Malaquías 3:1 El Mensajero del Pacto

 

Inicio

Estudios Bíblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

Permita que la Biblia sea su eterno consejero.

 Permanecid en Cristo   bible.gif (4616 bytes)Malaquías 3:1

El Mensajero del Pacto

El libro de Malaquías nos da la última  recordada revelación de Yahvé en el Antiguo Testamento. Será 400 años antes de que otra voz  se oyera. Estos eran largos "años de silencio" en preparación para la venida del Mensajero del Pacto. Malaquías significa "mi mensajero" y fue escrita poco antes de 432 AC y tiene paralelos con las condiciones en la era y Nehemías. Este libro como  mejor se adapte a la situación existente después de la primera visita de Nehemías antes de su regreso de Persia en 432 AC hasta la aparición de Juan el Bautista no hubo otro mensajero directamente enviado  a Judá por Yahvé.

A pesar de los pecados de Judá y la rebelión contra el Señor están  las palabras suplicante, "yo os he amado," dice el Señor a su pueblo. El mensaje muestra cómo el amor de Dios demostrará su elección de Israel. Un día de curación o un día de quema viene dependiendo de la respuesta de la gente. Al igual que en nuestros días, que eran ortodoxos, pero negarán la eficacia de ella. Él da un mensaje a los sacerdotes en el primer capítulo y luego el saldo se dirige a la gente. Un sacerdocio corrupto es igual a un pueblo corrompido. "El Señor tiene el derecho a exigir lo mejor, porque él es un gran rey."

Malaquías presenta una imagen notable de la santidad de Dios y la maldad del hombre. Es un mensaje de inmerecido de Dios, la gracia libre y la demanda de justicia propia del hombre demanda de  recompensa.

El Señor vendrá para redimir y juzgar

Yahvé es un Dios inmutable Dios  de la santidad y la gracia infinita. Advirtió a su pueblo al arrepentimiento ya que su comportamiento en el pasado le había hecho cansar  (2:17). "Habéis hecho cansar a Jehová con vuestras palabras. Y preguntáis: '¿En qué lo hemos cansado?'  En que decís: 'Cualquiera que hace mal, agrada a Jehová;  en los tales se complace';  o si no: '¿Dónde está el Dios de justicia?' "Ellos lo insultó en su gemido, "¿Dónde está el Dios de la justicia?" ¿Quién eres tú para cansarse de nosotros que hemos observado meticulosamente su ley? Otros en racional piadoso preguntó: "¿Dónde está el Dios de juicio?" No tenían la realización de la gracia inmerecida de Dios en su falta de comprensión de la depravación total e indigna. Su sentido de la gracia de Dios se hizo a oscuras. Se lo estaban cargando con la injusticia y eran demasiado ciego para ver su propia justicia. El capítulo tres se abre con un llamamiento urgente y de alerta a su pueblo insatisfecho y rebelde de superioridad moral que acusó al Señor con la injusticia. ¿Cómo el Señor responde a sus falsas acusaciones?

"Mi Mensajero" (3:1)

Fue a través de "mi mensajero", Malaquías que el Yahvé declaró: "Yo envío mi mensajero para que prepare el camino delante de mí. Y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis;  y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros, ya viene, ha dicho Jehová de los ejércitos" (3:1, Paráfrasis libras).

"He aquí que yo envío. . . Ha de venir." Jehová de los ejércitos es el orador (notas del conductor). Se afirma forzadamente y sugestivamente la certeza de la aproximación. "El Señor estaba prediciendo la venida de el heraldo del Rey, el Mesías, de tal manera que fue planeado que el propio Mesías se identifica con Yahvé. "Él preparará el camino delante de mí." El Señor envía "mi mensajero," Mi ángel, mi heraldo para anunciar la venida del Señor y "preparar el camino delante de mí" (Isaías 40:3). El mensajero preparará el camino para el Señor mediante un llamado al pueblo rebelde de justicia propia al arrepentimiento. El quitará los bloques de tropiezo espiritual de justicia propia, la arrogancia, la incredulidad, y la perversidad. Sólo Dios puede hacer eso. El mensajero entregará el mensaje de Dios.

Tenga en cuenta la palabra en hebreo para "ángel" y "mensajero " es el mismo. Juan el Bautista era el ángel de Jesús, pero Jesús mismo  fue el Pacto-Ángel de los cuales Yahvé había dicho hace mucho tiempo, "Mi nombre está en él" (Éxodo 23:20, 21). Fue a este mismo templo, reconstruido por Zorobabel, y ampliado por Herodes, que el Mesías apareció de repente.

Los cuatro Evangelios identifican al mensajero, al declarar que Isaías 40:3 se cumplió en la persona de Juan el Bautista (Mateo 3:3; 11:7-10; Marcos 1:3 y Lucas 3:4; Juan 1:23). También es llamado el segundo Elías (Malaquías 4:5).

 El ángel le dijo a Zacarías: "Hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al Señor, su Dios. E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto" (Lucas 1:16-17).

Jesús citó Malaquías 3:1 dando su aceptación de que Juan el Bautista era el cumplimiento de esta profecía. Mateo 11:10-15 dice: "porque este es de quien está escrito: Yo envío mi mensajero delante de ti, el cual preparará tu camino delante de ti. De cierto os digo que entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; y, sin embargo, el más pequeño en el reino de los cielos es mayor que él. Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.  Todos los profetas y la Ley profetizaron hasta Juan. Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir. El que tiene oídos para oír, oiga."

El erudito en hebreo EW Hengstenberg da un buen argumento para el "mensajero" como un término colectivo que incluye todos los profetas preparando el camino para Cristo y llegando a su punto culminante en la persona de Juan el Bautista. Creo, sin embargo, es mejor tomar esta profecía como específicamente cumplida en la misión de Juan. Malaquías presenta un mensajero que vendría en el futuro, que es definitivamente identificado por otros como Cristo y Juan el Bautista, que es el heraldo del Señor. Cf. Mateo 3:2-12; Marcos 1:4-8; Lucas 3:7-18; Juan 1:6-8, 19-36; 3:22-36.

¿Cuál será su responsabilidad? "Despejar el camino delante de mí." Su trabajo consistirá en eliminar o "limpiar" todos los impedimentos tirado en el camino. Se eliminará todo lo que retarda la venida del Señor. La enemistad hacia Dios, la impiedad de la gente se eliminará llamando a la gente a arrepentirse. Cf. Isaías 40:3. El Mensajero llamará al pueblo de Judá a que se vuelvan de sus pecados  al Señor con un corazón puro. Ese no fue  el mensaje de Juan el Bautista? Cuando llegó a la escena en el desierto de Judá fue su mensaje claro y penetrante, "Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado" (Mateo 3:1-2). Mateo cita Isaías 40:3 demuestra que John es el mensajero del Señor (v. 3).

Oímos la voz de Yahvé hablando en primera persona, anunciando su venida y de repente habla de Aquel cuya forma se preparará en tercera persona. "El Señor. . . pronto llegará." "El nombre de Dios aquí es" Señor "(adon) la misma palabra en 1:6 traducida como "maestro","Governador." Él es el único con autoridad y poder. Con el artículo Él es el Gobernante Supremo.

Miqueas hace hincapié en que el Hijo de David llamó a su Señor (Adon), que está sentado a la diestra de Jehová el Señor (Salmo 110:1). Jesús dijo a los fariseos que estaban  reunido alrededor de él: "¿diciendo: ¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo?  Le dijeron: de David. Él les dijo: ¿Cómo, pues, David, en el Espíritu lo llama Señor, diciendo: "Dijo el Señor a mi Señor: siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos  por estrado de tus pies"? Pues si David lo llama Señor, ¿cómo es su hijo?" (Mateo 22:42-45). El que está sentado a la diestra del Señor es nuestra justicia Señor (Jeremías 23:5f), y nuestro eterno sumo sacerdote real. Él es uno con el Señor en una esencia indivisible y de ser. El mensaje es claro para todos los que ceden a él: cuando el Señor Jesús venga el Mesías, el Señor viene. "Yo y el Padre uno somos" (Juan 10:30). "El que me ha visto ha enviado su padre. . . El que me ha visto a mí ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: 'Muéstranos el Padre'?" (Juan 14:9-11).

Jesús dijo que era Juan el Bautista en Mateo 11:10-14; Marcos 1:2; Lucas 7:27, refiriéndose a Malaquías 4:5. Tenga en cuenta el contexto. Cf. Mateo 3:3; Marcos 1:3; Lucas 3:4-6; Juan 1:25; 14:6.

Este mensajero es una personalidad concreta. Es interesante que no es un solo profeta  levantado en Israel entre el profeta hebreo Malaquías y la venida de Juan Bautista de la. Juan es el mensajero extraordinario de Dios en el espíritu y el carácter de Elías.

EL MENSAJERO DEL PACTO

 "El Señor a quien vosotros buscáis, vendrá de repente a su templo" (cf. Mal. 1:7, 10; 2:13; 1 Reyes 8:11; Hag. 1:9, 14; Ex 25:8; 40:34 y siguientes). El Señor es (ha Adón) Adonai. Él vendrá de repente, inesperadamente como un ladrón en la noche. "De repente" nunca se utiliza para denotar inmediatez, pero siempre significa de forma inesperada, sin importar el paso del tiempo.

Dios "enviará a su mensajero," Juan el Bautista, que dará a conocer el "Mensajero del Pacto" o un ángel del pacto, el Señor Jesucristo. El Nacimiento de Juan el Bautista fue anunciado "de repente," inesperadamente (Lucas 1:5-22). Lo inesperado "repentina" El anuncio del nacimiento del Mesías llegó poco después (1:26-38; ff 2:8, Mateo 1:18-25; 2:1-8). La inesperada voz se oyó en el desierto, llamando a los hombres al arrepentimiento (Lucas 3:2ss), y el Mesías apareció de repente (Lucas 3:21ss; Juan 1:10f, 29ff, 46ff; 2:18; 6:41f; 7:40-53). Todos estos hechos ocurrieron tal como profetizó Malaquías. Ellos se cumplieron literalmente.

En su primera venida  Jesús se presentó en el Templo después de los trabajos preparatorios de Juan el Bautista (Lucas 2:22 y siguientes, 41-49; Juan 2:13-22; 5:1ss; 7:14-53). Fue anunciado por su antecesor clama en el desierto: "He aquí el Cordero de Dios que se levanta y quita el pecado del mundo." Él vino a predicar el arrepentimiento y anunciar la venida del reino de Dios.

A la luz de la profecía cumplida es evidente que esta profecía se reúne tanto la primera y la segunda venidas de Jesucristo. A pesar de que es el juicio que participan en las dos venidas, el cumplimiento final tendrá lugar en la segunda venida de Cristo. El cumplimiento esencial se llevado a cabo en su primera venida.

En su primera venida  Cristo fue precedido por el "precursor", Juan el Bautista. A la luz de este hecho podemos concluir que el cumplimiento final de la profecía se llevará a cabo en la venida del gran día del Señor en la segunda venida de Cristo.

En su segunda venida  Jesús aparecerá de repente en su literal "palacio." El Dios-Rey habitará para siempre (Ezequiel 43:7; 37:26, 26). "El Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel  y con trompeta de Dios, descenderá del cielo. Entonces, los muertos en Cristo resucitarán primero.  Luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" (1 Tesalonicenses 4:16-17).

El Maleakh, "el ángel de  Pacto" es uno en esencia con Yahvé, la venida del Señor a su templo se representa como una llegada de Maleakh. Él se ha cumplido en la venida de Cristo, en quien Malekah, el Logos, se encarnó (Isaías 42:6; Ex. 3:6f; 14:19; 23:20, 33, 14; Hebreos 9:15; 12: 24; Marcos 1:2).

"El Ángel del Señor" es el Hijo de Dios antes de su encarnación. Este Ángel aparece por primera vez en la edad de los patriarcas y luego a lo largo de la historia de Israel de todos los tiempos de Moisés, los Jueces, David, Elías, Zacarías, y aquí en Malaquías es la misma persona como el Ángel del Pacto. Este Ángel del Pacto o Mensajero del Pacto es la Segunda Persona de la Trinidad, el Hijo de Dios, antes de su encarnación. Es visto como uno con Yahvé. El Señor se identifica al Ángel de Dios consigo mismo (Éxodo 23:20 y siguientes). El Señor llama a este Ángel de Dios, el Señor, Yahvé (Génesis 16:7-11, 13; 32:28; Oseas 12:4f; Ex 3:2-15; 13:21; 14:19; Núm. 20:16; Jueces 6:12-16). Este Ángel del Señor es YO SOY EL QUE SOY (Éxodo 3:2-14) y es tan verdad del mensajero de Yahweh, su ángel enviado por el Señor. Jesús dijo: "Yo y el Padre uno somos" (Juan 10:30). "El que me ha visto ha visto al Padre, ¿cómo se dice: 'Muéstranos al Padre'? ¿No crees que yo soy en el Padre y el Padre está en mí? . . . Creedme que yo soy en el Padre y el Padre en Mí. . . " (14:9-11; cf. 17:21-26) Para una mirada en profundidad véase nuestro estudio sobre el Ángel del Señor en esta serie.

El Señor vendrá a su templo para santificar y el juzgar (3:2-6). "¿Y quién podrá soportar el día de su venida? ¿Quién puede estar en pie cuando él se manifieste? "Su venida es como el" fuego purificador "y el álcali de la más completa. Juan el Bautista anunció: "Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento, pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego" (Mateo 3:11). Él viene a perfeccionar y purificar. Él viene a dar un nuevo corazón, para romper en pedazos el corazón de piedra de su carne y darles corazón sensible y suave de su presencia. Él viene a poner el espíritu en ellos y vestir con ropa lavada en su propia sangre, ropas de justicia. Se trata de implantar en sus corazones la fe en el Redentor y él continuará haciéndolo hasta el día en que los llame a casa para estar con Él en el cielo. Este trabajo refinado continúa durante toda la vida del creyente en la tierra (Rom. 6:11-21; 7:5-25; 8:1; Gal. 5:13-26.).

Es mi oración que usted deje que Jesucristo, el Hijo del Dios vivo, el Mesías se convierta  en el deseo de tu corazón.


(c) 2011 Mensaje por Wil Pounds. Traducción por David Zeledon. 

Haga click aqui para imprimir la página amistosa

ABIDE IN CHRIST¿Encuentran lo que Ud quiso en esta página?

 ¡SELAH!   Alto, pausa y reflexiona, solamente piensa en esto

 Selah!  SELAH EN ESPANOL


En casa

Estudios de Biblicos

Permaneced en Cristo

Cristo en el Antiguo Testamento

Crecimiento Personal

Devocionales

www.AbideInChrist.com           www.AbideInChrist.org