Justificados Libremente por la Gracia de Dios

Justificados Libremente por la Gracia de Dios

 

¡La gracia, que dulce sonido para nuestros corazones pecaminosos!

La Biblia enseña que somos salvos por la gracia soberana de Dios en Jesucristo. Ni la gracia de Dios será retenida, tampoco será disminuida debido a algo que hemos hecho, o haremos.

La palabra más dulce en el vocabulario inglés es la gracia. Esto es una palabra hermosa que contiene el corazón y el alma del Cristianismo. Esto quiere decir el favor inmerecido o la bondad mostrada a las personas que son  completamente de poco mérito. Esto es un regalo gratis a todo el que no lo merece.   A la persona sin esperanza y  necesitada, Dios viene con su gracia para llenar nuestras necesidades.

La gracia nunca es puesta en el contexto de algo que hemos merecido por nosotros mismos,  pero siempre sobre la base de Romanos 1:18-3:20 que describe nuestra ruina completa en el pecado. La gracia siempre debe de ser enfocada con la realidad del pecado personal en mente. Sin la profunda convicción del Espíritu Santo no entendemos nuestra necesidad de la gracia  de salvación de Dios.

La salvación puede ser sólo por la gracia "ya que por las obras de la ley ningún ser humado será justificado delante de él, porque por medio de la ley  es el conocimiento del pecado" (Romanos 3:20). En la Biblia se lee, "Pero nadie es declarado justo ante El por las obras de la  ley, ya que por la ley viene el conocimiento de pecado."

La Biblia Amplificada en  Romanos 3:20 se lee, "Para nadie será justificado - hechos justos, absuelto y juzgado aceptable - en Su vista al observar las palabras prescritas por la ley. Para [la verdadera función]  de la Ley  es hacer que los hombres reconozcan y estén conscientes del pecado [no la mera percepción, pero un conocimiento con el pecado que trabaja hacia el arrepentimiento, la fe y el carácter santo]."

Somos salvos por la gracia inmerecida. "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8-9).

La gracia de salvación de Dios es un regalo que es recibido sólo por la fe en Jesús, aparte de cualquier mérito humano. No merecemos la gracia, ya que si realmente lo merecemos esto no sería la gracia. La única cosa que merecemos es la ira justa de Dios sobre nosotros para la eternidad. Si no es aparte de las buenas obras y los méritos humanos, no es gracia de salvación porque Dios no nos debe absolutamente nada.

La gracia hace a los pecadores humildes ante  sus propios ojos, y como pecadores  odiamos ser humildes.

La gracia pone a cada uno sobre el mismo nivel ante los ojos de nuestro  Dios santo. Nadie es menos pecador  que cualquier otra persona. Esto no toma más gracia o menos gracia para salvar  al pecador notorio o  a un niño pequeño.

La gracia no completa lo que está faltando en la vida espiritual de  un pecador. Esto no es un asunto de mucha  o menos gracia. Se requiere el mismo  ejercicio  de gracia para todos los pecadores para que sean salvos porque Dios no puede por su carácter santo quitar o disminuir  nuestro pecado.

La gracia de salvación de Dios es la demostración de Su amor infinito.

El sacrificio de expiación  de Cristo Jesús propicia y descarta para  siempre nuestros pecados. Nuestros pecados pueden ser tratados sólo sobre la base de la muerte de Cristo como nuestro substituto.

La gracia es encontrada en Dios por la obra de salvación  de Cristo sobre la cruz. ¡Es por eso que John Newton podía expresarlo tan maravillosamente, "Gracia asombrosa  que sonido más dulce , el de salvar a un pecador como yo." Algo más no es  gracia.

La gracia de salvación  nos enseña que la salvación es aparte de cualquier mérito humano de cualquier clase.

¿Ha abierto usted su corazón y ha respondido a la gracia gratis de Dios? No hay ningún pecado que usted alguna vez haya  cometido demasiado grande para hacer que Dios se aleje de usted, o también disminuir  la abundancia de la gracia que Él libremente da a los pecadores que confiarán en  Jesucristo como su Salvador.

El apóstol Pablo fue un gran pecador que experimentó la gracia de Dios y declaró, "Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; más cuando el pecado abundo, sobreabundo la  gracia" (Rom. 5:20). 

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

 

 
    Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2017 por Abide in Christ, Inc. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.  "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

     

  • Google
      Web www.AbideInChrist.org
 

SELAH 365 Devocionales Diario

Índice de 365 devociones y arrancadores de sermones.

 

Christo en Antiguo Testamento

Estudiar el tema principal de la Biblia con estas profecías y tipos en el Antiguo Testamento de la venida del Mesías, Jesucristo.

Sermones Expositivos

Sermones gratis y estudios bíblicos indexados por referencia bíblica y estudios doctrinales.