Poder para Obedecer

Poder para Obedecer

 

¿Cuántas veces ha escuchado la excusa, "Pero me temo que no puedo vivir la vida cristiana"?

La insignia del verdadero discípulo de Jesucristo es la fe obediente.

Jesús dijo a Sus discípulos: "Si me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14:15).

Él nos ha mandado a ir y hacer discípulos a cada nación. Y cuando somos obedientes, Él nos da el poder para obedecer Su mandato (Hechos 1:8).

Él se da a sí mismo, y en la entrega de sí mismo, Él nos da todo lo que necesitamos para obedecerle.

Si nosotros obedecemos la Palabra de Dios tendremos el poder que necesitamos para cumplir la voluntad de Dios. Él nos da el poder por medio de Su Palabra. Él no nos pide hacer algo que Él no nos ha equipado hacerlo. Cuando nos rendimos a Él, Él cumplirá Su voluntad en y a través de nosotros.

La morada del Espíritu Santo es en nosotros una fuente predominante de poder para obedecer Sus mandatos. Él permanece en nosotros y nosotros en Él. Nuestras mayores necesidades se satisfacen plenamente en Cristo y todo lo que Él provee para Su pueblo. Él nos da la vitalidad, la energía, y el poder espiritual para hacer todo lo que Dios nos pide.

Nosotros somos por el poder divino del Espíritu de Dios libres para servirle a Él, y obedecerle.

Un verdadero cristiano conoce el poder de la obediencia. La libertad cristiana no es una licencia para pecar. Hay libertad en las buenas noticias liberadoras de Jesucristo. Pero no es una libertad para entregarnos a los placeres licenciosos de la carne. Se trata de una nueva libertad para servir a Dios en justicia (Rom. 6:12 ff). Él nos da la libertad para amarlo con todo nuestro corazón. "Si le amamos le obedeceremos."

Nosotros conseguimos nuestra libertad a través de la rendición a Cristo. Nosotros obtenemos el poder para obedecer, obedeciendo. Nosotros hemos sido puestos en libertad para hacer la voluntad de Dios.

¿Alguna vez ha tratado de dar testimonio a un incrédulo sin estar en comunión con el Espíritu Santo? Nuestras palabras son como las vidas muertas que caen sobre la tierra congelada durante el invierno. Pero cuando el Espíritu Santo vivifica el corazón y nosotros estamos en comunión con Él, ellas penetran en el corazón de incredulidad y Él las usa para cumplir Su propósito.

Qué bendita alegría cuando Él nos da poder para declarar la Palabra de Dios con poder. Se nos dice que Él puede ser  contristado por nuestra falta de rendición, pero nosotros también podemos traer alegría a Él cuando nosotros mismos nos sometemos a Su control.

Jesús dio a Sus discípulos a través del don de su Espíritu el poder de hablar y ser testigos de Su muerte y resurrección. El poder del Espíritu Santo es el poder de pensar los pensamientos de Dios, de hablar Sus palabras a todos los hombres.

Jesús nos manda a ir y predicar Sus buenas nuevas. Cuando lo hacemos Él nos da Su permiso de poder. "Todos ellos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios" (Hechos 4:31).

¿Está usted espiritualmente anémico? ¿Ha ido a Él en humildad, confesando sus pecados,   apartándose de ellos y haciéndose disponible a Él para hacer cualquier cosa que Él quiere hacer en y a través de usted?

Cuando  Él nos tiene preparados espiritualmente Él nos usará. El Espíritu Santo mora en nosotros, dándonos el poder de obedecer a Dios. Todo lo que Él pide es una obediencia total. El Espíritu Santo es en nosotros, y por Su poder nosotros podemos hacer lo que Él nos pide hacer. Nosotros recibiremos Su poder para obedecer. Él aun nos da fe para confiar en Él.

¿Se hará disponible a Él para hacer cualquier cosa que  le complace a Él en y a través de usted? Esto puede asustarle a la muerte. Pero eso es todo lo Él pide. No piense en un montón de excusas. Solamente diga, "Aquí estoy, envíame, Señor." Y entonces de un paso de fe confiando en Él por Su facultad para llevar a cabo una tarea, Su unción y Su poder. En el momento que usted actúa sobre lo que sabe que es la voluntad de Dios, Dios contesta esa oración, y Él le  capacita para hacer lo que no puede hacer usted mismo. El Espíritu Santo nos da el deseo, la capacidad y el poder para hacer la voluntad de Dios.

Si lo amas a Él, le obedecerás.

El amor soluciona nuestro problema de obediencia.

Selah!

Mensaje por Wil Pounds (c) 2009 traducido por Katia Blandin

 

 
    Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2017 por Abide in Christ, Inc. Cualqier persona es libre de usar y distribuir este material, pero no puede ser vendido bajo niguna circunstancia, y sin la autorizacion del autor. Cotizaciones de escritura de la Santa Biblia Reina y Valera Revision 1995. Usado con permiso.  "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.

     

  • Google
      Web www.AbideInChrist.org
 

SELAH 365 Devocionales Diario

Índice de 365 devociones y arrancadores de sermones.

 

Christo en Antiguo Testamento

Estudiar el tema principal de la Biblia con estas profecías y tipos en el Antiguo Testamento de la venida del Mesías, Jesucristo.

Sermones Expositivos

Sermones gratis y estudios bíblicos indexados por referencia bíblica y estudios doctrinales.