Todas las personas en nuestro rincón de allá pasaron a través de su puente humano. De lo contrario no hubiesen podido haber pasado a través de ese espacio."

Una vez que pasaron  a través de la brecha las 20 personas que llegaron a la pequeña isla de seguridad  los rescatistas habían tirado una soga.

El hombre que se utilizo como puente, dijo que se quedaba de último por una hora y media para ayudar a la gente a trepar por la cuerda de seguridad. La gente gritaba. "Mi hija pensó que iba a morir". Ella dijo: "Mamá, si hice algo mal, yo no tenía intención de hacerlo".

Eso es lo que Cristo hizo por ti y por mí. Él construyó el puente con su cuerpo sobre la cruz. Como el Hijo de Dios, él podría abarcar los extremos de la maldad del hombre y la justicia de Dios y nos ofrece la esperanza de perdón y vida eterna. Sólo hay un camino para Dios. Sólo él nos puede llevar a sí mismo.

JESÚS ES LA VERDAD

Jesucristo es la revelación plena, definitiva y completa de Dios. Jesús es la verdad. "Yo soy la verdad". "Yo y sólo yo, y nadie más soy la verdad." Jesús es la encarnación real de la verdad. Él es el representante autorizado y revelador de Dios. Él escucha lo que el Padre dice y hace lo que el Padre le pide que haga (5:19; 8:29). Se puede parafrasear a Juan 14:6, "Yo soy el camino que revela la verdad (acerca de Dios) y da la vida (a la gente)".

Mundo confuso

Jesucristo es la realidad de toda  lla gracia de Dios hacia nosotros los pecadores. La gracia y la verdad no sólo se podrían dar. En realidad, vino a través de la persona viva de Jesucristo.

Usted no necesita un libro gratis de los cultos, o una versión "corregida" de la Biblia King James de los cultos. Adán creyó la mentira del diablo, y los hombres todavía creen el día de hoy. La razón es porque el hombre caído tiene sus sentidos espirituales oscurecidos. El apóstol Pablo dijo, "teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón. " (Efesios 4:18). La verdad se encuentra en la persona de Jesucristo. Él es la verdad. Como Él revela al Padre Él expone nuestro pecado e incredulidad, porque «en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento" (Col. 2:3).

Los hombres han cambiado la verdad de Dios por la mentira (Rom. 3:7; 15:8; 1:25). Pero la verdad de Dios reside en Cristo. Él está "lleno de gracia y de verdad" (Juan 1:14), y es la fuente de gracia y de verdad a los hombres (v. 17). La verdad es la realidad misma de Dios que se revela en Jesús. La verdad es el conocimiento de Dios por medio de Jesucristo (Juan 8:31 f). Tener  la verdad es  tener vida eterna (17:3).

Dios de la verdad

¿Te has humillado y postrado delante de él que es la verdad-verdad eterna? El énfasis en esta gran declaración no es sólo la verdad en oposición a la mentira, la realidad en lugar de una mera ilusión, sino su fidelidad, fiabilidad, integridad, seguridad. Jesucristo es el "Dios de la verdad" (Sal. 31:5; Isa 65:16). La verdad absoluta es característica de Dios, y sólo a medida que conocemos a Dios que conocemos la verdad. Esto Incluye la fiabilidad y la integridad completa de Dios. Desde luego, se actuará de acuerdo con la más alta integridad y la rectitud imaginable.

Sin Cristo los hombres están bajo el poder y la influencia del diablo, que es el padre de la mentira. Cristo, por el contrario, Él mismo es la verdad acerca de Dios. "El que me ha visto ha visto al Padre." Sin Cristo los hombres no tienen la verdad y se encuentran aún en sus delitos y pecados.

Jesús nos dice que un verdadero conocimiento del Padre sólo puede obtenerse a través de un verdadero conocimiento del Hijo. "Si me conocierais, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora lo conocéis y lo habéis visto. " (Juan 14:7). Si el Hijo es verdaderamente conocido, el Padre es verdaderamente conocido. Podemos conocer al Padre en tanto que conocemos al Hijo, y no más allá. "Cristo era más que una aparición de Dios, Él es" Dios hecho carne". Él era el Unigénito, que plenamente lo declaró. Él es el Dios-hombre. Él es completamente  humano y completamente Dios.

Verdad encarnada

El énfasis está en el hecho de que usted puede conocerlo  ttan claramente que se puede decir que lo ves. La obra del Espíritu Santo es tomar las cosas de Cristo y enseñarles a los creyentes. El discípulo de Jesús, Felipe le dijo: "Señor, muéstranos el Padre y nos basta " (v. 8). Jesús dijo: "El que me ha visto a mí ha visto al Padre; " (v. 9). Al ver a Jesús Felipe estaba viendo a Dios. Él es Aquel en quien Dios se puede encontrar, porque Él es el fin y la meta. No sirve de nada buscar en otro sitio. La verdad es "Yo y el Padre uno somos" (10:30, 38).

Felipe dijo: "Muéstranos al Padre." Cristo respondió: "no me has conocido, Felipe?" "Felipe, ¿no sabes quién soy yo?" ¿Qué deseaba Felipe estaba allí ante sus ojos. La revelación de la gloria de Dios estaba allí mismo, delante de él. El Verbo, hecho carne, era él mismo tabernáculo delante de los hombres, y Su gloria era "la gloria del Unigénito del Padre" (Juan 1:14, 18). Como el apóstol Pablo declaró: "Él es la imagen visible del Dios invisible" (Col. 1:16). Porque al Padre agradó que en él habitara toda la plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz" (vv. 19-20). "Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad" (2:9).

En Juan 14:10-11, Jesús explica y se ilustra más adelante: ¿No crees que yo soy en el Padre y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre, que vive en mí, él hace las obras. Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. "Cristo en el Padre y el Padre estaba en él. Esta era la unión más perfecta e íntima entre el Padre y el Hijo. Tanto las palabras y las obras de Jesús eran una revelación perfecta de la Deidad. Jesús hablaba y era hecho; él mandó, y existió. Cuando Jesús dijo: "Lázaro, ven fuera", fue el que había muerto vino con vida. Sólo Dios puede hacer eso.

Cada vez que Jesús abrió su boca para decir algo, era el Padre, que hablaba a través de él. Era la perfecta unión entre el Padre y el Hijo. Cuando Jesús hablaba, cada palabra y expresión era verdaderamente suya, pero lo que dijo y las palabras que fueron empleadas fueron propios pensamiento del Padre. Los dos hablan como uno, porque son uno, Jesús en el Padre, el Padres  en  Jesús.

¿Busca usted la verdad? "Creedme que yo soy en el Padre" (v. 11). "Cree que el Padre está en Mí y Yo en él" (10:38). ¿Cuál es nuestra respuesta? "Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para que podamos conocer al que es verdadero, y estamos en Él, que es verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el Dios verdadero y la vida eterna" (1 Juan 5:20).

Jesucristo es el camino, la verdad y la vida.

JESÚS ​​ES LA VIDA

Jesús es "la vida" para todos los que se arrepienten y creen en Él para salvación. Sólo Él nos libra de la muerte. Cristo es el Libertador de la muerte física, espiritual y eterna. "a name="es-RVR1995-26493">EEl ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. " (Juan 10:10). "Yo mismo", esta Persona divina en nuestra carne, "Yo soy la vida".

El hombre natural está muerto espiritualmente. Él no tiene vida. Todo gira en torno a mi  yo y lo mío en la vida del hombre natural. Él está vivo en el mundo, pero muerto a Dios, y las cosas de Dios. Él tiene existencia en la tierra, pero él está muerto espiritualmente. Sin embargo, Jesús promete resucitar a los muertos. Él da la vida, la vida eterna, a todos los que le invocan. La vida de Cristo nos da la vida de Dios, por lo tanto,  la vida es la vida eterna. Esta gran verdad da la seguridad al creyente, porque no podemos perecer más de lo que puede perecer Dios el Padre. Si usted tiene la vida eterna no la puede perder porque es "eterna".

Jesús dijo: "De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida" (Juan 5: 24). El apóstol Juan escribió: "El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que se niega a creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él" (3:36).

Jesús prometió  la "vida eterna" a todos los que creen en él. "Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen;  yo les doy vida eterna y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano" (Juan 10:27-28).

Jesús vino para que usted pueda tener su clase de vida. Sólo Él es el dador de la vida, porque Él es su fuente. Debemos dirigirnos a Él, que es la vida si queremos una vida abundante.

La existencia física importa poco, la única vida digna de ese nombre es la que Jesús trae a la vida, porque Él es Jesús es el camino real y viviente de la vida.

"La vida" en el Evangelio de Juan es característicamente "vida eterna" (3:15). Es el don de Dios a través de Su Hijo. Él vino para que los hombres "tengan vida y la tengan en abundancia" (10:10). Él murió para que los hombres tengan vida eterna y no perezcan (3:16-17). Sólo aquellos que vienen a Él y comen su carne y beben su sangre tiene la vida (5:40). Sólo los que vean al Hijo y crean en Él tienen vida (6:40). Él es el pan vivo que da la vida eterna (6:51). Él dijo que Él tenía poder para deponer su vida y para volverla a tomar (10:18). Su resurrección prueba que Él hizo exactamente eso. Cuando da a los hombres la vida nunca perecerán (10:28). Como el Señor de la vida Él resucitó a Lázaro de entre los muertos (11:25-26; 14:6). Así como el Padre, que "tiene vida en sí mismo", también lo hace el Hijo (5:26). Todo el Evangelio de Juan es acerca de esta "vida" que el Hijo da a aquellos que invocan su nombre.

Jesús dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida." Jesús no es sólo el camino hacia Dios, Él es la verdad de Dios, porque Él es la encarnación de Dios, la auto-revelación. Él es la vida de Dios. Él es "Éste es el verdadero Dios y la vida eterna" (1 Juan 5:20).

Jesús no solo nos muestra el camino hacia el Padre, Él es el camino hacia el Padre, el único camino. El acceso a la casa del Padre en el cielo sólo será a través de Jesús y ninguna otra persona. Él es el único que nos puede llevar al lugar que Él ha preparado para nosotros. El camino, y la verdad y la vida llegan a un enfoque en la frase una "a través de Mí." Jesús es el medio.

JESÚS ​​ES EL ÚNICO CAMINO

Jesús le dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí" (Juan 14:6). El Padre está en una misión divina en la vida de su Hijo, Jesucristo. Por otra parte, Juan 14:10 dice que el Padre vive en él. "Yo estoy en el Padre y el Padre está en Mí."

"Nadie viene al Padre sino por mí." Cristo es el único camino a Dios. "Nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo" (1 Cor. 3:11).

Esas palabras son exclusivas, pero no necesariamente ofensiva, ya que indicará con precisión nuestra mayor necesidad. Dios en su gracia inigualable se adelantó y ofreció lo que nosotros nunca podríamos proveer para nosotros mismos. Esa es una buena noticia.

El ofrece a cada uno de nosotros esta nueva vida. Todo lo que Él requiere es que lo recibimos por la fe. No hay nada que lo logre, no hay programas de auto-ayuda, no se auto-mejora, no acepta lecciones. Él simplemente nos pide que creamos en él. Acepta a Jesucristo y lo que dice ser el camino hacia Dios, la verdad sobre Dios, la vida de Dios. Cree en Él como recibir el regalo de la vida eterna.

Es casi como si Jesús afirma el hecho: "Yo soy el camino, la verdad, la vida" y, a continuación reafirma diciendo: "Nadie viene al Padre sino por mí." "Yo soy el único por quien la gente va al Padre."

Que quede bien claro y se proclama: Jesucristo es el único camino por el cual los hombres y las mujeres pueden llegar al Padre, no hay otra manera. Eso no es ser descortés, o políticamente incorrecto, o intolerante, sino que simplemente está declarando una verdad absoluta.

Debemos tener bien claro que quien hace esta afirmación es el Verbo encarnado, el revelador de Dios Padre. No hay ninguna otra autoridad, la verdad legítima y absoluta de Dios. Jesucristo, la Palabra es el único camino de comunicación de Dios con la humanidad perdida. Él es Dios encarnado. No tenemos conocimiento legítimo de Dios y ningún otro enfoque a Dios aparte de lo que se ha dicho. Esta es la razón por la que la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. La vida de Dios se ha encarnado en Jesucristo. No hay otra fuente de vida eterna.

Lo que decida hacer con esa vida determina nuestro destino eterno.

ALGUNOS PRINCIPIOS DURADEROS Y APLICACIONES PRÁCTICAS

Al contemplar a Cristo,  contemplas a Dios.

Si usted no tiene fe en Cristo, usted no tiene fe en Dios. En Jesucristo usted  vera  a Dios. Si usted no ha visto a Dios en Él, es por que  no ha ido al corazón del cristianismo. Vemos en él a Dios plenamente manifestado.

Alexander Maclaren dijo: ". . . en el hombre Jesús, los hombres lo conocen y lo ven a 'el Padre' como nunca lo hicieron antes. La Cruz y la Pasión de Cristo es la revelación al mundo del corazón de Dios. . . . Es la muerte de Cristo que revela al Dios vivo.

"Entonces agrego. . . . Él es el camino hacia Dios. Vea que usted busca al Padre por medio de Él solo. Él es tu verdad; debes  lidiar con él en su corazones, y por la paciente  meditación y la fidelidad continua enriquecerse con todos los tesoros comunicado que ya ha recibido en él. Él es tu vida,  únete  a él, para que el Espíritu rápido que estaba en Él pueda estar en ti y te hacen vencedores sobre todas las muertes, temporales y eternos."

Ahora que sabes la verdad, ¿qué ha elegido hacer con él?

La triste verdad es que es posible pasar toda su vida estudiando acerca de Dios y nunca lo experimentara. ¿Qué vas a hacer con estas palabras de Jesús? Él es la verdad y esta verdad da la vida. ¿Medita usted en él día y en la noche? Él es la fuente de la vida eterna. Usted no encontrará satisfacción en las opiniones de los hombres, sino en la Palabra viviente de la Verdad.

Tomás de Kempis escribió hace siglos en la i>Imitación de Cristo: "Sígueme tú Yo soy el camino, la verdad y la vida sin el camino no se puede ir, sin la verdad no se sabe, sin la vida no se existe. Estoy viviendo el camino que debes seguir. La verdad que debes creer, la vida por la cual tú debes  esperar yo soy el camino inviolable. La verdad infalible. La vida sin fin yo soy el camino recto, el soberano la verdad, la vida verdadera, vida bienaventurada, vida increada Si te quedas en mi camino has de saber la verdad, y la verdad os hará libres, y Dios te da su mano de la vida eterna."

En el Hijo usted ve al Padre. No hay otra manera de ver al Dios invisible. Para conocer al Hijo debemos  conocer al Padre.

Jesús no se limita a señalar el camino como una luz que guía, Él es el Camino. Él no sólo nos enseña la verdad acerca de Dios, Él es la Verdad. Él no representa sólo una avenida que conduce a Dios, Él es el único camino a Dios. Él no se limita a modelar una buena vida, Él es la Vida. El final de nuestra búsqueda humana de Dios es Jesucristo. Dios se ha mostrado, y ha hablado en Cristo.

¿Qué necesidad hay para el futuro? Dios mismo estaba en Cristo Jesús. Ambos comparten la misma sustancia o esencia o ser.  Ver a uno es ver al otro. Dios es como Jesucristo.

Dios estaba plenamente presente en Jesucristo reconciliando al mundo consigo mismo (2 Cor. 5:18). ¿Ha experimentado su reconciliación?

Si se quita a Jesucristo, y el camino, la verdad y la vida se han ido, y  no hay camino, verdad,  y vida. Hechos 4:12, Juan 3:36, Marcos 16:16, declara Lenski. "Toda la esperanza de Dios y fuera de el cielo. Jesús es vanidad y peor. 'Sino por mí 'es absoluta y definitiva.'"


Si usted necesita ayuda para llegar a ser cristiano aquí esta un regalo para usted.

Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2012 por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. Cualquier persona es libre de utilizar este material y distribuirlo, pero no puede ser vendido bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org