Permanecer en Cristo     abideinchrist.org

"El que permanece en mi y yo en el, este da mucho fruto" (Juan 15:5). 

 . . . .

Palabras Llaves de la Biblia

Indice

- Acceso 
- Adopción
- Ángeles 

- Bautismo por el  Espíritu Santo  
- Comunión con Dios en Cristo
- Conforme a la Imagen del Hijo de Dios 
- Deidad de Cristo Jesús
- Elección
- Esperanza
- Eterno Cristo-céntrico
Posición del Creyente

- Gracia
- Gloria de los Creyentes
- Hijo del Hombre
- Imputación
- Jesús 
- Justificación 
- La Muerte Sacrificial de
Jesucristo

- Mesías - el Ungido de Dios 
- Muerte   
- Muerte y el Cielo 
- Perdón
- Permanecer  
- Predestinado 
- Propiciación
- Propósito Eterno de Dios  
- Regeneración, Nuevo Nacimiento
-
Salvación, salvo, liberación 

- Santificación - el Agente de la

- Santificación - distinción de otras doctrinas 
- Sanctificacion perfecta
- Santificación - posicional
- Santificación principios
-  Santificación progresiva
- Santificación - el significado de  

- Seguridad Eterna
- Sacrificio Sustitutivo de Jesucristo por el Pecado
- Unión Vital en Cristo
- Vida Eterna 

 

 

 

Saludos Especial


Una pagina con refleciones de la Palabra deDios para hoy.

Indice de todos los titulos de reflexiones Selah.

Aqui Selah! para su Kindle Hay 90 estudios biblicas para su Kindle en Tomo 1. Ponga en su Kindle directorio /documents y leer en su Kindle o su "Kindle para PC" con su computador. Ir a Amazon.com y sacar "Kindle for PC." Es gratis. Hay miles de libros gratis para Kindle.

Seguridad Eterna

¿Puede el cristiano sabe con seguridad que tiene vida eterna? Las Escrituras prometen que todo el que cree en Jesucristo como su salvador, tendrá vida eterna. Esta gran doctrina bíblica no se basa en una prueba escrita, pero es la enseñanza general de toda la Biblia.

La Biblia consistentemente enseña que nadie a quien Dios ha llevado a un conocimiento salvador de Jesucristo nunca se irá al infierno o se pierde a de nuevo. Esta es la doctrina bíblica de la perseverancia de los santos. Dios nunca comienza un proyecto que no termina. Es perseverante. Si Dios ha comenzado algo en tu vida, Él lo terminará. Si usted ha nacido de nuevo, justificado sólo por la gracia mediante la fe en Jesucristo nunca debe temer que se  perderá de nuevo espiritualmente. Cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados hasta que el Espíritu Santo nos regenera espiritualmente. Dios nunca comienza un proyecto que no termina. Además, cuando lo hace, Dios lo hace perfectamente.

 Sí, el legalismo enseña todo lo contrario. Legalistas no quieren que el creyente tenga la seguridad de la gracia soberana de Dios y del amor redentor. La inseguridad y la inmadurez espiritual mantienen a la gente en función de estos líderes religiosos y su sistema en lugar de la confianza y la confianza sólo en Dios. Es la voluntad revelada de Dios que cada persona regenerada deben estar seguros de que él o ella es una nueva criatura en Cristo Jesús (2 Corintios 5:17; 1 Juan 5:13). Que el Espíritu Santo ilumine nuestras mentes y nuestros corazones a estas maravillosas verdades

La Biblia constantemente nos enseña que cuando un pecador cree en Cristo como Salvador en un momento en el tiempo, Dios mantiene al creyente seguro para siempre. Él no tiene que seguir siendo "nacido de nuevo" una y otra vez. Sin embargo, lo hace cuando la disciplina es necesario un cristiano errante como un hijo amado. La salvación, una vez alcanzada, no se puede perder. Esta creencia en la salvación misericordiosa y segura de Dios no es una licencia para una vida descuidada, sino por el contrario es un incentivo poderoso para vivir en santidad (Juan 10:27-30; Romanos 8:38-39; 12:1-2; 1 Corintios 1:4-9; 12:12; Hebreos 10:14; 12:6-13; 1 Pedro 1:3-5).  

En Filipenses 1:6 el apóstol Pablo nos enseña: "estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo." Dios ha comenzado la buena obra de la salvación en ti? ¿Ha nacido usted de nuevo? ¿Él ha puesto su vida en vosotros? ¿Ha confesado sus pecados y a puesto su fe en Jesucristo como su salvador?

Dios comenzó la buena obra de la salvación cuando usted creyó en Cristo y será consumada cuando Jesús regrese. "Confiar" es  el tiempo perfecto en griego indica el apóstol Pablo había llegado a una convicción firme antes de su salvación y él todavía está seguro de que era cierto. La salvación es la buena obra de Dios (Efesios 2:8-10).

Primera de Juan 5:13 dice: "Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios "Estos han escrito para que ustedes sepan," no sólo saber, sino "saber con un conocimiento intuitivo". Usted puede tener la vida eterna por creer en Jesucristo (Juan 20:31), y saber que la tiene. A pesar de cualquier cosa que Satanás o el anticristo sugieran a los creyentes, que tienen la vida eterna. La garantía de la salvación siempre se basa fundamentalmente y de manera satisfactoria en las promesas directas que Dios hace a los creyentes en su palabra.

Sabemos que tenemos vida eterna! Allí, esta el testimonio del Espíritu en el creyente y es el testimonio de las Escrituras. "Conocer" a menudo traducida como "para estar seguros", "tener la seguridad", "no tener ninguna duda." "Les escribo esto para que sepáis que tenéis vida eterna" (VET).

Nosotros no ganamos la vida eterna, sino que es un don de Dios (Efesios 2:8-10). Jesucristo es el regalo. Lo recibimos. "El que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida" (1 Juan 5:12). ¿Tiene el Hijo? Recibimos el don de la vida eterna por la fe. No creer es hacer de Dios un mentiroso.

El Espíritu Santo inspiró al apóstol Juan para escribir el Evangelio "Pero estas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre" (Juan 20:31). ¿Ha puesto su fe en Jesucristo? ¿Tiene su vida en ti? Esto fue escrito en su epístola para dar seguridad a los que han creído en Cristo. "Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios" (1 Juan 5:13). ¿Tiene esta garantía de la vida eterna? Usted puede saber con el saber absoluto que tiene la vida eterna. "Hay que" está en el tiempo presente, lo que indica que ya tiene la vida eterna, no es una promesa de futuro, sino una realidad presente.

Juan 10:27-30 nos enseña que "la vida eterna" es el don que Jesús da a sus ovejas (Juan 6:27, 40, 1 Juan 2:25; 5:11). "Nadie las arrebatará de mi mano", dijo Jesús (Juan 10:28). "No hay lobo, ningún ladrón, ningún bandido, ningún asalariado, ningún demonio, ni siquiera el diablo puede arrebatar las ovejas de mi mano" (A. T. Robertson). Desde la perspectiva del hombre, nos convertimos en una de sus ovejas por creer en Jesucristo, y desde el punto de vista divino creemos porque somos sus ovejas. Colosenses 3:3 dice: "porque habéis muerto y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios." Por otra parte, el versículo veintinueve nos dice de la grandeza del Padre es el fundamento de la seguridad del rebaño. "Nadie es capaz de arrebatar de la mano del Padre." "Yo y el Padre uno somos" (Juan 10:30). "No perecerán jamás" es una fuerte afirmación de doble negación en griego como: "no se pierda, de hecho nunca." La seguridad de las ovejas se encuentra en la capacidad de los pastores para defender y preservar su rebaño. Gracias a Dios, la seguridad del creyente no depende de la capacidad de los creyentes, pero nuestro gran Dios soberano y Salvador Jesucristo. Nadie es lo suficientemente fuerte para arrebatar al creyente de la mano del Padre. Es doble seguridad porque Jesús nos tiene en sus manos y el Padre tiene sus manos en torno a Jesús! Jesús y el Padre que lo más posible la unidad de propósito (Juan 10:30). Padre Jesús y él son uno en la voluntad y la meta de la salvación para todos los que creen en Cristo.

"La vida eterna" aquí se caracteriza por ser un don de Dios, no es algo ganado, que "nunca se pierda", y "nadie las puede arrebatar de mi mano", y "nadie puede arrebatar de la mano de mi Padre. "Nuestra salvación no puede ser robado o quitado. Se trata de la seguridad eterna verdad, estamos seguros en los brazos del Padre. ¿Quién nos separará del amor de Dios? ¡Ninguno! (Romanos 8:38-39).

Las ovejas tienen una intimidad con Cristo Jesús, escuchar su voz, entender el mensaje de salvación y seguirlo. Este pasaje es una de las declaraciones más claras que el creyente en Jesucristo para la salvación nunca se perderá. Jesús es el Buen Pastor y Él nunca ha perdido a uno de su rebaño. "Tú no crees, porque tú no es una de mis ovejas" es muy claro.

Es la voluntad del Señor Jesucristo perder la compra de su sangre? Definitivamente no es la respuesta del apóstol Pablo da en Romanos 8:29-39. El Objetivo final de Dios es hacernos semejantes a Jesús y no nos dejara caer. La realización de la meta es segura (Romanos 8:28-30).

Con base en la Palabra de Dios podemos saber que tenemos vida eterna. No tiene nada que ver con nuestros sentimientos, y todo lo relacionado con la integridad de Dios. En la mente de Dios, una vez que un hijo, un hijo siempre (Romanos 8:15-17; Gálatas 4:4-7). Dios eligió adóptanos, y es una relación permanente con él. Una vez que usted es un hijo de Dios, es parte en la familia de Dios, y estás ahí para siempre.

¿Cómo no nos dará Dios todas las cosas? Si Dios es con nosotros quien podrá estar en nuestra contra? La mayoría de la gente pregunta, pero es realmente Dios para mí? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?" (Rom. 8:32). Puesto que Dios es con nosotros, Él es siempre con nosotros. Cristo murió como mi sustituto en la cruz. ¿Cuán gran es el amor de Dios? Jesús murió por nuestros pecados, mientras que nosotros éramos sus enemigos. Dios no perdonó a su propio Hijo para salvarnos. Puesto que Dios se ha hecho cargo de los mejores regalos posibles en la entrega de su Hijo, sin duda podemos depender de Él para hacerse cargo de los dones menores.

Dios nos salvó por su gracia, y Él nos sigue sosteniendo nos por su gracia. Todo lo que necesitamos para asegurar nuestra glorificación será libre y completamente otorgada en la gracia salvadora de Dios soberano. ¿Cómo pudo Dios posiblemente fallar para glorificar al creyente que ha sido justificado por la fe en Él ya ha dado su don inefable e incomparable de su único Hijo?

"¿Quién acusará a los escogidos de Dios?" (Rom. 8:33). Puesto que Dios nos ha justificado, sin costo alguno pueda ser sometido a aquellos a quienes Dios ha escogido (Romanos 8:33-34). Dios no sólo le pone nuestros pecados a Su Hijo, sino que toma la justicia perfecta de Jesús y le imputa al creyente. Usted y yo estamos vestidos con la túnica de la justicia perfecta de Jesucristo ante un Dios justo y santo. Nadie puede poner otro cargo en mi contra porque estoy vestido de la justicia de Jesucristo. "No hay condenación" es el veredicto de Dios (Romanos 8:1).

¿Quién nos separará del amor de Dios? (Romanos 8:35) Nada. Estamos seguros del amor de Dios en Cristo. "Jehová está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre" (Salmo 118:6). Dios nos ama y nada, nada, nada puede separarnos de su amor.

Nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo garantiza nuestra santificación y la glorificación. Nuestra salvación desde el principio en la regeneración de su finalización en la glorificación es en última instancia, la obra de Dios, que nosotros los creyentes nos hemos apropiado por la fe.

¿Qué es el peor que el hombre puede hacerme? ¿Matar me? Incluso el entrar a la misma presencia de Dios Padre en el cielo (Hechos 7:56-60). ¿Quién puede oponerse a Jehová Dios? Nadie. Nada. El Señor Dios proteger su inversión. Junto a su Hijo unigénito, que son sus bienes más preciados que tiene porque nos compró con su propia sangre. Nada ni nadie puede dañar al pueblo redimido de Dios

1 Juan 3:2 nos dice que incluso ahora nosotros somos los hijos de Dios! Sin embargo, la mayor gloria que está por venir, porque ahora somos los hijos de Dios. Nuestro destino y la gloria es ser como Jesús (Romanos 8:29). "A los que antes conoció, también los predestinó para que fueran hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos " Nuestro destino es ser conformados a la imagen de Dios en Cristo (1 Corintios 15:52-54; Filipenses 3:21). La transformación será el resultado de ver "tal como es." Todas las personas que tienen a Cristo," seran purificadas, tal como Jesús es puro."

La visión abierta de la venida del Señor  nos ponen cara a cara con él, y "lo que veremos" va a estar en la semejanza de Él, porque "le veremos tal cual es." A través de la obra santificadora del Espíritu Santo, estamos siendo conformados cada vez más a su imagen y semejanza espiritual, pero hay un día en que este cuerpo de nuestra humillación será cambiado a una expresión externa semejante al cuerpo de la gloria.

Cuando una persona usa la promesa de seguridad eterna como una licencia para pecar, sólo demuestra el engaño de su corazón, y demuestra que nunca ha nacido de nuevo. Esto demuestra que no entiende la gracia y que nunca ha experimentado el cambio radical del nacimiento espiritual

Cuando las ovejas escuchan la voz del Buen Pastor, son obedientes. ¿Escuchas su voz? ¿Estás siguiendo a Cristo? ¿Está usted obedeciendo la voz del Señor? ¿Ha nacido usted de nuevo? Estas son evidencias de que Cristo por su Espíritu habita en vosotros (Romanos 8:16). El Espíritu Santo da origen a la gracia de la plena seguridad para el creyente (1 Juan 2:20, 27; 2 Corintios 1:22; 5:5; Efesios 1:13-14; 4:30).

Nuestra salvación no depende de nuestra obediencia a la ley, miembros de la iglesia, o el bautismo por inmersión. La salvación es por gracia mediante la fe en Jesucristo. ¿Ha puesto su fe en Jesucristo para salvarte?

A. A.  Hodge escribió, "engendra verdadera garantía de no fingida humildad, genera falsa seguridad orgullo espiritual" (1 Corintios 15:10; Gálatas 6:14). Garantía de verdad "lleva a una mayor diligencia en la práctica de la santidad, los falso nos lleva a la pereza y a la auto-indulgencia" (Salmo 51:12, 13, 14). Aseguramiento de la Biblia verdadera conduce al auto-examen sincero y a  un deseo de ser buscados y corregidos por Dios, lo falso nos lleva de una disposición a estar satisfecho con la apariencia y para evitar una investigación exacta (Salmo 139:23, 24). "Verdadera garantía de vida eterna "conduce a las aspiraciones constante después de la comunión más íntima con Dios (1 Juan 3:2, 3)" (Comentario sobre la Confesión de Westminster).

 Escrituras claves

Romanos 8:16, 28-39; 1 Juan 1:7-10; 2:3; 3:14; 4:16; Juan 10:24-30; Hebreos 6:11; 2 Pedro 1:10; 2 Timoteo 1:12; 4:7-8; Efesios 113-14; 2 Corintios 1:21-22; 5:21; Juan 3:16, 36

Principios Permanentes y Aplicaciones Prácticas

1. ¿De verdad cree el dueño de las ovejas va a perder alguna de sus ovejas cuando Él se ha ido a la cruz, muerto y resucitado de entre los muertos? (Juan 10:27-30) Si nosotros hemos creído en Cristo como nuestro Salvador personal, tenemos doble seguridad  en nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

2. El apóstol Pablo tenía una convicción firme y asentado sobre esto mismo, que el que comenzó la buena obra la llevará a una conclusión exitosa hasta el día de Cristo Jesús (Filipenses 1:6). La confianza de Pablo está en la gracia y el poder de Dios (2 Timoteo 1:12). Nuestra salvación está en manos de Dios. Cuando hemos sido salvados por su gracia, podemos confiar nuestra vida eterna con él.

Mensaje por Wil Pounds y todo el contenido de esta página (c) 2011 por Wil Pounds. Traduccion por David Zeledon. Cualquier persona es libre de utilizar este material y distribuirlo, pero no puede ser vendido bajo ninguna circunstancia sin el consentimiento escrito del autor. "RVR1995" are taken from the Reina-Valera 1995 version. Copyright © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Used by permission. Escritura citas de  "LBLA" es la Biblia de las Américas (c) 1973, y la actualización de 1995 por la Fundación Lockman. Usado con permiso.