Josué 5:13-6:5 Capitán del Ejército del Señor

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Josué 5:13-6:5

Capitán del Ejército del Señor

Dios había guiado al pueblo de Israel a través del Jordán a la Tierra Prometida (Josué 3-4). Fue un cruce milagroso. Imaginemos dos millones de personas, incluidos mujeres y niños, cruzando un río crecido en etapa de inundación.

Josué estaba supervisando la ciudad de Jericó y planificaba su estrategia de batalla. ¿Cómo iba a derribar esa ciudad fortificada, con su rey y valientes guerreros?

De repente había una dramática e inesperada aparición  de un misterioso hombre con una espada desenvainada en preparación para el combate. Josué de inmediato se acercó y le preguntó: "¿Eres de los nuestros o de nuestros enemigos?" (v. 13). Josué había esperado durante cuarenta años; estaba listo para pelear.

Josué hizo la pregunta equivocada. El hombre respondió: "No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora" (v. 14). ¿Con qué frecuencia vamos a Dios haciendo preguntas equivocadas?

¿Quién era ese "Príncipe del ejército de Jehová"? Una "hueste" en la Biblia es un ejército que no se puede ver, invisible para el ojo humano, que rodea el trono de Dios. Se trata de una hueste angelical. Cf. 2 Reyes 6:17ff; Salmos 148:2; 103:21. Cristo dijo de doce legiones de ángeles que estaban dispuestos a defenderlo.

Josué reconoció de inmediato el carácter sobrenatural de este visitante. Josué estaba en la presencia de Dios. "Entonces Josué postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo ¿Qué dice mi Señor a su siervo?" (v. 14b). Josué cayó sobre su rostro y adoró. La adoración dada a este mensajero del Señor era dirigida a Yahvé. ¿Quién es esta persona? Es pecado adorar a los ángeles y los hombres (Éxodo 20, Deuteronomio 5-8; Apocalipsis 19:10; 22:8, 9). El impacto total del contexto del pasaje indica que una persona sobrehumana está presente. Él está en la presencia de la Deidad. El comandante del ejército de Jehová es Dios mismo. Yahvé ha venido a dirigir y a luchar por Su pueblo. Todas las distinciones entre el mensajero del pacto y el SEÑOR mismo se evaporan en el contexto.

El versículo quince elimina cualquier duda acerca de quién era este "capitán del ejército de Yahvé." "El capitán del ejército del Señor dijo a Josué: 'Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo.' Y Josué así lo hizo." En la Biblia sólo las cosas, los lugares y las personas pueden ser llamados santos porque ellos son apartados para Dios o han sido llamados por Él.

Josué no había tenido ningún problema con la obediencia. Jesús dijo: "Si me amáis, guardaréis mis mandamientos." Si tú le amas, tú le obedecerás. No se trata de cumplir los 18 años y ya no tienes la necesidad de obedecerle. Es una cuestión de amor y Josué obedeció.

Esta es una teofanía, o más correctamente una Cristofanía. Este "capitán" es el ángel del pacto, que aparece en forma humana para tomar el mando de los ejércitos de Israel. ¡Nuestro Josué estaba bajo Su mando! La liberación de Israel proviene de una sola fuente, así como nuestra liberación viene de una sola fuente -- Dios por nosotros en Cristo.

Esta es "una manifestación preliminar de la Palabra Eterna de Dios, quien, en su plenitud de los tiempos, se hizo carne y habitó entre nosotros," declaró Alexander Maclaren. Se trata de una figura del pre-encarnado Hijo de Dios, el Señor Jesucristo. Siempre lo encontramos revelando a Dios. En la Biblia, el Dios uno y trino es el único que ve o se manifiesta en Cristo. Cf. Juan 1:18; 14:9; Colosenses 1:15; Hebreos 1:3).

Yahvé había venido a guiar a Su pueblo a la victoria. Yahvé es nuestra salvación. El Príncipe del ejército de Jehová no es otro que el Gran Capitán de nuestra salvación, el Señor Jesucristo. El ángel del pacto del Antiguo Testamento es Jesucristo en el Nuevo Testamento. Él es Emanuel -- Dios con nosotros. Por otra parte, el ejército del capitán es nada menos que el SEÑOR mismo.

No podemos dejar de hacer la comparación entre Moisés y la zarza ardiente que no se quemaba, con Josué y el Príncipe del ejército de Jehová (cf. Éxodo 3:1ff.) Creo que está allí con un propósito para el pueblo de Israel y Josué. "Así como estuve con moisés, estaré contigo; no te dejaré, no te desampararé" (Josué 1:5).

Esta es la misma persona que encontramos en otras manifestaciones teofanías por Dios, el Hijo en el Antiguo Testamento. A veces lo encontramos a Él en la forma del ángel de Jehová y otras veces en forma de un hombre. Se le llama "el Dios de Abraham, Isaac y Jacob," el Dios de Israel" y "el Ángel del pacto."

Fue Dios el Hijo, que se apareció en forma humana a Agar (Génesis 16:7), Abraham (Génesis 18:1), Jacob (Gen. 32:24-30), Israel (Jueces 2:1), Gedeón (Jueces 6:12-18), Manoa (Jueces 13:21). También es llamado "el Mensajero" o "Ángel de la Alianza" y "Señor de Su templo" (Malaquías 3:1).

Una promesa de la presencia personal de Dios siempre lleva consigo el testimonio de cuidado personal y la provisión de Dios. Dios no es nuestro genio personal. A Josué se le recuerda, que la batalla es del Señor. Estamos aquí para servirle en Su batalla por la justicia. Estamos aquí para hacer Su voluntad. No estamos aquí para servirnos. Cristo es nuestro Salvador victorioso.

Fue una experiencia humillante para Josué, y un recordatorio de que la mayoría de nosotros somos demasiado grandes para que Dios nos use. Él tiene que mostrarnos quien es el que está a cargo y nos lleve a ponernos de rodillas en adoración. "Elimina las sandalias de tus pies, porque el lugar donde estás es santo." Donde quiera que Dios esté allí es tierra santa. Humillémonos y andemos en Sus caminos.


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org