Indice

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org

 

selah6.gif (3321 bytes)

        ¡BÚSQUEME!   PERMANECED EN CRISTO WEBSITE 
        Find:

    ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

Reflexiones para la persona que piensa.

-----------


¡ENVIA SELAH POR CORREO ELECTRÓNICO!
A un amigo.

SELAH MENU

MENÚ
de Permaneced en Cristo

 
Misiones Bautistas
en Honduras

 Recomienda AMA A CRISTO

bible.gif (4616 bytes)
Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en Espanol.

 

 
 

Nuestra Santificación
Absoluta y Progresiva

¿Puede usted imaginar lo caótico que la vida cristiana sería, si nosotros creímos en Cristo, para salvarnos, pero tuvimos que mantenernos salvos por nuestra propia vida sin pecado?

Debido a las falsas enseñanzas, la mayoría de los no creyentes tienen el malentendido de que los cristianos deben de ser "perfectos", una vez que creen en Cristo como su salvador. Ellos son llevados a pensar que todos los cristianos son hipócritas porque no son "perfectos" en su vida cotidiana y en la práctica. La verdad es que los cristianos son "pecadores salvos", que por la gracia de Dios se esfuerzan por vivir una vida que agrade a su Salvador. Nuestro objetivo es la perfección, pero no se puede alcanzar en esta vida. Nosotros nos presentaremos "completos", "maduros", "perfectos" ante nuestro Padre celestial en el cielo al final de esta vida en la tierra. Sólo entonces podremos experimentar la perfección sin pecado.

Doy gracias a Dios que la misma gracia que me salvó, también me mantiene salvo.

Cada bendición en la vida cristiana es nuestra en Cristo por toda la eternidad desde el momento en que creímos en Él. Todas son nuestras por la gracia pura de Dios. Sí, nosotros tenemos todo en Cristo.

Qué trágico si fuéramos a confiar en Cristo para la salvación, pero tuvimos que confiar en nosotros para la santificación. Nosotros tendríamos una religión que enseñaría que Dios sólo perdona los pecados cometidos hasta el momento en que aceptamos a Cristo como nuestro salvador, pero después de eso tendríamos un período de prueba de toda la vida demostrando que fuimos salvos, y tendríamos que perder nuestra justificación y la reconciliación con Dios cuando pecamos. Si no nos arrepentimos de los pecados desconocidos en nuestras vidas, nosotros perderíamos nuestra salvación. Nosotros estaríamos en una constante necesidad de una "segunda bendición" o un trabajo adicional de gracia para mantenernos salvos. Tendríamos que ser salvos una y otra vez. Nuestra salvación dependería de nosotros, más que de la perfecta, toda-suficiente muerte expiatoria de Jesucristo.

El problema con una filosofía legalista de la vida cristiana es una perfección sin pecado. No hay cristianos sin pecado de este lado del cielo (1 Juan 1:8-2:1; Fil. 3:8-14).

Nosotros totalmente somos dependientes de la gracia de Dios para la vida cristiana. La misma gracia que eternamente nos salvó el día en que creímos en Cristo como nuestro Salvador nos permite perseverar en la vida cristiana para toda la eternidad.

Todo lo que necesitamos para vivir de una manera que agrada a Dios es encontrado en la provisión perfecta que Cristo ya ha hecho por nosotros. Nosotros estamos eternamente ligados a Cristo como la Cabeza, la vid, y la Vida. No hay fronteras, no hay límites a la presencia de Cristo, para el creyente. El creyente tiene todo en Cristo. Por lo tanto, cuanto más permanezco en Cristo, mayor poder tenemos para la liberación de la práctica cotidiana del poder del pecado y la tentación.

Cuanto más permanezco en Cristo, más conozco la experiencia del amor de Dios derramado en mi corazón por el Espíritu Santo.

Permaneciendo en Cristo en el poder de la presencia del Espíritu Santo produce el fruto de la justicia en nuestra vida, la devoción al Señor y el amor por Su Palabra.

Dios no ha prometido lo que Él no puede producir en la vida diaria del creyente.

La santificación en la vida del cristiano es tanto absoluta como progresiva.

Nosotros hemos sido apartados para Dios y  somos perfeccionados para siempre a Su vista por el único sacrificio perfecto de Jesucristo en la cruz. Nosotros somos aceptados en el Amado y eternamente ligados a Él.

Todos los cristianos están separados para Dios en Cristo. Con tal relación con Él, viene una rendición de cuentas impresionante para vivir responsablemente. Dios ha santificado,  ha separado al cristiano. Él nos ha reservado para Su propósito santo. Nuestra santificación es también un trabajo progresivo de la gracia divina en el alma que es justificada por la fe en Jesucristo.

Por la santificación progresiva se entiende que el creyente cristiano es gradualmente limpiado de la corrupción de su naturaleza, y por fin presentado "sin mancha delante de la presencia de Su gloria con gran gozo".

La santificación en la vida del cristiano es un acto de  la gracia pura de Dios. La santidad y la santificación son términos equivalentes en la Biblia.

Hebreos 10:14 dice: "Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados." El cristiano ha sido declarado perfeccionado para siempre. El creyente santificado es siempre perfeccionado, y por lo tanto nunca puede perder su santificación.

Además, incluso los que han sido santificados por el Espíritu Santo son exhortados a ser santos (1 Ped. 3:15; Heb. 12:14; Fil. 3:13-16, Juan 17:19). «Sed santos, porque yo soy santo" (1 Pedro, 1:1, 2, 15, 16). Nosotros, que hemos sido santificados por la sangre de Jesucristo y el Espíritu Santo, somos exhortados a ser santos. Dios espera que nosotros vivamos una vida santa, pero eso no implica que ya hemos llegado en nuestra práctica diaria. Por lo tanto, vamos a ser progresivamente santificados por la Palabra de Dios.

La Biblia no enseña que nuestra vieja naturaleza es erradica Nosotros nunca seremos perfectos sin pecado en esta vida, pero estamos separados para Dios en Cristo Jesús y por lo tanto santificados. Es a partir de esta obra de gracia que tenemos los recursos necesarios para vivir hoy una vida  que agrade al Señor.

Desde esta posición de separación para Dios, nosotros vivimos nuestra vida cotidiana buscando ser cada vez más conformados a la imagen de Cristo. Es esta vida divina en nosotros, que nos permite vivir para Cristo cada día.

El sacrificio de limpieza perfecta de Cristo en el Calvario, nos coloca en absoluta separación en los ojos de Dios para siempre.

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ÍNDICE DE SELAH

AQUI HAY UN REGALO GRATUITO PARA TI . . . .

Otro mensajes mas completo en Espanol.

La Vida Cambiada
Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 
bible.gif (4616 bytes)Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en espanol.

 

  

  Libros en Español
Luis PalauArticulos de Luis Palau en Espanol

Indice
Caesar
Peña

Aqui Hay un Regalo Gratuito Para Ti . . .

La Vida Cambiada

Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

 

¡BÚSQUEME!
Permaneced en Cristo Website

Incluye todas las páginas sobre nuestros servidores.

Indice

Estudios Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

(c) 2009 Mensaje por Wil Pounds. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.

www.abideinchrist.com           www.AbideInChrist.org

    Bible Top 1000