Permanecer en Cristo     abideinchrist.org

"El que permanece en mi y yo en el, este da mucho fruto" (Juan 15:5). 

 . . . .

Palabras Llaves de la Biblia

Indice

- Acceso 
- Adopción
- Ángeles 

- Bautismo por el  Espíritu Santo  
- Comunión con Dios en Cristo
- Conforme a la Imagen del Hijo de Dios 
- Deidad de Cristo Jesús
- Elección
- Esperanza
- Eterno Cristo-céntrico
Posición del Creyente

- Gracia
- Gloria de los Creyentes
- Hijo del Hombre
- Imputación
- Jesús 
- Justificación 
- La Muerte Sacrificial de
Jesucristo

- Mesías - el Ungido de Dios 
- Muerte   
- Muerte y el Cielo 
- Perdón
- Permanecer  
- Predestinado 
- Propiciación
- Propósito Eterno de Dios  
- Regeneración, Nuevo Nacimiento
-
Salvación, salvo, liberación 

- Santificación - el Agente de la

- Santificación - distinción de otras doctrinas 
- Sanctificacion perfecta
- Santificación - posicional
- Santificación principios
-  Santificación progresiva
- Santificación - el significado de  

- Seguridad Eterna
- Sacrificio Sustitutivo de Jesucristo por el Pecado
- Unión Vital en Cristo
- Vida Eterna 

 

 

Saludos Especial


Una pagina con refleciones de la Palabra deDios para hoy.

Indice de todos los titulos de reflexiones Selah.

Aqui Selah! para su Kindle Hay 90 estudios biblicas para su Kindle en Tomo 1. Ponga en su Kindle directorio /documents y leer en su Kindle o su "Kindle para PC" con su computador. Ir a Amazon.com y sacar "Kindle for PC." Es gratis. Hay miles de libros gratis para Kindle.

La perfecta santificación

Básicos para la comprensión de la entera o perfecta santificación es aquel concepto de pecado. Cualquier falta de conformidad total a la voluntad de Dios es pecado. Esta santificación completa o perfecta no es posible en esta vida. Si tu obvias el significado del pecado entonces puede enseñar  plena liberación, mientras estés en la carne.

La santificación final o perfecta promete que un día vamos a ser como Cristo. Nuestra santificación es consumada en la glorificación del creyente. Dios siempre terminar lo que comienza, y su objetivo es un santo perfecto. Nunca  inicia algo que no puede completar de acuerdo a su voluntad y propósito divino.

Algún día  tú serás como Jesús. El propósito de Dios en la salvación es "ser hechos conformes a la imagen de su Hijo" (Rom. 8:28-29). Vamos a llegar a ser como Jesucristo, porque Dios es el que nos transforma.

"Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro" (1 Juan 3:2-3).

 La Última Y final Perfección será nuestra cuando Cristo venga. Vamos a ver ese día y declarar: "¡Vi a Dios hacerlo!" No va a ser algo que hemos logrado en nuestras propias fuerzas. Será la obra de Dios por su gracia y poder.

No hay que desviarse de la meta de la conformidad sin reservas a Cristo. Jesús dijo: "Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto" (Mateo 5:48). "Seréis, pues, santos, porque yo soy santo" (Lev. 11:45; 1 Pedro 1:16). La norma de la santidad es la conformidad completa a la imagen de Cristo. Cualquier otra cosa es la reducción de la norma establecida por Dios. Nuestro estado glorificado será la perfección de la santificación.

En la santificación de los creyentes  nuestra glorificación es  implícita como el último evento en el cambio de gloria en gloria. El apóstol Pablo puso la glorificación como  la última prueba y final en el proceso de la salvación (Rom. 8:28-30). En el ámbito de la amplitud de la salvación nuestra glorificación es la culminación, la consumación, la perfección y la plena realización de lo que Dios tiene reservado para el creyente.

La mayor promesa en las Escrituras es cuando Cristo aparezca, "seremos semejantes a Él." Glorificación es una posición perfecta, indiscutible ante Dios en el día del juicio (Romanos 5:6-11). En los creyentes la glorificación será en un estado de exoneración total de cualquier posible cambio. No sólo somos justificados, sino que serán glorificados. Que es la santificación perfecta.

La maravillosa salvación que Dios ha provisto en Su gracia consiste en la justificación, la regeneración y la santificación en esta vida. En la vida futura que significa la glorificación de la persona interior y la resurrección del cuerpo en la gloria. Esto establece el cristianismo, aparte de todas las religiones del mundo. Ningún otro ofrece la esperanza de un cuerpo resucitado y la vida eterna.

¿Qué dice el apóstol Pablo sobre la iglesia en Efesios 5:27? Es el caso de cada creyente que Cristo "a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviera mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuera santa y sin mancha."

Dios ha preparado para nosotros "la salvación en Cristo Jesús con la gloria eterna" (2 Timoteo 2:10).

"Así como el hombre interior se somete a la glorificación también lo hace el cuerpo del creyente" (Rom. 8:23). Nuestro cuerpo de humillación se transforma en cuerpos de gloria idéntica a la de Cristo.

Dios nos está preparando para ir al cielo para estar en su presencia por toda la eternidad. Nuestra ciudadanía está en los cielos. Vamos a ser conformes con el cuerpo glorioso de Cristo (Fil. 3:20, 21; 1 Juan 3:1-3). Todo lo que Dios está haciendo ahora con nosotros y en nosotros nos está preparando para el cielo.

En la santificación, ya hemos sido hechos partícipes de la vocación celestial (Heb. 3:1; 6:4).

Ya hemos sido bendecidos con toda bendición espiritual en lugares celestiales en Cristo Jesús (Efe. 1:3, 20; 2:6; 3:10; 6:12). Y él no ha terminado con nosotros todavía, y no será hasta que Cristo regrese o nos llame a casa en la muerte. Cada creyente vivirá en el cielo en los cuerpos de resurrección equipados para el cielo. "Os digo un misterio: No todos moriremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta, porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles y nosotros seremos transformados" (1 Corintios 15:51-52).

En ese momento bendecido nuestra santificación progresiva se completará y seremos perfectos en nuestros ojos y los ojos santos de Dios.

Cristo es la meta de nuestra santificación (Rom. 8:29). Tenemos que crecer en él (Efe. 4:15). Que Cristo sea formado en nosotros (Gálatas 4:19). Tenemos que verle y ser cambiados en su imagen (2 Cor. 3:18).

El cristiano muere al pecado con Cristo y vive con él en una nueva vida. Cristo es la nueva vida. El creyente vive en Cristo y Cristo mora en él. Él tiene la mente de Cristo (Rom. 6:3-11; 8:9; Gal. 2:20).

Santificación progresiva es el privilegio de los cristianos hasta el momento en que Cristo  los presenta al Padre perfecto, maduro, completo en Cristo.

Dios predestinó a su pueblo a ser conformados a la imagen de su Hijo (1 Juan 3:2). Es el plan de Dios que su pueblo a sea como su Hijo. Esta obra del Espíritu Santo conformándonos  a la semejanza de Cristo es la santificación. El resultado final es nuestra glorificación.

Esta es la esperanza o confianza que un día seremos como Jesús, que nos motiva a ser como él en la actualidad. Nos lleva a ser tan moralmente puros como sea posible en esta vida. Cuando vemos a Jesús en la gloria seremos convertidos en la imagen de Jesucristo, sin pecado, para siempre.

Escrituras clave

Romanos 8:28-30; 1 Juan 3:2-3; Mateo 5:48; 2 Timoteo 2:10; Filipenses 3:20-21; Efesios 1:3, 20; 2:6; 3:10; 6: 12; 1 Corintios 15:51-52

Principios Permanente y Aplicaciones Prácticas

1. Dios predestinó a su pueblo a ser como su Hijo, y Él siempre termina lo que comienza.

2. Cuando vemos a Jesús en gloria seremos convertidos en la imagen de su gloria. Cuando Cristo se manifieste, seremos semejantes a él.

Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2011 por Wil Pounds. span lang="es-ec">Traduccion por David Zeledon. Cualquier persona es libre de utilizar este material y distribuirlo, pero no puede ser vendido bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.