¡Consumado! Juan 19:30

¡Consumado!

 

¡Consumado!

El apóstol Juan vio lo que estaba sucediendo en la cruz, cuando Jesús fue crucificado. Fue testigo de la muerte de Jesús. Unos momentos antes de su muerte Jesús, declaró: "¡Consumado es!" (Juan 19:30). Es una palabra en el griego y puede traducirse, "¡Hecho!" "¡Ya está!" O "Completado" Toda obra redentora de Jesucristo se terminó. El Hijo dio su reporte al Padre en voz alta para que toda la humanidad pudiera oír, y entonces fue a casa al Padre habiendo completado la voluntad del Padre.

Jesús no dijo, "He terminado". En esencia, dijo, "Se terminó, y como resultado es para siempre hecho". "Está terminado". "Hecho." La idea es de la perfección, realización, de socorro, de satisfacción, y victoria.

Todos los pecados acumulados, y la culpa de todos los hombres, de todos los tiempos, la culpabilidad de todos los tiempos, incluidos los infiernos combinados de todos los que han ofendido a Dios, fue pagado en su totalidad por su muerte.

La muerte de Jesucristo completó la obra redentora. El Cordero de Dios ha hecho su gran sacrificio para el mundo. Esto es lo que está hecho. Nuestro gran Sustituto pagó el gran rescate, pagó  hasta el último centavo. "Consumado es" ¡en verdad! No hay nada que se pueda agregar al sacrificio expiatorio de Jesucristo.

Nuestra expiación fue completada en el momento de la muerte de Cristo por nuestros pecados. Todas las demandas de los justos de la ley de Dios contra nuestros pecados fueron pagados en su totalidad y satisfecho en su sacrificio por el pecado. El castigo de nuestros pecados y la satisfacción de la justicia de Dios significo que Dios era libre ahora de ofrecer al pecador creyente Su perfecta bondad delante de Dios basada en la gracia solamente (2 Cor. 5:21).

En el corazón de la muerte de Jesús Cristo es nuestra expiación. El pago fue pagado en su totalidad. Dios declaró, "¡Consumado es!" Tú y yo nunca podremos compensar nuestros pecados, no importa cuán religiosos pensemos que somos. Tú y yo nunca podemos contribuir a nuestra salvación en el menor grado. "¡Consumado es!" No podemos añadir en el menor o la mayor cosa a su obra terminada. Usted no puede expiar sus pecados cometidos antes o después del bautismo. Usted no puede expiar sus pecados "temporales". El bautismo no lo salvará. Sólo Dios puede perdonar los pecados. Sólo la muerte del perfecto Cordero de Dios puede cubrir sus ofensas contra Dios. El momento que tu agregues algo a la obra terminada de Cristo, lo destruyes. Para exigir que el pecador contribuya a su propia salvación en alguna medida sólo contribuye a su condenación eterna.

La satisfacción de Cristo es la única satisfacción por el pecado. El perfecto sacrificio de Cristo es tan perfecto y definitivo que no deja ninguna responsabilidad para cualquier pecado posible del creyente.

"¡Consumado es!" Dijo Jesucristo. "¡Terminado!" ¡Hecho! ¡Completo!

"Jesús pagó todo, todo se lo debo a Él;

El pecado ha dejado una mancha carmesí;

Él la dejó blanca como la nieve."

El apóstol Pablo declara: "No hay ahora ninguna condenación para los que están en Cristo Jesús" (Romanos 8:1).

¿Ha experimentado el profundo sentimiento de la paz con Dios? ¿Sabes que todos tus pecados son perdonados? ¡No hay condenación! Ya hemos sido juzgados por nuestros pecados en la cruz y Cristo murió por nosotros. Estábamos condenados. Fuimos declarados culpables y Jesús bebió cada gota de nuestra condena y murió por nosotros. "Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos" (Rom. 5:6). "Más Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros" (Rom. 5:8). El creyente pecador "ha sido justificado por su sangre" (Rom. 5:9). "Por El seremos salvos de la ira de Dios" (Rom. 5:9b).

La razón de este gran testimonio de la salvación es la redención del derramamiento de su sangre, hecho una vez por todas, Está acabado y está terminado por siempre (Hebreos 7:27; 9:12, 16; Rom. 6:10). "¡Consumado es!" grita Jesús nuestro Salvador.

¿Ha confesado a Dios que usted es un pecador y que usted se merece la condenación eterna? ¿Ha creído en la muerte de Jesús y lo que logra para usted en la muerte, ha cumplido los requisitos justos de Dios para salvarle por toda la eternidad? No es lo que traemos en nuestras manos, es lo que Cristo ha hecho en sus manos que nos salva.

Lo único que le queda a usted por hacer es creer en Cristo. La obra de Cristo es absolutamente suficiente para salvarle y mantenerlo salvo.

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

 

 
    Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2017 por Abide in Christ, Inc. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.  "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

     

  • Google
      Web www.AbideInChrist.org
 

SELAH 365 Devocionales Diario

Índice de 365 devociones y arrancadores de sermones.

 

Christo en Antiguo Testamento

Estudiar el tema principal de la Biblia con estas profecías y tipos en el Antiguo Testamento de la venida del Mesías, Jesucristo.

Sermones Expositivos

Sermones gratis y estudios bíblicos indexados por referencia bíblica y estudios doctrinales.