El Pacto Eterno de Gracia de Dios

El Pacto Eterno de Gracia de Dios

 

Hay un valor infinito en la sangre redentora del Cordero de Dios.

El nuevo pacto con Jehová Dios es ratificado por la sangre de Jesús Cristo (Mateo 26:28, 2 Corintios 3:6, Hebreos 7:22; 8:6-10; 10:16-17; 12:24; 13: 20; 2 Timoteo 1:9).

Tenemos paz para con Dios "a través de la sangre del pacto eterno, aún  en Jesús, nuestro Señor."

La "sangre del pacto eterno" con Jesucristo está en contra de "la sangre de los toros y de las cabras", en el antiguo pacto con Israel. Cristo derramó Su preciosa sangre, en cumplimiento de la estipulación del pacto eterno. La sangre expiatoria de Cristo es el fundamento de este pacto con Dios. La salvación eterna de los hombres y mujeres pecadores está garantizada por este pacto eterno con la sangre de Jesucristo.

Y el Dios de paz, que resucitó de los muertos, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, aún Jesús nuestro Señor, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable en su presencia, por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén" (Hebreos 13:20-21).

La garantía del pacto eterno de la gracia es la sangre derramada de Jesucristo. Es por Su sangre que todos nuestros pecados son anulados, la justicia de Dios se ha cumplido, y la ley fue honrada. Cristo ha hecho todo lo que Dios puede exigir. La sangre de Jesucristo es el cumplimiento de parte del deudor del pacto. Debido al sacrificio expiatorio de Jesucristo en favor de los pecadores, Dios está obligado por su propio pacto, a mostrar la gracia y la misericordia a todos los que Cristo redimió por su sangre.

La muerte de Jesús es el sello divino del pacto. Yo puse mi confianza en los méritos de su sangre. No tengo otra esperanza o confianza, sino solo en él.

Este "pacto eterno" no es un pacto de obras, sino que es un pacto de gracia que se hizo entre Dios Padre, Dios Hijo y Dios el Espíritu Santo antes de la fundación del mundo. En este pacto dentro de la Trinidad, Cristo estaba en el Pacto, como representante del hombre porque el hombre en ese momento no existía. Este pacto de gracia fue establecido en la eternidad, puesto en vigor en el Calvario por la muerte de Jesucristo, y sellado a los corazones de los elegidos de Dios por el Espíritu Santo. Nosotros recibimos la bendición de este pacto por la fe en Cristo.

Dios Hijo, en su propia sangre, pagó la deuda de todos los elegidos de Dios. Sufrió el pago completo de la ira divina contra el pecador. No hay restos de pregunta; todo ha sido pagado en su totalidad. "La paga del pecado es muerte", y nuestro sustituto divino pagó la deuda en su totalidad.

Toda persona por quien Cristo murió será perdonada, justificada, y aprobada en la familia de Dios. El Señor Dios traerá a todos ellos al cielo.

¿Qué motivó a Dios hacer este pacto de gracia? Fue su propia misericordia y gracia. Todo es de Dios. Dios en Su gracia soberana hizo el pacto eterno. Antes de que todas las cosas fueran hechas, Dios pensó en ti y te ha elegido. Dios hizo un pacto de amor con Su Hijo en su nombre. Nuestra salvación de principio a fin es Su idea, su funcionamiento, y Él lo lleva a cabo a Su perfección.

Por otra parte, el pacto eterno de Dios es inmutable, porque Dios no cambia. El hombre una vez en la gracia está en la gracia de siempre. Su pacto es eterno, nunca cesará. Los herederos de la gracia de Dios serán bendecidos para siempre.

La obra de Dios de la gracia en los elegidos comienza, cuando ellos han nacido de nuevo por la operación de aceleración del Espíritu Santo. A partir de ese momento, esta obra de gracia se continuó a lo largo de nuestra vida que queda en esta tierra. Es cierto que esta perfección de la gracia no se alcanza en esta vida terrenal. Sin embargo, hemos de procurar diligentemente buscar la vida santa (Fil. 3:12-13; 2 Pedro. 1:5-7). Por la gracia de Dios nosotros no podemos estar satisfechos de nuestro progreso espiritual presente. De hecho, es la conciencia de que Dios ha alejado Su ira, y sólo tiene pensamientos de gracia hacia nosotros, que nos motiva a vivir una vida agradable a Él en el pensamiento y la acción. Tenemos que orar por un suministro constante de la gracia santificante que podemos agradar a Dios en nuestra vida diaria.

¿Está confiando totalmente en "la sangre del pacto eterno, aún en Jesús, Señor nuestro" para hacerle recto con Dios? ¿Ha recibido el perdón, la limpieza, la remisión y el perdón de todos sus pecados por la sangre de Jesús? ¿Te glorias en la cruz de Jesús Cristo como su única esperanza de vida eterna con Dios en el cielo? ¿Está su fe firmemente fija en la preciosa sangre del pacto eterno en Cristo Jesús?

"Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados" (Mateo 26:28). El pacto eterno de Dios por el cual nosotros somos salvos, es la obra de Su gracia gratuita y soberana en Jesucristo.

¡Oh, alabado sea el Señor Dios por su pacto eterno de gracia! “!Jesús, tu sangre y justicia son mi gloria, mi canción, para siempre y para siempre!"

 

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

 

 
    Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2017 por Abide in Christ, Inc. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.  "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

     

  • Google
      Web www.AbideInChrist.org
 

SELAH 365 Devocionales Diario

Índice de 365 devociones y arrancadores de sermones.

 

Christo en Antiguo Testamento

Estudiar el tema principal de la Biblia con estas profecías y tipos en el Antiguo Testamento de la venida del Mesías, Jesucristo.

Sermones Expositivos

Sermones gratis y estudios bíblicos indexados por referencia bíblica y estudios doctrinales.