Indice

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org

 

selah6.gif (3321 bytes)

        ¡BÚSQUEME!   PERMANECED EN CRISTO WEBSITE 
        Find:

    ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

Reflexiones para la persona que piensa.

-----------


¡ENVIA SELAH POR CORREO ELECTRÓNICO!
A un amigo.

SELAH MENU

MENÚ
de Permaneced en Cristo

 
Misiones Bautistas
en Honduras

 Recomienda AMA A CRISTO

bible.gif (4616 bytes)
Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en Espanol.

 

 
 

Sigan al Líder

¨!Síganme!¨

Esas dos palabras juntas forman una orden encontrada trece veces en los Evangelios. Jesús utiliza esas dos palabras sencillas cuando él llamó a Pedro, Andrés, Santiago y Juan para ser Sus discípulos (Mateo 4:19). "Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron" (v. 20). Jesús llamó a Mateo el recaudador de impuestos de una manera similar. Jesús le dijo: "!Sígueme!" "Y se levantó, y le siguió" (9:9).

Las palabras significan la separación inmediata de los intereses personales y la adhesión a Cristo. Implícito en el llamado de Jesús fue volverse del pecado para ser salvo.

Aún después de que Jesús había resucitado de entre los muertos, mientras los discípulos estaban en un viaje de pesca, Jesús le dijo a Pedro, "!Sígueme!" (Juan 21:19). Hay muchas referencias de individuos siguiendo a Jesús.

Pero estas palabras no son sólo para los doce discípulos; son también para nosotros hoy. Discipulado significa seguir a Jesús en una manera personal.

"!Sígueme!" Es un llamado a la obediencia. No es una simple invitación, sino una orden imperativa. Quienes escucharon las palabras de Jesús inmediatamente dejaron todo para seguirle. Fue una decisión costosa para Santiago y Juan porque "ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron" (Mateo 4:22). Mateo dejó su lucrativo negocio de impuestos.

No existe un verdadero cristianismo sin la obediencia a Cristo. El joven rico gobernante escuchó  el llamado y se dio cuenta de que Jesús era su legítimo Señor y Maestro, pero se negó a seguirle. El verdadero creyente entra en una vida de obediencia a Cristo.

En otra ocasión Jesús dijo: "Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y  me siguen" (Juan 10:27). Ellos están en el hábito de escuchar Su voz y seguirle. Anteriormente en el capítulo Jesús usó la ilustración de los pastores Palestinos quienes llaman a sus ovejas y ellas oyen su voz, y ellas salen y le siguen porque conocen su voz (vv. 3-4). Sin embargo, ellas no seguirán a un extraño porque no conocen la voz de los extraños (v. 5). Jesús les da "vida eterna" que lo siguen ", y no perecerán jamás (Una negación doble, no perecerán, nunca), y nadie podrá arrebatarlas de mi mano" (v. 28). Si usted tiene una tendencia a dudar de tan gran verdad espiritual, Jesús dijo en el siguiente verso: "Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre "(v. 29).

¿A quién esta siguiendo? ¿Está siguiendo a Jesús o algún otro maestro religioso? ¿Está usted siguiendo a Jesús en obediencia a Su enseñanza?

Jesús llama a los pecadores a seguirle. Él no viene a llamar a justos, sino a pecadores que le sigan (Mateo 9:13). Él trata a todos los hombres como espirituales en esencia, pecando en la experiencia con la posibilidad de ser salvos por la gracia. Él conoció la naturaleza humana, y él nos conoce individualmente. El médico nunca esta con el sano, pero con el patológico. Su llamado es un llamado al arrepentimiento. Él viene y encuentra a las personas viviendo en el pecado y les ofrece venir y seguirle. Un pecador no puede seguir a Jesús sin un cambio radical en la dirección de su vida. Arrepentirse significa un cambio de mentalidad que afecta un cambio en la vida de alguien. Es imposible seguir a Cristo sin arrepentimiento. Tenemos que dar la espalda al pecado y fijar nuestra cara a la justicia de Dios en Cristo. Nadie puede seguir a Cristo sin arrepentirse.

Charles Spurgeon dijo: "Ellos vienen inmediatamente, ellos vienen a toda costa, ellos vienen sin una pregunta, ellos vienen a renunciar a sus lugares favoritos, ellos vienen a seguir  a su líder sin estipulación o reserva".

Esa es la única forma en que podemos responder a su llamado para nosotros "!Vengan y síganme!" Es un acto de simple confianza en Cristo. Es imposible seguirlo a Él sin confiar en Él. Si no lo seguimos, nosotros no estamos comprometidos con Él. Estamos siguiendo nuestros propios objetivos, o a alguien más. El llamado "!Sígueme!" Significa que nos rendiremos a Su señorío.

De hecho, "Cuando Jesús ofrece a un hombre venga y sígame, él les ofrece venga y muera." No se puede seguir a Jesús sin morir a sí mismo. "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá, y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará "(Mateo 16:24-25).

Ven, "!Sígueme!" ¿Seguirá usted a Jesús en una vida de fe obediente?

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

Click for printer friendly page

ÍNDICE DE SELAH

AQUI HAY UN REGALO GRATUITO PARA TI . . . .

Otro mensajes mas completo en Espanol.

La Vida Cambiada
Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 
bible.gif (4616 bytes)Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en espanol.

 

  

  Libros en Español
Luis PalauArticulos de Luis Palau en Espanol

Indice
Caesar
Peña

Aqui Hay un Regalo Gratuito Para Ti . . .

La Vida Cambiada

Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

 

¡BÚSQUEME!
Permaneced en Cristo Website

Incluye todas las páginas sobre nuestros servidores.

Indice

Estudios Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

(c) 2009 Mensaje por Wil Pounds. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.

www.abideinchrist.com           www.AbideInChrist.org