La Glorificación del Cristiano

La Glorificación del Cristiano

 

La glorificación del cristiano describe su completa y definitiva conformidad a la imagen de Cristo Jesús.

Es el último eslabón de la gran cadena de oro de la salvación y es tan seguro que va a suceder; el apóstol Pablo se refiere a ella como que ya ha ocurrido (Romanos 8:30).

Otra gran promesa es dada a nosotros en Filipenses 1:6. "Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo".

Dios nos hace como su Hijo. Ser glorificado es otra forma de decir  que el creyente será "conformado" con el carácter de Cristo, el cual es el último propósito de Dios para el cristiano. Los cristianos no estarán más "destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23).

El gran plan de salvación de Dios alcanza desde la eternidad por venir a la eternidad futura, y Él logrará esto perfectamente. El plan de Dios va a tener éxito. Siempre existe el ahora y el todavía en lo que respecta a nuestra salvación. Somos salvos y seremos salvos. Somos justificados y un día vamos a ser glorificados. El apóstol Pablo habla de una realidad que ha llegado y la promesa que está por venir.

El apóstol Pablo estaba absolutamente seguro de que un día cada creyente en Jesucristo sería completamente como Cristo en carácter. Ese gran hecho debe de influir en las decisiones que hacemos y en nuestro comportamiento todos los días. No hay mayor aliento en la vida diaria en el hecho de que ya compartimos la gloria de Dios. Además, hay un eterno peso de gloria que acompaña al creyente cuando va al cielo. Más sufrimiento aquí, más gloria  allá.

En la gran cadena de oro de la salvación, ni una sola persona se pierde. El llamado, justificado, glorificado. Nuestra glorificación es tan segura que a los ojos de Dios es tan buena como hecha.

La elección, el llamado eficaz y la justificación ya han tenido lugar en la experiencia del creyente, pero es la glorificación que tendrá lugar en el futuro.

Sin embargo, el apóstol Pablo habla de ella como que ya ha tenido lugar. Los eruditos de la Biblia se han preguntado ¿Por qué, entonces, Pablo utiliza el mismo  tiempo pasado cuando él habla de la glorificación como lo hace para los demás actos de Dios? Muchos estudiosos sugieren que Pablo está utilizando la idea Hebrea "profética pasada" por la que predijo que un evento está marcado como seguro de cumplimiento de modo que se describe como si ya ha tenido lugar. El cristiano no ha sido glorificado, ya que es en el futuro, pero su gloria es tan segura en el propósito eterno de Dios que Pablo puede decir, "a ellos también Él glorificó."

JB. Phillips dice,  Dios "los levantó  por el esplendor de su vida como Sus propios hijos".

Qué pensamiento tan maravilloso que Dios se preocupa tanto por Sus hijos que Él nos permite participar incluso ahora; ya que nosotros seremos completos cuando venga la gran consumación (1 Juan 3:1-2).

Nosotros compartimos la gloria de Dios, la bendita esperanza del regreso de Cristo. Por lo tanto, nada nos separa del amor de Dios en Cristo Jesús. Desde que Dios es por nosotros, todas las cosas trabajan para nuestro bien y Su gloria. El eterno propósito de Dios está constantemente avanzando hacia el cumplimiento de un objetivo (Rom. 8:17-23, 30; Col. 3:4; 1 Pedro 4:13; 1 Cor. 15:49; 2 Cor. 3:18; Fil. 3:21; 1 Juan 3:2).

La conformidad del creyente con Cristo incluye la transformación del cuerpo de nuestra humillación a la semejanza del cuerpo de la gloria de Cristo (Filipenses 3:21). Pablo tiene en mente la conformidad con la imagen del Hijo encarnado como glorificado por Su exaltación. Sin embargo, tenga en mente que el Cristo glorificado no deja de ser el Hijo eterno y es el Hijo eterno, quién es el Hijo glorificado encarnado.

Cristo es preeminente entre muchos hermanos. Él es el "primogénito entre muchos hermanos. Cristo no se avergüenza de llamarnos sus hermanos. "Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos" (Hebreos 2:11, La Biblia, Versión Reina Valera).

La glorificación del cristiano no tiene sentido sin la manifestación de la gloria de Cristo. Nuestra glorificación está ligada a la venida de Cristo en Su gloria. Y después, nosotros debemos de ser como Él.

La Biblia nos enseña que esto es cierto que un día estaremos con Jesucristo y seremos completamente como Él. Nosotros no  vamos a ser Dios como enseñan los cultos, pero vamos a ser como Cristo en Sus atributos de amor, gozo, paz, paciencia, misericordia, sabiduría, fidelidad, gracia, bondad, auto-control, etc.  ¿Se está convirtiendo como Él hoy?

"Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde esta Cristo sentado a la diestra de Dios" (Colosenses 3:1, La Biblia, Versión Reina Valera). Esa es la mejor preparación para nuestra glorificación venidera.

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

 

 
    Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2017 por Abide in Christ, Inc. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.  "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

     

  • Google
      Web www.AbideInChrist.org
 

SELAH 365 Devocionales Diario

Índice de 365 devociones y arrancadores de sermones.

 

Christo en Antiguo Testamento

Estudiar el tema principal de la Biblia con estas profecías y tipos en el Antiguo Testamento de la venida del Mesías, Jesucristo.

Sermones Expositivos

Sermones gratis y estudios bíblicos indexados por referencia bíblica y estudios doctrinales.