Salmo 96:1-13 Misiones en Los Salmos

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Salmo 96:1-13

Misiones en Los Salmos

Es maravilloso sentirse implicado en algo que será válido por más de un millón de años en el futuro.

Los salmos hebreos están llenos de este mensaje misionero de alcance a las naciones del mundo. "proclamad entre las naciones su gloria, en todos los pueblos sus maravillas" (Salmo 96:3). Esto no es sólo una palabra que pasa, es un tema dominante en los Salmos.

Un equipo de fútbol de la iglesia en Uberlandia, Brasil está manejando a jugadores opuestos a Cristo. Antes de un juego de fútbol el equipo se junta con los miembros del equipo contrario en el centro del campo para decirles sobre su relación con Jesucristo. Ellos cantan un cántico sobre Jesús y reparten Biblias del Nuevo Testamento a cada jugador y árbitro. En uno de los juegos recientes, el equipo entero contrario y un árbitro oraron para aceptar a Cristo como su Salvador personal. Un espectador se hizo cristiano después de que él se cansó de esperar que comenzara el juego y se metió en el campo para averiguar que pasaba.

La gran nación de Brasil tiene 161 millón de habitantes y constituye alrededor de la mitad de la población en Sudamérica. Aproximadamente el 11 por ciento o 18 millones de brasileños se consideran Cristiano evangélicos. Estos brasileños evangélicos tenían como meta 150,000 iglesias nuevas al año 2000. Su objetivo es de levantar una iglesia local que esté al alcance de cada habitante durante esta generación.

Es interesante que el Salmo 96 se encuentran con muy pocos cambios en Crónicas 16:23-33. La ocasión fue el momento en que David primero  movió el arca del Señor a su lugar de descanso de honor en la ciudad de Jerusalén.

Los Salmos están llenos de este tipo de mensajes de misioneros que exceden las naciones del mundo. "Contad su gloria entre las naciones, sus maravillas entre todos los pueblos" (Salmo 96:3). Esto no es solamente un pasar de palabras; esto es un tema dominante en los Salmos.

Es interesante de él que el Salmo 96 es encontrado con muy pocos cambios en 1 Crónicas 16:23-33. La ocasión era el tiempo cuando David primero movió el arca del Señor a su última morada de honor en la ciudad de Jerusalén.

Salmos 96 es "un himno del misionero para todos los tiempos." Esto está lleno de una nota jubilosa de alegría, pero hay también una declaración de juicio imperecedero. El salmo al principio debe haber sido compuesto para la adoración pública porque esto es completamente una de adoración. Esto es dedicado para elogiar al Dios en el contexto de adoración pública en el Templo. El SEÑOR el Dios es un maravilloso Creador y Él viene para juzgar a todos los hombres. La gente debe ser alcanzada con las Buenas noticias con el objetivo que eventualmente todos pueden participar en alabanza del Dios. Esto es un gran salmo de misionero con temas de misionero.

Keil y Delitzsch dice que los Salmos 96-98 "son más Mesiánicos que muchos en el sentido estricto de la palabra Mesiánicos; para el punto central que gravita de la mentira de evangelio de Antiguo Testamento no en el Mesías, sino en la aparición de JHVH." EL SEÑOR el Dios viene para reinar. Tan verdadero es esto, sobre todo cuando pensamos en Jesucristo el Hijo de Dios, cuando Él vuelve para reinar como el Rey de reyes y el Señor de señores. El reinado que viene de Dios sobre las naciones del mundo encuentra su cumplimiento sólo en el Mesías. "Por otra parte, este salmo tiene una perspectiva escatológica amplia está entusiasmado con la esperanza de la venida del Señor. Está lleno de esperanza mesiánica y se mantiene la expectativa mesiánica vivo entre el pueblo judío durante siglos."

Usted encontrará 25 citas en varias partes del Antiguo Testamento en este hermoso salmo.

HAY UN LLAMADO A CANTAR UNA  CANCIÓN  NUEVA DE ALABANZA AL SEÑOR (96:1-6)

El Salmista tiene una canción nueva para cantar (vv. 1-3).

Tres veces el Salmista dice en los dos primeros versos, "Cantad al SEÑOR," "Cantad al SEÑOR," "Cantad al SEÑOR." Es difícil omitir su punto. Él tiene una canción nueva para cantar, y él quiere que toda la tierra lo oiga. El salmista no puede refrenarse más. Él está tan impresionado por la grandeza del Señor y Sus obras maravillosas que él simplemente explotó con la alabanza a Dios.

"Cantad a Jehová cántico nuevo; cantad a Jehová toda la tierra. Cantad a Jehová, bendecid su nombre. Anunciad de día en día su salvación" (Salmo 96:1-3).

Esto nos recuerda Apocalipsis 5:9; 14:3 cuando el redimido de las naciones cantarán la canción nueva juntadas alrededor del trono de Dios en la eternidad. Ellos cantan de las grandes cosas el Señor ha hecho para ellos.

"Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: 'Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos,

 porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje, lengua, pueblo y nación'" (Apocalipsis 5:9).

"Toda la tierra" será reunida allí. Los representantes de cada tribu y pueblo por todas partes de la tierra lo adorarán. ¿Está usted alegre? Esto no es solamente para la gente antigua judía o Americana o latinoamericana o un grupo de elite. Esto es un mensaje para "toda la tierra." Los que serán reunidos alrededor del trono de gracia son todo los que han doblado sus rodillas ante el Señor, han confesado su necesidad de Él, y han creído en el nombre del Señor Jesucristo para su salvación. Sin embargo, debemos ser muy cuidadosos si pensamos que esto es solamente para nosotros. Esto no es exclusivo en nuestro sectarismo. Ante el trono de Dios se juntarán todas las gentes de cada nación, y tribu quienes se han rendido a Jesucristo para su salvación.

Este salmo nos recuerda de la comisión de Jesús a Sus discípulos en Mateo 28:18-20. "Jesús se acercó y les habló diciendo: 'Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,  y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.'" En otra ocasión Jesús dijo en Mateo 24:14; "Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin."

“Proclame las buenas nuevas de Su salvación todos los días " (v. 3).

Cuando usted se enamora del Señor Jesús, usted quiere decírselo a todo mundo. Esto se vuelve su estilo de vida. Cuando usted está tan lleno de Su presencia en su vida usted no puede menos que compartir las Buenas Nuevas que usted ha encontrado de Jesucristo con los demás.

Otra canción misionera nos dice el mensaje de Salmos 67:1-4. "Dios tenga misericordia de nosotros y nos bendiga; haga resplandecer su rostro sobre nosotros; Selah. Para que sea conocido en la tierra tu camino,  en todas las naciones tu salvación. ¡Alábente, Dios, los pueblos, todos los pueblos te alaben! Alégrense y gócense las naciones, porque juzgarás los pueblos con equidad  y pastorearás las naciones en la tierra. Selah ¡Alábente, Dios, los pueblos; todos los pueblos te alaben! Selah" (Salmos 67:4).

La palabra "Selah" significa (piensa) hacer una pausa y pensar sobre esta gran verdad. El autor nos invita a parar y considerar estas palabras y sus implicaciones en nuestras vidas.

Cuando Usted ve la palabra "naciones" y "pueblos" en la forma plural ello se refiere a la gente no judía. La gente judía había recibido las buenas noticias y esto era su responsabilidad de compartirlo con sus vecinos no judíos. Ellos han sido escogidos de Dios para ser una gran nación de misioneros.

El mensaje sobre el que el Salmista está extasiado es encontrado en el verso 10. ¡El SEÑOR Dios reina! Él es el Rey de toda la tierra y todo lo que está en ella. "Decid entre las naciones: El SEÑOR reina; ciertamente el mundo está bien afirmado, será inconmovible; El juzgará a los pueblos con equidad."

¿A quién invitan para oír el mensaje de salvación? "Toda la tierra," "las naciones" "todos los pueblos," "todas las naciones," "todos los pueblos." El mensaje misionero es tan fuerte que es imposible omitirlo o echarlo de menos.

Él es un gran Dios y Él es digno de ser alabado (vv. 4-5).

Mire la grandeza incomparable de nuestro Dios. El verso cuatro apunta por qué Él es digno de nuestra alabanza. "Porque grande es el SEÑOR, y muy digno de ser alabado; temible es El sobre todos los dioses" (v. 4). Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos, más el SEÑOR hizo los cielos (v. 5). Ellos (los ídolos) son "cosas inexistentes," buenos para nada, irreales e inútiles. Esto que no es nada es impotente. El Hebreo tiene y se aprovecha de palabras que contrastan al verdadero Dios de los ídolos. Los dioses elohim de las naciones son mero elilim. Elilim significa dioses paganos. Esto que no es nada no puede hacer nada. "Pero el SEÑOR hizo los cielos." El SEÑOR es el Creador. Esto debería hacer que su corazón esté alegre y que cante. Cuán grande es el SEÑOR que hizo el cielo y la tierra. La arquitectura de Dios es un recordatorio constante de Su presencia. El cielo, las estrellas en el cielo, la lluvia que cae sobre nuestras cabezas, el rocío en nuestros campos, los truenos y el destello de es Su voz a cada criatura. Nada de asombroso el Salmista usa expresiones como el esplendor, la majestad, la fuerza y la belleza para describir sus pensamientos de amor de maravilla y la alabanza a nuestro Dios.

El Apóstol Pablo tenía la misma idea en mente cuando él escribió a los nuevos cristianos que habían venido de una cultura pagana. Ellos estaban ansiosos sobre el alimento que había sido sacrificado a ídolos en templos paganos y luego ponerlo a disponibilidad comercial para que la gente lo comprara y llevara a casa y tenerlo listo para comer. Él dijo, "Acerca, pues, de los alimentos que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que no hay más que un Dios" (1 Corintios 8:4).

Los ídolos del panteísmo de la nueva era son sólo un invento de una imaginación muy precoz. Ellos son impotentes de efectuar una relación viva con un Dios santo.

El Apóstol Pedro escribió: "Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). Tomas, un discípulo de Jesús le preguntó acerca del camino al cielo. Jesús le dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí" (Juan 14:6).

También cantamos debido a Su fuerza y belleza (v. 6).

"¡Alabanza y magnificencia delante de él! ¡Poder y hermosura en su santuario!" escribe el Salmista.

¡Dios es hermoso! Nuestro Dios no es una imagen grotesca o un ídolo o una cosa vana. Él es una hermosa persona llena de esplendor, de majestad, de fuerza y de belleza.

Otro Salmo mesiánico apela a todas las naciones a alabar al SEÑOR. "Alabad a Jehová, naciones todas;  pueblos todos, alabadlo, porque ha engrandecido sobre nosotros su misericordia,

 y la fidelidad de Jehová es para siempre.  ¡Aleluya!" (Salmo 117:1-2).

¿Le ha dado Dios una canción nueva para cantar? ¿Es esto una canción de Su belleza y gracia? Dios pone aquella canción nueva en su corazón cuando Usted viene a la realización profunda de que Usted no tiene ninguna canción para cantar sin Jesús en su vida. Dios el Espíritu Santo revela la necesidad en su corazón para abandonar sus caminos egocéntricos, vuelta de su incredulidad y poner su confianza en Jesucristo como su salvador. Cuando Usted invita a Jesucristo a hacerse su salvador personal, Él pone una canción en su corazón de acción de gracias y la alabanza al Dios.

HAY UN LLAMADO A LAS NACIONES DEL MUNDO PARA ALABAR AL SEÑOR (96:7-10)

 Todas las familias de la tierra están llamadas a venir y adorar al Señor. Es un llamado diciendo: "Gracias a Dios que eres quien eres."

Dé al Señor la gloria y la fuerza  que se le debe  (vv. 7-8a).

"Tributad al SEÑOR, Oh familias de los pueblos, Tributad al SEÑOR la gloria y el poder. Tributad al SEÑOR la gloria debida a Su nombre..." (vv. 7-8a). Hay sólo una persona quien es digna de nuestra alabanza. Él es el SEÑOR. ¿Quién es su más valorada persona? Por favor déjeme animarle en permitir a Jesucristo hacerse su persona más valorada. Déle la gloria que está prevista a Su nombre santo.

Traiga una ofrenda al Señor (v. 8b).

 "Traed una ofrenda, y venid a sus atrios."

Le debemos nuestras vidas. "Por lo tanto, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro verdadero culto" (Romanos 12:1).

Tenemos una deuda y la debemos. Una responsabilidad va con la gracia. Usted no puede ganar su salvación, pero debido a lo que Dios ha hecho por Usted, Usted quiere glorificarlo por la forma en que vive. El Apóstol Pablo nos recuerda de la deuda que nosotros le debemos en Romanos 1:14-17.

"A griegos y a no griegos, a sabios y a no sabios soy deudor.  Así que, en cuanto a mí, pronto estoy a anunciaros el evangelio también a vosotros que estáis en Roma. No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación de todo aquel que cree, del judío primeramente y también del griego, pues en el evangelio, la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá" (Romanos 1:14-17).

Adore al Señor en la belleza de Su santidad (v. 9a).

La idea "de adoración" es de postrarse ante El, rendirse ante El. La palabra "miedo" es "temblar, confiar en, esperar pacientemente." Esto refuerza la idea de adoración. Debe tener actitudes humildes ante Dios. Debemos acercarnos a Él con espíritu de temor de humillación, con reverencia de adoración. ¿Tiembla usted en Su presencia?

"Él juzgará los pueblos con equidad" (v. 10c).

 El salmista consideraba juicio divino como una ocasión de regocijo. La gente pregunta por ella, y se alegran cuando administra juicio sobre la injusticia. El Salmo 67:4 dice, "Alégrense y gócense las naciones, porque juzgarás los pueblos con equidad y pastorearás las naciones en la tierra. Selah."

Solamente haga una pausa y piensa en esto.

La palabra "el juez" da la idea de gobernar y reinar. La idea principal en el Salmo es el reino soberano de Dios sobre las naciones en justicia.

Apocalipsis 19:1-2, 5-6, 11-16 nos dice el Señor Jesucristo reina. Un día el Rey vendrá a la gloria y reinará como el Rey de reyes y el Señor de señores. "Después de esto oí una gran voz, como de una gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación, honra, gloria y poder  son del Señor Dios nuestro,  porque sus juicios son verdaderos y justos,  pues ha juzgado a la gran ramera  que corrompía la tierra con su fornicación,  y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella. Y del trono salió una voz que decía: Alabad a nuestro Dios  todos sus siervos, y los que lo teméis,  así pequeños como grandes.  Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya!,  porque el Señor, nuestro Dios Todopoderoso, reina."

 "Entonces vi el cielo abierto, y había un caballo blanco. El que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, en su cabeza tenía muchas diademas y tenía escrito un nombre que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre y su nombre es: La Palabra de Dios. Los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, lo seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro. Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso En su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES."

¿Usted da la bienvenida a Su regreso? ¿Están Usted listo si Él viniera hoy?

HAY UN LLAMADO A TODA LA CREACIÓN PARA CELEBRAR   (96:11-13)

 La creación entera está llamada a alabar a Dios (vv. 11-12)

 Todos los objetos creados inanimados están llamados a participar en la adoración del Creador.  Él es el Señor sobre el cielo, la tierra, el mar y todo lo que está en ellos, el campo, las cosechas, el bosque. Usted puede oírlos gritando alegremente. Esto nos recuerda de las palabras del Apóstol Pablo cuando él dice de los gemidos de la creación entera que esperan el rescate (Romanos 8:18-22). Esto es una hermosa figura de toda la creación adorando a Dios. El rugido de las olas del océano a lo largo de una playa es la alabanza a Dios. El viento que cruje por las hojas de un bosque es una canción de alabanza al Dios.

El Señor viene para juzgar (v. 13).

Él viene para juzgar la tierra en "justicia". El significado de la palabra, "lo que es solamente justo y derecho." Es algo que Dios ha dado a Su gente por Su gracia. Esto es un modo de vivir enteramente nuevo. Esto es un acto de la gracia. Él es un Dios fiel y podemos confiar en Él. En vez del temor del juicio de Dios, podemos cantar ya que sabemos que Él viene para reinar sobre el mundo.

Esto será un tiempo cuando Él corregirá las injusticias del mundo. Él pondrá en orden lo que está ahora lleno de desacuerdo y de desorden, sufriendo de la angustia y la violencia. ¡Nuestro Dios reina! Ah como lo necesitamos para que venga, pronto.

¿Cuál es su actitud hacia la llegada del Rey? ¿Usted da la bienvenida a Su venida con alegría? ¿Usted canta en su corazón, Señor Jesús te veré hoy? ¿Usted vendrá y se arrodillará en humildad ante Él y le pedirá sea su Salvador personal?

Ore esta oración simple en su corazón: "Señor yo comprendo que te he fallado, y que yo soy un pecador. He fracasado en todas mis expectativas en mi vida. Creo en aquel Jesús que murió por mis pecados en la cruz y que Él resucitó de entre los muertos. Pido a Jesucristo ser a mi Señor y Salvador. Gracias por salvarme. Amén."


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org