Indice

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org

 

selah6.gif (3321 bytes)

        ¡BÚSQUEME!   PERMANECED EN CRISTO WEBSITE 
        Find:

    ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

Reflexiones para la persona que piensa.

-----------


¡ENVIA SELAH POR CORREO ELECTRÓNICO!
A un amigo.

SELAH MENU

MENÚ
de Permaneced en Cristo

 
Misiones Bautistas
en Honduras

 Recomienda AMA A CRISTO

bible.gif (4616 bytes)
Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en Espanol.

 

 
 

Nuestro Divino Sustituto Sufrido

La sangre de Jesucristo es todo-suficiente para lograr todo lo que Dios propone alcanzar para nuestra salvación eterna. La muerte de Cristo nunca fallará en realizar el propósito eterno que Dios propone para nuestra redención.

 "Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu " (1 Pedro 3:18). 

Un Dios justo debe tratar con el pecado, y Él hizo esto en el sacrificio sustituto de Jesucristo por nuestros pecados. Cualquier sistema de religión que falla en tomar esta doctrina de la Biblia seriamente o  que la niega es  inadecuada para que trate con nuestros pecados justamente. Dios salva y mantiene Su justicia por la muerte expiatoria de Jesucristo. ¿Cómo puede haber  justicia  y misericordia al mismo tiempo? Esto es posible sólo en la cruz de Jesucristo. 

¿Por qué nos atrevemos a decir, sólo en la muerte de Jesucristo? Es porque sólo Jesucristo es plenamente hombre y plenamente Dios. Él es el Dios-hombre. Porque Él es verdaderamente hombre y verdaderamente Dios. Él fue calificado a sufrir en el lugar del pecador, como sustituto del hombre, "una vez" por nuestros pecados. Él nunca experimentó el pecado personal. Él era el hombre perfecto, y el único que podría tratar con la pena del pecado en nombre de nosotros. Jesús era el Cordero de Dios "sin mancha ni defecto". "Él era sin pecado." Cristo fue "la simiente de la mujer", y por lo tanto, no cayó en Adán. Cristo no recibió ninguna de las atribuciones del pecado que el hombre caído recibió por Adán en su caída. En cada punto de su vida fue sin pecado, puro, santo, intachable, y perfectamente aceptable a Dios.

Por lo tanto, cuando Jesús murió Él no estaba pagando una pena de muerte por cualquier pecado que Él podría haber cometido. Los sufrimientos de Jesús no fueron necesarios para Él. Él no tenía ninguna necesidad personal de sufrir y morir debido al pecado.

La única razón por la que Jesús sufrió y murió en la cruz fue para asegurar la salvación de Su pueblo escogido. Todos nuestros pecados fueron colocados sobre Él.

Además, Jesús era y es "Dios de un gran Dios." La completa humanidad de Jesucristo no limitó de ningún modo la completa y perfecta deidad de Jesús. Su deidad era infinita. Él poseyó todos los atributos del eterno Jehová Dios.

"No sabemos nada de una expiación humana aparte de la Deidad de Jesucristo," declaro C. H. Spurgeon. "Nos no atrevemos a confiar nuestras almas a un salvador quién es solo un hombre. Si todos los hombres que alguna vez han vivido, y todos los ángeles que existen, pudieran haber forjado juntos, y esforzarse en todas partes de la eternidad para ofrecer un sacrificio que debería ser una propiciación por los pecados de cada hombre, ellos deben haber fallado. Ninguno, excepto los hombros del Dios encarnado podría llevar la  asombrosa carga"

Tenemos un sacrificio divino, sustituto en la persona y la obra de expiación en Jesucristo. La sangre de Jesucristo es suficiente para lograr todo lo que Dios se ha propuesto lograr. El derramamiento de la sangre de Jesucristo nunca puede fallar en lograr nuestra redención.

Ahora podemos poner nuestra confianza completa en el hombre perfecto y Su sacrificio perfecto sustituto para salvarnos de la ira de Dios.

Cualquier otro y toda otra filosofía religiosa nunca puede traer "la paz que sobrepasa todo entendimiento." Podemos y debemos poner nuestra fe por toda la eternidad en la obra terminada de Cristo. Todo lo demás fallará, y el alma perecerá. 

En la cruz de Jesús, nosotros vemos  nuestro sustituto divino muriendo por nuestros pecados. "El mérito infinito de la Divinidad fue impartido al sufrimiento de la humanidad. Ni tus pecados ni los míos nunca pueden superar el mérito de la sangre preciosa de Cristo", escribió Spurgeon." Si nuestros pecados son tan altos como las montañas, el océano de Su expiación. . . cubre la mayor de las cumbres  extremas de las montañas. "La sangre de Jesucristo cubre todo pecado. No hay nada que Su muerte no pueda cubrir para todos los que llamarán a su nombre.

Jesucristo " es capaz de salvar al extremo a los que vienen a Dios por Él."

Nada puede limitar la eficacia del poder de la sangre preciosa de Jesús. Nada es tan pecaminoso que Su sangre no puede limpiar. Crea en esta verdad de salvación y usted será salvo por toda la eternidad. 

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ÍNDICE DE SELAH

AQUI HAY UN REGALO GRATUITO PARA TI . . . .

Otro mensajes mas completo en Espanol.

La Vida Cambiada
Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 
bible.gif (4616 bytes)Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en espanol.

 

  

  Libros en Español
Luis PalauArticulos de Luis Palau en Espanol

Indice
Caesar
Peña

Aqui Hay un Regalo Gratuito Para Ti . . .

La Vida Cambiada

Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

 

¡BÚSQUEME!
Permaneced en Cristo Website

Incluye todas las páginas sobre nuestros servidores.

Indice

Estudios Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

(c) 2009 Mensaje por Wil Pounds. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.

www.abideinchrist.com           www.AbideInChrist.org