Indice

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org

 

selah6.gif (3321 bytes)

        ¡BÚSQUEME!   PERMANECED EN CRISTO WEBSITE 
        Find:

    ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

Reflexiones para la persona que piensa.

-----------


¡ENVIA SELAH POR CORREO ELECTRÓNICO!
A un amigo.

SELAH MENU

MENÚ
de Permaneced en Cristo

 
Misiones Bautistas
en Honduras

 Recomienda AMA A CRISTO

bible.gif (4616 bytes)
Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en Espanol.

 

 
 

Jesucristo El Único e Irrepetible

Jesús es Dios.

Por lo tanto, él es Único e irrepetible.

Con frecuencia decimos que una persona es única; no hay nadie en el mundo como esta o la otra. Nunca habrá otra persona como esa persona debido a sus talentos, personalidad, creatividad, etc. Decimos cuando Dios nos hizo, él  tiró el molde.

Pero Jesucristo es únicamente diferente de cualquier otra persona que alguna vez haya vivido.

Nadie más puede conocer a Dios como Dios mismo. "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con  Dios " (Juan 1:1-2).

Cuando Jesús habló, Dios habló (Heb. 1:1-3).

Una enseñanza primaria en el primer siglo de las confesiones de  los Cristianos incluyó a Jesús el Hijo de Dios, el unigénito del Padre, la segunda persona de la Trinidad. Jesús es por toda la eternidad el Hijo de Dios (Juan 1:1-4, 14, 18; 3:17; 11:27; 1 Jn. 3:8; 4:9-14). 

Una semana después de que Jesús resucito de la muerte, el discípulo Tomas declaro ante una asamblea de grupo: ¨!Mi Señor y mi Dios!¨  (Juan 20:28).

Sólo hay un lugar donde podemos ver  perfectamente a Dios encarnado, y está es en la persona del Señor Jesucristo. Podemos conocer " la mente de Dios para el hombre " sólo en la mente de Jesucristo. Es cuando nosotros vemos las actitudes de Jesús hacia el hombre pecador que conocemos " la actitud de Dios hacia el hombre. " Es lo que el apóstol Pablo esta diciendo cuando escribió, " Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo " (2 Corintios 5:19).

Sin duda, la relación de Jesús con Dios el Padre es única e irrepetible. Jesús es únicamente "el Hijo", y Dios es únicamente para él "Mi Padre" (Juan 20:17, 2:16, 5:43, 6:40, 5:22-23; Rom. 15:6, 2 Cor. 1:3, 2:20; Ef. 1:3, Col. 1:3, 1 Ped. 1:3; Apoc. 1:6). Jesús vivió en el único conocimiento de Su único hijo (Lucas 2:49). Dios el Padre dijo en el bautismo de Jesús, "Tú eres mi Hijo amado, en quien tengo complacencia (Mrc. 1:11; Mat. 3:17; Sal. 2:7). Es la declaración por el Padre divino dando la aprobación a Su único Hijo. La relación de Jesucristo con Dios es tan única que  puede describirse sólo en términos de Dios y Dios sólo puede describirse en términos del carácter, la persona y la obra de Jesucristo. En el Nuevo Testamento, Dios siempre habla en términos de "El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo." Jesús, declaró: "Cualquiera que me ha visto a mí, ha visto al Padre" (Juan 14:9). "Mi Padre y yo somos uno" (10:30).

Un creyente en Jesucristo es "un hijo de Dios", pero sólo Jesucristo es "El Hijo de Dios." Su nacimiento fue único e irrepetible (Lucas 1:31-35; Mat. 1:20, 21, 23, Juan 1:14, 18; Gál. 4:4-5, Heb. 1:1-4). Su concepción fue única (Lucas 1:24-35). Él y su padre comparten el mismo nombre (Juan 17:11). Jesús significa "Yahvé es salvación." Si el padre de Jesús, fue el hombre José,  él se llamaría "Jesús, el hijo de José." Es evidente en el caso de Jesús, el Espíritu de Dios era el padre de Jesús, por lo tanto, este hijo de la virgen María es correctamente llamado "Jesús, el Hijo de Dios" (Lucas 1:35).

La muerte y la resurrección de Jesús fueron únicas e irrepetibles (Juan 10:11, 14-18; Mateo 28:18; Rom. 1:4; 1 Cor. 15:20-28; 51-58). Como el Hijo de Dios Él tiene la autoridad para gobernar y juzgar a las naciones (Apocalipsis 2:18, 27).

Jesús  no solamente es  el Hijo de Dios, pero Él es el único Hijo de Dios (Juan 1:18; 3:16; Rom. 1:3). Él y el Padre son uno (Juan. 10:30; 5:19, 20; 8:28; 10:38; 12:50; 14:9-11, 31; 5:23; 8:49, 54; 15:23, 24; 17:1).

Es evidente para las personas que vieron a Jesús en su vida humana en la tierra, que ellos conocían estar en la presencia de uno que estuvo más cercano a Dios, que alguien que ellos habían conocido. Marta confesó esta singularidad cuando dijo, "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo" (Juan 11:27). Pedro en su gran confesión de fe, declaró: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente." (Mateo 16:16). Natán dijo: "Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tu eres el Rey de Israel" (Juan 1:45, 49). Los discípulos que estaban a  los pies de Jesús en la barca, dijeron: "Verdaderamente eres El Hijo de Dios" (Mateo 14:22-33). Thomas, declaró: "!Mi Señor y mi Dios!" (Juan 20:28).

Jesús es único en que como el Hijo, Él es el definitivo y sumo sacerdote que ascendió a los cielos y su obra permanece perfecta para siempre (Hebreos 4:14, 6:6, 7:3, 28). Nunca habrá otro gran sumo sacerdote. Su gran sacerdocio es irrepetible.

Sólo Jesucristo puede revelar el Padre a los hombres porque Él tiene un conocimiento único del Padre (Juan 10:15; 8:38; Mat. 11:27, 17:1-5; Lc. 10:21, 22). "Nadie viene al Padre, sino es por mí" (Juan 14:6). Jesucristo es el único objeto de salvación por medio de la fe. "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). La persona que pone su fe en Jesucristo recibe el regalo de la vida eterna (Juan 3:16; 1:12-13). La persona que desobedece a Cristo y se niega a creer en Él no vera la vida. (3:36). Para reconocer al Hijo de Dios es tener al Padre (1 Jn. 2:22, 23). De hecho, "Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios" (1 Jn. 4:15). La salvación y la vida eterna, se recibe únicamente al poner su fe en Jesucristo. La salvación es por gracia solamente, a través de la fe en Nuestro Señor Jesucristo.  (Efesios 2:5, 8-9).

El Hijo de Dios es el dador  de la  vida eterna (Jn. 5:26; 1 Jn. 4:9; 5:12-13). Nadie más tiene esta clase de vida para dar. Esta es la clase de vida que Dios da.

Sólo la sangre de Jesucristo puede limpiarnos de todos nuestros pecados (1 Jn. 1:7; 4:10, 14).

¿Cómo explica usted tal poder de limpiar y perdonar nuestros pecados? Jesucristo tiene una " intimidad única, obediencia única, y  conocimiento único que publicó en un poder único... Él podía hacer lo que Él hizo porque Él era El que era  " el único e irrepetible el Hijo de Dios. No es de extrañar que Thomas confesó, " Mi Señor, y mi Dios " (Jn. 20:28). Y, yo  también lo confieso. Espero que usted también lo haga.

 Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ÍNDICE DE SELAH

AQUI HAY UN REGALO GRATUITO PARA TI . . . .

Otro mensajes mas completo en Espanol.

La Vida Cambiada
Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 
bible.gif (4616 bytes)Aqui MENÚ de Estudios Biblicos & Sermones en espanol.

 

  

  Libros en Español
Luis PalauArticulos de Luis Palau en Espanol

Indice
Caesar
Peña

Aqui Hay un Regalo Gratuito Para Ti . . .

La Vida Cambiada

Fragancia Dulce en las Vasijas Viejas de Barro

 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

 

¡BÚSQUEME!
Permaneced en Cristo Website

Incluye todas las páginas sobre nuestros servidores.

Indice

Estudios Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

(c) 2009 Mensaje por Wil Pounds. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.

www.abideinchrist.com           www.AbideInChrist.org