Compromiso con Cristo

Compromiso con Cristo

 

Cuando confiamos  o nos rendimos a Cristo, hay un compromiso verdadero así como en un matrimonio sano.

Cuan trágico es  que muchos matrimonios son disfuncionales y son un mal ejemplo de los compromisos duraderos.

Jesús  hizo un compromiso eterno con nosotros (Rom. 8:38-39). En respuesta a Su amor  somos llamados a que nos comprometamos a él. 

Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero (1 Juan 4:19).

El apóstol Pablo utiliza el matrimonio para ilustrar nuestra relación con Cristo (Efe. 5:22ff). "Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella" (Efe. 5:25).

Al igual que en los votos de una boda podemos expresar nuestra fe a Cristo que murió por nosotros, demostrando Su gran amor por nosotros. Lo amamos porque Él nos amó primero.

Una de las mejores ilustraciones de este compromiso que alguna vez he leído fue por C. H. Spurgeon. Él dijo que Cristo Jesús se hace voto  por nosotros: "Jesús, le toma [quienquiera que usted pueda ser; ponga su propio nombre en el espacio], para ser mi esposa;  y hago la promesa y el pacto ante Dios el Padre y estos testigos reunidos aquí, ser su  amante y  fiel  Salvador  y esposo: en la abundancia y en la miseria, en la alegría y en el dolor, en la enfermedad y en la salud, en esta vida y para toda la eternidad."

Con una experiencia de conversión verdadera nos hacemos voto a Él en una manera similar: "Yo, [quienquiera que usted sea; añada su propio nombre], toma Usted, a Jesús, para ser mi amoroso Salvador  y Señor; y realmente prometo y hago un pacto, ante  Dios el Padre y estos testigos reunidos aquí, para ser su amante y la esposa fiel: en la abundancia y en la miseria, en la alegría y en el dolor, en la enfermedad y en la salud, en esta vida y para toda la eternidad."

Es Dios el Padre quien bendice el matrimonio, y el creyente pertenece al Señor Jesucristo para siempre. Nuestro compromiso con Cristo es un simple acto de fe que tiene importancia eterna. (Apo. 19:7; Juan 17:3-5; 1 Juan 5:13)

El discípulo Thomas hizo tal compromiso cuándo él declaró, "¡Mi Señor, y mi Dios!" (Juan 20:28). El apóstol Pablo escribió, "Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día" (2 Tim. 1:12). El escritor de Hebreos describe nuestro compromiso con el Señor y nuestra respuesta para Él en estas palabras, "No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré. Lo que me pueda hacer el hombre" (Heb. 13:5-6).

El SEÑOR Dios hizo un gran pacto cuando Él envió a Su Hijo para ir a la cruz y morir por nuestros pecados que Él podía salvarnos por la gracia por la fe en Cristo (Mat. 26:26-29; Heb. 9:11-16, 23-28). "Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos" (Juan 15:13). Esto es exactamente  lo que Jesús hizo por nosotros; sólo Él murió por los que eran Sus enemigos de modo que nosotros pudiéramos hacernos Sus amigos (Rom. 5:6, 8).

El ABC de la salvación expresa la misma convicción. Tenemos que Aceptar a Jesucristo y las verdades relativas a Su vida, muerte y resurrección. El apóstol Pablo dijo que "el evangelio que predicó a ustedes. . . es que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, y que fue sepultado y que resucitó al tercer día según las Escrituras, y que ha aparecido. . . a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún. . ." (1 Cor. 15:3-6). Estos son hechos fundamentales que debemos aceptar con respecto a Jesucristo. Ellos son testigos en la historia. Jesucristo es creíble.

Debemos de Creer personalmente en Jesucristo. Yo creo que Jesús murió por mis pecados. Él murió como mi sustituto en mi lugar por la pena del pecado (Rom. 5:6, 8; 2 Cor. 5:21). Yo creo que Él es el único camino para ir al cielo y disfrutar de la vida eterna con Él (Hechos 4:12). Esta es una relación personal con Él.

Debemos de Comprometernos con Jesucristo. Este es el momento cuando Él se convierte en "Mi Señor y mi Dios" (Juan 20:28) Yo te tomó Jesucristo, como mi Señor y mi Salvador. Somos salvos por la gracia de Dios que es recibida por una fe simple solamente en Jesucristo (Efe. 2:8-9; Rom. 10:9-10, 13).

¿Ha hecho usted este compromiso con Él? ¿Le ha pedido a Él que sea su Salvador? ¿Ha creído usted en Él? ¿Ha hecho un compromiso de usted con Él? "Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo. . ." (Hechos 16:31).

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

 

 
    Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2017 por Abide in Christ, Inc. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.  "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

     

  • Google
      Web www.AbideInChrist.org
 

SELAH 365 Devocionales Diario

Índice de 365 devociones y arrancadores de sermones.

 

Christo en Antiguo Testamento

Estudiar el tema principal de la Biblia con estas profecías y tipos en el Antiguo Testamento de la venida del Mesías, Jesucristo.

Sermones Expositivos

Sermones gratis y estudios bíblicos indexados por referencia bíblica y estudios doctrinales.