¿Cómo no nos dará Dios Libremente Todas las Cosas?

¿Cómo no nos dará Dios 
Libremente Todas las Cosas?

 

¿Ya que Dios es por nosotros,  quién puede estar contra nosotros?

El salmista escribió, "En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre?" (Salmos 56:11)

El profeta Eliseo demostró a su compañero que Dios es por nosotros, y puede depender en Él, porque Dios cuida de Su pueblo. El enemigo envió un ejército con caballos, carros  que rodearon la ciudad. El criado se llenó de pánico. "¿Qué haremos?" Eliseo aconsejo, ¨No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo" (2 Reyes 6:16-18). Dios cegó al enemigo y proveyó la liberación (v. 19).

La pregunta que atormenta a muchas personas que  yo encuentro no es el hecho de que Dios es capaz, ¿Realmente es Dios por nosotros?  ¿A Él realmente le importa? ¿Haría Él lo mismo por nosotros? ¿Cómo podemos saber que el gran soberano Dios del universo esta hoy en realidad de nuestro lado?

Dios ha respondido ya a esta pregunta de una vez por todas. Nosotros nunca tenemos que  cuestionar el amor de Dios por nosotros. "¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?" (Romanos 8:32) Ya que Dios nos ama, Él también es por nosotros.

El apóstol Pablo nos lleva de nuevo a Juan 3:16. "Porque  de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16, RV 1960).

Dios ha demostrado Su gran amor por nosotros, incluso mientras éramos Sus enemigos, por enviar a Cristo a morir por nosotros (Romanos 5:8). Esto es el amor. Este es el amor de Dios para el pecador. Y ya que yo soy un pecador, esto me califica.

"Dios le entregó por todos nosotros." Cristo murió como mi sustituto en la cruz. Él murió por mis pecados. Esto es lo mucho que Dios te ama a ti y a mí. Sólo en la muerte de Jesucristo podemos saber más allá de una sombra de duda que Dios nos ama y quiere lo mejor para cada uno de nosotros.

Porque eso es absolutamente cierto, sin duda, entonces, "¿Cómo Él libremente no nos dará  a nosotros todas las cosas?"

Dios nos amó lo suficiente para dar lo mejor que Él tiene. Dios nos ama con un amor infinito. No hay nada en el universo más precioso para  Dios que Su propio Hijo.

Romanos 8:32 nos dice que Dios no escatimó a su propio Hijo para que Él pueda salvarnos. Es en la cruz de Jesús que vemos demostrado el amor de Dios. Él nos  amó hasta el punto que hizo a Cristo el Divino Sustituto y puso en Él nuestros pecados. Dios no escatimó nada. Él derramó sobre su propio Hijo Su ira contra nuestro pecado.

El amor de Dios por nosotros está más allá de la medida. Jesús nos amó tanto que Él se hizo pecado por nosotros y  cargó la ira de Dios contra el pecado como nuestro sustituto (2 Cor. 5:21). Él murió en nuestro lugar (Romanos 3:23; 6:23; 5:6, 8). Dios le entregó a la muerte en la cruz para que podamos ser perdonados. Jesús cargó la ira de Dios para que nunca nosotros tengamos que soportarla. Dios entregó a Jesús por nosotros. Dios nos ama tanto que Él no escatimó a su propio Hijo (Isaías 55:4; Hechos 2:23; Juan 1:29).

El apóstol  argumento que si Dios nos ama tanto, entonces Él ciertamente no retiene algo que necesitamos para cumplir Su propósito eterno de la redención.

Él utilizo un verbo que describe la ofrenda de Isaac en Génesis 22:16. "y no me has rehusado tu hijo, tú único hijo". Cuando Isaac preguntó dónde estaba el holocausto para el sacrificio, Abraham respondió: "Isaac, el Señor proveerá. . . En el monte de Jehová será provisto" (v.14).  Y Dios proveyó el sacrificio final en el monte Calvario.

"El que no escatimó ni a su propio Hijo, son que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?" (Romanos 8:32)

¿Cuáles son "todas las cosas"? "Nosotros sabemos que Dios hace que todas las cosas trabajen juntas por el bien de aquellos que aman a Dios,  esto es, a los que conforme a su propósito  son llamados " (v. 28). Él nos hace como Jesús Cristo.

Dios causa que "todas las cosas" – sus circunstancias desesperadas, sus abrumadoras pruebas, sus persecuciones insoportables, y las dificultades extremas en su vida - para  conformarlo al carácter de Jesucristo. Él  continuará usando estas cosas en tu vida para lograr las buenas.

Del gran amor de Dios, Él "libremente nos dará todas las cosas." Jesucristo fue  la cosa más grande que Dios tenía para dar. Ya que Dios hizo esto, ¿hay algo que pueda posiblemente retener? (Fil. 4:19)

La cruz  prueba la generosa gracia de Dios. Ya que Dios dio el mayor regalo al dar Su Hijo, nosotros podemos depender de Él para que nos de todos los regalos menores.

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

 

 
    Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2017 por Abide in Christ, Inc. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.  "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

     

  • Google
      Web www.AbideInChrist.org
 

SELAH 365 Devocionales Diario

Índice de 365 devociones y arrancadores de sermones.

 

Christo en Antiguo Testamento

Estudiar el tema principal de la Biblia con estas profecías y tipos en el Antiguo Testamento de la venida del Mesías, Jesucristo.

Sermones Expositivos

Sermones gratis y estudios bíblicos indexados por referencia bíblica y estudios doctrinales.