Romanos 5:1-11 Paz con Dios

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Romanos 5:1-11

Paz con Dios

Hay pequeñas islas de paz en todo el mundo. Me refiero a los hombres y mujeres que tienen paz con Dios.

La clave de Romanos capítulo cinco es la palabra "regocijarse". La persona que ha sido justificada por la fe en Jesucristo puede alegrarse por el resultado de creer en Cristo. Esto es evidente a partir de la palabra de apertura en el capítulo cinco, "Por tanto". Debido a nuestra nueva relación con Dios, podemos regocijarnos en nuestra posición espiritual, nos gloriamos en las actuales circunstancias y nos regocijamos en el Señor Dios.

PODEMOS REGOCIJARNOS EN NUESTRA SEGURIDAD COMPLETA   (5:1).

Tenemos una nueva posición espiritual delante de Dios.

Hemos sido justificados por la fe.

Pablo reitera la gran verdad de Romanos capítulos tres y cuatro. "Por tanto, habiendo sido justificados por la fe" (5:1).
La Biblia deja muy claro que hemos pecado. "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23). Seguimos siendo pecadores. No se puede negar este hecho a menos que estemos completamente ingenuos y auto-engañados. Sabemos por experiencia personal que hemos fallado a Dios.
Cuando la Biblia habla de la justificación significa declarar justo. Cuando un pecador condenado pone su fe en el sacrificio expiatorio de Jesucristo por sus pecados un Dios justo declara justo al pecador creyente. Dios el Padre ve nuestra fe en su Hijo y nos perdona nuestros pecados contra él. La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. Ahora tenemos una nueva relación con un Dios santo. Somos justificados por la fe en lo que Cristo hizo por nosotros en la cruz.

Puesto que el Padre está satisfecho con su Hijo, Él también está satisfecho con aquellos que creen en la muerte de su Hijo y la resurrección.

Dios ve nuestra fe y nos declara justos ante Dios! Perdonado! Perdonado! Absuelto! Se trata de una vez por todas y es un acto de Dios por el cual Él nos declara justos delante de él.
Tenga en cuenta las declaraciones de Pablo sobre la justificación en Romanos. "Concluimos, pues, que el hombre es justificado por la fe sin las obras de la Ley" (3:28). Él resume su ilustración de la vida de Abraham. Él dice: "... también con respecto a nosotros a quienes igualmente ha de ser contada, es decir, a los que creemos en aquel que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro,  el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación" (4:24-25).

¿Cómo puede Pablo hacer esas declaraciones? Se basa en la muerte de Jesús por nuestros pecados. "Pero Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Con mucha más razón, habiendo sido ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira,  porque, si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida" (5:8-10).

En Gálatas 2:16 Pablo hace la más grande declaración de la salvación por gracia mediante la fe en lugar de una salvación por obras. Él escribe: " sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la Ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la Ley, por cuanto por las obras de la Ley nadie será justificado."

How do we become a child of God? "For you are all sons of God through faith in Christ Jesus" (Galatians 3:26).

¿Cómo convertirse en un hijo de Dios? "porque todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús" (Gálatas 3:26).

Aquí está la fórmula de Pablo para evaluar la base de nuestra seguridad de salvación. "Porque, en Cristo Jesús, ni la circuncisión vale nada ni la incircuncisión, sino la nueva criatura" (Gálatas 6:15). Para él no era una cuestión de ser un miembro de la nación judía, o que tengan el signo de la alianza. La imperiosa necesidad había de nacer espiritualmente. Para nosotros hoy no son nuestras buenas obras, o el bautismo, o la pertenencia a la Iglesia, o tomar la comunión. Nuestra vida eterna depende de nuestra relación con Cristo. ¿Soy una nueva creación? ¿He puesto mi fe y confianza en Jesucristo para una relación correcta con Dios? Usted llena los espacios en blanco. "Porque ni es nada ________________, ni __________________, sino una nueva creación". ¿De qué estás dependiendo  para estar bien con Dios?

Sólo Cristo es suficiente.

La justificación por la fe ilustrada

"Justificado" y "fe" se explica y se ilustra en la vida de Abrahán. Fue declarado ser amigo de Dios. Abrahán entró en una relación íntima con Dios cuando él creyó que Dios haría lo que había prometido. Esta relación íntima de amor con Dios fue dada como un regalo. no hubo mérito en cuestión. Era sólo por la fe, creyendo que Dios haría lo que había prometido.

La justificación es una declaración legal de Dios el Padre pronunciando a el pecador perdido absuelto porque él ha puesto su fe en la muerte y resurrección de Jesucristo para salvarlo. En el momento que creyó que Dios le declaró justo delante de sus ojos. Algunas otras cosas pasaron, también. Para más discusión sobre este tema, por favor lea Permanecer en la fe.

Tenemos "paz con Dios" (v. 1).

Puesto que hemos sido justificados por la fe, el primer resultado que Pablo dice es que tenemos paz con Dios. Si realmente has creído en Cristo, usted tendrá paz con Dios. Si usted está justificado usted es un miembro de su familia. Ya no hay ninguna hostilidad entre usted y Dios. Usted está en paz con él. Ya no hay que tener el temor de Dios.  No tienes que preocuparte acerca de morir y estar frente a Dios. La perspectiva de la muerte no tiene un miedo terrible o terror sobre nosotros porque sabemos que estamos en paz con él. Debido a que somos justificados, hemos perdido el miedo a Dios. Ahora tenemos una íntima relación de amor con él. Cristo ha resuelto nuestros miedos más básicos de la vida. El perfecto amor echa fuera el temor. Ahora es una relación de amor con Dios porque hemos sido reconciliados con Dios.
"Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo."

¿Por qué los cristianos tienen esta profunda paz interior con Dios? Debido a que hemos sido declarados justos por la fe en Cristo. Las implicaciones que esto tiene para la vida cristiana son extensas. No debemos esperar a pensar que el Todopoderoso está sentado en su trono, esperando a saltar sobre nosotros! La gran verdad del evangelio es que en ese mismo momento  fueron perdonados por completo. Además, debido a el perdón, ahora tenemos paz para con Dios, una paz que nunca puede ser quitada. Además, como Pablo va a elaborar en Romanos 5-8, porque tenemos esta paz con Dios, ahora podemos crecer en la gracia. En otras palabras, ya que hemos sido perdonados por completo, ahora tenemos el potencial de ser transformados a la semejanza del Hijo de Dios. Es imposible pensar en la justificación sin santificación. Pablo no está diciendo que en el momento que confiamos en Cristo como nuestro Salvador nos cambiara completamente, y quedaremos sin pecado. Aún a pesar de todo  pecamos y luchamos. Somos pecadores, pero somos pecadores salvados por la gracia.

¿Cómo puede Dios darnos este perdón y la paz con Él? Es "por medio de nuestro Señor Jesucristo." La fundación es la muerte vicaria de Cristo en nuestro favor. El apóstol Pablo declaró:.. " Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.  Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguien tuviera el valor de morir por el bueno Pero Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros" (5:6-8).
Cristo murió por nosotros, no porque eran judíos o no judíos,  bueno y justo, bautista o católico, sino porque éramos simples viejos pecadores.

Pierdes la paz o pierdes la salvación

¿Qué se puede hacer cuando se pierde esa sensación de paz? La manera de volver a la pista no es trabajando en sus sentimientos. No es por ser salvado por segunda vez. Abra su Biblia y revise su justificación. Repasa los hechos de la Palabra de Dios. Recuérdese a sí mismo de lo que Dios ha declarado acerca de usted. Dios es capaz de hacer lo que ha prometido. Satanás siempre te acusan y tratar de destruir su paz con Dios. Hable con usted mismo. Recuérdese a sí mismo de esta gran verdad posicional en la Palabra de Dios. "Mi aceptación de Dios no depende de mí. Todo depende de él. Mi pecado no anula mi justificación. Dios ha tratado con todos mis pecados en la muerte y resurrección de Cristo. Jesús murió por mí en la cruz. Me apoya en el gran hecho. Dios ha contado o imputado su justicia para mí, porque yo creo que tiene la muerte de mi pecado en la obra de Jesucristo. Dios me ha absuelto. la Biblia dice: "ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús "(Romanos 8:1)." Cuenta  en las promesas de Dios y la comunión y será restaurado. Esa experiencia de la paz será restaurada, ya que confías en él.

"Cuenta" con la muerte de Cristo

"Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro" (6:11). No tenemos ningún mérito ante Dios. No importa el tiempo que somos cristianos, o el tiempo que le sirven sólo podemos estar en la obra de nuestro Señor Jesucristo en nuestro nombre. Nunca lo merecemos, o merecerlo. Es su regalo para nosotros. De hecho, entre más camine con Cristo  más comprendemos esta gran verdad de Su Palabra.

No permita que su conducta o comportamiento perturbe su paz con Dios. El más pequeño pecado destruye, por el momento, su sentido de la paz. La comunión íntima está rota. Usted no pierde su salvación. Usted no pierde su posición eterna en Cristo. Usted pierde la alegría de la comunión con él. ¿Cómo restaurar el compañerismo? Dios nos ha provisto de una barra de jabón y Él quiere que lo utilicemos a diario. "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.  Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos a él mentiroso y su palabra no está en nosotros" (1 Juan 1:9-10). Mantenga agendas cortas con Dios. Trate con el pecado todos los días. No deje que el comportamiento pecaminoso, pensamientos o actitudes te roben esa sensación de paz. Cultiven esa sensación de paz. El pecado no confesado, arrepentido comportamiento pecaminoso, malas actitudes le roban la experimentación de la paz con Dios. Mantenga su tierno corazón hacia Dios y experimentará su paz profunda. Podemos regocijarnos porque tenemos completa seguridad.

PODEMOS REGOCIJARNOS PORQUE TENEMOS ACCESO CONTINUO A SU GRACIA ABUNDA (V. 2A).

A través de Jesús Cristo "hemos obtenido entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes" (Romanos 5:2). A. T. Robertson observa: "La gracia está aquí presente como un campo en el que se han presentado y dónde estamos y debemos disfrutar de todos los privilegios de la gracia sobre nosotros." Además, es tiempo perfecto. Él nos ha llevado a la presencia del rey y nos presento en él! Ahora tenemos un acceso permanente a la gracia de Dios. Es una posesión permanente. Ahora que ya somos presentados a el rey y podemos ir a su presencia en cualquier momento que desee. Tenemos un suministro constante de su gracia a nuestra disposición. Es todos los días. Es momento a momento. A. T. Robertson añade: "La exhortación es que seguimos disfrutando de la paz con Dios y seguir regocijándose en la esperanza de la gloria de Dios."

Efesios 2:18-19 mayores detalles sobre esta misma introducción al Padre y al acceso continuo a su presencia. Pablo dice: "porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. Por eso, ya no sois extranjeros ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios."

Creo que esta es una de las verdades más grandes que he aprendido en mi vida cristiana. Empiezo mi día, todos los días, con un sencillo compromiso con Cristo. "Señor Jesús, te doy este día. Es tuyo. Usted lo adquirió en el Calvario. Soy tuyo. Así es mi vida. Usted lo toma y lo vive a través de mí. Usted sea mi Señor y Maestro. Ven a vivir tu vida a través hoy conmigo. "Usted habla de la paz! Usted habla de la alegría! Su vida cotidiana se convierte en una relación íntima con Dios. Él es libre de romper con usted en cualquier momento durante todo el día.

¿Por qué es esto tan precioso para el creyente? Es porque cuando nos convertimos en cristianos, no llegamos a ser inmune a las presiones, pruebas, tribulaciones y dificultades de la vida. Pero Ahora podemos enfrentar la vida. Necesitamos un suministro constante de la gracia de Dios. Debido a que somos justificados por la fe, tenemos acceso instantáneo al Dios de toda gracia. Tenemos aceptación continua delante de él. Contamos con todos sus recursos a nuestra disposición para vivir la vida cristiana.

Usted determina la cantidad de riqueza que recibe de Dios. ¿Qué tamaño es el recipiente que  trajiste hoy? ¿Trae usted una taza de lata pequeña o una cuchara grande? ¿Qué vas esperando hoy? Usted tiene acceso a la plenitud de Dios! Él quiere darte el más selecto  regalos! ¿Por qué se aferra a una conducta pecaminosa, y malas actitudes? Tenemos un suministro constante de recursos en nuestra hora de necesidad. Podemos regocijarnos en Su provisión.

PODEMOS REGOCIJARNOS PORQUE TENEMOS LA CONFIADA ANTICIPACIÓN  EN LA ESPERANZA DE LA GLORIA DE DIOS (5:2 B).

Además, Pablo dice: "nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios" (5:2b). La palabra "exultar" significa regocijarse grandemente, o saltar de alegría. Sólo hay una cosa que vale la pena presumir. Es Cristo! La palabra de "regocijarse" o "regocijo" aquí significa, para jactarse, a la gloria, y se vuelve a regocijarse en la esperanza de la gloria de Dios. En el versículo 3, "regocijarse" en la tribulación y en el versículo 11  "regocijarse" en Dios. En Filipenses 3:3 "gloria en el Señor Jesús, no teniendo confianza en la carne."  

Observe cómo Pablo continúa desarrollando esta idea en Romanos. Nuestra esperanza descansa en la fe en la obra completa de salvación (Romanos 8:24-25) y es sostenido por la morada del Espíritu Santo (vv. 26-27). Es una parte esencial de la vida cristiana diaria (15:13, 12:12). Perdura aun cuando vemos a Dios proveyendo ante nuestros ojos, por su enfoque no está en lo que se ha dado, sino en el Dios que da y seguirá dando. La resistencia puede ser estresante  en esta vida (5:2, 4-5), pero nuestra espera es la confianza del confiado paciente, porque estamos salvados por la esperanza (8:24).

Esta "esperanza de gloria" se refiere a aquello que hace Dios majestuoso. Puesto que Dios es invisible, necesariamente lleva a una referencia a su manifestación cuando Él vuelva en gloria.

Todos los que han sido justificados por la fe tiene esta esperanza la certeza de que Jesús da cuando dice: "Porque yo vivo, vosotros también viviréis" (Juan 14:19). El prometió que iría a su Padre y "vendré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis" (Juan 14:3).
El apóstol Juan escribió: "Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro" (1 Juan 3:2-3).

PODEMOS REGOCIJARNOS PORQUE PODEMOS CELEBRAR LA VICTORIA SOBRE LA ADVERSIDAD (VV. 3-5).

La abundancia de la gracia  nos da esperanza para afrontar tribulaciones, pruebas, persecuciones y presiones que vienen hoy. Este sentimiento de "esperanza" da una certeza firme.

Por otra parte, Romanos 5:3-5 nos dice nos regocijamos porque Dios toma estas presiones en la vida y las usa para traer gloria a su nombre. "Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;  y la esperanza no nos defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. "

Es más que "alegrarse". Se trata de "gloria" o "exaltación" en las presiones de la vida. No es ni siquiera a someterse a estas tribulaciones sin quejarse y amargarse. Tiene la idea de glorificar a Dios en medio de estas presiones. Nos recuerda de Pablo y Silas en la cárcel de Filipos cantando en la cárcel. ¿Dónde acudir cuando se enfrentan circunstancias difíciles, los cambios en su vida, o cuando las cosas no salen según lo planeado? No obtenemos nuestra fuerza de nuestras circunstancias. Lo entendemos desde nuestro acceso continuo a la presencia de Dios. Su gracia y poder está continuamente disponible para nosotros. Podemos acercarnos a Él, en plena certidumbre de fe en su sacrificio por nosotros.

Incluso para soportar y glorificar a Dios en estos tiempos difíciles es un don de su gracia. Él nos da Su presencia sostenida.

Debido al constante flujo de gracia nosotros triunfamos incluso en nuestros problemas. Incluso puede gloriarse de las presiones de la vida. "Podemos tener alegría plena, aquí y ahora, incluso en nuestras pruebas y tribulaciones" (traducción de Felipe).

¿Cómo puede ser esto? Dios usa las terribles presiones en la vida para perfeccionar nuestra paciencia. Para aquellos de nosotros que somos terriblemente impacientes Dios permite  las cargas intensas del espíritu en nuestras circunstancias para enseñarnos de la paciencia.

¿Te diste cuenta de la experiencia de la cadena de crecimiento? Esto produce paciencia creciente fortaleza de carácter. Pone a prueba nuestro carácter y prueba que es sólido. Esto demuestra que hemos pasado la prueba. El Espíritu Santo hace que el amor de Dios se desborde. Cuando esto sucede, usted no puede dejar de decir una declaración a un mundo que observa.

El objetivo de la santificación progresiva es que seamos conformados a la imagen y semejanza de Jesucristo. ¿Cómo Dios nos hace santos? Él nos hace que  "nos gloriemos en las tribulaciones", porque Él sabe que estas presiones produce paciencia inquebrantable. Aquí Esta la base para el carácter probado y la esperanza.

Nuestra esperanza no está decepcionada porque Dios nos está transformando en la imagen de su Hijo. Esta renovación de la esperanza nos da ánimo para seguir en la elaboración de la fuente de su gracia.
Podemos regocijarnos, porque Él se preocupa lo suficiente por nosotros para llevarnos a través de Su fuego purificador así llegamos a ser más como Cristo. Él nos salva del poder del pecado y nos hace semejantes a Cristo. El No se conforma con poco, ni tampoco debemos hacerlo nosotros.

PODEMOS REGOCIJARNOS, PORQUE TENEMOS UN  ABUNDANTE SENTIDO DEL AMOR DE DIOS (5:5-11)

Su amor llegó cuando estábamos indefensos "pecadores" que no podíamos salvarnos a nosotros mismos. "Porque mientras aún éramos débiles, a su tiempo Cristo murió por los impíos" (v. 6). Y ocurrió justo en el momento preciso. Fue en el tiempo perfecto de Dios! El versículo ocho dice: "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros."
Su muerte vicaria significado que alguien más murió en nuestro lugar para pagar nuestra deuda de pecado (vv. 6b-11). Cristo murió por (huper) en lugar de, en nombre de los impíos. Él murió "por nosotros". Él murió por ti y por mí.

A causa de Su muerte por nosotros ahora estamos reconciliados con Dios (v. 8-11). "Con mucha más razón, habiendo sido ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira,  porque, si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.  Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación."

Su amor nunca nos dejará. Él nunca nos abandonará.

Hay pequeñas islas de paz en todo el mundo. Cuando ponemos nuestra fe en Cristo recibimos su paz y tenemos paz para con Dios. ¿Conoce usted esa paz? Pídale a Jesucristo que entre en tu vida y te dará esa paz. Él quiere ser tu Salvador hoy.

Cuando el hombre está en paz con Dios, puede estar en paz consigo mismo y con los demás. Esta es la única manera de lograr una paz duradera en nuestro mundo.

Podemos vivir por encima de las posibilidades, los cambios y las circunstancias por lo que Cristo ha hecho por nosotros. Él es nuestra esperanza de hoy y de mañana. Déjele a el convertirse en su paz hoy.

En este pasaje de la Escritura es esencial para nosotros tener en cuenta que hemos estado describiendo la vida cristiana. Se comienza con un nacimiento espiritual. Si usted no tiene esta paz puede ser porque usted nunca ha nacido de nuevo. Ahí es donde este tipo de vida comienza. Estamos siempre dispuestos a ayudarle a poner su fe y confianza en Jesucristo como su Salvador personal. Aquí es donde usted puede encontrar la manera de confiar en Cristo como su Salvador.


Si usted necesita ayuda para llegar a ser cristiano aquí estaspan class="Apple-converted-space"> un regalo para usted. 

Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2012 por Wil Pounds. Traduccion por David Zeledon. Cualquier persona es libre de utilizar este material y distribuirlo, pero no puede ser vendido bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission.Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org